RUINAS DE BAELO CLAUDIA: restos romanos en España

22 junio, 2015 at 19:51

Ruinas-de-baelo-claudia

La antigua ciudad romana de Baelo Claudia está situada en la ensenada de Bolonia, en la pedanía tarifeña de Bolonia, a unos 22 km al noroeste de la ciudad de Tarifa, en la provincia de Cádiz, dentro del actual Parque Natural del Estrecho.

Baelo Claudia es un lugar singular por la belleza natural del entorno y por la abundancia de elementos urbanísticos romanos que es difícil encontrar juntos en otros yacimientos.

parque-natural-del-estrecho

El Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia fue declarado Monumento Histórico Nacional. Esta ciudad-factoría romana sorprende por su estado de conservación.

La ciudad romana de Baelo Claudia nace en el s. II a.C. en una zona altamente  estratégica como lo es el Estrecho de Gibraltar. Su origen y posterior desarrollo están muy ligados al desarrollo de las industrias conserveras y salazoneras (origen de la salsa garum exportada al imperio) y al comercio con el norte de África, siendo puerto de unión con la actual Tánger (antes llamada Tingis). En la época se convierte en un centro económico importante dentro del área del Mediterráneo.

Ruinas-de-baelo-claudia-industria-salazon

En el siglo III d.C. hubo un terremoto dónde pervivió un pequeño núcleo de población hasta los inicios del siglo VII d.C. cuando se abandona definitivamente. Desde esa fecha, Baelo Claudia queda como un despoblado.

Cuando, en 1917, comenzaron a realizarse las primeras excavaciones en la zona de Bolonia, los investigadores encontraron los restos de una ciudad próspera, construida según los cánones clásicos de Roma, conforme a un proyecto urbanístico perfectamente planificado y racional.

Ruinas-de-baelo-claudia-maqueta-conjunto

Con el Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia, la provincia de Cádiz conserva una de las mejores muestras del urbanismo romano que se conocen. Algunos edificios son de la época de Augusto, si bien la mayor parte fue construida bajo el mandato de Claudio. Parece ser que el centro monumental, donde se sitúa el foro y todos los edificios necesarios para la organización administrativa, fue construido de una sola vez, siguiendo un eje perpendicular a la orilla del mar.

Se localizan todos los elementos representativos que constituyen la esencia de una ciudad romana, es decir: el foro, los templos, la basílica, los edificios de carácter administrativo como la curia o el archivo, el mercado, el teatro, las termas, el barrio industrial, acueductos, la muralla completa, etc.

Ruinas-de-baelo-claudia-6

Mención especial merece el Teatro, con aforo de hasta 2000 personas, donde todos los actores eran hombres, incluso en los papeles de mujeres, que para interpretar se colocaban máscaras.

Ruinas-de-baelo-claudia-teatro

De reciente construcción es el Centro de Interpretación, instalación museográfica que además de ser un lugar de recepción y centro administrativo, es un espacio expositivo y museístico, capaz de acoger actividades múltiples enfocadas al desarrollo de las facetas que integran la tutela de los bienes arqueológicos.

Ruinas-de-baelo-claudia-centro-interpretacion-2

Tanto el conjunto arqueológico como el centro de interpretación pueden visitarse: ver visitas y horarios.

Playa de Bolonia

Bolonia, en Tarifa (Cádiz), es una de las últimas playas vírgenes del sur de España y se encuentra en un paraje de gran belleza natural y de interés histórico. La escasa ocupación humana del área circundante ha propiciado su conservación, a diferencia de otras cercanas.

playa-de-bolonia-2

La playa de Bolonia ha sido elegida la décima mejor playa de Europa y la segunda de España, según los premios ‘Travellers Choice Playas 2015’ que organiza la web de viajes ‘Tripadvisor’.

Es una playa salvaje de arena blanca y está considerada como el paraíso del Wind-Surf por el fuerte viento que reina.

En el sector oeste de la playa se encuentra la duna de Bolonia, monumento natural declarado en 2001 y de gran importancia ecológica.

playa-de-bolonia-duna-3


MIRADOR DE SAN ANTONIO: miradores con las vistas más espectaculares de España

16 junio, 2015 at 21:05
MIRADOR-DE-SAN-ANTONIO

Fotografia de J-Machado

El Mirador de San Antonio, sobre el monte Hacho, es un punto casi mágico en el que se unen las aguas del Mediterráneo y las del Océano Atlántico. Dominando el Estrecho de Gibraltar, este es una de los espacios más frecuentados de la ciudad de Ceuta.

