DOLMEN DE JENTILARRI: cultura megalítica en España

12 noviembre, 2016 at 20:34

dolmen-de-jentilarri

La cultura megalítica, es decir, las civilizaciones cuyos restos conservados consisten en “grandes piedras” (dolmen) dispuestas de manera estudiada son una forma magnífica para poder ver cómo vivían nuestros antepasados de la Prehistoria hace más de 6.000 años.

Desde el Neolítico y hasta la Edad del Bronce, periodos de la Edad de Piedra, la cultura megalítica se desarrolló en todo el mundo, aunque el término localiza la etapa entre el Mediterráneo y la zona Atlántica de Europa.

Lo primero que suele aparecerse en la mente del viajero al ver estos enormes monumentos prehistóricos es, ¿pero cómo pudieron construirse sin los avances técnicos modernos? La cuestión en sí misma ya otorga cierto acercamiento a una cultura tan alejada de la nuestra, porque nos ofrece una nueva dimensión de los seres humanos: pensaban, planeaban, estructuraban, se comunicaban, todo ello para conseguir erigir estos monumentos.

Ahora bien, ¿por qué razón se construían, con el esfuerzo y la dedicación que debía conllevar? Tampoco está claro que fueran grupos estables en un territorio, por lo que todavía da más misterio a la cuestión.

Algunos estudiosos coinciden en la función sepulcral del monumento, una costumbre que revela la conciencia religiosa del grupo y la creencia en el más allá, además del recuerdo sentimental de la persona que los deja, no muy diferente de las formas actuales. Por otro lado, otros investigadores apuntan a una función de tipo amenazante, en la que estas construcciones pondrían de manifiesto la pertenencia del territorio a un determinado grupo, reforzando la identidad (otro factor inesperado) frente a los demás.

Sea como sea, en España han quedado muchos de estos testimonios de arquitectura prehistórica y muchos de ellos se encuentran en un estado de conservación muy buena.

El dolmen de Jentilarri, ubicado en la zona de Uidui del Parque Natural de Aralar que pertenece a Guipúzcoa, es un sepulcro de galería con túmulo de 15 m de diámetro y 1 m de altura. Presenta una cámara de 6,50 m de largo.

dolmen-de-jentilarri-entorno-3

Fue descubierto en 1879 y excavado en 1917, aportando abundante material entre los que destacan puntas foliáceas y 11 fragmentos de cerámica y restos humanos de al menos 27 individuos. Recientemente ha sido reconstruido por parte de algunos vecinos.

El dolmen de Jentilarri, el mejor conservado en la zona, forma parte de los dólmenes de Aralar, una importante estación megalítica situada en el Parque Natural de Aralar, en un entorno lleno de robles, hayas y grandes zonas de pastizales que comparten Guipúzcoa y Navarra.

dolmen-de-jentilarri-2

Fue en esta sierra donde descubrieron precisamente el primer dolmen de Guipúzcoa, en 1879, y donde se realizaron posteriormente las primeras prospecciones megalíticas. El eminente paleontólogo y etnógrafo Don Joxe Miguel Barandiaran fue el encargado de investigar los numerosos yacimientos arqueológicos de Aralar, además de numerosas leyendas y mitos que tienen su origen en esta sierra.

dolmen-de-jentilarri-barandiaran-2

Actualmente, se encuentran catalogados 80 megalitos en la estación de la sierra de Aralar. De ellos, 30 están enclavados en territorio guipuzcoano, mientras que los otros 50 conjuntos se hallan dentro de la Comunidad Foral. Dólmenes, menhires, túmulos y círculos de piedras completan la zona de Gipuzkoa declarada como Bien Cultural Calificado, con la categoría de Conjunto Monumental.

