PERATALLADA: pueblos medievales de España

28 enero, 2015 at 20:30

peratallada

Peratallada es uno de los conjuntos medievales mejor conservados de Cataluña, en la provincia de Gerona, concretamente, en el Bajo Ampurdán.

Pasear por sus estrechas calles es como retroceder en el tiempo o formar parte de una postal donde las murallas, el castillo fortificado, la iglesia románica y el foso son las protagonistas de un bello cuento.

peratallada-calle

En el año 1975, fue declarado Conjunto Histórico-Artístico  por ser uno de los núcleos de arquitectura medieval más importantes y mejor conservados de Cataluña.

El topónimo de Peratallada parece responder a los fosos de la fortificación que rodea el pueblo, de piedra tallada, excavada en la roca natural arenosa.

peratallada-foso-muralla

El núcleo fortificado está encima de un gran basamento de roca natural arenosa, cortada artificialmente para darle verticalidad. El montículo se levanta unos cinco metros sobre el terreno circundante y encima de éste se eleva el gran castillo, con su característica Torre del Homenaje y el palacio. Alrededor de este recinto se resguarda la población, que fue una de las mejor fortificadas de Cataluña, con un sistema defensivo formado por tres líneas de muralla, con altos lienzos y torres, que eran protegidas por profundas valles excavadas a la roca.

peratallada-foso-fortificación

Peratallada fue una tierra que, a menudo, veía cómo llegaba el peligro desde el mar en forma de piratas u otro tipo de invasores. Los primeros documentos que citan la localidad son del siglo X y se refieren a ella en términos de Petra Scissa (piedra cortada) Fue gobernada por señores feudales que dejaron su impronta en forma de apellidos como Cruïlles, cuyo linaje combatió con Pedro III el Grande de Aragón frente al rey Felipe III de Francia.

A pesar del transcurso del tiempo, este pueblo ha sabido mantener su carácter rural, preservando sus orígenes arquitectónicos y urbanos, sin expandirse más allá del perímetro de las murallas y conservando su distribución medieval, desde la plaza mayor, con sus singulares porches, hasta la trama de estrechas callejuelas, donde se puede descubrir un interesante conjunto de arquitectura popular.

peratallada-plaza-mayor

Sobre los muros más antiguos, existen todavía casas características de los siglos XVI y XVII, que suelen tener los bajos recubiertos con arcos de piedra, destinados a almacenes y bodegas, mientras la planta superior se dedica a la vivienda.

Los dos principales monumentos de Peratallada son la iglesia de San Esteban (Sant Esteve), románica, del siglo XII, y el castillo (siglos XII-XIV), de propiedad privada y heredero de otro anterior que ya existía en el siglo XI, que se considera la mansión histórica mejor restaurada del país. Construido sobre terreno de roca dura, tiene dos torres de defensa. A la fortaleza se le añadió el palacio, es por ello que los estilos románico y gótico se entremezclan magníficamente.

peratallada-iglesia-san-esteban

A lo largo del año, en el pueblo de Peratallada se organizan dos muestras gastronómicas: La Cocina de la Huerta y La Cocina del Averío, convertidas ya en referentes de las promociones culinarias que se desarrollan en la comarca.

Peratallada pertenece al término municipal de Forallac (Girona), que abarca otras poblaciones de origen milenario, como Vulpellac, cuyo casco antiguo posee un notable interés arquitectónico, por el conjunto que forman el castillo-palacio y la iglesia parroquial; Sant Climent, con un privilegiado espacio natural; Fonteta, de marcado carácter medieval; Canapost, considerado un paraíso arqueológico; Fitor, cuyo centro neurálgico lo ocupa la iglesia románica de Santa Coloma; y Santa Susanna de Peralta, donde fueron hallados los restos de un horno prerromano. La proximidad de estos enclaves los convierte en puntos idóneos para realizar rutas que permitan al viajero adentrarse en la historia y en la cultura a través de la visita a estas localidades.