Este balcón, de vistas impresionantes, se encuentra en la ermita de San Antonio (s. XVI), ermita muy antigua, pequeña y muy íntima situada en la cara norte del Monte Hacho. En dicha ermita, el 13 de Junio, se celebra la festividad de San Antonio de Padua, de gran arraigo popular.

ermita-san-antonio-ceuta

Se trata del punto perfecto para divisar no solo el Estrecho de Gibraltar y la ciudad de Ceuta, sino también el faro de Trafalgar de Tarifa. Antiguamente, este mirador,  era una batería militar.

El mirador de San Antonio es especialmente frecuentado durante la puesta de sol.

MIRADOR-DE-SAN-ANTONIO_atardecer

Ciudad de Ceuta

Este lugar mágico es una de las puertas de Europa a África, donde se configura una ciudad única.

Ceuta

Debido a la posición estratégica de Ceuta, como puerta del Mediterráneo, esta ha absorbido la herencia cultural de todos los pueblos que se han establecido o que han pasado por esta tierra a lo largo de la historia.

Os proponemos descubrir Ceuta a través de un paseo en barco. El trayecto va desde el Muelle España, hasta algunos de los lugares más emblemáticos de la ciudad, como el Foso Real, desde donde se protegía la ciudad de los ataques que podía sufrir por tierra; el Castillo del Sarchal, o la cala del Desnarigado, caracterizada por sus aguas tranquilas y cristalinas; no sin antes rodear todo el Monte Hacho.

Foso-Real-ceuta

Aunque se realizan diversas salidas a lo largo del día, si tomáis el barco de las 12:30, y como tiene una duración de unos 45 minutos; a la hora de comer ya volveréis a estar en tierra firme.

Al terminar podréis pasear hasta el cercano poblado marinero, daros un baño en algunos de los lagos de agua salada del Parque Marítimo del Mediterráneo, o simplemente disfrutar de las playas cálidas del mar Mediterráneo.

A su vez, podréis descubrir África realizando una excursión de un día a dos ciudades de Marruecos: Tánger y Tetuán.

Tánger

Algunos de los museos más importantes de la ciudad, cuya visita es gratuita, son: el Museo Militar del Desnarigado, desde donde se pueden contemplar una torre de la época portuguesa en el siglo XV; el Museo de la Basílica Tardorromana, el cual recoge en sus salas relevantes hallazgos arqueológicos originarios del siglo IV; y las Murallas Reales, formadas por el Foso Real y el Museo de las Murallas Reales, entre otros.

Museo_militar_del_Desnarigado


Cuevas con encanto: CUEVAS DEL DRACH

4 mayo, 2015 at 21:20
cuevas-del-drach

Fotografia de Matthew R

Las cuevas del Drach son cuatro grandes cuevas que se encuentran en la isla de Mallorca (Islas Baleares). Se hallan en el municipio de Manacor, cerca de la localidad de Porto Cristo.

Estas cuevas constituyen uno de los principales atractivos turísticos, y son, sin duda alguna, unas de las más destacables de la isla , ya que presentan un desarrollo horizontal cercano a los 1.200 metros de longitud y una profundidad, en su cota máxima de 25 m. bajo la superficie.

La cuatro cuevas, denominadas Cueva Negra (Cova Negra), Cueva Blanca (Cova Blanca), Cueva de Luis Salvador (Cova de Lluis Salvador) y Cueva de los franceses (Cova dels francesos), se encuentran conectadas entre sí. Las cuevas se han formado por acción de la entrada del agua del mar Mediterráneo, y algunos estudiosos consideran su formación podría remontarse al Mioceno.

cuevas-del-drach-plano

Las Cuevas del Drach ya eran conocidas durante la Edad Media, y fueron exploradas en el año 1880 por M.F. Will y en 1896 por E.A. Martel, que descubrió la cueva donde se halla el lago que lleva su nombre.

Entre 1922 y 1935 se acondicionó la cueva para poder ser visitada, abriendo un nuevo acceso de entrada, trazando caminos, escaleras…, y sobre todo, con la realización de iluminación eléctrica diseñada por el ingeniero Sr. Buigas.

La visita dura alrededor de una hora, y el recorrido es de unos 1.200 metros, e incluye un concierto de música clásica y un paseo en barca a través del lago Martel. La temperatura interior es de unos 21ºC, y la humedad del 80%.

cuevas-del-drach-barca-efectos-luminosos

El concierto tiene una duración de 10 minutos, y es música en directo, interpretada por un cuarteto de músicos. Después del mismo se puede contemplar una exhibición de efectos luminosos que recuerda la salida del sol dentro del lago y a continuación se puede cruzar el lago en barca o a través del puente.

