EL ESPETO DE SARDINAS: platos típicos con tradición

4 octubre, 2018 at 19:17

el-espeto-6

El espeto es un plato típico de la cocina malagueña, granadina y almeriense que consiste en espetar, es decir ensartar pescado, tradicionalmente sardinas, en finas y largas cañas, para asarlo con leña en la arena de la playa.

Esta tradición se remonta al siglo XIX y se ha conservado hasta hoy, convirtiendo el espeto de sardinas en uno de los símbolos de la gastronomía malagueña.

Colectivos y asociaciones quieren salvaguardar los conocimientos y saberes asociados a la elaboración del espeto de sardinas. Por ello han solicitado a la UNESCO que sea declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

el-espeto-9

¿Qué es el espeto?

“Espetar” es clavar una serie de pescados en una caña para asarlos a la parrilla, siendo el más popular el espeto de sardinas. Tradicionalmente, la caña se clava en la arena junto a las brasas o, en el caso de los chiringuitos, en una barca preparada con brasas.

el-espeto-5

Esta forma de cocinar se transmite de generación en generación a los llamados “amoragadores”. Para comer el espeto de sardinas, los malagueños suelen decir que las mejores fechas coinciden con los meses que no llevan la letra “R”.

Podemos comer espetos de sardina y de otros pescados y moluscos en chiringuitos de casi todas las localidades costeras de Andalucía. Los espetos de sardinas son los más conocidos. Sin embargo, hay otros muchos pescados que se cocinan al espeto. Otros pescados y moluscos que obtienen ese sabor especial, al ser ensartados en una caña y asados en las brasas sobre la arena de la playa. Los espetos de jureles, doradas y lubinas están deliciosos. Así como los espetos de calamares o de pulpo.

Orígenes del espeto de sardinas

En el siglo XIX la provincia de Málaga vivía fundamentalmente de la pesca. Por aquel entonces las sardinas, debido a su bajo precio, eran un alimento de gente humilde, sobre todo de aquellos que vivían de la pesca, que se conformaban incluso con la “bastina”, que es como se llama a los restos del pescado.

el-espeto-historia

A finales de siglo, El Palo, que ahora es un barrio de Málaga capital, era un pueblo de pescadores en pleno desarrollo socioeconómico. Con la llegada del tranvía y el tren, los malagueños de otras zonas empiezan a trasladarse a este pueblo para disfrutar de agradables jornadas de playa. Es en esta época, concretamente en 1882, cuando Miguel Martínez Soler “Migué el de las sardinas” abre su famoso bar en la playa: “La gran parada”. Sería el inicio de los chiringuitos en la Costa del Sol y fue él quien empezó a pinchar las sardinas en un trozo de caña y ponerlo en la arena junto al fuego.

“La gran parada” pronto reclamó la atención no solo de los malagueños, sino también de personajes ilustres de la Historia de España, convirtiéndose en un punto de referencia para personas relacionadas con el mundo del espectáculo. Entre estos personajes ilustres, destaca el rey Alfonso XII, que visitó “La gran parada” el 21 de enero de 1885. Esta visita al chiringuito coincidió con un viaje oficial del rey con motivo de un terremoto que se produjo en la Axarquía. El historiador Fernando Rueda describe así el encuentro:

«Cuando Miguel le ofreció uno de sus famosos espetos, el rey ‘atacó’ el plato con cuchillo y tenedor. En aquel momento, Miguel se adelantó y dijo: “Maestá, asin no, con los deos” (habla malagueña que significaría en español “Majestad, así no, con los dedos”)».

el-espeto-historia-2

Miguel Martínez Soler es considerado el “padre de los espeteros”. Tras él aparecieron muchos otros que han conseguido que la figura del “espetero” se convierta en una profesión que pasa de generación en generación.

¿Cómo se cocina?

Aunque parezca sencillo a simple vista el arte de espetar sardinas tiene sus trucos.

el-espeto-preparacion-2

  1. Para hacerlo correctamente hay que ensartar el pescado por el estómago y por un lateral concreto de la espina con una caña previamente preparada.
  2. Tras este paso se clava en la arena junto a las brasas y se le echa sal gorda. En la Costa del Sol es usual hacerlo en un abarca llena de arena donde se hace el fuego para que el pez se ase con las brasas.

