TORRE HÉRCULES: restos romanos en España

4 marzo, 2015 at 21:19

Torre-de-Hercules

La Torre de Hércules es una torre y faro situado sobre una colina en la península de la ciudad de La Coruña (Galicia); es el único faro romano que desde sus orígenes hasta la actualidad ha cumplido con su función primigenia: la de servir de señal marítima e instrumento de navegación para las embarcaciones que en su singladura atraviesan el corredor atlántico.

Data del siglo I d.C. y tiene el privilegio de ser el único faro romano y el más antiguo en funcionamiento del mundo. El 27 de junio de 2009 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Torre-de-Hercules-2

Su altura total es de 57 metros, siendo el tercer faro en altura de España, por detrás del Faro de Maspalomas (60m), y del Faro de Chipiona (62m).

El Farum Brigantium, como se le denominó en época romana, fue construido por el Imperio Romano a finales del siglo I o a principios del siglo siguiente. Situado en la entrada del porto da Coruña, este monumental faro fue diseñado para facilitar la navegación a lo largo de la recortada costa galaica, un punto estratégico en la ruta marítima que unía el Mediterráneo con el noroeste de Europa.

Torre-de-Hercules-antiguo

El lugar elegido para su emplazamiento fue una loma rocosa, denominada Punta Eiras, de casi 57 metros de altura, que se encuentra entre Punta Herminia y Punta del Orzán, dominando el extremo septentrional de la península en la que se asienta la propia ciudad de A Coruña.

Cuando los romanos construyeron la Torre, eligieron unos terrenos que formaban parte de un espacio de culto o santuario indígena. Era frecuente que los celtas consagraran promontorios costeros a divinidades asimilables a Hércules. Además en el caso coruñés se da la coincidencia de que las tres rocas que se sitúan en el mar, frente a Punta Eiras, se conocen como Buey, Vaca y Becerro, los mismos topónimos que se repiten en el santuario de Kenmare, en la costa SO de Irlanda, en donde las tradiciones ubican la isla de Donn o de los Muertos. Por lo tanto, en los terrenos que rodean a la Torre habría en época prerromana un santuario vinculado a las creencias del más allá que corroboraría el carácter sagrado de toda la zona.

Cuando se construyó la Torre, ésta quedaba alejada de la ciudad romana de Brigantium que dio origen a A Coruña, pero con el paso del tiempo la distancia se fue reduciendo hasta desaparecer y en la actualidad la Torre está integrada en la propia ciudad pero dentro de un gran parque urbano que ocupa 50 ha. de terreno libre de edificaciones, definido como suelo rústico de especial protección y dedicado a zona verde.

Esta singular construcción es de planta cuadrangular de aproximadamente 11,75 m de lado y presenta una altura total de 55m, de los cuales 34,38m corresponden a la fábrica romana y 21m a la restauración realizada en 1789 para modernizar el sistema de señalización marítima.

Bajo las fachadas erigidas en el siglo XVIII se encuentran los restos del faro romano. Una construcción que probablemente fue proyectada por el arquitecto Caio Sevio Lupo, procedente de la Lusitania, que dejó a los pies de la Torre un epígrafe conmemorativo que por fortuna se conserva, protegido por un pequeño edículo erigido a principios del siglo XIX, que se localiza en la plataforma que sirve de base al monumento.

Torre-de-Hercules-restos-romanos

La inscripción que ha sido transcripta por diversos autores reza:

Torre-de-Hercules-epígrafe-conmemorativo

MARTI /

AUG[USTO] SACR[UM] /

C[AIUS] SEVIUS /

LUPUS /

ARCHITECTUS /

AEMINIENSIS /

LUSITANUS EX VO[TO]

Es decir, “Consagrado a Marte Augusto. Caio Sevio Lupo, arquitecto de Aeminium (Coimbra) Lusitano en cumplimiento de una promesa”.

