CATEDRAL DE BURGOS: catedrales de España que merece la pena visitar

11 mayo, 2014 at 18:47

Catedral-de-Burgos

La Catedral de Santa María de Burgos es un templo católico dedicado a la Virgen María. Su nombre oficial es Santa Iglesia Catedral Basílica Metropolitana de Santa María de Burgos. Su construcción comenzó en 1221, siguiendo patrones góticos franceses.

La Catedral de Burgos es uno de los más bellos monumentos del arte gótico pero, antes que monumento, la catedral es un templo vivo, dedicado al culto y a la oración, que a lo largo de la historia ha ido acogiendo las corrientes artísticas de cada época, para dignificar y solemnizar las ceremonias, la alabanza a Dios y la vida cristiana.

Es una de las obras cumbres del gótico español y cronológicamente la primera representación de la arquitectura gótica clásica en la corona de Castilla y toda España.

Iniciaron su construcción, en el año 1221, el rey Fernando III el Santo y el Obispo Don Mauricio, y fue consagrada en 1260. Después fue ampliada y embellecida con un grandioso claustro y numerosas capillas, entre las que destacan la de los Condestables (s.XV) y la de Santa Tecla (s. XVIII), así como las esbeltas agujas de la fachada principal (s. XV) y el espléndido cimborrio del crucero (S. XVI).

El estilo de la catedral es el gótico, aunque posee, en su interior, varios elementos decorativos renacentistas y barrocos. La construcción y las remodelaciones se realizaron con piedra caliza extraída de las canteras del cercano pueblo burgalés de Hontoria de la Cantera.

La catedral burgalesa fue declarada Monumento Nacional en 1885 y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984. Es la única catedral española que tiene esta distinción de la Unesco de forma independiente, ya que otras catedrales como la de León, por ejemplo, la declaración se refiere al conjunto total del casco urbano y no únicamente al monumento catedralicio.

Historia

Historia de la Catedral-de-Burgos

Este templo sustituyó a la iglesia románica de tres naves que la precedió y que fue impulsada por Alfonso VI a finales del siglo XI.

La iniciativa de construir un nuevo templo más grandioso que el anterior fue del obispo Don Mauricio al que el rey Fernando III mandó recoger a su futura esposa Beatriz de Suabia en 1219. Es así como el obispo Mauricio recorre un largo camino desde el corazón de Castilla hasta las tierras del Sacro Imperio Romano Germánico atravesando toda Francia.

Es fácil suponer que en su recorrido observaría la grandeza del gótico que se estaba erigiendo por aquellos años en Francia y, deseoso de imitarlo, influyó en el monarca para un nuevo y ambicioso proyecto.

En la catedral gótica de Burgos se perciben dos fases claramente identificables: la de estilo gótico clásico (siglos XIII y XIV) que desarrollan los primeros maestros y la segunda de estilo gótico flamígero, protagonizada por la familia Colonia.

Las Puertas

Consta la catedral de Burgos de cuatro puertas:

Puerta de Santa María o Real o del Perdón, es su puerta principal. Terminada a mediados del siglo XIII, está situada en la fachada principal y antiguamente constaba de tres grandes arcos decorados con iconografía mariana. Tuvo que ser reconstruida en el siglo XVIII, desapareciendo gran parte de la original ornamentación gótica. Aún se conservan cuatro estatuas, organizadas de dos en dos a ambos lados de la puerta, representándose en ellas a Alfonso VI, el Obispo Asterio, Fernando III y el Obispo Mauricio.

