ERMITA DE SAN PANTALEÓN DE LOSA: ermitas que merece la pena visitar

2 julio, 2018 at 19:48

ermita-de-san-pantaleon-de-losa-6

Coronando la Peña Colorada, un extraordinario espolón rocoso con forma de quilla de barco asoma esta misteriosa ermita de la comarca de Las Merindades, en el municipio burgalés de Valle de Losa.

La ermita de San Pantaleón de Losa es una ermita románica que está considerada como una de las obras más hermosas y originales del arte románico en Burgos.

ermita-de-san-pantaleon-de-losa-3

Sobre los restos de un castro de la Edad del Hierro al amparo de una desaparecida fortaleza, fue levantada la ermita románica de San Pantaleón de Losa en el siglo XIII. En el siglo XVI, aprovechando el espacio de la arrasada y anexa casa del priorazgo, se realizó la ampliación gótica de la ermita que hoy conocemos y que, además de una nave, incorporó un baldaquino que encierra un sepulcro románico que, supuestamente, debió de guardar las veneradas reliquias de San Pantaleón.

ermita-de-san-pantaleon-de-losa-panoramica

En 1820 el templo perdió su función parroquial, cuando se edificó la iglesia actual del pueblo. Pero San Pantaleón ha conseguido salvar el paso del tiempo y, además de la declaración de Monumento Histórico en 1941, ha vivido diversas restauraciones que han consolidado la inmortal ermita y han sacado a la luz vestigios tan interesantes como pinturas murales o restos arqueológicos.

La ermita conserva restos de un fresco románico y una curiosa portada con detalles llamativos como los capiteles con los castigos infligidos a San Pantaleón durante su martirio. También se encontraba en la ermita una imagen del siglo XIII representando a Nuestra Señora de Sociruelos (en algunos sitios aún se llama así a esta ermita). Hoy la talla se guarda en el museo del Retablo de Burgos.

ermita-de-san-pantaleon-de-losa-interior-frescos

La Ampolla de San Pantaleón

Parece que durante siglos se guardó en esta apartada ermita una ampolla con parte de la supuesta sangre del mártir Pantaleón. San Pantaleón fue un mártir nacido en Nicomedia que sufrió de grandes tormentos antes de su muerte y a todos ellos sobrevivió para indignación de sus verdugos. En el último ardid, fue decapitado, brotando leche en lugar de sangre de su cuello; la cabeza hizo reverdecer un árbol y así otros muchos elementos simbólicos que sin duda están asociados al mito de la muerte y la resurrección, pieza básica para entender el mito del Grial.

ermita-de-san-pantaleon-de-losa-reliquia-sangre

Cada 27 de julio se repite, en el convento de la Encarnación de Madrid, el extraño fenómeno de la licuefacción de la sangre de san Pantaleón. Este hecho se viene produciendo desde el el siglo XVI, llevándose a efecto el milagro es la misma fecha también en la ciudad italiana de Ravella, cerca de Nápoles, en donde se conserva otra ampolla con la sangre del santo. Sin embargo, muchas veces se olvida que la sangre que se venera en el convento madrileño procede de la iglesia de San Pantaleón de Losa.

Características de la Ermita de San Pantaleón de Losa

El pronunciado declive en que se levanta el edificio hace que el interior esté articulado en dos planos. El primero corresponde al tramo que se encuentra bajo la cúpula. De aquí, y mediante una serie de escalones, se accede al segundo piso, el tramo recto de la cabecera. La nave lateral es posterior y responde a una ampliación de la época gótica, como nos indica la bóveda de crucería de aristas en la cubierta.

ermita-de-san-pantaleon-de-losa-interior

La portada se configura como el elemento más característico de esta construcción. En el lado izquierdo, aparece una gran figura, con aspecto babilónico, muy enigmática. Algunos estudios defienden que se trata de un atlante, o de Hércules, mientras otras investigaciones reconocen a Noé. En el lado derecho, un cuerpo alargado dibuja un zig zag que pudiera representar un rayo, o el bastón del mencionado Hércules. Las arquivoltas presentan decoración lisa; en ellas aparecen recuadros tallados con pies y cabezas humanos, y una barcaza llena de gente. Resulta indudable que representa escenas del diluvio.

ermita-de-san-pantaleon-de-losa-puerta

Sobre la portada destaca una ventana con decoración típica románica, con seis grandes capiteles labrados. El ábside es de gran sencillez, con un contrafuerte como elemento de separación entre el tramo recto y el tambor curvo. Destacan especialmente tres ventanas con decoración de máscaras y carátulas.

ermita-de-san-pantaleon-de-losa-ventana-caras

Su interior es de una nave cubierta con cúpula sobre pechinas, de media naranja con forma bastante irregular. Sobre el escalón de acceso a la cabecera se levanta el arco triunfal que tiene su expresión al exterior en la espadaña. La escultura del interior en capiteles y ventanas repite la decoración de carátulas y otros temas de la portada.