Recomendamos subir sus empinadas escaleras para, una vez arriba, disfrutar de un impresionante mirador con una fantástica panorámica de la ciudad de A Coruña y del océano Atlántico mientras el viento sopla con fuerza. Antes de ir, mirad las horas y días para poder hacer las Visitas a la Torre o visitas guiadas.

Torre-de-Hercules-vista-desde-alto-torre

Foto de Pablo Duran

Tras esta panorámica sobre la ciudad, es aconsejable ver y andar por el paseo marítimo, y visitar las conocidas playas de Orzán y Riazor; el batir del mar en esta zona es todo un espectáculo. Si continuáis por el paseo, en dirección a O Parrote, llegaréis hasta Porta Real por donde accederéis a la zona de A Mariña con sus galerías, por las que A Coruña recibe la denominación de “ciudad de cristal”.

Parque escultórico de la Torre de Hércules

El Parque Escultórico de la Torre de Hércules es un museo al aire libre en el que se puede sentir la brisa del mar, su sabor y su aroma en un entorno de leyenda. Se extiende por la península de la Torre, Punta Herminia, O Acoroado y el Cabal de Pradeira, a lo largo de 47 ha, es decir, ocupando parte de los límites de la zona del entorno de la Torre.

Parque-de-la.Torre-de-Hercules

En su recorrido se pueden contemplar más de 15 obras en un gran espacio natural. Las esculturas se distribuyen en el espacio verde que rodea la Torre, en un juego de perspectivas muy sugerente y en diálogo permanente con el propio monumento.

La temática elegida por los artistas puede ordenarse en torno a varias vías temáticas:

  • Los relatos mitológicos que vinculan la fundación de la Torre con el propio Hércules o con el caudillo celta Breogán, al que la historiografía del siglo XIX relaciona con el origen del propio monumento.
  • Las referencias al mundo del mar, a la navegación y a las rutas, que nos hablan de esa vocación marinera que aparece intrínsecamente unida al pasado del pueblo gallego desde los inicios de su historia.

Parque-de-la.Torre-de-Hercules-2.


MIRADOR DE SAN NICOLÁS: miradores con las vistas más espectaculares de España

25 febrero, 2015 at 21:05

mirador-de-san-nicolas

El Mirador de San Nicolás, situado en el barrio de Albaicín (Granada), nos regala una de las vistas más espectaculares que existen en España, un lugar dónde contemplar la Alhambra de Granada en todo su esplendor.

Cuando se disfruta de las vistas desde el Mirador de San Nicolás a la imponente ciudad amurallada que se construyó estratégicamente en lo alto de la colina de la Sabika, parece que el tiempo se detiene y que trasladas varios siglos atrás. Además, en los días despejados, también se puede ver desde el mirador la belleza de las montañas de Sierra Nevada como telón de fondo, ¡qué más se puede pedir!.

mirador-de-san-nicolas-7

El Mirador de San Nicolás es una pequeña plaza cercana a la iglesia de San Nicolás, considerada la más antigua de la zona, un tanto alternativa donde guitarras y bailes de flamenco, algún puesto de pulserillas, y gente que se lleva sus propias cervezas, hacen de esta plaza una especie de bar improvisado.

El mirador se encuentra en lo alto de uno de los barrios más pintorescos de España, el Albaicín, un barrio patrimonio de la humanidad donde perderse es fácil con su enrevesado entramado de calles con casas de color blanco.

iglesia-de-san-nicolas

La mejor manera de llegar al Mirador de San Nicolás es sin duda alguna andando, dando un bonito paseo por las calles estrechas y empinadas del Albaicín, hay una buena cuesta, así que para los más perezosos o para personas de movilidad reducida hay una línea publica de bus que te lleva hasta una calle aledaña al mirador, la línea 31 y cuesta 1€.

