LOS CAÑOS DE MECA: atardeceres de ensueño

29 enero, 2018 at 20:28

caños-de-meca-atardecer-3

Las puestas de sol en Los Caños de Meca son todo un clásico. La excelente orientación de estas costas permite disfrutar de un espectáculo natural, diario y gratuito, en el que el sol desaparece en el horizonte bajo la inmensidad del océano Atlántico.

Los Caños de Meca es un pequeño núcleo de población perteneciente al municipio de Barbate (Cádiz), muy cerca del Estrecho de Gibraltar y a 37 Km de las costas de Marruecos. Es uno de los destinos más evocadores de la costa sur española.

caños-de-meca-panoramica

Su franja costera que se extiende desde el Cabo de Trafalgar hasta los acantilados del parque Natural de la Breña y Marismas de Barbate. Conservado, prácticamente libre de la presión urbanística es una zona de interés para la defensa nacional. Posee un medio natural bien conservado y de gran belleza paisajística que ofrece la imagen de un territorio vacío ocupado por pinares, playas, dunas y acantilados, prácticamente vírgenes.

Gozando de una situación inmejorable, se encuentra en el centro del triángulo formado por los municipios de Conil, Barbate y Vejer, junto a la pedanía de Zahora y a tan solo 7 kilómetros de El Palmar. El Palmar es una de las playas más famosas de la zona, donde podrás ver uno de los atardeceres más impresionantes del sur de Andalucía.

caños-de-meca-el-palmar-atardecer

Desde los años 60 los Caños fue punto de encuentro entre seguidores del movimiento hippy. Hoy se adapta al empuje del turismo intentando no perder su espíritu libre, su imponente naturaleza salvaje y sus playas y calas limpias, que conforman algunas de las estampas más pintorescas de Andalucía.

Los Caños de Meca es un destino de playa, un lugar donde comer muy bien y un rincón conocido por tener una vida nocturna vibrante aunque pausada y solo concentrada en los meses de verano. Es además un punto de partida de rutas naturales con encanto y meca para aficionados a deportes de mar como el windsurf, el kite-surf o el surf, que encuentran en sus aguas condiciones ideales y en muchos casos extremas, para soltar adrenalina.

caños-de-meca-deportes-2

Historia

Los Caños de Meca se encuentra en un punto estratégico y de tradición histórica: Cabo de Trafalgar, y desde siempre ha visto pasar por sus aguas a las grandes civilizaciones del Mediterráneo, que han dejado sus huellas en estas tierras. En este punto fue donde se libró la batalla de Trafalgar, contienda de la que fueron testigos los preciosos acantilados de esta playa.

caños-de-meca-batalla-de-trafalgar

El nombre de la localidad hace referencia a una fuente (“caños”) cuya agua fue muy popular al menos durante la época de la dominación musulmana, por lo cual habría recibido el nombre de La Meca, ciudad santa del islam. Estos “caños” o fuentes de agua dulce aparecen desde los acantilados, y acaban desviándose hasta el final de la playa nudista llamada “Pequeña Lulú”.

caños-de-meca-fuentes-2

 

Considerado en el siglo XIX un despoblado, estaba relacionado con la ciudad romana de Baesippo, la octava fortificación en la vía romana que iba de Málaga a Cádiz.

Debido al miedo por la piratería efectuada por los Bereberes procedentes del norte de África, la zona costera de Barbate se llevó muchos años prácticamente despoblada. La población se centraba únicamente en el castillo de Santiago de Barbate y en la fortaleza Jadraza de Zahara de los Atunes, que contaban con los medios de protección necesarios para repeler los abusos.