Esta ermita, perdida entre montañas y alejada de cualquier influencia exterior, ofrece un conjunto de valores innegables. La falta de hieratismo y simetría en su decoración apuntan hacia un artista que trabajó lejos de las “normas oficiales”, configurando una obra de características excepcionales y únicas en la comarca.

Pese a su extraña localización, debieron ser miles los peregrinos que atraídos por el milagro de las reliquias de San Pantaleón, acudían cada año a la iglesia como nos demuestran las ampliaciones efectuadas para dar cabida a una multitud de devotos visitantes.

Curiosidades de la Ermita de San Pantaleón de Losa

ermita-de-san-pantaleon-de-losa-puerta-ventana

Los hallazgos científicos más recientes recogidos por estudiosos del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han revelado cuatro hechos inesperados y un tanto revolucionarios:

  1. La iconografía de la escultura de la portada, de parte del ábside exterior y de algún capitel del interior representa la vida y martirio de San Pantaleón.
  2. La datación de la fábrica es más tardía, esto es, más moderna de lo que inicialmente se pensaba ya que se fecharía en la segunda mitad del siglo XIII.
  3. Reutilización de material escultórico procedente de otro templo construido, casi un siglo antes, en el propio solar o muy próximo.
  4. El hombre ya había hollado y, probablemente, sacralizado este lugar casi un milenio antes, en época romana tardía o paleocristiana. Antes, parece que hubo un castro celta, de los autrigones. El hecho de que la ermita se encuentre enclavada dentro del recinto de un castro de la Edad del Hierro (cultura de origen céltico) otorga a esta leyenda culta un cierto halo mágico y la entronca con las primitivas sagas bretonas.

Por otra parte, la toponimia del lugar y de su entorno nutre la leyenda del Santo Grial, lo que otorga un aura de misterio y de esoterismo a tan privilegiado paraje.

.


EL COSO DE SAN ROQUE: las plazas de toros con más encanto

27 junio, 2018 at 7:26

coso-de-san-roque-4

La plaza de toros de Pontevedra (Galicia), también llamada coso de San Roque, se construyó en el Campo de San Roque, lugar que era utilizado por los pescadores de aquel barrio para tender sus redes. Ofrece un aforo para 7.800 localidades.

Como materiales empleados en su construcción original, destaca el muro de mampostería en piedra y ladrillo artesanal, siendo utilizado el hormigón en los añadidos de su última reforma, para pilares y vigas, así como para el tendido alto.

La Plaza de Toros de Pontevedra es la única que se conserva a día de hoy en toda Galicia, a pesar de que la Plaza de Toros de A Coruña, sigue funcionando como tal, rehabilitada como coso multiusos, asegurando una amplia variedad funcional a lo largo del año.

coso-de-san-roque-material

La Feria Taurina se celebra en las fiestas de la Virgen de la Peregrina en el mes de Agosto, patrona de toda la provincia y del Camino Portugués a Santiago.

Origen e historia del coso de San Roque

La fecha de la corrida más antigua en la ciudad de Pontevedra se remonta al 4 de mayo de 1559, con motivo del fin de la guerra entre Francia y la Monarquía Hispana, aunque hay datos, según José Manuel Pereira Fernández, de que ya había corridas de toros en la plaza de la Herrería en fechas anteriores.

coso-de-san-roque-historia

La primera plaza de toros de Pontevedra la promueve, en 1892, Benito Calderón Ozores asociado con dos amigos de Córdoba, era de madera y se conocía como El Circo del Campo de San Roque.

En 1895 fue derribada la plaza de madera, inaugurándose la actual plaza de piedra en el año 1900. Durante muchos años la temporada empezaba con la festividad del Corpus y seguía con las fiestas de la Divina Virgen Peregrina.