Sant_Esteve_de_Canapost

El primer fin de semana de octubre se celebra la Feria Medieval de Peratallada, un evento festivo que permite recordar la fundación de la villa en el siglo X. Es entonces cuando comediantes, cuentacuentos, tamborileros y demás personajes típicos de la época vuelven por unos días al pueblo en unos días de gozo, disfrute y divertimento.

Feria Medieval de Peratallada

.


JAMÓN IBÉRICO: productos auténticos de la tierra

19 diciembre, 2014 at 15:45

JAMON IBERICO

En el proceso de curación de un jamón ibérico se unen tres factores fundamentales: el legado histórico de una tradición artesanal, la climatología idónea proporcionada por las serranías españolas y las innovaciones técnicas. Con ello se consigue que el jamón ibérico desarrolle su especial e inconfundible aroma.

El apreciado cerdo ibérico es una raza milenaria autóctona, exclusiva de la Península Ibérica, a diferencia del cerdo blanco o común, que se cría en diferentes regiones del mundo. En España su zona productiva se sitúa en las provincias de Cáceres y Badajoz (Extremadura), Huelva, Córdoba y Sevilla (Andalucía), Salamanca (Castilla y León) y Ciudad Real y Toledo (Castilla La Mancha). El cerdo ibérico es un animal de piel oscura, pelo escaso y patas finas y largas pero resistentes. Los cerdos se crían en la dehesa que está formada por extensos bosques de encinas y alcornoques que producen bellotas (alimento esencial para la crianza del cerdo ibérico), donde además abundan las hierbas aromáticas como el tomillo y el romero, esta alimentación será la clave del inconfundible sabor y textura de los jamones ibéricos de bellota.

CERDO IBERICO

Elaboración del Jamón Ibérico

SALAZÓN:

En el proceso de salazón, se recubren todas las piezas de jamón con sal para favorecer la deshidratación y conservación de las mismas. Durante este proceso, los jamones permanecen en cámaras, completamente cubiertos de sal, a temperaturas controladas de entre 0º y 5º C y con una humedad relativa en torno al 70%-90%.

Además, en este periodo, la sal contribuye al desarrollo del color y aromas típicos de los productos curados.

El tiempo de salazón variará en función del peso de la pieza y su grado de pureza. De forma orientativa podemos apuntar que un jamón deberá permanecer en estas cámaras, un día por cada kilo que pese. A mitad del periodo de salazón, tiene lugar el volteo de las piezas, para lograr una distribución homogénea de la sal.

SALADO JAMON IBERICO

LAVADO Y ASENTAMIENTO:

Una vez finalizada la salazón, se lavan las piezas en agua templada para eliminar la sal adherida. Al finalizar el lavado se moldean y se perfilan los jamones uno a uno.

Finalmente se cuelgan de una cuerda y se introducen en una cámara para comenzar el equilibrado salino o asentamiento. Las piezas deben ir eliminando la humedad lentamente, hasta conseguir la correcta difusión de la sal entre las distintas masas musculares del jamón.

Este proceso de asentamiento tiene lugar a temperaturas controladas de entre 0º y 6º C y de un 80% a un 90% de humedad relativa. La duración del proceso de equilibrado salino es de unos 35 a 45 días dependiendo del tipo de jamón.

SECADO:

Las piezas pasan a los secaderos naturales provistos de ventanales por donde penetra un haz de luz, nunca intenso, más bien en penumbra, que cuenta con una apertura regulable que permite controlar la ventilación y con ellas las condiciones óptimas de humedad y temperatura. Este periodo de reposo, favorece la salida progresiva de la grasa infiltrada, alcanzando así una distribución uniforme de la misma en el tejido muscular. Su duración oscila entre 6 y 9 meses.

Este proceso se denomina «sudado de las piezas» y en él lo fundamental es que la temperatura de los jamones ascienda de manera progresiva, con lentitud, de forma gradual y controlada, cerrando o abriendo ventanas convenientemente y protegiendo al jamón de cualquier sobresalto térmico.