La cueva

Los terrenos donde se hallan las cuevas corresponden al período Miocénico, y las filtraciones de agua han moldeado las formaciones que hay en su interior, compuestas de carbonato cálcico junto con los minerales arrastrados desde la superficie, por lo que se pueden apreciar distintas tonalidades en las mismas.

cuevas-del-drach-interior

Las formaciones que cuelgan del techo son las estalactitas, y las que nacen en el suelo son las estalagmitas. También se pueden apreciar columnas, lienzos y estalactitas arborescentes.

Las cuevas esconden en su interior un gran lago subterráneo, el Lago Martel, considerado uno de los mayores lagos subterráneos del mundo (unos 170 metros de longitud, y su profundidad varía entre los 4 y 12 metros), donde se ofrecen diariamente conciertos de música clásica con piezas de Caballero, Chopin… una experiencia inolvidable para terminar la visita a las cuevas.

Te recomendamos ver con anterioridad los horarios y tarifas para la entrada a las cuevas, que además, si quieres, las puedes comprar online y evitar colas.

Pueblo de Porto Cristo

Porto Cristo es una localidad situada en el levante de Mallorca (Islas Baleares). Es uno de los puntos clave de las rutas turísticas de la isla ya que une a la seguridad y belleza de su playa…

Porto-cristo

Las Cuevas de Drach se encuentran a las afueras de Porto Cristo, uno de los puntos clave de las rutas turísticas de la isla, puerto natural y pesquero, con una bella aunque reducida playa, de arena fina y aguas poco profundas. Antiguo pueblo de pescadores donde se pueden encontrar numerosos hoteles, bares, restaurantes y una amplia área comercial.

Además, Porto Cristo es un puerto natural, pesquero y deportivo que, a pesar de la modernización, no ha perdido el encanto en sus callejuelas.

Cuidado con no confundir las cuevas del Drach con las de Hams, que están a la entrada de Porto Cristo yendo desde Manacor y aunque no están mal del todo, a la gente le suele gustar mucho más las del Drach…

Recomendamos la visita a Cala Varques y Petita, calas vírgenes del término de Manacor.

cala-petita

Otra visita interesante es la Torre del Serral dels Falcons, torre de comunicación y defensa construida en 1577, y que forma parte de la red de torres costeras de defensa Está muy cerca de las cuevas, al borde del mar en un pequeño acantilado y con unas vistas estupendas y reportaje fotográfico asegurado.

Torre-del-Serral-dels-Falcons

En Porto Cristo también podrás ir de compras y hacer tus regalos; una ocasión excepcional para visitar la tienda de joyas de Majorica; fábrica y marca originaria de Mallorca que crea las mejores perlas orgánicas realizadas por el hombre desde el año 1890.

perlas-majorica-4


LA BAHÍA DE LA CONCHA: atardeceres de ensueño

29 abril, 2015 at 21:05

bahia-de-la-concha

Si vas a San Sebastián (en euskera, Donostia) tienes que dar un paseo por La Concha, pero mejor si puedes hazlo al atardecer, cuando una luz rojiza y anaranjada lo inunda todo.

La Playa de La Concha es una playa situada en la Bahía de La Concha en pleno centro de la ciudad de San Sebastián, capital de la provincia de Guipúzcoa (País Vasco). Se ubica a continuación de la Playa de Ondarreta y la reconocerás por su arena blanca y fina. Es una de las playas urbanas más famosas de todo el país.

Es una de las señas de identidad de San Sebastián, y ofrece al visitante la oportunidad de disfrutar de magníficas vistas, como la que nos ofrece su hermosa bahía en forma de concha, con la isla de Santa Clara en el centro, flanqueada por los montes Urgull e Igeldo.

bahia-de-la-concha-noche

Un elemento característico de la Playa de la Concha es la llamativa barandilla de la Concha, uno de los símbolos indiscutibles de San Sebastián por sus formas ornamentales.

bahia-san-sebastian-barandilla

Continuando el paseo, te toparás con el edificio del Ayuntamiento. Muy próximo al Real Club Náutico y los jardines de Alderdi-eder, sus dependencias están en el antiguo Casino de San Sebastián. En el jardín de Alderdi-Eder, un carrusel de aire antiguo nos trasladará a viejos tiempos.

ayuntamiento-san-sebastian

El recorrido por el paseo de la Concha finaliza en el Monte Urgull, que, junto al Monte Igeldo y Monte Ulía, se alzan en afán protector sobre la ciudad.