Al atardecer es quizás cuando adquiere más magia, cuando la puesta de sol tiñe de tonos rojizos la muralla de la Alhambra y donde confluyen turistas y viajeros a contemplar la puesta de sol. Bill Clinton dijo, en su última visita a la ciudad, que desde aquí se puede contemplar “la puesta de sol más bella del mundo”.

mirador-de-san-nicolas-atardecer

Durante el día la plaza es más bohemia, pero de noche se respira un ambiente sin igual. Si tienes suerte y el cielo está despejado, se ven con muchísima nitidez las estrellas. Es todo un privilegio combinar de un sólo vistazo la Alhambra iluminada de noche con un techo estrellado.

mirador-de-san-nicolas-noche

Tras el mirador, el viajero puede recuperar fuerzas en las terrazas de varios restaurantes, especialmente si ha subido caminando por las cuestas del Albaicín.

Barrio de Albaicín

El Albaicín o Albaycín es el antiguo barrio árabe de Granada y declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en 1994.

albaicin

El Albaicín constituye un mundo aparte en el conjunto granadino. Esto se debe a la fuerte influencia musulmana. Fue en este lugar donde se erigió la primera corte musulmana en el siglo XI, la zirí.

Situado a una altitud de 700 a 800 m sobre el nivel del mar, el Albaicín es un típico barrio de origen musulmán, de calles estrechas y empinadas por las que perderse y descubrir auténticas joyas como los baños árabes, el convento de Santa Isabel la Real o la impresionante fachada de la Real Chancillería.

En el Albaicín abundan los cármenes, que son casas con jardín, típicamente granadinas y los torreones mudéjares. Los miradores de San Nicolás y San Cristóbal ofrecen magníficas vistas de Granada y la Alhambra. Aún se conservan restos de mezquitas, alminares, aljibes hispano-musulmanes y sobretodo un regusto muy andalusí y un sabor a vida cotidiana, bulliciosa y alegre.

albaicin-calles

Este es un barrio para relajarse, para recorrer todas sus callejuelas y descubrir cosas que no vienen en guía alguna.

VIDEO MIRADOR DE SAN NICOLÁS
.


EL COTILLO: atardeceres de ensueño

21 enero, 2015 at 20:43

el-cotillo-atardecer

Situado en la esquina noroeste de Fuerteventura (Canarias), El Cotillo es un pacífico pueblo que tiene fama por sus excelentes restaurantes de pescado y sus incomparables atardeceres.

En El Cotillo se aprecia nítidamente un atardecer mágico. El impresionante Océano Atlántico, los arrecifes, la arena blanca y las negras rocas de lava, una coreografía natural que quita el aliento.

Es un pueblo muy tranquilo, ya que está algo alejado de las típicas zonas turísticas plagadas de hoteles y apartamentos de la isla de Fuerteventura; pero a pesar de ello, esta localidad ofrece lugares muy pintorescos e interesantes que no debes dejar de visitar.

el-cotillo-pueblo

Tras la conquista de las islas por la Corona de Castilla, El Cotillo adquirió gran importancia como puerto natural para el comercio de orchilla, cereales y ganado. Este fondeadero era conocido, desde 1599, como Puerto del Roque. A partir de 1626 adquiriere la denominación de Puerto del Tostón, para derivar en la actual toponimia, “El Cotillo”, desde mediados del S XX.

el-cotillo-puerto

El viejo Puerto, en el centro del pueblo, con sus pequeños bares y restaurantes es lo más pintoresco y rústico del Cotillo.

Al sur de esta parte de la soleada Fuerteventura se extienden varios kilómetros de playas. Las playas del Cotillo son estupendas y ni siquiera en un día con mucha gente se llenan del todo. Este es, sin lugar a dudas, la meca del windsurf en la isla.

La denominada Playa del Castillo es una de las más bonitas de la zona; se compone de pequeñas calitas, separadas por muros naturales de piedra, que además las cierran al mar y se forman piscinas, de agua cristalina y muy tranquilas, con arena blanca finísima, que contrasta con el negro de la piedra volcánica.

el-cotillo-playa-castillo

Un poco más hacia el sur se encuentran la Playa del Ajibe de la Cueva y la Playa del Aguila, playas salvajes y no muy visitadas por ser de difícil acceso.

el-cotillo-playa-aguila

En los acantilados cercanos al centro del pueblo, al sur del puerto y con vistas al mar, está la torre ó Fortaleza del Tostón, de forma redondeada.

el-cotillo-acantilado

A unos kilómetros al norte de Cotillo hay un faro y se puede pasar una agradable tarde paseando por allí.