¿Cómo se come el espeto de sardinas?

el-espeto-plato

Normalmente en cada espeto vienen cuatro o cinco sardinas. La manera de consumirlo es con las manos. Un chorrito de limón es suficiente para aderezar este manjar que suma placer a tu paladar. Existe una expresión española para describir cuando alguna comida está muy buena: “está para chuparse los dedos”. Precisamente eso es lo que se hace literalmente tras consumir un espeto ya que el sabor es tan intenso y agradable que hasta el último resquicio de sustancia se aprovecha.

Para acompañar el espeto lo importante es que la bebida esté bien fría. Si estás disfrutando este verano de la Costa del Sol no olvides sentarte en un chiringuito y pedirte tus sardinas con una cerveza o con un tinto de verano. Aunque admite todo tipo de refresco, éstas son las mejores opciones: cerveza, vino con limón o sangría.

Camisetas “Espeto” de Por Soleá

La camiseta “Espeto: málaga delicatessen” es una camiseta exclusiva de Por Soleá, con un diseño diferente y atractivo que trata de contar la historia del “espeto” como parte fundamental de la cultura y tradición de Málaga.

camiseta-espeto-por-solea

 

La camiseta se presenta dentro de un estuche que cuenta la historia de la marca Por Soleá; ¿qué mejor forma de recibir un regalo?…

Además del estuche, la propia camiseta cuenta también la historia y origen del “espeto” que se podrá ver en la etiqueta que va junto al artículo.

.


ALCÁZAR DE SEGOVIA: maravillas de España

12 julio, 2018 at 8:09

alcazar-de-segovia-2

El alcázar de Segovia es uno de los monumentos más destacados de la ciudad española de Segovia (Castilla y León) y uno de los más visitados​ del país. Las murallas, el puente levadizo, el patio y las torres de imponentes capiteles son solamente una muestra de las maravillas que alberga este magnífico rincón castellano.

Segovia, situada donde se juntan los ríos Eresma y Clamores, es uno de los destinos de mayor relieve monumental que existen. Son sus atractivos tanto monumentales como gastronómicos los que hacen de esta ciudad una de las más visitadas de España.

alcazar-de-segovia-acueducto

Foto de Nattivus

Son tres los grandes monumentos que definen Segovia. Ninguna visita a esta ciudad está completa sin su visión. El acueducto romano, del siglo II, la iglesia catedral, del siglo XVI, la catedral gótica más alta de España, y el Alcázar de Segovia, corte de la realeza castellana y leonesa durante muchos años.

El alcázar de Segovia se encuentra ubicado en la Ciudad Vieja, declarada Patrimonio Mundial de la Unesco​ en 1985.

alcazar-de-segovia-casco-historico-2

Originariamente construido como fortaleza, la edificación se encuentra estratégicamente situada en lo alto de una colina.  El alcázar es un compuesto de edificios de diversos estilos arquitectónicos. Destacan el románico, gótico, mudéjar y renacentista.

Para acceder a él se debe atravesar un puente de piedra que culmina un foso y parece separar el mundo real de la fantasía en la que sumerge al visitante este imponente castillo.

alcazar-de-segovia-puente

Como curiosidad, podemos decir que este castillo tan de cuento de hadas, sirvió de inspiración al mismísimo Walt Disney para diseñar su castillo de original de Disneyland, fusionándolo con el castillo Bávaro de Neuschwanstein.

alcazar-de-segovia-7

No dudes en consultar los horarios y tarifas para poder visitar el alcázar. Te recomendamos la subida a la Torre de Juan II.

Historia del Alcázar de Segovia

En las cimentaciones se han encontrado sillares de granito de la misma factura que los del acueducto, por lo que se cree que ya los romanos usaron el promontorio existente para tener una dotación militar, un castro o una fortaleza.

alcazar-de-segovia-historia-3

Sobre sus restos, se cree que se edificó alguna fortaleza hispano-árabe, aunque la primera datación que tenemos de una construcción defensiva se la debemos a Alfonso VI de León en 1122.

Prácticamente todos los reyes de León, luego Castilla y finalmente Castilla y León han vivido algunas temporadas durante la edad media. Se cuenta que estando Alfonso X en él, una parte de la construcción se vino abajo. Esto supuso la rehabilitación en palacio fortaleza. Juan II además mando edificar la torre del homenaje actual.

