CANCHO ROANO: ruta parques arqueológicos de España

5 agosto, 2015 at 18:20

cancho_roano-5

Cancho Roano (a veces escrito como Cancho Ruano) es un yacimiento arqueológico, situado a 10 Km. de Zalamea de la Serena, en la provincia de Badajoz, en la finca denominada «Cancho Roano», junto al río Cigancha (Badajoz).

El yacimiento extremeño de Cancho Roano alberga uno de los más sobresalientes hallazgos de la arqueología española del último cuarto del siglo XX. Desde su descubrimiento en 1978, el palacio-santuario de origen tartésico, ha sido uno de los hitos arqueológicos que más interés y polémica ha suscitado entre los investigadores especializados en la Protohistoria de la península Ibérica y uno de los que más abundante literatura ha generado.

cancho_roano-exterior

En 1986 el yacimiento es declarado Monumento Nacional, por su riqueza arqueológica e histórica.

De sus estudios se extrae que el yacimiento, que data del siglo V a.C., fue descubierto para la ciencia hace ahora 30 años. Su excavación y estudio crítico a lo largo de todo este tiempo han permitido sentar las bases iniciales para el conocimiento de las postrimerías de la Primera Edad del Hierro en el tramo extremeño del Guadiana, y de las transformaciones económicas y sociales que experimentaron las poblaciones de estos territorios en aquella época.

cancho_roano-vista-aerea

En cuanto al por qué de este asentamiento, hace más de 2500 años ya existía una compleja red comercial impulsada por las civilizaciones del Mediterráneo Oriental en su búsqueda de materias primas. Este foco cultural de rasgos orientalizantes extendió su influencia sobre amplias zonas, abarcando, entre otras, gran parte de Extremadura y el Alto Guadalquivir. La reorientación económica surgida de la crisis del mundo tartésico provocó un espectacular desarrollo de las zonas periféricas, siendo uno de sus mejores exponentes el lugar en el cual se ubica Cancho Roano.

El Palacio-Santuario

cancho-roano-Reconstrucción-panorámica

Reconstrucción panorámica de Cancho Roano

El complejo arquitectónico, orientado al sol naciente, fue erigido sobre una cabaña ovalada donde se levanta el primer edificio. Sobre este monumento se construyó un segundo, del que se conoce su planta, en la que se han documentado hasta tres altares de adobe, dos de ellos en forma de piel de vaca. Por último, a mediados del s. V a.C., se decidió clausurar este segundo santuario para edificar el ahora visible. Este es uno de los motivos que convierten a este yacimiento en un descubrimiento excepcional; tres conjuntos arquitectónicos diferentes, construyendo cada uno sobre los restos del anterior.

Se trata de un complejo edificio de planta cuadrada, rodeado por un foso y en el que se pueden apreciar tres etapas constructivas: la primera, del s. VI a.C., con muros de adobe sobre una base de mampostería; una segunda fase se llevó a cabo entre el año 500 y 450 a.C.; y una tercera, entre el 450 y el 375 antes de nuestra era. Es el conjunto tartésico mejor conservado de la Península Ibérica.

cancho_roano-maqueta-3

El conjunto de edificaciones estructuradas en torno al edificio central, se elevan sobre una terraza de piedra, que aparece rodeado por una serie de largas y estrechas naves articuladas en pequeñas habitaciones.

El foso excavado en la roca delimita un espacio de unos 2.000 metros cuadrados.

Se construyó con un sólido basamento de piedras y alzados de adobe, y fue enlucido por el exterior con arcilla roja, como los suelos de las habitaciones, mientras que el interior fue totalmente encalado. Para realzar aún más el cuerpo principal del santuario, se construyó una terraza de piedra de gran tamaño, también encalada, que lo rodea por completo. Al cuerpo principal se accede por un patio cuadrado, con un pozo en el centro, que aún hoy mantiene su nivel de agua.

cancho_roano-8

La entrada al edificio se realiza mediante una escalera de piedra construida en la esquina septentrional del patio, que conduce a una estancia que, a su vez, comunica con un gran ambiente transversal, que cruza todo el edificio y sirve de distribuidor a los espacios del fondo.