Con la proximidad de los meses de verano, la exudación de los jamones se vuelve mucho más intensa y el chorreo de grasa es más acusado. Al «sudado» de grasa por el día, le procede una concentración y enfriamiento nocturno de las piezas. Todos los aromas ocultos empiezan a aflorar paulatinamente, los perfumes de sus capas adiposas expanden su delicada fragancia y el jamón ibérico empieza a adquirir su sabor característico y único.

SECADO JAMON IBERICO

MADURACIÓN:

Al salir de los secaderos, las piezas se clasifican por peso, calidad y conformación y pasan a las bodegas naturales para llegar a la última fase de curación: proceso de maduración. En las bodegas, la temperatura oscila entre 15º y 20º C y con humedades relativas en torno al 60-80%.

Durante la maduración, el jamón experimenta una serie de cambios enzimáticos y bioquímicos, que al cabo del tiempo, dan lugar a las excelentes cualidades de aromas, sabor y textura.

Una vez madurada la pieza se realiza una valoración o «cala», que consiste en la introducción de un punzón, generalmente de hueso de vaca, en el codillo. El experto encargado de esta cala deberá poseer una gran capacidad olfativa pues, en su mano, estará el trabajo de cuatro intensos años.

Ver video Jamón Ibérico

.


EN UN LUGAR DE LA MANCHA; tercera etapa de la ruta de Don Quijote

3 julio, 2014 at 18:53

Don_Quijote_de_la_Mancha

En un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme, no hace mucho que vivía un hidalgo al que se llamó Don Quijote… Hace ahora cuatro siglos, Miguel de Cervantes estaba dando al mundo una de las grandes joyas de la literatura mundial. Su protagonista, Don Quijote de la Mancha, sería un prototipo literario íntimamente ligado a la tierra por la que discurren sus desventuras.

En varios artículos te vamos a ofrecer diferentes etapas de la ruta que te permitirá acercarte con profundidad para conocer al héroe literario y su tierra, La Mancha.

La Ruta de Don Quijote ha sido declarada por el Consejo de Europa Itinerario Cultural Europeo, el cuarto de España, tras el Camino de Santiago, el legado de Al-Ándalus y las Rutas de los Sefardíes.

El tercer sector de la ruta nos conducirá hasta los límites de La Mancha, por las soledades de unas sierras que sirvieron al caballero Don Quijote como lugar de retiro y meditación de sus nuevas y temerarias empresas.

Partiendo hacia el sur desde la monumental Villanueva de los Infantes, el camino desciende hasta el solitario castillo de Montizón, en el término de Villamanrique, que ofrece a quien quiera acercarse a sus murallas una bella panorámica del río Guadalén corriendo a sus pies, entre un espeso bosque mediterráneo, donde todavía campean el lince, el águila imperial y la cigüeña negra.

CASTILLO DE MONTIZON

Después el viajero tomará rumbo norte hacia las interminables llanuras manchegas. Más adelante, dos opciones: hacia Santa Cruz de Mudela o Almuradiel. Otros conjuntos históricos de la zona son Moral de Calatrava y Viso del Marqués, donde se encuentra el impresionante palacio del primer Marqués de Santa Cruz, que pese a estar tan alejado del mar, sirve en la actualidad como Archivo Nacional de la Marina Española.

Santa Cruz de Mudela

Tras volver al ramal principal y cruzar el embalse de la Cabezuela, el viajero divisará Valdepeñas entre un mar de viñas. Allí resulta obligatorio visitar tanto la frescura de la iglesia de los Trinitarios como la de sus bodegas.

TIERRAS DE VALDEPEÑAS

Siguiendo siempre hacia el norte, el viajero no podrá evitar darse un buen paseo por la Plaza Mayor de San Carlos del Valle, donde el tiempo parece detenido.