Esta construcción se mantuvo más o menos igual, con su estilo gótico castellano, con interiores mudéjares, al gusto de la época hasta Felipe II, que realizó bastantes cambios para adecuarlo al gusto de los castillos europeos del siglo XVI. Cambia la característica teja segoviana por la teja de pizarra que tan a la moda estaba en Austria. Además edificará algunos torreones, con lo que la construcción adquiere la silueta que disfrutamos actualmente que a tantos ha conquistado.

alcazar-de-segovia-historia

Durante el siglo XVIII se crea en su interior el colegio de artilleros reales, con una fábrica de pólvora para cañones.

En 1864 sufrió un incendio que destruyó la parte noble del alcázar, pero que gracias a unos grabados existentes, pudieron ser reconstruidos fielmente.

Arquitectura del Alcázar de Segovia

La distribución del alcázar se divide en dos zonas, una exterior, con el patio en estilo herreriano, foso, puente levadizo y la torre de homenaje, y las dependencias palaciegas interiores, donde se encuentran las estancias nobles, que algunas pudieran ser como las mostradas en la serie de televisión Isabel.

alcazar-de-segovia-6

El trazado del castillo se adapta a la roca sobre la que se asienta, por lo que su contorno es irregular. Desde lejos destaca su poderosa torre del homenaje, con bóvedas interiores y ventanales geminados.

alcazar-de-segovia-torre-del-homenaje-2

Lo que más llama la atención es el gran torreón de entrada. Esta torre fue levantada por orden de Juan II, el padre de Isabel ‘La Católica’ y Enrique IV. Su interior sirvió, además de imponer su presencia, como cárcel de estado para nobles. Subir a la torre es una experiencia en sí misma, con sus 156 escalones, permite contemplar unas vistas maravillosas de la Segovia histórica.

Dos enormes y preciosos patios

El más cercano a la entrada es el Patio de Armas. También conocido como el Patio del Honor, esta maravillosa obra de configuración rectangular fue construida en el siglo XII. Se compone de una serie de arcos de medio punto respaldados por pilares y arquitrabes. Culmina con una bonita fuente en el centro. El espacio da paso a la entrada principal del castillo, desde donde se accede a las zonas nobles.

alcazar-de-segovia-patio-de-armas-2

En el lado opuesto, a los pies de la hermosa Torre del Homenaje, se halla el Patio del Reloj. Este recibe el nombre del enorme reloj solar visible en una de las paredes. Ambos terrenos son amplios e iluminados, y serán un gran enclave en el que descansar a lo largo de la visita. Todavía hoy puede imaginarse el bullicio de soldados que antaño se encontraban en aquel punto del alcázar.

ESTANCIAS INTERIORES

Sala del Palacio Viejo

El interior es un palacio de la baja edad media, cuyo constructor principal, Alfonso VIII se esmeró en dar luminosidad al interior con los patios de luces. Se conservan los muros exteriores del palacio y los zócalos mudéjares originales.

alcazar-de-segovia-sala-palacio-viejo

En la actualidad se conserva una colección de armaduras de origen alemán del siglo XV.

Sala de la Chimenea

alcazar-de-segovia-sala-chimenea

De época más moderna, su estado corresponde a la remodelación de Felipe II, por lo que conserva muebles del siglo XVI.

Sala del Trono o del Solio

La portada que comunica con la Sala de la Chimenea conserva intacta su decoración mudéjar original. En el interior se encuentra un ancho friso de yeso con su decoración original a pesar de los estragos del incendio.

alcazar-de-segovia-sala-del-trono-2

Los tronos que se encuentran bajo dosel con el blasón de los Reyes Católicos y su divisa, “Tanto Monta” son una recreación de inicios del siglo XX. Aun así, siguen siendo impresionantes.

Sala de la Galera

Debido a su artesonado original en forma de barco invertido característico del arte mudéjar. Fue mandada construir por la reina madre durante la regencia por su hijo, Juan II.

alcazar-de-segovia-sala-de-la-galera-2

En esta sala se encuentra una pintura representado la coronación de Isabel ‘La Católica’ en la Iglesia de San Miguel de Segovia. Esta pintura destaca porque todos los personajes están sin ojos, y esto es porque el día de la coronación de Isabel, el 13 de diciembre de 1474, se celebraba Santa Lucía virgen y mártir, patrona de los ciegos.