Puedes llegar hasta El Cotillo mediante el transporte público, ya que existen líneas regulares de guagua (autobús) desde las poblaciones de Corralejo y Puerto del Rosario que hacen sus recorridos varias veces al día.

Uno de los trayectos más interesantes que se pueden hacer sobre la zona norte de Fuerteventura es ir en coche desde Corralejo hasta El Cotillo por la carretera de la costa, ya que en este trayecto descubrirás playas y calas prácticamente vírgenes de espectacular belleza.

La Fortaleza del Tostón

La historia de los castillos o torres defensivas de Canarias comienza en el S XV con la conquista de las islas por la Corona de Castilla, convirtiéndose en baluartes de la defensa costera frente a los continuos ataques de piratas berberiscos (del norte de África), franceses y británicos.

el-cotillo-torre-del-toston-2

El conquistador Jean de Bethencourt construye el Castillo de Rico Roque en los primeros años de la colonización, una fortificación para la protección de las naves fondeadas en el puerto de los ataques de piratas. Sobre las ruinas de esta construcción original se erigió la actual torre, encargada por el Capitán General de Canarias al ingeniero D. Claudio de L´Isle. Las obras comenzaron en 1700, denominándola Torre de Ntra. Sra. del Pilar y San Miguel.

La obra se realiza con piedra de una cantera cercana a la Ermita de El Cotillo. Con planta circular, consta de una escalera de cantería y puente levadizo. A la izquierda de la entrada se encuentra la bajada al depósito de la pólvora, y a la derecha encontramos la subida  a la explanada de las losas. Tres cañones de hierro defendían la costa, y podía albergar una guarnición militar de doce hombres.

La Torre de El Tostón, declarada en 1949 Monumento Histórico de Interés Cultural, es un referente del patrimonio histórico de la isla de Fuerteventura.

el-cotillo-torre-del-toston

Convertida hoy en día en espacio para el conocimiento de la historia y cultura de los majoreros, alberga Exposiciones de Arte Contemporáneo de reconocidos artistas canarios, y es asimismo una Oficina de Turismo y un mirador sobre las extensas y rubias playas de El Cotillo, uno de los principales destinos turísticos de Fuerteventura.

.


ALHAMBRA DE GRANADA: maravillas de España

12 enero, 2015 at 19:35

la-alhambra-de-granada

La Alhambra, denominada así por sus muros de color rojizo («qa’lat al-Hamra’», Castillo Rojo), no es sólo el más bello, sino también el mejor conservado y más antiguo de todos los palacios árabes que quedan en el mundo.

La Alhambra es una ciudad palatina andalusí situada en Granada, España. Un rico complejo palaciego y fortaleza (alcázar o al-qasr) que alojaba al monarca y a la corte del Reino nazarí de Granada.

Creada originalmente con propósitos militares, la Alhambra era una alcazaba (fortín), un alcázar (palacio) y una pequeña medina (ciudad), todo al mismo tiempo. Este triple carácter nos ayuda a comprender las numerosas características de éste monumento.

la-alhambra-de-granada-mapa

Su verdadero atractivo, como en otras obras musulmanas de la época, no sólo radica en los interiores, cuya decoración está entre las cumbres del arte andalusí, sino también en su localización y adaptación, generando un paisaje nuevo pero totalmente integrado con la naturaleza preexistente.

En 2011 se convirtió en el monumento más visitado de España, recibiendo la cifra histórica de 2.310.764 visitantes.