A esa etapa de inseguridad pertenecen las antiguas torres almenaras del Tajo del siglo XVI situada en los acantilados del Parque Natural de la Breña y orientada hacia África, años más tarde se construiría la de la Meca. Estas torres tenían una función de protección, a través de las cuales, los encargados avisaban mediante señales de fuego a la población de la llegada de piratas a la costa.

caños-de-meca-torre-del-tajo-2

El barro milagroso

Es importante mencionar que las playas de Caños de Meca están llenas de barro “milagroso” que los viajeros recogen directamente de las rocas para conseguir una piel tersa y suave embadurnándose por completo.

caños-de-meca-barro-2

Si vas a visitar Caños de Meca, puedes beneficiarte de un tratamiento natural para tu piel. En las paredes que estructuran el litoral, puedes recoger la arcilla natural plagada de minerales y vitaminas esenciales para la piel. Consiste en un tratamiento muy sencillo, solo tienes que coger un poco de arcilla y mojarla en el agua de la playa. Luego lo tratas poco a poco, y lo juntas como si fuese masa de pan hasta obtener una especie de crema. Es cuando podrás echártelo por todo tu cuerpo. Cuando acabes, toma el sol y espera unos 40 minutos hasta que se seque. Por último, toma un baño y cuando lo retires de tu cuerpo, notarás una suavidad extrema en toda tu piel.

Las mejores zonas para ver la puesta de sol

caños-de-meca-atardecer-4

  • La zona más popular es junto al Faro de Trafalgar, en el montículo elevado que sostiene al edificio. Es una atalaya privilegiada y los efectos lumínicos en el cielo y en el mar son preciosos. Al ser una zona de corrientes y aguas movidas, la experiencia es aún mejor. Aquí se concentran en verano decenas de personas, que en silencio disfrutan de este espectáculo natural.
  • Las dunas de la carretera del faro. Los que no lleguen a tiempo a la base de faro, pueden subirse a alguna de las dunas de la carretera y contemplar también muy bien el evento.
  • La Jaima. Se ha convertido en tradición tomarse algo en la Jaima contemplando el atardecer.
  • Las playas de Zahora y la terracita del Sajorami son también puntos de observación reseñables. Nos cuentan que hay veces en que incluso los espectadores terminan el espectáculo con un aplauso.

SALINAS DE FUENCALIENTE: lagos y lagunas naturales

23 enero, 2018 at 20:31

salinas-de-fuencaliente-4

En la parte más meridional de la isla de La Palma (Canarias) encontramos este Sitio de Interés Científico. Este Espacio Natural ubicado al sur de la Isla, tiene su origen en una explotación en activo de sal marina de muy alta calidad situada sobre lavas basálticas.

La tierra, el agua y el aire convierten las salinas en un paisaje de contrastes entre el negro volcánico, el azul oceánico y el blanco de la sal. Sin lugar a dudas, un espectáculo digno de ver, al menos, una vez en la vida.

Las salinas se encuentran dentro del Monumento Natural de los Volcanes de Teneguía, más concretamente están situados muy cerca del faro de Fuencaliente, en un lugar en el que confluyen todos los elementos necesarios para la producción salinera: vientos moderados, una pluviometría escasa y un gran número de horas de sol al día.

salinas-de-fuencaliente-sal

Decenas de blancas montañas de sal van creciendo rodeadas de agua de mar que el sol se encarga de mermar, evaporándola hasta encontrar los cristales de sal. Esta industria no contamina ni precisa maquinaria, constituye una cadena ecológica de interés protegidas por la UNESCO.

Sus comienzos datan del año 1967 y desde entonces no ha parado su actividad, siendo en la actualidad la única salina en producción de la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Todo un legado de esfuerzo y constancia para seguir produciendo sal de forma tradicional de la mano de la familia Hernández Villalba, quien comenzó su explotación y la sigue hoy en día.

salinas-de-fuencaliente-sal-2

Aparte del valor paisajístico de estas salinas, no podemos olvidar que se trata de un lugar privilegiado para el avistamiento de aves, en especial limícolas. Así es posible observas el pequeño chorlitejo patinegro o incluso flamencos. En total son unas 15 las especies que se pueden ver en estos parajes, las cuales encuentran en este espacio la alimentación y el descanso necesario para hacer del paisaje su zona de nidificación.