.


SIERRA DE GRAZALEMA: parques y reservas naturales

28 mayo, 2018 at 18:06

sierra-de-grazalema-7

La sierra de Grazalema, declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco, se encuentra en la zona más occidental de los macizos béticos, a medio camino entre las provincias de Cádiz y Málaga. Tallada al antojo de las lluvias, es una de las sierras más abruptas de la geografía andaluza.

El Parque cuenta con una extensión de 53.411 hectáreas y se identifica como una de las áreas de más valor ecológico en el sur peninsular y por ello de gran relevancia en el resto del territorio.

Sus principales fuentes de recursos son las explotaciones forestales y la ganadería (entre otras la de reses bravas). Y en su entorno destacan actividades industriales como la fabricación de mantas de lana y los derivados de la piel; otras fuentes son el turismo, la caza y la pesca deportiva.

La erosión producida por el agua ha creado cañones de gran belleza, como la Garganta Verde que, con 400 metros de profundidad, garantiza un magnífico descenso.

sierra-de-grazalema-garganta-verde-2

Foto de Manolo Canto

De la misma manera, también ha originado un laberinto subterráneo de simas y grutas entre las que destaca el complejo Hundidero-Gato. Se trata de la cueva de mayor longitud de Andalucía, destacable por hibernar en ella unos 100.000 murciélagos, la mayor población de España.

En este espacio, con las cimas más altas de la provincia de Cádiz, las ascensiones a cumbres como El Torreón o El Reloj son clásicas entre montañeros. Para escalar existen roquedos y paredes en Peñón Grande, Aguja de las Palomas y Peñaloja, en Grazalema, Cortados de Montejaque y Beaoján y La Veredilla, La Diaclasa y Cintillo, en Benaocaz.

El elemento más emblemático del Parque, además del denso bosque mediterráneo de encinas, alcornoques y quejigos, es el pinsapo, principalmente concentrado en la Sierra del Pinar, por ser el lugar más lluvioso de la Península. Esta especie es descendiente de los abetos centroeuropeos que formaban aquí grandes bosques en las épocas glaciares. Hoy estos pinsapos habitan únicamente en este espacio, en el Parque Natural Sierra de las Nieves y en Sierra Bermeja (ambos en la provincia de Málaga).

sierra-de-grazalema-pinsapo

Otro punto de interés es el curso alto del río Majaceite, donde se puede observar a la nutria, y donde sus olmos, sauces y álamos forman un característico bosque en galería. Éstas y otras especies, hasta 300, pueden contemplarse en el cercano jardín botánico El Castillejo, junto al centro de visitantes El Bosque.

El visitante podrá conocer la riqueza del Parque a pie por numerosos itinerarios señalizados o a caballo; desde el aire, en el ala delta y el parapente en Cerro Albarracín (El Bosque); y, desde el agua, practicando piragüismo en el embalse de Zahara-Gastor. Una de las rutas más importantes, la antigua calzada romana, comunica Benaocaz con Ubrique, municipio famoso por su tradicional marroquinería y prendas de piel.

sierra-de-grazalema-calzada-romana

La Cueva de la Pileta en Benaoján, conocida internacionalmente por sus vestigios prehistóricos, representa un verdadero museo natural cuya visita es muy recomendable. Para los amantes del turismo cultural la ruta de los pueblos blancos representa una gran oportunidad de conocer parte del legado árabe en Andalucía.

Recomendamos visitar el pueblo de Grazalema, pequeño pueblo de la provincia de Cádiz el cual es curiosamente el enclave más lluvioso de la mitad sur peninsular y el único pueblo gaditano en el que nieva. No te lo puedes perder!! Y de igual manera todo el resto de pueblos que forman la ruta de los pueblos blancos de Andalucía.

sierra-de-grazalema-6

Zona de Especial Protección para las Aves

La conservada vegetación da lugar también a una rica fauna, manteniendo con semillas, frutos otoñales y pastos al ciervo, corzo, conejo, perdiz y la cabra montés.

sierra-de-grazalema-buitre-leonado-2

Destacan las numerosas aves, con 136 especies distintas, como el águila perdicera y el buitre leonado, este último tiene aquí las mayores colonias de Europa. Completan el ecosistema otros carnívoros emblemáticos como la gineta y comadreja, halcón peregrino, águilas calzada y culebrera y búho real.