Burgos_Catedral_Puerta_de_Santa Maria

Puerta del Sarnamental. Construida en torno al año 1230. Es uno de los grandes ejemplos de la escultura gótica española. Consta de un tímpano, rodeado por tres arquivoltas en la que se representan los ancianos del Apocalipsis y varios coros de ángeles. En el tímpano se encuentra la figura de Jesús en majestad, flanqueado por los símbolos de los Tetramorfos (cuatro evangelistas). Bajo el tímpano un dintel con doce figuras sentadas representando a los apóstoles. La puerta está dividida por un parteluz en la que aparece una moderna estatua (sustituyendo a la deteriorada original) en la que se representa un obispo, tradicionalmente se dice que es Don Mauricio, aunque bien pudiera ser don Asterio de Oca o San Indalecio. En las jambas se encuentran esculpidas seis figuras, cuatro de las cuales representan a Moisés, Aarón, San Pedro y San Pablo.

burgos_catedral_puerta_sarmental_entera

Puerta de Pellejería o Corralejo. Fue mandada construir por Juan Rodríguez de Fonseca en 1516 a Francisco de Colonia para que por ella pudieran entrar al templo los habitantes del barrio de pellejeros. De estilo renacentista aunque con algún que otro recuerdo del ya extinto por entonces arte gótico. En ella tenemos relieves a modo de retablo esculpido en piedra representando a San Juan Bautista, San Juan Evangelista, Santiago y San Andrés, así como dos relieves de dos martirios y una representación del obispo Fonseca arrodillado ante la Virgen.

Burgos_Catedral_Puerta_de_la_Pellejeria

Puerta de  Coronería o Cordelería o Alta o de los Apóstoles. Está fechada en 1250 y su autor el maestre Enrique. En el tímpano se representa la escena del Juicio Final, con Cristo en trono rodeado de La Virgen y San Juan Bautista, en su parte inferior se encuentra una representación de San Miguel pesando las almas y separando a ambos lados los salvados y los condenados al infierno. Tres arquivoltas rodean al tímpano representando  ángeles y escenas del Juicio Final. Unas amplias jambas tienen esculpidas imágenes de los doce apóstoles. Esta puerta estuvo abierta hasta el año 1786 y por ella entraban los habitantes los peregrinos del Camino de Santiago que venían por el camino Francés y gentes del barrio de Coronería y barrios altos de la ciudad cruzando a través de ella y bajando por la escalera dorada. Se cuenta que fue Napoleón el último en pasar por ella y bajar la escalera dorada cuando venía de pernoctar en el palacio de Castilfalé, situado frente a esta puerta.

Burgos_Catedral_Puerta_de_la_Coroneria

La arquitectura y escultura de la Catedral de Burgos

La catedral de Burgos es un conjunto arquitectónico que destaca por su armonía y en el que cada rincón tiene su importancia para dar vida a todo él. Pero cuatro son los elementos que podríamos destacar de una manera especial:

LAS AGUJAS DE LA FACHADA PRINCIPAL

catedral-burgos-LAS AGUJAS DE LA FACHADA PRINCIPAL

Sin duda alguna, la imagen más extendida de la catedral de Burgos, es ésta de su fachada principal con sus desafiantes agujas elevadas hacia el cielo.

La fachada principal, está inspirada en el más puro estilo gótico francés de las catedrales de París y de Reims. Consta de tres cuerpos rematados por dos torres laterales de planta cuadrada. Se terminó a mediados del siglo XIII, y dos siglos más tarde, Alonso de Cartagena, ordenó construir al maestro Juan de Colonia las dos más famosas agujas de todo el gótico español y se podría decir europeo. Su altura es de 79 metros, desafiando la gravedad, se elevan hacia e cielo caladas de encaje siguiendo modelos germánicos.

Podemos dividir esta fachada en cuatro cuerpos o plantas:

– El primero, ya descrito en otra sección se corresponde con la entrada y que es una reconstrucción no muy lograda del siglo XVII, de la que sólo se conservan cuatro estatuas de la original ornamentación gótica.

– La segunda planta, consta de una balconada corrida y un gran rosetón con dibujos arabescos formando el sello de Salomón.

– En la tercera planta se encuentra la llamada Galería de los Reyes, en la que aparecen estatuas de los Reyes de Castilla, desde Fernando I, primer rey de Castilla, a Fernando III, el cual mandó construir este templo.

– La cuarta planta se corresponde con las dos torres rematadas por las imponentes agujas, obra del genial Juan de Colonia.