En cuanto a la vegetación, se pueden encontrar ejemplos de lechuga de mar, el salado blanco, la niagrera, siempreviva del mar, el tomillo marino o incluso el cabezón y la cerraja. Una amplia variedad de vegetación asociada a la franja costera, que aumentan aún más el valor de la zona.

Caminar por las salinas a cualquier hora del día resulta un aprendizaje gratuito de un producto que consumimos todos los días, pero observar los atardeceres atlánticos desde la terraza de ‘El Jardín de la Sal’, el restaurante ubicado en el centro del complejo, es un regalo para los sentidos.

salinas-de-fuencaliente-atardecer

Foto de Juan V. Blanco

Por todo ello, se trata de una zona interesante para visitar, pudiendo ver también el faro e incluso una pequeña playa, la Zamora, con un encanto desbordante.

salinas-de-fuencaliente-playa-zamora-2

Tras la visita podrás comprar allí mismo productos salinos de gran calidad. La sal marina fina, la gruesa y la apreciada flor de sal son absolutamente naturales, sin lavados ni yodados posteriores. Unos productos cien por cien ecológicos que irán destinados casi en su totalidad al comercio local.

salinas-de-fuencaliente-producto-5

El cultivo de la ‘flor de sal’

 

El proceso empieza en una gran charca, el cocedero madre, donde la salmuera capturada del pozo es bombeada para comenzar el calentamiento e incrementar la concentración de sal por la acción del sol y el aire seco. El agua marina es trasvasada hasta siete veces de un cocedero a otro, situados a diferentes niveles para facilitar el trasiego del líquido cada vez más salado. De quince a veinte días son necesarios para llegar a la concentración salina adecuada.

salinas-de-fuencaliente-flor-de-sal

El cultivo de la flor de sal, la reina de las sales, es un proceso natural y laborioso, ya que se cristaliza solo con la combinación óptima de mucho sol, poca humedad y una leve brisa. Así se logra conservar todos los valiosos minerales y oligoelementos que provienen de la naturaleza del mar. Las apreciadas flores salinas son finos cristales quebradizos de tonos blancos y rosas pálidos que se recogen de manera rápida, ya que una vez quebrada la sal empieza a descender.

La flor de sal tiene un sabor delicado a mar que se prolonga en el paladar. Utilizada principalmente para aliñar todo tipo de platos, esta delicatessen se utiliza siempre en último lugar del emplatado, ya que suele fundirse en poco tiempo con los jugos de los ingredientes.


CATEDRAL DE CADIZ: catedrales de España que merece la pena visitar

18 julio, 2017 at 18:18

catedral-de-cadiz-3

La Santa y Apostólica Iglesia Catedral de Cádiz es la sede episcopal de la diócesis de Cádiz y Ceuta. Se empezó a construir en 1722 y no se terminó hasta el 28 de noviembre de 1838.

Recibe el nombre de la “Santa Cruz sobre el Mar” o “Santa Cruz sobre las Aguas”, aunque los gaditanos la denominan catedral Nueva en contraposición a la catedral Vieja, edificada en el siglo XVI sobre la antigua catedral gótica mandada construir por Alfonso X El Sabio, y que hoy cumple las funciones de iglesia parroquial.

Bien de Interés Cultural (BIC), la Catedral de Santa Cruz de Cádiz está declarada como Monumento, según lo publicado en la Gaceta de Madrid con fecha de 4 de junio de 1931.

catedral-de-cadiz-2

Está situada en el centro histórico de Cádiz, casi al borde del mar, y es visible desde casi cualquier punto de la ciudad. Tiene horario de visitas tanto para el interior del templo como para la Torre del Reloj. La misma entrada a la catedral sirve para acceder al museo Catedralicio, situado en la plaza Fray Félix, junto a la catedral Vieja.