La Alhambra está situada en lo alto de la colina de al-Sabika, en la margen izquierda del río Darro, al este de la ciudad, frente a los barrios del Albaicín y de la Alcazaba.

la-alhambra-de-granada-vista-aerea

Su posición estratégica, desde la que se domina toda la ciudad y la vega granadina, hace pensar que existían construcciones anteriores a la llegada de los musulmanes. Su conjunto, completamente amurallado, posee una forma irregular limitado al norte por el valle del Darro, al sur por el de la al-Sabika, y al este por la Cuesta del Rey Chico, que a su vez la separan del Albaicín y del Generalife, situado en el cerro del Sol.

Historia

Se tiene constancia por primera vez de ella en el siglo IX, cuando en 889 Sawwar ben Hamdun tuvo que refugiarse en la Alcazaba y repararla debido a las luchas civiles que azotaban por entonces al Califato cordobés, al que pertenecía Granada. Posteriormente, este recinto empezó a ensancharse y a poblarse, aunque no hasta lo que sería con posterioridad, ya que los primeros monarcas ziríes fijaron su residencia en lo que posteriormente sería el Albaicín.

A pesar de la incorporación del castillo de la Alhambra al recinto amurallado de la ciudad en el siglo XI, lo que la convirtió en una fortaleza militar desde la que se dominaba toda la ciudad, no sería hasta el siglo XIII con la llegada del primer monarca nazarí, Mohamed ben Al-Hamar (Mohamed I, 1238-1273) cuando se fijaría la residencia real en La Alhambra. Este hecho marcó el inicio de su época de mayor esplendor.

la-alhambra-de-granada-Boabdil_declara_guerra

Primero se reforzó la parte antigua de la Alcazaba, y se construyó la Torre de la Vela y del Homenaje, se subío agua del río Darro, se edificaron almacenes, depósitos y comenzó la construcción del palacio y del recinto amurallado que continuaron Mohamed II (1273-1302) y Mohamed III (1302-1309), al que también se le atribuyen un baño público y la Mezquita sobre la que se construyó la actual iglesia de Santa María.

A Yúsuf I (1333-1353) y Mohamed V (1353-1391) les debemos la inmensa mayoría de las construcciones de la Alhambra que han llegado a nuestra época. Desde la reforma de la Alcazaba y los palacios, pasando por la ampliación del recinto amurallado, la Puerta de la Justicia, la ampliación y decoración de las torres, construcción de los Baños y el Cuarto de Comares, la Sala de la Barca, hasta el Patio de los Leones y sus dependencias anexas. De los reyes nazaríes posteriores no se conserva prácticamente nada.

De la época de los Reyes Católicos hasta nuestros días podemos destacar la demolición de parte del conjunto arquitectónico por parte de Carlos V para construir el palacio que lleva su nombre (donde se encuentran el Museo de la Alhambra (http://www.andalucia.org/es/turismo-cultural/visitas/granada/museos/museo-de-la-alhambra/)), la construcción de las habitaciones del emperador y el Peinador de la Reina y el abandono de la conservación de la Alhambra a partir del siglo XVIII. Durante la dominación francesa fue volada parte de la fortaleza y hasta el siglo XIX no comenzó su reparación, restauración y conservación que se mantiene hasta la actualidad.

la-alhambra-de-granada-reyes-catolicos

Alcazaba

Esta es la parte más antigua de la Alhambra, reconstruida sobre las ruinas de un castillo del siglo IX. Las torres más sólidas son las del Homenaje situada al sur y la de Quebrada en el ángulo noroeste. La que tiene un interior más elaborado es la Torre de las Armas. Sin embargo, todas ellas quedan superadas por la impresionante Torre de la Vela. Su campana suena en ocasiones festivas impulsada por muchachas jóvenes, que según la superstición, esperan así no quedarse solteras. Esta es la torre más alta de todo el recinto amurallado, y el paisaje que desde aquí se observa se abarca un amplio horizonte.

la-alhambra-de-granada-alcazaba

A la entrada de la Alcazaba están los agradables Jardínes de los Adarves, también llamados Jardínes de los Poetas. Desde sus almenas nuestra vista se ve atraída por las torres de la colina de enfrente. Son las Torres Bermejas, el “castillo de gran valor” al que se alude en algunas baladas. Algunas composiciones musicales de Albéniz o Joaquín Rodrigo evocan su nombre.