El Monte Urgull, erigido sobre la Parte Vieja, guarda un secreto en su interior. Se trata del Castillo de la Mota, que data del siglo XII y que fue imprescindible para la defensa de la villa. La fortaleza es uno de los mejores testigos de las batallas que han ido asediando la ciudad a lo largo de los siglos y ha sido reconstruida en numerosas ocasiones.

monte-urgull-castillo-la-mota

Entre las playas de Ondarreta y la Concha, en un alto, se encuentra el Palacio de Miramar, un palacio de estilo inglés que data de finales del siglo XIX y desde el que se aprecian unas vistas inmejorables de la Bahía de la Concha. Su situación privilegiada logra un increíble contraste entre el verde de los jardines y el azul del mar. No son pocos los que hacen aquí un alto en el camino y se sientan a contemplar el paisaje.

bahia-de-la-concha-palacio-miramar

La Isla Santa Clara es otro de los emblemas de la Bahía de la Concha que, como su nombre indica, es una isla en medio de la bahía, una suerte que no muchas ciudades tienen. Durante los meses de verano hay un servicio de lanchas que posibilitan su acceso para visitar su pequeña y coqueta playa.

La Parte Vieja de San Sebastián

La Parte Vieja, como su propio nombre indica, es el germen de la ciudad actual, y está delimitada por tres elementos naturales: el monte Urgull, el río Urumea y la Bahía de la Concha.

parte-vieja-san-sebastian

El lugar más visitado de San Sebastián es, sin duda, la Parte Vieja. Sus calles, llenas de tiendas, restaurantes, bares de pintxos y sociedades gastronómicas, suelen estar totalmente animadas en cualquier época del año.

pintxos-parte-vieja-san-sebastian

Hasta 1863 estaba delimitada también por la muralla de la ciudad; año en el que se decidió derribarla para acometer el nuevo ensanche de la ciudad. Anteriormente, casi todas las casas de intramuros fueron saqueados y destruidos por las tropas anglo – portuguesas el 31 de agosto de 1813, durante la guerra de la Independencia contra las tropas de Napoleón.

El corazón de la Parte Vieja lo ocupa la plaza de la Constitución. En la misma tienen lugar la mayoría de los acontecimientos festivos de la ciudad. Sus coloridas fachadas, con números pintados en cada balcón, nos recuerdan que antiguamente fue una plaza de toros.

plaza-constitucion-parte-vieja-san-sebastian

Dentro de este recinto están dos de los templos religiosos más importantes de la ciudad: la Basílica de Santa María del Coro (s. XVIII) y la Iglesia San Vicente (s. XVI).

iglesia-santa-maria-parte-vieja-san-sebastian

Cabe visitar, también, el Museo San Telmo, situado en un antiguo convento dominico del siglo XVI, que pasó a ser cuartel militar y hoy es el flamante Museo de Sociedad Vasca, reformado por el arquitecto Miguel Ubarrechena.

museo-san-telmo

Otra parte fundamental de la parte vieja es el puerto de San Sebastián, en el extremo oriental de la bahía de La Concha, al pie de la estatua del Sagrado Corazón que corona el monte Urgull.

puerto-de-san-sebastian


TORRE HÉRCULES: restos romanos en España

4 marzo, 2015 at 21:19

Torre-de-Hercules

La Torre de Hércules es una torre y faro situado sobre una colina en la península de la ciudad de La Coruña (Galicia); es el único faro romano que desde sus orígenes hasta la actualidad ha cumplido con su función primigenia: la de servir de señal marítima e instrumento de navegación para las embarcaciones que en su singladura atraviesan el corredor atlántico.

Data del siglo I d.C. y tiene el privilegio de ser el único faro romano y el más antiguo en funcionamiento del mundo. El 27 de junio de 2009 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Torre-de-Hercules-2

Su altura total es de 57 metros, siendo el tercer faro en altura de España, por detrás del Faro de Maspalomas (60m), y del Faro de Chipiona (62m).

El Farum Brigantium, como se le denominó en época romana, fue construido por el Imperio Romano a finales del siglo I o a principios del siglo siguiente. Situado en la entrada del porto da Coruña, este monumental faro fue diseñado para facilitar la navegación a lo largo de la recortada costa galaica, un punto estratégico en la ruta marítima que unía el Mediterráneo con el noroeste de Europa.

Torre-de-Hercules-antiguo

El lugar elegido para su emplazamiento fue una loma rocosa, denominada Punta Eiras, de casi 57 metros de altura, que se encuentra entre Punta Herminia y Punta del Orzán, dominando el extremo septentrional de la península en la que se asienta la propia ciudad de A Coruña.