Se disponen en tres cuerpos independientes en la zona meridional, almacenes en los que se hallaron ánforas y orzas que contuvieron cereales, aceite, vino, miel y otros productos alimenticios, así como una cantidad de objetos de bronce -´calderos, recipientes rituales, jarros, arreos de caballo, etcétera-; la septentrional consta de una habitación alargada, en cuyo fondo había un telar, a la que se abren tres pequeñas estancias en las que se halló gran parte de los materiales de importación que caracterizan al yacimiento: alabastrones, copas griegas, cuentas de pasta vítrea púnica, escarabeos egipcios, marfiles, sellos de lidita, cuentas de ámbar y cornalina y buena parte de las joyas de oro del santuario. En el eje central del edificio se erigió la habitación principal, verdadero lugar sacro del complejo, en cuyo centro se levantó un gran pilar rectangular que haría las veces de altar. Tal vez lo más sobresaliente de este espacio principal es que el pilar se alza sobre los respectivos altares de los dos edificios anteriores. Por último, el monumento está rematado, a modo de torres, por dos habitaciones: la de la entrada, donde se construyó una escalera para acceder a la terraza y la planta superior hoy perdida, y la suroriental, tal vez lugar de residencia.

cancho_roano-2

Rodea el edificio una serie de estancia perimetrales, seis por cada lado, donde se depositaron ajuares a modo de ofrendas. Todo el complejo monumental está rodeado por un foso excavado en la roca, que en algunos puntos busca los niveles freáticos para mantener siempre una lámina de agua que ensalce la construcción. En la zona oriental, por donde se llega al santuario, se construyó una pequeña muralla con dos torres poligonales en el centro que flanquean la única entrada posible a la construcción.

cancho_roano-restos-6

El edificio fue intencionadamente incendiado, destruido y posteriormente sellado con tierra antes de ser abandonado, echándose en falta tan sólo los elementos sacros, seguramente recuperados para mantener el culto en otro lugar. El continuo cruce del agua de arroyo Cagancha, aún en épocas de fuerte sequía, así como la construcción de pozos en el interior avala el papel primordial que debió jugar el agua tanto para la construcción como para el culto en el lugar.

La Leyenda de la Atlántida

El misterio de la Atlántida sigue sin resolverse. Puede que nos encontramos ante alguna leyenda, fábula o quimera, pero Platón la describe piedra a piedra en uno de sus libros y sigue siendo un lugar que se busca desde hace más de 2.000 años sin que nadie sepa a ciencia cierta dónde estaba ubicada. Han sido muchos los lugares que se le han asignado. Se habla de la Atlántida como la ciudad más avanzada de su tiempo, que fue arrasada por mar tras devastadores tsunamis.

cancho_roano-atlantida

En un documental de ‘National Geographic’ titulado ‘Finding Atlantis’ (‘En busca de la Atlántida’), expertos en arqueología ubican la ciudad perdida en las marismas de Doñana (Huelva). Se basan en los escritos del filósofo griego, quien describe con detalle los templos y la arquitectura, calcula incluso dimensiones y, sobre todo, el lugar en el que se encontraba.

Platón aseguraba que la ciudad se localizaba pasando un lugar al que describía como los ‘Pilares de Hércules’, lo que hoy se conoce como el estrecho de… Gibraltar.

cancho_roano-talla-atlantida-3

Estela hallada en Cancho Roano. En ella se aprecia un guerrero protegiendo los círculos concéntricos que podría recordar a la Atlántida, tal como fue descrita por Platón

Según las explicaciones de este estudio en el documental, Tarsis, ciudad que se menciona en la biblia, la cual se identifica como la capital del reino de los tartesos, podría ser la misma ciudad que describe Platón, ya que coinciden muchas de sus ilustraciones con las que se reflejan en diferentes escritos del Antiguo Testamento. De hecho, a los barcos que cubrían largas distancias, se les denominaba ‘barcos de Tarsis’, aludiendo al lugar más lejano hasta el que se podía navegar o el límite del mundo. Los tartesos extraían hierro, cobre y oro de sus minas, lo que les convirtió en una de las civilizaciones más ricas y adelantadas de la época, tal y como Platón describe a los habitantes de la Atlántida, pero ambas ciudades desaparecieron misteriosamente de las fuentes y escritos.

Así, si la Atlántida y Tarsis son la misma ciudad, hay teorías que coinciden con la función del templo de Cancho Roano. Se han encontrado muchas muestras de la cultura tartesia, o lo que podría ser lo mismo, la cultura de los Atlantis…

.


URDAIBAI: parques y reservas naturales

9 julio, 2015 at 19:09

Urdaibai

Urdaibai es un espacio natural extraordinariamente bello y variado formado en la desembocadura del río Oka, en la comarca vizcaína de Busturialdea, en el País Vasco. También se le conoce como estuario de Mundaka ó ría de Gernika.

Declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 1984, su corazón reside en el río Oka que nace en el monte Oiz y se transforma en ría al llegar a Mundaka creando unas espectaculares marismas llenas de vida. Te recomendamos verlas en diferentes momentos del día para poder apreciar tanto la bajamar como la pleamar.

Urdaibai-vista-aerea

Udaibai es uno de los humedales mejor conservados del sur de Europa que se ha incluido en la relación de espacios de Convenio Ramsar, y en la Red Natura 2000 de la Unión Europea como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

Urdaibai-bird-center

Tiene una superficie de 23.000ha abarcando ambas orillas de la marisma y a 22 municipios. La mayor parte de la población de la comarca del Urdaibai se concentra en Gernika y Bermeo.

La integran varios valles escuetos, volcados al mar a través de un estuario (es la desembocadura en el mar de un río amplio y profundo, e intercambia con este agua salada y agua dulce, debido a las mareas). En ellos perdura una completa representación de los ambientes típicos de la Cornisa Cantábrica. Desde los acantilados y playas de la costa a los bosques y ríos del interior, pasando por las marismas y vegas fluviales, en ella concurre probablemente la mayor diversidad paisajística y ecológica de la Comunidad Autónoma de Euskadi, albergando especies de indudable valor naturalístico.

Urdaibai-bird-center-2

El águila pescadora, la espátula, el avetoro… son aves muy difíciles de avistar en toda la Península Ibérica que podrás ver allí, este entorno es una fiesta para las aves. No olvides visitar el moderno Urdaibai Bird Center, allí recibirás toda la información que necesitas para no perder detalle.

Pero además de singulares marismas, Urdaibai te ofrece algunas de las playas más bellas y apreciadas de Euskadi, la de Laida, que varía constantemente de forma y tamaño o la espectacular playa de Laga, situada bajo el imponente Peñón de Ogoño, que muchos definen como “lo más parecido al paraíso”.

Playa-de-Laida-urdaibai

No pierdas la ocasión de asomarte a algunos de los miradores naturales que te ofrece Urdaibai, el mismo Peñón de Ogoño o las ermitas de San Pedro de Atxarre en Ibarrangelu y San Miguel de Ereñozar en Ereño te ofrecen unas inolvidables vistas panorámicas de toda esta belleza.

Urdaibai posee numerosos yacimientos arqueológicos y vestigios históricos, muchos de ellos de gran valor a la hora de entender los primeros estadios de la presencia humana en la Región y desentrañar su capacidad de transformación del paisaje: las Cuevas de Santimamiñe, que albergan pinturas rupestres de incalculable valor y el Bosque de OMA, mágico lugar que reinventa la relación entre naturaleza y arte. Obtener más información para visitas.

bosque-de-oma-urdaibai-3

Tampoco te pierdas Gernika, cuna de la identidad vasca, ni Bermeo, precioso pueblo pesquero.

El turismo ornitológico, senderismo, piragüismo y Kayak son algunas de las actividades de turismo activo más populares en la reserva del Urdaibai. En las inmediaciones de las playas de Laga y Laida, ambas de expectacular belleza, se pueden alquilar piragüas y canoas. Obtener más información.

El pueblo de Guernica

Guernica (Gernika y Lumo en Vasco), es un pequeño pueblo situado en el corazón del País Vasco y un símbolo de la resistencia y de la independencia para los vascos.

Las leyes vascas fueron escritas a la sombra del famoso árbol de Guernica, donde bajo su sombra los políticos locales llevan a cabo sus asambleas.

Guernica se convirtió en un símbolo para los activistas de la paz durante el bombardeo de los alemanes durante la II Guerra Mundial, que tuvo lugar tras la Guerra Civil Española. Los vascos presentaron una fuerte resistencia hacia las tropas de Franco durante la guerra y en el mes de Abril de 1937 Franco autorizó a que las tropas de Hitler bombardearan a la población civil vasca. Los ejércitos alemanes y los italianos escogieron Guernica, para llevar a cabo su experimento de bombardear agresivamente esta ciudad. Lo escogieron en parte, para mandar un mensaje a los que se oponían a Franco y en parte, porque fue una ciudad que no sufrió ningún daño durante la Guerra Civil Española; así verían mejor los resultados del bombardeo.

guernica-bombardeado

El ataque provocó la indignación del mundo entero e inspiró a Pablo Picasso a pintar uno de los más famosos cuadros de la historia, El Guernica. Incluso en la actualidad Guernica sigue siendo un símbolo para la paz y contra la destrucción causada por la guerra.

cuadro-del-guernica

.