.


LOS MARINES: ruta del jamón ibérico de Jabugo

15 abril, 2018 at 20:50

los-marines-3

La gastronomía de Huelva es simplemente única y el Jamón Ibérico de su Sierra, el Jamón de Jabugo, es un verdadero manjar.

La ruta del jamón ibérico de Jabugo comprende los 31 municipios integrados en la zona de elaboración y maduración de la DOP Jamón de Huelva en las comarcas de Sierra de Aracena y Picos de Aroche y de Cuencas Mineras. Gran parte del territorio es Parque Natural y Reserva Mundial de la Biosfera. En él se crían los cerdos ibéricos con los que se elaboran los reconocidos jamones de Jabugo.

Hoy te invitamos a conocer Los Marines, un pequeño pueblo en pleno centro de la comarca de la Sierra de Huelva. Se ubica en la carretera que une Aracena con Portugal, en el centro del Parque Natural de la Sierra de Aracena y los Picos de Aroche, uno de los espacios protegidos más importantes de la Comunidad y que ocupa todo el norte de la provincia con sus dehesas.

los-marines-panoramica-2

Su casco urbano, al igual que la Iglesia de Ntra. Sra. de Gracia están catalogados como Bienes de Interés Cultural.

El agua es protagonista del pueblo, de ahí que existan varias fuentes públicas distribuidas por la localidad; a las que se suma un antiguo lavadero que aún trae recuerdos a sus habitantes más longevos.

los-marines-lavadero

El monumento más destacado de la villa es la Iglesia de Nuestra Señora de Gracia, del siglo XVI que alberga en su interior una pila bautismal de gran valor artístico.

Tras el recorrido cultural es momento de conocer su entorno natural, perfecto para practicar senderismo por rutas señaladas entre huertas y castañares.

los-marines-senderismo

Destacamos la parte artesanal del pueblo, la cual mantiene una tradición centenaria elaborando con varas de olivos cestas y canastos.

Historia del pueblo de Los Marines

Los Marines tuvo la fortuna de nacer como tierra prometida para austeras gentes venidas de Galicia. Efectivamente, el poblamiento, acaecido en el siglo XIV, fue realizado por hombres del valle del Sil (Santiago y Santana, 1985), guiados por los hermanos Marín, probablemente de la ciudad del mismo nombre, en la que hoy es provincia de Pontevedra.

los-marines-4

De esta forma, la toponimia contiene numerosos nombres de origen gallego, tales como Balambas, Los Garridos, El Palero, Valdelama, Las Torneras etc. (Recio Moya, R., 1994).

Poco a poco, los caseríos dispersos dieron lugar al poblado de Los Marines, que en el siglo XVI tiene ya iglesia bajo la protección de la Virgen de Gracia.

Hasta mediados del siglo XVII fue tierra de realengo del Consejo de Aracena en el reino de Sevilla. Hacia 1640 pasa a jurisdicción señorial, tras la donación hecha por Felipe IV al Conde Duque de Olivares, don Gaspar de Guzmán, para pagar los servicios prestados en la batalla de Fuenterrabía.

Al fin, el 7 de Febrero de 1768, el Rey concede el título y Privilegio de Villa a Los Marines, eximiéndola de la jurisdicción de Aracena.

.


PEINE DEL VIENTO: acantilados de España

20 marzo, 2018 at 22:14

peine-del-viento-1

El Peine del Viento es una de las obras más conocidas del genial escultor Eduardo Chillida, que se encuentra situada en un extremo de la bahía de La Concha, al final de la playa de Ondarreta, en el municipio de San Sebastián (Guipúzcoa).

El Peine del Viento es un conjunto de esculturas que fue instalada en 1977, en colaboración con el arquitecto Luis Peña Ganchegui, que fue el encargado de diseñar el entorno. Un nutrido grupo de profesionales participó en la construcción, que requería de un especial cuidado.