EL CIMBORRIO

Catedral-de-Burgos_cimborrio

En el punto donde se cruzan la nave principal y el crucero, es decir, en el mismísimo centro de la catedral, se alza el majestuoso cimborrio, construido por Juan de Vallejo en el siglo XVI.

No es, sin embargo, este el cimborrio original, ya que en el siglo XV, Juan de Colonia, levantó en el centro de la catedral una tercera torre, la cual, según se cuenta, era extremadamente alta y elegante, adornada por numerosas columnas y coronado por ocho chapiteles. En Marzo de 1539 se derrumbó, por lo cual el mismo día de su hundimiento, el cabildo ordenó la construcción del actual cimborrio al arquitecto burgalés Juan de Vallejo.

Consta de ocho lados y dos pisos, todo lo cual se sostiene en cuatro gigantescos y robustos pilares rematados en su parte superior por cuatro espectaculares agujas. Los lados de cada planta tienen grandes ventanales que iluminan el interior del centro de la catedral.

Sus numerosos pináculos y chapiteles son de  estilo plateresco, con ciertos aires de gótico final.

Bajo el cimborrio, en la planta de la catedral, se encuentra la tumba de Rodrigo Díaz de Vivar- el Cid- y de su esposa Jimena, cuyos restos descansan en el mismísimo centro del templo burgalés.

LA CAPILLA DE LOS CONDESTABLES DE CASTILLA

Catedral-de-Burgos_capilla de los condestables

Es la capilla del Condestable, las más importante y famosa de las capillas del templo burgalés. Esta capilla que se encuentra en el centro de la girola, fue encargada como propio panteón por los poderosos Condestables de Castilla, Pedro Fernández de Velasco y su esposa Mencía de Mendoza. Fue eregida entre los años 1482 y 1494 por Simón de Colonia.

Por su gran tamaño y belleza, se la considera una catedral dentro de otra catedral, y es una de las tres capillas más famosas de todo el arte europeo. Su estilo es de transición entre el gótico y los inicios del renacentismo hispánico.

En el mismísimo centro de la capilla, se encuentra el sepulcro de los Condestables. Dos esculturas labradas en mármol de Carrara por Felipe de Vigarny, muestran los cuerpos de Pedro Fernández de Velasco y Mencía de Mendoza con un realismo insuperable y un detallismo increíble tanto en las facciones como en la vestimenta. Ambas esculturas, obras culmen hispánicas, descansan sobre una gran losa de jaspe.

De gran belleza y complejidad, es también la bóveda. Una estrella octogonal es el punto más alto de la capilla, constituida por bellísimos nervios de desarrollo octogonal pero que descansan sobre unas paredes de base hexagonal, obra arquitectónica de Simón de Colonia, resuelta con gran maestría.

LA ESCALERA DORADA

Catedral-de-Burgos_la escalera dorada

Un problema a la hora de construir la catedral de Burgos, radicaba en el hecho de que el lugar elegido, se encuentra en la misma falda de un cerro, por lo cual existe un gran desnivel entre la ladera norte y la ladera sur, ésta más baja. Debido a esto, entre la planta de la catedral y la puerta norte, Puerta de Coronería, existe un gran desnivel.

En 1519, se mandó construir una nueva escalera para sustituir la derribada tres años antes, de factura románica. Fue Diego de Siloe el encargado del proyecto.

Para salvar el gran desnivel entre la puerta y la planta, y al mismo tiempo no tener que alargarla en demasía hacia el interior de la catedral, adoptó la gran solución de hacerla en tramos como se puede apreciar en la figura de arriba.

Está esculpida con una gran riqueza iconográfica, motivos vegetales, animales fantásticos, esfinges, bichas y otros animales que se distribuyen a lo largo de los muros y arcos de la escalera.

La escalera, fue terminada y rematada con una baranda de hierro sobredorado de gran belleza, obra del maestre francés Hilario en 1526.