TABLAS DE DAIMIEL: parques y reservas naturales

3 septiembre, 2014 at 19:42

Las Tablas de Daimiel

Las Tablas de Daimiel son un humedal prácticamente único en Europa y último representante del ecosistema denominado tablas fluviales, antaño característico de la llanura central de nuestra Península. Su ubicación se encuentra en los términos de Daimiel y Villarrubia de los Ojos, en la provincia de Ciudad Real, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha

Es un ecosistema complejo que mezcla las características de una llanura de inundación, producida por los desbordamientos de los ríos Guadiana y Gigüela en su confluencia, con la de un área de descarga de aguas subterráneas procedentes de un acuífero de gran tamaño.

Estos desbordamientos, favorecidos por la escasez de pendiente en el terreno, llevan emparejados el desarrollo de una potente y característica cubierta vegetal que constituye un excepcional hábitat para toda la fauna ligada al medio acuático.

Un sinfín de aves ocupan intensivamente el parque, aprovechando las ovas, praderas sumergidas de algas que las alimentan. Garzas, somormujos, patos colorados, porrones europeos, y muchas otras, que convierte a Las Tablas de Daimiel en un observatorio de importancia internacional.

AVES TABLAS DE DAIMIEL

Su paisaje también es único, con los tarays como únicos árboles presentes. También es muy interesante conocer su pasado: habitado ya en la Edad del Bronce, el Parque llegó a tener 14 molinos de agua, y fue lugar de pesca y caza intensiva. Todo ello podremos conocerlo en el Centro de Visitantes Molino de Molemocho.

tarays tablas de daimiel

Con la declaración del Parque Nacional se dio un gran paso en la conservación de uno de los ecosistemas más valiosos de la Mancha, asegurando así, la supervivencia de la avifauna que utiliza estas zonas como área de invernada, mancada y nidificación, creando una Zona Integral de aves acuáticas.

El humedal fue declarado Parque Nacional en el año 1973, Reserva de la Biosfera en el 1981 e incluido dentro del Convenio Ramsar en el año 1982.

Los más antiguos pobladores de los que se tiene testimonio arqueológico vivieron en Las Tablas hace 3.500 años aproximadamente. Se trata del Bronce de La Mancha, cultura basada en la agricultura y la ganadería, cuyos asentamientos formaban estructuras circulares y que debido al discurrir del tiempo han sido cubiertos por la vegetación formando montículos bien visibles en el entorno. Es el caso de la «Motilla de Las Cañas» que se encuentra dentro del Parque Nacional y, (actualmente, rodeada de agua), o de otras que se encuentran también en el Guadiana pero ya fuera de los límites del Parque como puedan ser la «Motilla de La Máquina» o la de «Zuacorta». Podemos encontrarnos también en el cauce del Río Azuer, la «Motilla del Azuer», la cual esta siendo explorada y estudiada en la actualidad.

MOTILLA DEL PARQUE DE TABLAS DE DAIMIEL

La «Motilla de Las Cañas» sería nuevamente habitada por los íberos; posteriormente, se sabe también del paso de la civilización romana como atestiguan los restos que se encuentran en el Parque de ésta cultura; y de los visigodos de los que también tenemos huellas de su civilización en restos arqueológicos que se han encontrado en los alrededores.

Cuando hablamos de Las Tablas no podemos dejar de hablar de la «Dehesa de Zacatena», ya que la historia de ésta es también la del Parque. Aunque hoy se reduzca a las encinas que desde la isla del Pan vemos al fondo si miramos hacia la sierra, la superficie de la dehesa tenía una amplitud mayor incluso que la que hoy tiene el Parque y constituía una única entidad que será administrada por musulmanes primero y cristianos después, ambos desde la fortaleza de Calatrava la Vieja. Ésta ciudad, muy próxima a Las Tablas, tendrá un gran influjo sobre toda la zona durante la Edad Media y será objetivo cristiano en su afán de dominar la línea defensiva del Guadiana.

Dehesa de Zacatena

La visita al Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel se puede realizar de varias maneras: libremente o utilizando guías. Para conocer mejor ambas opciones y ver otro tipo de actividades que se pueden realizar en el parque puedes acceder a la web oficial de La Tablas de Daimiel.