El espacio donde se sitúan las esculturas había sido concebido para la creación de un aparcamiento, pero a pesar de las presiones recibidas por algunos sectores de la ciudad, el alcalde Lasa apostó por el proyecto de Chillida a cambio de ceder a otras propuestas como la colocación de nuevas fuentes en la ciudad. «Gracias a que el anterior alcalde rechazó el proyecto, me ha dado tiempo a descubrir que era imprescindible hacer tres esculturas y no sólo una».

peine-del-viento-construccion-2

El conjunto escultórico está formado por terrazas de granito de color rosa y tres piezas de acero aferradas a las rocas que resisten a los continuos embates del mar. Es uno de los lugares más frecuentados por los visitantes y lugareños, un espacio mágico desde el cual se puede contemplar el mar en todo su esplendor, y, en especial, durante los días de temporal, cuando las olas embisten con toda su furia contra las rocas del acantilado.

Según dijo Chillida, su intención era que el viento se peinara antes de entrar en la ciudad; de ahí su nombre.

Características y sentido de la obra

peine-del-viento-material

Chillida encargó a la fundición Patricio Etcheberría, en Guipúzcoa, la fabricación en acero Cor-ten de tres piezas similares, pero no idénticas. Cada pieza, de 10 toneladas y más de 2 metros de altura y anchura, está formada por cuatro barras gruesas de sección cuadrada que emergen de un tronco común enraizado a la roca. Una de las barras marca la curva en el aire y traza una paralela con el tronco común, antes de volver a incrustarse en la roca. Los otros tres brazos se retuercen y curvan a modo de garfios atrapando el espacio en su interior y modelando el espacio que los envuelve. El factor común de la obra escultórica de Chillida es que lo primordial es el aire.

El Peine del Viento es un peine porque es un artificio del hombre, del hombre que trata de domar, de comprender, de transformar en su lenguaje, de peinar el viento que llega del mar. Ese viento es el horizonte, y el horizonte, donde tierra-mar-cielo convergen, enfrenta al hombre consigo mismo y con la naturaleza a la que pertenece, a veces con consciencia de ello, a veces no.

peine-del-viento-temporal-2

El peine es de acero porque simboliza la herramienta del hombre, el material proletario con el que construimos herramientas resistentes, como un peine que pretende domar el viento del mar. Y es de acero Cor-ten porque es una herramienta recubierta de bagaje, en comunión con la tierra, con el lugar. Muestra la honestidad del paso del tiempo, la derrota asumida frente a la tempestad del mar, frente a la naturaleza transformadora. Es de acero Cor-ten porque representa esa redención.

Sistema de Tubos

Además, a través de un sistema de tubos, el aire impulsado por las olas sale a la superficie por unos orificios emitiendo un sonido muy peculiar. Los días de gran oleaje, el espectáculo es aún más impresionante, pues ese sonido va acompañado de agua pulverizada.

Serie de esculturas Peine del Viento

Si nos fijamos en la ficha técnica del Peine del Viento veremos que es el Peine del Viento XV, el decimoquinto de la serie, es decir, que ha hay catorce piezas anteriores a ésta.

Chillida comenzó en 1952 su serie de esculturas Peine del Viento, y no fue hasta 1977 cuando por fin se construyó el Peine del Viento de Ondarreta.

peine-del-viento-serie-3

La primera escultura de la serie, Estudio Peine del Viento I, es la más esquemática, de líneas rígidas y racionales. Un despliegue de planos y ángulos geométricos extendidos a lo largo de dos puntos de apoyo que marcan la rigidez de su estructura y la dureza de sus formas de chapa de hierro. Durante esta época también realizó collages y dibujos que mantienen el estatismo de este primer periodo.

En los collages, Chillida dispone formas geométricas sobre el plano, a través de una superposición de papeles artesanales recortados a los que aplica alquitrán para dar distintas tonalidades y una apariencia similar a la oxidación de las esculturas de hierro.

peine-del-viento-collage-2

La evolución de la serie Peine del Viento no concluye con la colocación de las tres piezas en Ondarreta. Eduardo Chillida continúa indagando en el tema y, la realización de cinco esculturas desde Estudio Peine del Viento XVI (1974) a Peine del Viento XX (1999), pone de manifiesto que sus inquietudes e interrogantes siguen vigentes, que el artista continúa materializando nuevas variaciones sobre el mismo tema.

.