La gran mayoría de estos elementos patrimoniales se encuentran en la zona occidental de Aralar, en tierras pertenecientes a los municipios guipuzcoanos de Zaldibia, Amezketa, Abaltzisketa, Lazkao y Ataun.

cromlech-del-collado-de-azpegi

Ascendiendo desde Amezketa o desde Zaldibia hacia Auza Gaztelu, en el collado de Ausokoi, se encuentra el dolmen homónimo, y, en sus alrededores, se alza el menhir de Atauru Gañe. Desde este lugar hacia la zona de Uidui nos encontramos con una serie de dólmenes, entre los cuales, además del de Jentilarri, destacan los de Aranzadi, Arraztagaña, Argarbi, Uidui, Zearragoena y Uelogoena. Cerca de estos dólmenes se encuentra el menhir de Supitaitz, y accediendo a la zona de Alotza, se localiza el hermoso menhir de Saltarri, tumbado en el centro de sus prados. Saliendo de esta zona, se halla el menhir de Irazustako Lepoa.

dolmen-de-jentilarri-menhir-de-saltarri

La leyenda de los Gentiles

Los Jentilak, Gentiles, Maures o Maule, son una raza de gigantes posiblemente antecesores del pueblo vasco, habitantes de las montañas que trabajaron ampliamente la piedra y construyeron gran cantidad de Dólmenes y Cromlech (tanto es así, que en muchos lugares a estas rocas funerarias les llaman Jentilarri (piedra de Gentil, en Euskera).

dolmen-de-jentilarri-jentilak-2

Criaturas colosales de fuerza sobrehumana, también dieron origen a varias montañas jugando a tirarse peñascos entre ellos.

Entre los Gentiles más famosos encontraríamos a Tartalo el cíclope, o el temible Olentzero quién se cuenta debió ser el último de estos Gigantes en tierras vascas avisando de la llegada del cristianismo.

Hay versiones en las que tanto el Basajaun cómo el JaunGorri son también parte de estos Gentiles o Maures.

Estos seres mitológicos tienen similitudes con los Mouro de la mitología Gallega y Asturiana. En la mitología aragonesa también existen genios parecidos a los jentiles, los Omes granizos: antiguos pobladores pirenaicos, dioses y gigantes relacionados con las propias montañas.


JABUGO: ruta del jamón ibérico de Jabugo

17 octubre, 2016 at 19:02

Jabugo

La gastronomía de Huelva es simplemente única y el Jamón Ibérico de su Sierra, el Jamón de Jabugo, es un verdadero manjar.

La ruta del jamón ibérico de Jabugo comprende los 31 municipios integrados en la zona de elaboración y maduración de la DOP Jamón de Huelva en las comarcas de Sierra de Aracena y Picos de Aroche y de Cuencas Mineras. Gran parte del territorio es Parque Natural y Reserva Mundial de la Biosfera. En él se crían los cerdos ibéricos con los que se elaboran los reconocidos jamones de Jabugo.

jabugo-panoramica

Hoy vamos a dar un paseo por Jabugo, municipio situado al norte de la provincia de Huelva que pertenece al partido judicial de Aracena. En este municipio el jamón es protagonista sólo con nombrarlo y es que desde siempre ha sido uno de sus principales productores.

jabugo-matanza

El nombre de esta localidad es conocido en todo el mundo gracias a la calidad que otorga una raza de cerdo ibérico que hace que el jamón sea más jugoso y sabroso. Por eso cuando oímos hablar del “jamón de jabugo”, aunque no siempre proceda de aquí, es seguro que tiene excelente calidad.