El 25 de julio de 1996 se inauguró la cubierta, que es de lona blanca, utilizada para la fabricación de material marítimo, especialmente diseñada para la vela deportiva, soportada por una estructura metálica.

coso-de-san-roque-2

La Capilla de San Roque

La capilla de San Roque se encuentra situada delante de la Plaza de Toros.

coso-de-san-roque-capilla-2

A lo largo de los siglos sufrió varios cambios de situación, hasta que en 1861, la capilla fue trasladada hasta su emplazamiento actual, conservando algunos elementos de su construcción primitiva.

Se trata de una pequeña construcción, de planta cuadrada, nave única, cuyos rasgos más destacables son su pequeña torre campanario, situada en la fachada principal, y una imagen del Santo en metal coloreado, situado en uno de los laterales.

Se puede visitar durante todo el año en horario de culto.

.


MIRADOR DE REDONDELA: miradores con las vistas más espectaculares de España

3 abril, 2018 at 16:25

mirador-de-redondela-4

El Mirador de Redondela, también llamado mirador de Campo da Rata, está situado en el municipio pontevedrés de Redondela (Galicia), en el monte de Trasmañó.

Este mirador se ha vuelto muy transitado gracias a un vecino de la zona que decidió poner un banco de madera sobre una roca, desde la cual las vistas son impresionantes.

Este hecho ha relanzado la zona y ahora es un punto turístico a destacar, no en vano vienen visitantes de toda Galicia para sacarse una foto aquí. Desde la aparición espontánea del banco, sus vistas se han convertido en un fenómeno viral: el mejor banco de las Rías Baixas en Redondela.

mirador-de-redondela-7

Sus vistas son verdaderamente espectaculares y se puede divisar desde Cíes hasta la ensenada de San Simón, con el puente de Rande presidiendo la estampa.

Durante los fines de semana el banco de madera está muy solicitado, siendo larguísimas las colas que se forman para poder fotografiarse ante estas impresionantes vistas. Lo mejor es ir al mediodía o entre semana.

¿Cómo llegar?

Si es la primera vez que vas te puede resultar un poco complicado llegar hasta allá, pero tomando como referencia el Campo da Rata o el Restaurante Coto del Águila no tiene pérdida.

mirador-de-redondela-3

Hay dos opciones para llegar hasta el Coto del Águila y luego seguir hasta el mirador.

La primera es subiendo por A Madroa y la segunda es haciéndolo por Trasmañó, subiendo por el Camino da Fraga. Llegado al cruce del restaurante, sólo hay que continuar por la pista asfaltada unos metros hasta llegar a un merendero. Dejamos el merendero a mano izquierda y continuamos recto unos 200 metros hasta la próxima pista de tierra que encontramos a mano izquierda. Ahí podemos dejar el coche, aunque muchos deciden meterlo por la pista de tierra hasta prácticamente “la puerta”. Bajando por la pista de tierra a pie, vemos una explanada de tierra que se conoce como el Campo da Rata.

Para acceder al mirador hay que subir por un camino de tierra desde el Campo da Rata, son unos 5 minutos caminando, sortear un par de rocas hasta ver el banco postrado encima de la roca. El esfuerzo merece la pena, eso seguro.

.


FRÍAS: pueblos medievales de España

19 febrero, 2018 at 18:08

 

frías

A unos 80 km al nordeste de Burgos (Castilla y León) y a orillas del río Ebro, se encuentra Frías, la ciudad más pequeña de España.

Declarada Bien de Interés Cultural en 2005, forma parte de la asociación Los Pueblos más Bonitos de España. Frías es uno de esos conjuntos con encanto en que parece que el tiempo se detuvo hace muchos siglos y perderse por sus calles es una auténtica delicia.

Situada sobre un peñasco, el cerro de La Muela, se encuentra muy cerca al río Ebro, enclave estratégico de paso desde la época romana y sobre todo en época medieval, que unía la costa cantábrica y la meseta, dando lugar a la notable prosperidad de Frías y de su conjunto monumental. En este cerro, destacan el castillo de los Velasco y la iglesia de San Vicente.

frías-vista-panoramica

 

Es una ciudad que mantiene su estructura medieval claramente defensiva, una muralla rodeo el cerro por su parte norte, mientras que en el sur se apiña el caserío que se adapta a la forma del peñasco sobre el que se asienta.

Sus calles se dibujan paralelas al borde de las laderas, rodeando el cerro, y en alguna ocasión las casas se dibujan colgadas ante la pendiente.

Su Conjunto Histórico lo forman declarados Monumentos: Su Castillo, Iglesias, el Convento de Santa María del Vadillo, Rollo de Justicia, Puente Medieval a orillas del río Ebro…un lugar con cultura e historia de altura.