Cuando los romanos construyeron la Torre, eligieron unos terrenos que formaban parte de un espacio de culto o santuario indígena. Era frecuente que los celtas consagraran promontorios costeros a divinidades asimilables a Hércules. Además en el caso coruñés se da la coincidencia de que las tres rocas que se sitúan en el mar, frente a Punta Eiras, se conocen como Buey, Vaca y Becerro, los mismos topónimos que se repiten en el santuario de Kenmare, en la costa SO de Irlanda, en donde las tradiciones ubican la isla de Donn o de los Muertos. Por lo tanto, en los terrenos que rodean a la Torre habría en época prerromana un santuario vinculado a las creencias del más allá que corroboraría el carácter sagrado de toda la zona.

Cuando se construyó la Torre, ésta quedaba alejada de la ciudad romana de Brigantium que dio origen a A Coruña, pero con el paso del tiempo la distancia se fue reduciendo hasta desaparecer y en la actualidad la Torre está integrada en la propia ciudad pero dentro de un gran parque urbano que ocupa 50 ha. de terreno libre de edificaciones, definido como suelo rústico de especial protección y dedicado a zona verde.

Esta singular construcción es de planta cuadrangular de aproximadamente 11,75 m de lado y presenta una altura total de 55m, de los cuales 34,38m corresponden a la fábrica romana y 21m a la restauración realizada en 1789 para modernizar el sistema de señalización marítima.

Bajo las fachadas erigidas en el siglo XVIII se encuentran los restos del faro romano. Una construcción que probablemente fue proyectada por el arquitecto Caio Sevio Lupo, procedente de la Lusitania, que dejó a los pies de la Torre un epígrafe conmemorativo que por fortuna se conserva, protegido por un pequeño edículo erigido a principios del siglo XIX, que se localiza en la plataforma que sirve de base al monumento.

Torre-de-Hercules-restos-romanos

La inscripción que ha sido transcripta por diversos autores reza:

Torre-de-Hercules-epígrafe-conmemorativo

MARTI /

AUG[USTO] SACR[UM] /

C[AIUS] SEVIUS /

LUPUS /

ARCHITECTUS /

AEMINIENSIS /

LUSITANUS EX VO[TO]

Es decir, “Consagrado a Marte Augusto. Caio Sevio Lupo, arquitecto de Aeminium (Coimbra) Lusitano en cumplimiento de una promesa”.

Recomendamos subir sus empinadas escaleras para, una vez arriba, disfrutar de un impresionante mirador con una fantástica panorámica de la ciudad de A Coruña y del océano Atlántico mientras el viento sopla con fuerza. Antes de ir, mirad las horas y días para poder hacer las Visitas a la Torre o visitas guiadas.

Torre-de-Hercules-vista-desde-alto-torre

Foto de Pablo Duran

Tras esta panorámica sobre la ciudad, es aconsejable ver y andar por el paseo marítimo, y visitar las conocidas playas de Orzán y Riazor; el batir del mar en esta zona es todo un espectáculo. Si continuáis por el paseo, en dirección a O Parrote, llegaréis hasta Porta Real por donde accederéis a la zona de A Mariña con sus galerías, por las que A Coruña recibe la denominación de “ciudad de cristal”.

Parque escultórico de la Torre de Hércules

El Parque Escultórico de la Torre de Hércules es un museo al aire libre en el que se puede sentir la brisa del mar, su sabor y su aroma en un entorno de leyenda. Se extiende por la península de la Torre, Punta Herminia, O Acoroado y el Cabal de Pradeira, a lo largo de 47 ha, es decir, ocupando parte de los límites de la zona del entorno de la Torre.

Parque-de-la.Torre-de-Hercules

En su recorrido se pueden contemplar más de 15 obras en un gran espacio natural. Las esculturas se distribuyen en el espacio verde que rodea la Torre, en un juego de perspectivas muy sugerente y en diálogo permanente con el propio monumento.

La temática elegida por los artistas puede ordenarse en torno a varias vías temáticas:

  • Los relatos mitológicos que vinculan la fundación de la Torre con el propio Hércules o con el caudillo celta Breogán, al que la historiografía del siglo XIX relaciona con el origen del propio monumento.
  • Las referencias al mundo del mar, a la navegación y a las rutas, que nos hablan de esa vocación marinera que aparece intrínsecamente unida al pasado del pueblo gallego desde los inicios de su historia.

Parque-de-la.Torre-de-Hercules-2