Se cuenta que fue Napoleón la última persona en bajar por esta escalera, la cual en la actualidad se encuentra cerrada y tan solo se utiliza en Jueves y Viernes Santo, engalanada e iluminada por gran número de velas, cuya luz tintineante da un aspecto mágico a esta bella obra.

Como última curiosidad, decir que la Escalera Dorada fue el modelo de la escalera que se puede admirar en la Ópera de Paris.

.


CASCADA ORBANEJA DEL CASTILLO; las cascadas más espectaculares de España

9 abril, 2014 at 19:42

CASCADA ORBANEJA DEL CASTILLO

Orbaneja del Castillo es una localidad muy curiosa y pintoresca situada en el Valle de Sedano, provincia de Burgos, comunidad autónoma de Castilla y León (España).

Cuenta con apenas 50 habitantes y es una de las localidades más bellas de la provincia burgalesa mezcla de su arquitectura rural y los innegables encantos naturales con  que se adorna. En ningún momento el visitante puede abstraerse del ruido que provoca la cascada que nace en el mismo centro de la localidad, y que es protagonista indiscutible de la estructura urbana; todo un paisaje kárstico modelado por el agua.

Pueblo de Orbaneja del Castillo

Sus cristalinas aguas brotan en la base de la Cueva del Agua, caverna que se abre en el cantil rocoso que preside el pueblo, y que lo divide en dos partes: Villa y Puebla, condicionando por completo la vida de sus gentes.

Por esta cueva, que forma parte del interesante complejo kárstico de Orbaneja, tienen su salida natural las aguas subterráneas provenientes de un enorme acuífero situado en el subsuelo del páramo de Bricia. Este pequeño arroyo, que parte de la cueva, en su corto transcurrir crea una maravillosa cascada entre las casas del pueblo, justo después de dar fuerza motriz a un viejo molino. La sucesión de saltos de agua llega hasta la desembocadura en el gran río Ebro, que dio nombre a la península más sureña de Europa.

La Cueva del Agua ha motivado el interés para diversos estudiosos de la geología y ciencia afines. La cascada se mantiene de forma permanente durante todo el año, con las lógicas variaciones de caudal que le regalan las cuantiosas lluvias y el deshielo primaveral. Y es en época lluviosa cuando su elegancia desborda lo imaginable.

CUEVA DEL AGUA

Cuando su atronador desplome es más intenso la contemplación del salto principal es una auténtica gozada, ya que a una caída vertical de unos 15 metros le suceden múltiples pequeños saltos escalonados que desparraman el cauce ampliando la base de la cascada de forma espectacular. Los sucesivos saltos, cada vez más pequeños y más anchos, hacen de esta cascada una espectáculo maravilloso. Totalmente recomendable. Y por cierto, ¿cómo se llama este pequeñísimo río que la forma? (apenas 500 metros de recorrido desde el origen hasta su afluencia en el Ebro). Me temo que nadie ha tenido a bien concederle un nombre reconocible: se le llama arroyo, arroyuelo, riachuelo, proyecto de río… es injusto que tal río ande sin nombre después de la maravilla que ha creado. Otros muchos mayores, jamás alcanzarán su sublime belleza.

En una pequeña taberna del pueblo, una bella poesía, asemeja la cascada a una brillante cabellera de mujer, y es ésta una comparación muy apropiada.  Otra forma de ver el despliegue del agua es imaginar una esbelta “cola de caballo”  como se conocen también este tipo de saltos. Una leyenda muy antigua, dice que estas cascadas son en realidad la cola del caballo blanco de Santiago, animal cuyo cuerpo se encuentra oculto en la montaña de la que surge la cola. Esto vale para muchas otras cascadas (de Tobazo, del Asón,  de las Pisas….) y entronca con el peculiar cariño que nuestros antepasados mostraron por el apóstol hoy coronado como patrón de España.

En sus cercanías se encuentran las cascadas de Tubilla del Agua y la imponente cascada del Tobazo (ésta solo visible en épocas lluviosas y ya dentro del territorio administrativo de Cantabria). También se pueden visitar varias maravillosas ermitas rupestres (imprescindible la de Arroyuelos) y la colegiata de San Martín de Elines, una de las joyas del románico cántabro y español.