Además de bello, Frías es un pueblo muy bueno por su gastronomía donde destacan sus típicas morcillas y guisos.

Morcilla-de-burgos

Otro de los grandes alicientes de realizar una visita a Frías es que su privilegiada situación geográfica es clave para poder hacer excursiones por dos maravillosas comarcar burgalesas como so La Bureba y Las Merindades. A sólo dos kilómetros al suroeste de Frías tenemos el precioso pueblecito de Tobera (en realidad es una pedanía de Frías) , conocido por las bellas cascadas del río Molinar que surcan sus calles.

frías-tobera-2

Origen e Historia

Frías aparece citada por primera vez en la segunda mitad del siglo IX. Sería uno de tantos pueblos surgidos en los primeros momentos de la ocupación del Alto Ebro. De aquellos años nos quedan los sepulcros rupestres de los alrededores de la parroquia de San Vicente, entonces cementerio.

El nombre del pueblo procede de “Aguas Fridas”, después reducido a la segunda parte de esta denominación.

Pasado el siglo IX, aparece por estas tierras el rey navarro Sancho III el Mayor, cuya base de actuación será Oña. Como consecuencia de la división del reino, esta parcela burgalesa quedará dentro de Navarra. Las luchas con Castilla obligarán a levantar castillos enriscados en los más importantes pasos: Santa Gadea del Cid (Término), se pone a punto Pancorbo y se levantan ex profeso los de Tedeja (en la Horadada, cerca de Trespaderne) y Petralata (en lo alto del Portillo de Busto). Frías pudo servir de defensa complementaria. Con la derrota de Atapuerca (año 1054) el pueblo pasa pertenecer al condado de Castilla que, desde entonces, tendrá la consideración de reino.

frías-derrota-atapuerca

Frías adquirió importancia partir de la concesión de su fuero por Alfonso VIII de Castilla en 1202. Como curiosidad Frías tiene el título de ciudad desde 1435, por disposición del rey Juan II.

El Castillo de Frías

El castillo de Frías, llamado de los Velascos o de los Duques de Frías, se alza en lo alto del cerro (Peñasco de la Muela) que domina la población, y el cercano río Ebro cruzado por su magnífico puente medieval fortificado.

frías-murallas

Ocupa el lugar donde existiría una pequeña fortificación defensiva de los siglos IX y X con papel de vigilancia frente a las tropas musulmanas del Emirato de Córdoba, aunque pronto el adversario será el Reino de Navarra.

Sin embargo, el conjunto actual es una construcción que es el resultado de la agregación de obras que van de los siglos XII al XVI.

La vista de la fortaleza desde las calles adyacentes de Frías, que aparentemente amenaza despeñarse sobre el pueblo, es de las más pintorescas y espectaculares que se pueden contemplar en España.

frías-castillo-vistas-2

De la primera construcción de tiempos de Alfonso VIII se conserva en el patio de armas el muro sur de la zona noble residencial, que se comunicaba con el exterior mediante tres ventanales ajimezados románicos. Cada uno de ellos consta de dos arcos de ligero perfil apuntado unidos por una columna mainel.

Los tres capiteles que coronan dichos parteluces nos merecen especial atención sus hermosos capiteles de tradición silense que muestran animales fantásticos finamente esculpidos, como parejas de grifos. Se trata de una obra de comienzos del siglo XIII y el taller que los esculpió parece el mismo de otras iglesias próximas de La Bureba como Soto de Bureba o Hermosilla.

frías-castillo-capitel

Las Casas Colgadas de Frías

Las casas, de toba y madera, han aprovechado el reducido espacio que le brinda “La Muela”, gran roca sobre la que se asienta la parte alta de la Ciudad, de tal manera que están construidas en los mismos extremos de la roca, pareciendo que forman parte del precipicio.

frías-casas-colgadas-4

 

Es el ejemplo de un urbanismo y una arquitectura que se adapta al escaso terreno con el que cuenta la parte alta de Frías, lo que obliga a desarrollar la casa tanto hacia arriba como hacia abajo, excavando en la roca de toba, superando el número habitual de dos plantas.

Si se accede por el lado sur a la ciudad tendremos unas magnificas vistas de estas casas colgadas.

frías-6-foto-de-alvaro

El Puente Medieval de Frías

Siendo los puentes medievales verdaderas maravillas ingenieriles y artísticas, suelen pasar bastante desapercibidos por el gran público, éste de Frías es in embargo uno de los más famosos y admirados.

frías-puente-4

Forma, junto al de Puente la Reina, Cangas de Onís, Balmaseda, Besalú y algunos pocos más, parte de ese grupo de puentes privilegiados que sí aparecen en las guías turísticas convencionales.