Pueblo de Daimiel

PUEBLO DE DAIMIEL

Daimiel es una ciudad que remonta sus orígenes a la Edad del Bronce, como así lo atestigua el yacimiento arqueológico de la Motilla del Azuer (2200-1500 a. de C.), sin lugar a dudas el más emblemático y representativo de La Mancha donde se ha descubierto el pozo más antiguo de la Península Ibérica.

MOTILLA DEL AZUER

El verdadero desarrollo socio-económico se inicia en el siglo XV, fruto de este impulso es la construcción de la iglesia de Santa María la Mayor, de estilo gótico.

En la actualidad al pasear por las calles de Daimiel podemos admirar distintos ejemplos de arquitectura que se remonta a varios siglos atrás y que reflejan diferentes estilos arquitectónicos. Mención especial merece la figura y la obra del arquitecto daimieleño Miguel Fisac, contando en Daimiel con algunas de sus obras más representativas.

.


LAS MEDULAS: parques y reservas naturales

18 mayo, 2014 at 18:53

PARQUE NATURAL LAS MEDULAS

Las Medulas es un entorno paisajístico español formado por una antigua explotación minera de oro romana situado en las inmediaciones de la localidad homónima, en la comarca de El Bierzo, provincia de León, comunidad autónoma de Castilla y León.

Fantástico paisaje resultado de las explotaciones auríferas romanas. Es, sin duda, la mina de oro más grande excavada por los romanos en todo su imperio. Los 300 millones de metros cúbicos de tierra extraídos para el lavado del mineral han configurado con el paso del tiempo y la erosión uno de los parajes histórico-arqueológicos con más valor y belleza de España.

El profundo relieve de las Médulas tiene su origen en el sistema empleado para la explotación del oro: el ruina montium. El procedimiento debía de ser muy rentable, pues se calcula que los romanos extrajeron de Las Médulas 800.000 kilos de oro.

RUINA MONTIUM

En realidad, esta zona ya había sido explotada por los astures antes de la llegada de los romanos, pero fue en la época romana cuando alcanzó su mayor esplendor; la explotación se abandonó en el siglo III.

De fisonomía espectacular y ardiente, esta antigua explotación romana de extracción de oro fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1997 por la UNESCO. Era el primer paraje cultural español que recibía este importante reconocimiento internacional. Varias son las razones que han llevado a considerarla patrimonio de la humanidad: fue la mayor mina a cielo abierto de todo el Imperio Romano y la mejor muestra de los grandes cambios que la explotación de oro ocasionaron en las gentes que habitaban el noroeste peninsular, condicionando desde entonces su uso posterior.

Los grandes movimientos de tierra conformaron llanuras artificiales que han servido desde entonces como vías de acceso, el Lago Carucedo se formó por el taponamiento de un valle con los residuos de la mina y hoy día es un humedal protegido, los canales se convirtieron en caminos, la modificación de la orografía del terreno dio lugar a cambios en su aprovechamiento y los cultivos introducidos por los romanos han llegado hasta nuestros días llegando a ser, en el caso del castaño, una seña de identidad de la zona.

Lago-Carucedo

Su característica geológica más destacada es la presencia de afloramientos de depósitos terciarios de intenso color rojizo acarcavados por la erosión natural y antrópica que ha dado lugar a un paisaje singular de enorme interés cultural y visual.

PARQUE NATURAL LAS MEDULAS_2

Otro aspecto que añade valor es la cubierta vegetal constituida por castaños que introduce cambios de textura y color con el terreno y es responsable también de la variación estacional del colorido del espacio.

El paisaje natural es dominado por el bosque mediterráneo en el que abundan las encinas, madroños, alcornoques, rebollos y junto a ellos se intercalan los cultivos de huertas, viñas, sotos de castaños y nogales.

Dada la zona en la que se encuentra, tiene una gran influencia atlántica, por lo que es fácil encontrar alguna especie ligada a este clima, como es el caso del abedul. Los hábitats de éste entorno, son muy variados desde bosques de ribera, hasta encinares y rebollares. También encontramos matorral de aulagas, escobas, jaras, retamas, brezos, carqueixa… que ocupan la gran parte de la superficie.