La Casa Real

la-alhambra-de-granada-casa-real

Es un grupo de pequeños palacetes con una serie de estructuras que les rodean que nacieron de una necesidad puramente transitoria y ornamental. Desde el siglo XVI, a estos alcázares nazaritas se les ha designado como Casa Real Vieja para distinguirlos de los edificios cristianos.

La Alhambra contiene las tres estancias típicas de un Palacio Musulmán, incluyendo un salón de recepciones y el Patio de los Leones. Este espectacular patio es obra de Mohammed V y nos muestra lo mejor del Arte Islámico en todo su esplendor.

El Patio de los Leones se caracteriza por su hermosa originalidad, una mezcla armoniosa de arte oriental y occidental. Sus 124 palmeras rodean la fuente que reposa sobre la espalda de sus 12 leones. El agua es aquí el gran protagonista, ascendiendo y rebosando por la fuente hasta la boca de los leones, desde donde se distribuye por toda la estancia.

la-alhambra-de-granada-patio-leones

La Iglesia de Santa María se erige donde una vez estuvo la mezquita real. El Monasterio de San Francisco, que hoy es un Parador, se construyó sobre un palacio árabe, y tiene un valor sentimental, ya que estuvo la tumba temporal de los Reyes Católicos hasta su traslado a la Capilla Real.

Los Jardines del Generalife

La palabra ‘Generalife’ ha sido traducida como “jardín del Paraíso”, “plantación” o “jardín festivo”.

Generalife-Alhambra

Después de la conquista de Granada, los Reyes Católicos cedieron la propiedad del Generalife a la familia Venegas de Granada. La avenida conduce al Patio de la Acequia, que es el sitio más popular y el verdadero corazón del palacio. En la parte oeste hay una galería con 18 arcos. El pórtico del norte se llama el Mirador y tiene cinco arcos en la parte delantera y tres más detrás hechos en mármol. A través del pórtico norte desembocamos en el Patio de los Cipreses, que tiene un estanque en el centro.

Generalife-Alhambra-patio-acequia

Una escalera de piedra nos lleva hasta los Jardines Superiores, que antaño fueron plantados con olivos y hoy día se ha convertido en una explanada con jardines bellos y modernos. Aquí encontramos los saltos de agua descritos por Navagiero en el siglo XVI. Siguiendo la escalera llegamos a un edificio moderno y aséptico de varios pisos. En la parte más alejada es donde se encuentra el gran escenario donde se celebra el Festival Anual de Música y Danza.

Si quieres acceder a una Guía Práctica para organizar tu visita a Granada y La Alhambra. Cómo llegar a Granada, Alojamientos en Granada, restaurantes, monumentos y museos de Granada, horarios, accesos… puedes ir a la web oficial de la alhambra.

.


LA MAESTRANZA: las plazas de toros con más encanto

30 diciembre, 2014 at 19:55

Plaza_de_Toros_de_la_Maestranza

La corrida de toros o toreo es una fiesta que consiste en lidiar toros bravos, a pie o a caballo, en un recinto cerrado para tal fin, la plaza de toros.

El arte del toreo está presente en las estampas de Goya, en los grabados de Picasso, en los poemas de Lorca y en las películas de Almodóvar. Para algunos es imposible comprender la cultura española sin acercarse a los toros, un espectáculo que lleva celebrándose en la península desde el siglo XII.

Es el espectáculo de masas más antiguo de España y uno de los más antiguos del mundo. Como espectáculo moderno realizado a pie, fija sus normas y adopta su orden actual a finales del siglo XVIII en España, donde la corrida finaliza con la muerte del toro. Desde Octubre del año 2011, la tauromaquia ha sido declarada por el Senado Patrimonio Cultural de España.

La plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla es la sede de las corridas de toros que se realizan en la ciudad de Sevilla, teniendo especial relevancia para los aficionados las que se celebran durante la Feria de Abril.

Es considerada la plaza con mayor tradición taurina de España. Es apodada popularmente como la «Catedral del Toreo».