Origen e Historia

El siglo de oro vivido por Cádiz en el XVIII, con el monopolio del comercio americano, exigía un marco adecuado para las celebraciones litúrgicas que ya no podía ofrecer, pese a su venerable antigüedad, la Catedral Vieja de Santa Cruz. Así fue como, con la ayuda económica de los cargadores a Indias, se inició la construcción de una grandiosa arquitectura, eligiendo al arquitecto Vicente Acero como maestro mayor de las obras en 1721.

catedral-de-cadiz-historia

Debido a la envergadura de la empresa y al ritmo de los trabajos, siempre obligado y a veces detenido por los ingresos del comercio, la construcción se vio sometida a distintos proyectos que modificaron los planes originales, de hecho el templo no fue consagrado hasta el año 1.838. Sobre todas estas modificaciones, cabe destacar los gustos neoclasicistas que según avanzaba el tiempo iban imponiéndose, si bien el espíritu de Vicente Acero domina todo el proyecto. Estos cambios de estilo quedan patentes en las zonas más altas de la Catedral: cúpula, torres y remate de la fachada principal.

Arquitectura

Siendo un edificio de estilo barroco y neoclásico, la genialidad del autor supo darle un aire de originalidad a la obra al conjugar la tradición arquitectónica española con las formas barrocas procedentes de Italia. Coinciden así una planta de origen gótico con potente girola, con el rico movimientos de líneas típicas de los arquitectos italianos de la época.

catedral-de-cadiz-panoramica

El templo tiene planta de cruz latina con tres naves y girola en la cabecera, inspirada en la de la Catedral de Granada y de Guadix, ambas de Diego de Siloé. Las naves se separan mediante pilares de planta elíptica con columnas corintias de fuste estriado en los extremos.

La fachada principal, enmarcada por dos grande torres que aumentan su amplitud, se divide en tres calles. La calle central alberga la portada principal de mármol blanco.

Las torres, de planta octogonal, constan de tres cuerpos, el primero de ellos de estilo barroco y los otros dos realizados en estilo neoclásico. La Torre del Reloj es, sin lugar a duda, uno de los elementos exteriores más característicos del templo gaditano. Desde sus torres puede apreciarse una vista completa de toda la urbe y maravillosas vistas al Océano Atlántico.

catedral-de-cadiz-torre-reloj

La cúpula, situada sobre el crucero, destaca por el color amarillo que le proporcionan los azulejos vidriados, levantándose sobre su base las esculturas de los cuatro evangelistas.

catedral-de-cadiz-mar

El interior se abren un total de 16 capillas, entre las que destacan la de San Sebastián, que conserva un lienzo que representa  a su titular, fechado en 1621 y obra del genovés Andrea Ansaldi; la de San Servando y San Germán, que cuenta con tallas barrocas de los titulares obra de Luisa Roldán, la Roldana, fechadas en 1687;  la capilla de Santa Teresa que expone la custodia procesional del Corpus Christi, realizada en plata entre 1649 y 1664 sobre diseño de Alejandro Saavedra y la Capilla Mayor, que presenta un templete neoclásico de planta circular realizado en mármoles de colores y bronce dorado, siguiendo el diseño de 1790 de Manuel Machuca.

catedral-de-cadiz-interior

Mención especial merece la cripta, diseñada por Vicente Acero y concluida en 1726. Se organiza en torno a un espacio circular cubierto por bóveda plana al que se abren dependencias. Preside el conjunto un espacio rectangular con nichos para enterramientos, en cuyo testero hay un altar de mármoles genoveses del siglo XVII, con la imagen en mármol blanco de la Virgen del Rosario, imagen de estilo barroco de gran calidad atribuida al escultor italiano Alessandro Algardi. En la cripta se encuentran enterrados, además de los obispos de la diócesis, los ilustres gaditanos Manuel de Falla y José Mª Pemán.

catedral-de-cadiz-cripta-2


SALINAS DE SAN PEDRO DEL PINATAR: lagos y lagunas naturales

11 abril, 2017 at 15:55

san-pedro-del-pinatar-4

El Parque Regional Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar es un humedal de gran importancia por ser lugar de nidificación y descanso para numerosas especies de aves.