La fauna que habita en los bosques del espacio natural es muy variada, encontrándose mamíferos como el jabalí, el zorro, la garduña, la marta, la gineta, el gato montés, el corzo, el conejo, la liebre, el tejón y el lirón careto entre otros. Ligados a zonas húmedas y más difíciles de ver podemos encontrar nutria y desmán ibérico.

Este espacio natural cuenta además con un amplio patrimonio arqueológico. Existen restos de asentamientos anteriores a la llegada romana y otros que coexistieron con esta, dónde los pobladores colaboraban en el mantenimiento de los canales, en el trabajo en la mina o en la producción de herramientas para esta. A estos asentamientos se les denomina comúnmente, castros. En San Juan de Paluezas, Borrenes, Yeres, y Orellán podemos encontrarlos.

castros

Dentro del patrimonio etnográfico, es recomendable la visita de algunas localidades como Voces, dónde se puede apreciar la arquitectura tradicional basada en la construcción con pizarra, cuarcita, barro y madera. Las casas solían ser de planta rectangular y de dos pisos, el inferior destinado a cuadras y el superior a vivienda, dónde se accedía por una escalera exterior. La casa típica posee también un corredor voladizo cerrado por una armadura de madera y pizarra. Representativos de la zona son también lavaderos, fuentes, hornos comunales, palomares de planta circular…

Una de las mejores panorámicas de la mina de oro de Las Médulas se observa desde el mirador de Orellán. Sin embargo, para comprender el verdadero sentido y repercusión histórica y social de Las médulas conviene realizar tres interesantes itinerarios: Las Médulas antes de los Romanos, la mina romana de Las Médulas y los poblados de época romana.

mirador de orellan

Dentro de las tradiciones que aún se conservan en este lugar, cabe destacar el “Magosto”, donde se asan y comen castañas, se prueba el vino nuevo y se comparten canciones y relatos. Si venís por aquí en otoño o invierno igual tenéis la suerte de que se celebre en algún municipio.

magosto

.


EN UN LUGAR DE LA MANCHA: novena etapa de la ruta de Don Quijote

28 septiembre, 2015 at 18:53

museo-casa-de-cervantes-9

En un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme, no hace mucho que vivía un hidalgo al que se llamó Don Quijote… Hace ahora cuatro siglos, Miguel de Cervantes estaba dando al mundo una de las grandes joyas de la literatura mundial. Su protagonista, Don Quijote de la Mancha, sería un prototipo literario íntimamente ligado a la tierra por la que discurren sus desventuras.

En varios artículos te vamos a ofrecer diferentes etapas de la ruta que te permitirá acercarte con profundidad para conocer al héroe literario y su tierra, La Mancha.

La Ruta de Don Quijote ha sido declarada por el Consejo de Europa Itinerario Cultural Europeo, el cuarto de España, tras el Camino de Santiago, el legado de Al-Ándalus y las Rutas de los Sefardíes.

Al norte de Toledo, la comarca de La Sagra espera al viajero para permitirle conocer, además de la casa donde vivió Cervantes en Esquivias, el arte de El Greco en Illescas y el Parque Arqueológico de Carranque.

esquivias-casa-de-cervantes-2

Foto de Luis Fernández

Este corto trayecto comienza en Esquivias, población donde nació la esposa de Cervantes, Dª Catalina de Palacios, y también fue el lugar donde se casaron en 1584 y residieron durante un tiempo en la denominada “Casa de Cervantes”, típica construcción labriega del siglo XVI, que conserva su estructura original de dos plantas y corral, actualmente convertida en Museo. Como si el tiempo se hubiera detenido en estos parajes tan ajenos al bullicio, las perdices rojas, los conejos y liebres, todavía se paran curiosos para ver pasar al caminante.

museo-casa-de-cervantes-6

Muy pronto la ruta llega a Illescas que siempre sabrá acoger como merece al viajero cansado, pues no en vano ya en el siglo XII fue residencia real.

illescas

De entre todas sus construcciones merecen destacarse la Puerta de Ugena, el campanario de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, conocido como la “Giralda de la Sagra” y el hospital-santuario de la Caridad, donde se conserva un retablo y otros cuadros de El Greco.

hospital-santuario-de-la-Caridad-greco_illescas

Tras ofrecer un pequeño desvío a Ugena, se continúa en dirección Oeste hasta llegar a Carranque, en cuyo término municipal se encuentra la villa romana de Materno, famosa por sus mosaicos, que fue descubierta en 1983, y actualmente se encuentra englobada junto con otros restos, en su Parque Arqueológico.

parque-arqueologico-carranque

.