Plaza_de_Toros_de_la_Maestranza-interior-2

La Real Maestranza de Caballería es una corporación formada por caballeros pertenecientes a antiguas familias nobles que realiza numerosas actividades benéficas en la ciudad y se ocupa de la conservación de este magnífico edificio, además de fomentar el arte ecuestre y la tauromaquia.

Tiene categoría de BIC (Bien de Interés Cultural) y es el tercer monumento más visitado de Sevilla, después de la Catedral y el Alcázar.

Plaza_de_Toros_de_la_Maestranza-interior-5

Construida originalmente en madera en 1733, en el monte del Baratillo (por lo que es conocida también como Coso del Baratillo), es una de las plazas más antiguas de España y la primera en forma circular (ovalada).

Cuando se erigió la plaza apenas había construcciones a su alrededor. Hoy está completamente flanqueada por otras edificaciones, a excepción de la zona de la fachada principal. Las edificaciones adosadas forman una manzana casi triangular delimitada por tres calles: paseo de Cristobal Colón, Adriano y Antonia Díaz.

Plaza_de_Toros_de_la_Maestranza-foto-antigua

El edificio de la plaza tiene, tanto exterior como interiormente, forma de polígono irregular, constando de 30 lados desiguales, consecuencia de una obra realizada a lo largo de 120 años.

Hacia 1760, la Real Maestranza de Caballería acometió la empresa de construir un edificio de fábrica, para sustituir a las plazas provisionales de madera que se habían levantado antes en el mismo emplazamiento. Se iniciaba así un proceso constructivo que se alargaría durante 120 años, cubriendo distintas fases y superando serias dificultades hasta concluir el cerramiento total en 1881.

Los hitos más importantes de su construcción son los siguientes:

  1. La Real Maestranza decide construir su propia plaza de toros, rectangular y de madera en el Arenal, en un lugar próximo al actual.
  2. Se derriba la primera plaza y se construye otra redonda, pero sigue siendo de madera.
  3. Comienza la construcción por ochavas (una ochava corresponde a cuatro arcos).
  4. Ya está construida en cantería un tercio de la plaza, incluido el Palco del Príncipe, que se concluye en 1765), pero el Rey Carlos III prohíbe las corridas de toros y se paran las obras. El resto de la plaza sigue siendo de madera.
  5. Se cubre la mitad de la plaza, a izquierda y derecha del palco del Príncipe. Desde los tendidos se tiene una vista privilegiada de la Catedral y Giralda que reflejan los antiguos grabados y pinturas.
  6. Se cierra por completo el edificio con la dirección del arquitecto Juan Talavera.
  7. Reforma de los tendidos a cargo del arquitecto Aníbal González. Se cambia el antiguo por otro de ladrillo que es el que está en uso en nuestros días. Los antiguos tendidos se conservan debajo de los actuales.

El aspecto externo del coso del Baratillo nos remite a una arquitectura tardo-barroca, propia de la segunda mitad del siglo XVIII, apuntando ya hacia el clasicismo, realizada con más gracia que monumentalidad y en la que sobresale la portada principal, con su cuerpo inferior de piedra vista, frente al resto de los paramentos revestidos y mayoritariamente encalados.

Plaza_de_Toros_de_la_Maestranza-interior

La puerta principal está delimitada por dos torreones, con sendas entradas menores adinteladas -de acceso a los palcos de la Maestranza y de autoridades-, rematadas con curiosa ornamentación de formas cóncavo-convexas, roleos, molduras, motivos vegetales y lo que parece ser coronas.

El coso maestrante cuenta con capacidad para 12.700 localidades, si bien la reforma iniciada en 2008 en las gradas de sombra ha engrandado su aforo en casi 13.000 localidades.

En los aledaños de la plaza se encuentran estatuas dedicadas a los toreros sevillanos que más han triunfado en la misma destacando entre ellas la dedicada al torero Curro Romero.

Plaza_de_Toros_de_la_Maestranza-curro-romero

.