PLAZA MAYOR DE SAN CARLOS DEL VALLE

Siguiendo el cauce del río Azuer, sembrado de molinos de agua, pronto llegaremos a Manzanares, antaño cruce de las cañadas de La Mesta y en la actualidad centro neurálgico de toda la comarca.

MANZANARES POR LOS TEJADOS

Nos dirigimos después hacia el oeste hasta llegar a Almagro, conjunto histórico que cuenta, entre otros muchos puntos de interés, con su Plaza Mayor o el Corral de Comedias.

corral de comedias de Almagro

El itinerario finaliza en el sacro conventocastillo de Calatrava la Nueva, en Aldea del Rey, desde donde el viajero divisará nuevamente las lejanías de Sierra Morena.

CASTILLO-CONVENTO-DE-CALATRAVA-LA-NUEVA

.


CASTILLO DE LA MOTA: ruta de castillos medievales

23 abril, 2014 at 18:21

Castillo_de_La_Mota

El Castillo de la Mota es un castillo que se encuentra ubicado en la villa de Medina del Campo, (Valladolid, España). Situado en una elevación del terreno —mota—, domina la villa y toda su extensa comarca.

De él arrancaba un recinto amurallado, ampliado en tres ocasiones, que abrazaba la población, y del cual subsisten algunos restos. Se edificó con el característico ladrillo rojizo propio de la zona, empleándose la piedra únicamente para pequeños detalles, como troneras, escudos, etc.

Fue declarado Bien de Interés Cultural (B.I.C.) el 8 de noviembre de 1904.

Isabel de Castilla (más conocida por Isabel la Católica) nació en 1451 en Madrigal de las Altas Torres, una pequeña población de la provincia de Ávila a tan sólo 27 kilómetros de Medina del Campo. Su agitada vida familiar y política la llevó con corta edad a asentarse en Medina, la ciudad más importante de esa zona. En 1468, su hermanastro, Enrique IV, la reconoció como princesa de Asturias. A partir de ese momento, se convirtió en la Señora de Medina, uniendo buena parte de su destino al de la ciudad, donde destaca con fuerza propia la silueta del castillo de La Mota.

ISABEL LA CATOLICA

Fue en 1440 cuando la familia Fonseca comenzó a edificar el actual castillo sobre la esquina de un antiguo recinto árabe. La construcción fue dirigida por arquitectos mudéjares, que idearon un novedoso diseño marcado por el foso, la barbacana que rodea el conjunto edificado y la Torre del Homenaje, de 40 metros de altura y cinco pisos.

El castillo consta de dos recintos: El recinto exterior, en el que blasona el escudo de armas de los Reyes Católicos, rodea completamente la fortaleza y es de estilo mudéjar. Al castillo se accede gracias a un imponente puente levadizo (hoy fijo). Este recinto alberga los almacenes, las mazmorras y un gran número de galerías subterráneas y pasadizos fascinantes.

castillo-de-la-mota-VISTA ALTO

Los Reyes Católicos fueron quiénes mandaron construir la barrera defensiva, con la que pasaron a poseer uno de los mejores Parques de Artillería que existían en la Europa de aquellos momentos.

El recinto interior está formado por cuatro torres y un patio cuadrado. Allí se encuentran las habitaciones del castillo, además de las bodegas, las cuadras, etc. Especialmente interesante resulta visitar el famoso Mirador de la Reina. Una cámara del s.XV cubierta por una bóveda policromada espectacular. Y que, como su nombre indica, era la estancia preferida de Isabel la Católica.

MIRADOR DE LA REINA

Pero la construcción del castillo no acaba con la intervención de los Reyes Católicos, sino que desde sus orígenes se convirtió en un monumento vivo que se fue adaptando a las necesidades de cada época, incluso en la actualidad (Castillo artillero, Prisión Real, Archivo, Escuela Superior de Mandos José Antonio Primo de Rivera, Centro de Formación de la Junta de Castilla y León).

Tierra de vinos y mejor “yantar”

MEDINA DEL CAMPO

Medina del Campo se encuentra dentro del territorio englobado en la Denominación de Origen de Rueda. Los blancos, como la cepa verdejo, desde el siglo XI, tienen gran fama entre los enólogos.