La base del puente y los tajamares son de época romana y por él cruzaba la calzada romana. Ya en tiempos medievales fueron necesarios importantes reconstrucciones.

frías-puente.


EL RASTRO: mercadillos de España con historia

11 enero, 2018 at 18:21

el-rastro

El Rastro es un mercado al aire libre que se celebra en el centro histórico de Madrid, en el popular barrio de La Latina. Es un mercado y sitio emblemático que no puede dejar de ver en Madrid.

El mercado se sitúa exactamente en torno a la Ribera de Curtidores, una cuesta pronunciada a lo largo de la cual se extienden cientos de puestos con los objetos más variopintos como ropa de segunda mano, interruptores, cachivaches, percheros, cuadros y muebles viejos, singles del sello Belter, cromos, libros, revistas o hasta un casco de prusiano.

el-rastro-objetos-4

Todos los domingos y festivos de 9 a 15 horas, llueva o luzca el sol, el Rastro se llena de puestos y curiosos que buscan…

Ya desde mediados del siglo XVIII, entonces como mercadillo clandestino y de trapicheo, el Rastro continúa siendo el mejor escaparate de Madrid para buscar objetos usados. Todo un referente de la ciudad con más de 400 años de historia.

el-rastro-3

El Pueblo de Madrid considera el Rastro como el mercado emblemático de su ciudad y quiere conservarlo en su estado tradicional, es decir en la zona de la capital que siempre le correspondió, en su aspecto natural y espontáneo, en su desorden encantador, en sus días de domingos y festivos. El Rastro es Patrimonio Cultural del Pueblo de Madrid.

A pesar de las aglomeraciones que se forman en algunas zonas, resulta agradable pasar una soleada mañana de domingo recorriendo los puestos del rastro para terminar tomando unas tapas en los bares de la zona. Cuando el personal (vendedores y curiosos) comienza a dispersarse en torno a las 14.30, el cuerpo pide un aperitivo tardío en los bares de la zona o acercarse a picar algo al Mercado de San Fernando.

el-rastro-tapas

Te recomendamos tener cuidado con los objetos de valor mientras transitas por las calles repletas de gente, ya que es muy común que la zona esté llena de carteristas a la caza de turistas distraídos.

Origen e Historia

el-rastro-historia

La zona que ocupa el Rastro era el antiguo lugar donde se encontraban las curtidurías (establecimiento donde se curten y trabajan las pieles), muy próximas al matadero. La denominación del mercadillo proviene del hecho de que durante el traslado de las reses hasta las curtidurías se dejaba un rastro de sangre que fue el que dio origen al nombre del famoso mercadillo.

La zona del Rastro actual, que no se conocía con este nombre hasta el final del siglo XV y principios del XVI, ya tenía la gran actividad comercial de los “ropavejeros”, vendedores de ropa vieja y usada, afincados desde el siglo XIV en la Calle de los Estudios y en torno a una manzana triangular de casas al pie de esta calle. Esta manzana ocupaba la parte alta de la actual Plaza de Cascorro y fue conocida más tarde por el nombre del “tapón del Rastro” que será derruido a principios del siglo XX.

el-rastro-historia-4

A finales del siglo XV empezaron a instalarse en esta zona los mataderos y las tenerías con los curtidores de pieles. Ropavejeros, mataderos y tenerías fueron el principio de la gran actividad comercial del Rastro.

Zonas especializadas

Algunas de las calles aledañas a la Ribera de Curtidores se dedican a la venta de algunos productos especializados. Estas son algunas de las más interesantes:

Calle Fray Ceferino González: conocida como la calle de los pájaros, antiguamente se dedicaba a la venta ambulante de animales. Hoy sólo quedan algunas tiendas especializadas.

Calle de San Cayetano: también conocida como la calle de los pintores, acoge diferentes locales en los que se pueden comprar algunos cuadros además de los materiales para pintar.

el-rastro-cuadros

Calle de Rodas, Plaza del General Vara del Rey y Plaza de Campillo del Mundo Nuevo: zonas especializadas en la compra-venta de revistas, cromos y juegos de cartas.

Calle del Carnero y Calle de Carlos Arniches: Calles especializadas en la venta de libros antiguos.

.