El parque está ubicado en el extremo norte del Mar Menor (Murcia), entre los municipios de San Pedro del Pinatar y San Javier, y tiene una extensión de 856 hectáreas, entre las que incluye 6 km de costa mediterránea. Es un buen ejemplo de transformación de una antigua laguna litoral en unas salinas, que, a día de hoy, siguen siendo un bien productivo.

san-pedro-del-pinatar-mapa

La diversidad de especies de flora y fauna, junto con las actividades tradicionales en armonía con el entorno, como la pesca en “Las Encañizadas” o la explotación salinera, convierten a este espacio natural protegido en un ejemplo de desarrollo sostenible.

Debido a los elevados valores naturales, esta zona húmeda fue incluida en 1994 en la Lista de Humedales de Importancia Internacional (convenio RAMSAR), junto a la laguna del Mar Menor. En 1998 fue designada como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), por lo que queda incorporada a la Red Natura 2000 de la Unión Europea.

san-pedro-del-pinatar-aves

En verano sus playas están bastante concurridas, existiendo una tradición en baños de lodo.

Historia

La riqueza biológica de esta zona ha permitido que el ser humano aprovechase sus numerosos recursos desde época inmemorial, especialmente mediante la explotación salinera y pesquera.

san-pedro-del-pinatar-salinas-3

La alta salinidad, la fuerte insolación y la baja profundidad han hecho de esta zona al norte del Mar Menor un lugar ideal para la fabricación de sal desde la época romana. Hoy cuenta con una producción anual que oscila entre 75.000 y 100.000 toneladas de sal marina de excelente calidad.

Existe también un sistema de pesca tradicional de origen árabe: las encañizadas. Esta técnica consiste en aprovechar los movimientos naturales de los peces entre el Mar Menor y el Mediterráneo para capturarlos, mediante un laberinto de cañas y redes donde los peces quedan atrapados.

san-pedro-del-pinatar-encañizadas

Flora y Fauna

Este espacio natural protegido destaca por su elevada biodiversidad debido a la gran variedad de ambientes, posición geográfica y especiales condiciones ambientales de la zona. La vegetación es muy variada y está marcada por la adversidad de las condiciones climatológicas, tanto en las dunas como en las zonas más próximas a las charcas salineras.

san-pedro-del-pinatar-vegetacion

El Parque Regional “Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar” se caracteriza por su diversidad ornitológica, constituyendo el principal lugar de nidificación, invernada y migración para un gran número de aves.

Entre la fauna y la flora que podrás encontrar destaca la sabina costera, el carrizo, el junco, el charrancito, la cigüeñela o el flamenco.

san-pedro-del-pinatar-3

Acercarse a cualquiera de los observatorios del Parque puede ser una experiencia única para la visión de las aves acuáticas que pueblan la zona.

Baños de Lodo

San Pedro del Pinatar es un rincón para disfrutar de unas playas ancladas entre el Mar Mediterráneo y el Mar Menor. La acción de este último propició la creación de los lodos de las Charcas de lo Pagán.

san-pedro-del-pinatar-baños-lodo

El resultado es un barro con gran valor terapéutico famoso por sus propiedades curativas y embellecedoras. Su gran poder de absorción, su acción mineralizante, su capacidad de neutralizar la acidez y su efecto estimulante de la cicatrización hacen que sea muy recomendable en muchos tipos de patologías de piel.

Aconsejamos visitar el Centro de Visitantes “Las Salinas”, donde podrá obtener una amplia información sobre el espacio natural y su entorno.