ERMITA RUPESTRE DE ARROYUELOS

.


COVARRUBIAS: pueblos medievales de España

28 enero, 2014 at 15:51

COVARRUBIAS

Covarrubias es una villa y municipio español, situado en la Comarca del Arlanza, provincia de Burgos, en la comunidad de Castilla y León.

Los primeros pobladores conocidos de Covarrubias fueron los Turmódigos, tribu ibérica pre-romana extendida por gran parte de la provincia de Burgos, si bien mucho antes -desde el Paleolítico- el hombre ya habitaba los márgenes del río Arlanza.

La huella romana subsiste en el puente que brinca a la villa, en el severo torreón ciclópeo -de base probablemente ibera- y en los descubrimientos del Llano de Redonda. La relativa proximidad de la fabulosa Clunia, tuvo que dejar necesariamente muestras de su influencia ibérica y romana.

 puente arlanza

Cercanas a Covarrubias se encuentran las ermitas visigóticas de Quintanilla de las Viñas y de Barbadillo del Mercado. De ser cierto que la Colegiata covarruniense fue construida sobre otra iglesia visigótica, es de anotar la intensidad de la vida artística y religiosa en la comarca en aquella época.

Tras el paso de los Visigodos, la primitiva villa recibió a los Árabes. Y con los últimos días de éstos, aparece la inmensa figura de Fernán González, Conde Soberano de Castilla.

En el siglo X, Fernán González y su hijo García Fernández convirtieron a Covarrubias en la capital del Infantazgo de Covarrubias y cabeza de uno de los más importantes señoríos monásticos. Por este motivo esta población es conocida como «La cuna de Castilla».

Fue Fernán González quien unificó Castilla, y para muchos su figura sobrepasa en mucho a la del Cid Campeador, si bien con peor cantor. El joven conde gustaba de descansar en esta villa, en el palacio que tenía su madre Munniadonna.

A lo largo de su vida, aumentó considerablemente su relación con Covarrubias. La leyenda hace referencia a un encuentro que -siendo aún joven- tuvo con el anacoreta Pelayo, en la ermita de San Pedro. Dicho eremita le profetizó el futuro que más tarde se cumpliría, como Conde de Castilla. El buen conde levantó la ermita de San Pelayo sobre la cueva donde habitaba tan sabio eremita. Después, magnificó a San Pedro, levantando un monasterio en la vieja ermita. Al morir, fue enterrado allí.

ermita de san pedro en covarrubias

El Pueblo

Covarrubias ha podido conservar un entramado y aspecto medieval que incluye una fortaleza castellana anterior al siglo XI, muros y murallas, calles estrechas, calzadas de roca, torreones, y curiosas casas de varios siglos junto a construcciones que disparan numerosas leyendas.

Entre los elementos característicos del lugar están las casas con entramados de madera, algunas de época medieval; el torreón de Fernán González, la única fortaleza castellana anterior al siglo XI que se conserva, aunque tal vez sobre una base mucho anterior; el ayuntamiento, que se dice palacio de Fernán González, y sobre todo la colegiata de los santos Cosme y Damián.

torreon fernan gonzalez

La colegiata es de gótico tardío, siglo XV, con un claustro posterior. En el recinto hay una treintena de sepulcros, entre ellos los de Fernán González y de doña Sancha, su esposa. En el claustro está el de la princesa Cristina de Noruega, esposa del infante don Felipe, hermano de Alfonso X, del siglo XIII. La historia de esta triste princesa que murió de melancolía en Sevilla, en 1262, es una auténtica novela.

Colegiata_de_Covarrubias

Turísticamente, forma con las vecinas localidades de Lerma y Santo Domingo de Silos el llamado Triángulo del Arlanza.

Covarrubias fue declarado Conjunto Histórico-Artístico Nacional en 1965 y galardonado con premios de Turismo y Embellecimiento; es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura popular castellana. Por ella pasa un camino de Santiago.

.