Los amantes del enoturismo, podrán disfrutar en las bodegas Emina Medina, pertenecientes al Grupo Matarromera. Allí se puede realizar una cuidada cata de sus productos mientras se visitan las instalaciones, que por cierto son impresionantes.

Y a apenas 20 minutos en coche de Medina, en La Seca, se encuentran las famosas Bodegas Protos. Otra cita indispensable especialmente para parejas y salidas con amigos.

El cochinillo y el lechazo asados están entre los principales platos de la comarca, así como las aves y las piezas escabechadas. Es muy recomendable la repostería: podemos degustar unas cocadas o las torrijas de leche.

COCHINILLO

.


EN UN LUGAR DE LA MANCHA; segunda etapa de la ruta de Don Quijote

15 abril, 2014 at 19:13

don quijote de la mancha - etapa 2

En un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme, no hace mucho que vivía un hidalgo al que se llamó Don Quijote… Hace ahora cuatro siglos, Miguel de Cervantes estaba dando al mundo una de las grandes joyas de la literatura mundial. Su protagonista, Don Quijote de la Mancha, sería un prototipo literario íntimamente ligado a la tierra por la que discurren sus desventuras.

En varios artículos te vamos a ofrecer diferentes etapas de la ruta que te permitirá acercarte con profundidad para conocer al héroe literario y su tierra, La Mancha.

La Ruta de Don Quijote ha sido declarada por el Consejo de Europa Itinerario Cultural Europeo, el cuarto de España, tras el Camino de Santiago, el legado de Al-Ándalus y las Rutas de los Sefardíes.

Estos parajes no sólo nos permiten conocer alguno de los conjuntos monumentales más importantes de La Mancha, sino también acercarnos a una de las mayores extensiones lagunares españolas, paso imprescindible de las aves migratorias en su viaje entre Europa y África.

En San Clemente, este itinerario ofrece al viajero tres ramales, pero es aconsejable comenzar en dirección Las Pedroñeras atravesando unas tierras que presumen con justicia de producir los mejores ajos de España.

ajos las pedroñeras

Siguiendo después hacia el oeste, visitar la laguna de Pedro Muñoz.

Nuevamente en el tramo principal, se encuentra El Provencio, rodeado por las aguas del río Záncara. Desde allí, la Ruta de Don Quijote continúa su camino hacia Villarrobledo, que ha sabido conservar importantes vestigios de su pasado como la Plaza Mayor o las iglesias de San Blas y San Sebastián, junto con numerosas bodegas que son la base de la economía local, donde se sigue almacenando el vino como hace siglos, en gigantescas tinajas centenarias elaboradas con los barros de estas tierras.

Tinajas_de_Villarrobledo

Más al sur, en el entorno de Ossa de Montiel se localizan dos pasajes de especial importancia en las aventuras de Don Quijote: la mágica cueva de Montesinos, donde descendió a través del tiempo y las ruinas del castillo de Rochafrida.

cueva de montesinos

Cerca de aquí, el viajero encontrará en el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera uno de los más hermosos conjuntos lagunares de origen tectónico, protegidos en la actualidad no sólo por su interés paisajístico sino por la importancia de la abundante fauna que cobija, entre la que destacan el pato colorado o el aguilucho lagunero.

Parque Natural de las Lagunas de Ruidera

Retomado el camino, poco después se divisará la silueta de Villanueva de los Infantes, declarado conjunto histórico por ser un importante enclave del Renacimiento y del Barroco. Aquí murió Quevedo, en una celda del Convento de Santo Domingo, ahora convertido en alojamiento turístico. Salpicada de iglesias, conventos y casas palacio, como la casa de D. Diego de Miranda, quien según la tradición fue el famoso Caballero del Verde Gabán, cuyas hazañas, Cervantes, tantas veces puso en boca de Don Quijote.

Villanueva de los infantes

.