MUNDAKA: pueblos marineros con encanto

26 febrero, 2017 at 20:04

Mundaka-5

El pequeño y pintoresco pueblo de Mundaca (en euskera y oficialmente Mundaka) se encuentra ubicado en la costa vasca, dentro de la Reserva de la Biosfera del Urdaibai (Vizcaya).

Limita al oeste con la Villa de Bermeo, al sur con Pedernales, y al este y norte con el mar Cantábrico. Frente a sus costas está situada la Isla de Izaro (Bermeo) y el extenso arenal de Laida.

Mundaka-panoramica

Mundaka es un pequeño y encantador pueblo centrado alrededor del puerto pesquero. El puerto es además el rincón más pintoresco de la localidad y es también donde los lugareños de todas las edades se reúnen y pasan el tiempo, ya sea junto al agua, en el parque, el frontón o alguno de los bares de la zona.

Mundaka-6

A pesar de ser un pueblo bastante pequeño, Mundaka es famoso internacionalmente por su escena surfera. El ambiente en la localidad es especialmente bueno en otoño, cuando surfistas de todo el mundo se acercan a Mundaka a montarse en una de las olas de izquierda más largas del mundo. Esta ola es hueca y muy larga, puede llegar a los casi 400 metros de longitud.

Mundaka-ola

Dejando a un lado este deporte tan popular, el pueblo cuenta con un pequeño puerto alrededor del cual se agrupan típicas construcciones de pescadores. Merece la pena también una visita al Ayuntamiento porticado y a la iglesia de Santa María (estupendo templo renacentista que sobresale en la atalaya con notable altura).

Mundaka-iglesia-santa-maria-3

Además, en el barrio de Santa Catalina se asienta la ermita que lleva el mismo nombre. Merece la pena realizar una parada en la ermita por las imponentes vistas que ofrece de toda la ría de Mundaka.

Mundaka-panoramica-2

Historia

Mundaka es un pueblo de origen incierto. La leyenda dice que en el siglo X llegó a Mundaka un barco que venía de Escocia en el que viajaba una princesa desterrada. Los escoceses encontraron una fuente que les llamó la atención por la claridad de su agua y la llamaron “munda aqua”, que significa exactamente eso en latín: “agua cristalina”.

Mundaka-historia

La leyenda continúa afirmando que la princesa tuvo un hijo llamado Jaun Zuria quien se convirtió en el primer Señor de Vizcaya. Aunque esta historia no puede verificarse con certeza, lo que sí podemos verificar es que Mundaka ha jugado un papel importante en la historia y mitología vascas.

Ermita de Santa Catalina

La Ermita de Santa Catalina se encuentra situada en una pequeña península del mismo nombre a las afueras de Mundaka. La ermita disfruta de una ubicación estratégica, ya que desde ella se controla cada entrada y salida del estuario. Sin embargo, la ermita también ha sufrido daños y sido derribada en varias ocasiones debido a su ubicación junto al agua. Aunque ha habido un edificio en este mismo lugar desde la Edad Media, la ermita que vemos hoy fue construida en 1879 en una mezcla de estilos gótico y renacentista.

Mundaka-ermita-santa-catalina

A lo largo de los siglos, el edificio también ha funcionado como área de cuarentena para los enfermos de epidemias y ha sido el lugar de reunión de la hermandad de pescadores. Fue incluso utilizado como almacén de munición para la fortaleza que se encontraba junto a la ermita. En la actualidad aún es posible ver restos de la muralla que perteneció a dicha fortaleza junto a la ermita.

Gastronomía

Entre las costumbres culinarias de Mundaka cabe destacar los pintxos, muy habituales en los diversos establecimientos de la localidad.

De todos los ingredientes marinos cabe destacar las diversas preparaciones del bacalao, de la merluza y especialmente de la lubina de Mundaka.

Mundaka-bacalao

Todo acompañado, claro está, de los buenos vinos de la Rioja Alavesa o del fantástico Txakoli.