Los restos arqueológicos aparecidos en la villa permiten fechar el origen de su actual población en el Paleolítico, gracias a la Cueva de la Mora, lugar donde se encontraron vestigios del paso del hombre fechados en el año 5.000 a.C; los más antiguos de toda la sierra onubense.

jabugo-cueva-de-la-mora

Tras descubrir un poco de la historia es momento de acercarnos al centro urbano de Jabugo para conocer su patrimonio cultural. Su monumento más destacado es la Iglesia parroquial de San Miguel, declarada Bien de Interés Cultural. De estilo barroco, se construye por orden del arzobispo de Sevilla en el año 1774 (s. XVIII).

jabugo-iglesia-san-miguel-arcangel

Distribuidas por sus calles veremos algunas casas que datan también del siglo XVIII así como el famoso lavadero de Los Romeros.

jabugo-lavadero-romeros-2

Merece la pena adentrarse en su entorno natural para visitar lugares como el Tiro Pichón, unas instalaciones recreativas ubicadas sobre el valle de la rivera de la villa.

Además el visitante puede comprobar que el agua en Jabugo también tiene un papel fundamental, formando fuentes, barrancos y manantiales; una zona perfecta para la práctica de senderismo. De hecho existen varios señalizados.

jabugo-senderismo

Tradicionalmente las labores características de su artesanía se basaban en la elaboración de encajes de bolillo y bordados; labores que aún permanecen.

El producto estrella de su gastronomía es, sin duda, el jamón; y todos los derivados del cerdo.

jamon-jabugo

La festividad más importante de esta localidad se celebra en julio en honor a Nuestra Señora de los Remedios.


CASCADA DEL ASÓN: las cascadas más espectaculares de España

6 septiembre, 2016 at 19:14

Cascada-del-Ason-4

La cascada del Asón, ubicado en el Parque Natural de Collados del Asón en el municipo de Soba (Cantabria), es la formada bajo el nacimiento del Río Asón, a la cual se accede después de atravesar un bosque que parece sacado de un cuento. Es una de las visitas imprescindibles en Cantabria.

Cascada-del-Ason-bosque-2

La cascada del Asón, nada más nacer, cae por la montaña en forma de cascada de “cola de caballo” a más de 50 metros y es conocida como la cascada Cailagua – “cae el agua”. Esta cascada merece la pena visitarla sobre todo en época primaveral y de deshielo.

Las malas comunicaciones hasta hace pocos años han hecho que esta zona se mantenga alejada de presiones urbanísticas y turísticas, manteniendo por ello en perfecto estado de conservación un paisaje bellísimo.

Parque-Natural-de-Collados-del-Asón

Esta comarca del Alto Asón es conocida internacionalmente por la calidad y cantidad de sus cuevas en la que existen unas 4000 cavidades catalogadas, de entre más de 9000 que existen en Cantabria, ubicándose algunos de los sistemas subterráneos más grandes de la región. Son famosas por sus yacimientos arqueológicos y sus pinturas prehistóricas cuevas como Covalanas, Cullalvera, El Mirón o La Haza.

Cascada-del-cuevas

El mejor lugar para admirar la gran cascada, es el Mirador del nacimiento del Asón, pero no te puedes perder otras vistas a través de las rutas de senderismo existentes.

Cascada-del-Ason-mirador-2

Foto de Luis A. Lopez

Rutas de Senderismo de Collados de Asón

Estas son tres de las rutas más habituales del Parque Natural de los Collados del Asón  pero hay muchas más, solo se necesita saber cuál se adapta más a vosotros. Podéis visitar la Oficina de Turismo de Cantabria Oriental Rural para informaros.

Cascada-del-Ason-rutas

  • Camino del Val del Asón: Esta ruta es de carácter fluvial y recorre el tramo alto del río Asón hasta su nacimiento. Es una de las entradas al Parque Natural de los Collados del Asón por lo tanto aquí el recorrido nos mostrará toda la belleza de este Parque Natural entre bosques de ribera, encinares y hayedos, realmente parece sacado de un cuento. El broche de oro lo pone la espectacular cascada donde nace el río, caudalosa en épocas de crecida y más débil en el resto pero sea como sea es una auténtica maravilla poder contemplarla. Es la más famosa y la que suele hacer la gente incluso con niños ya que es una ruta muy sencilla, su distancia: diez km (solo ida), tiempo aproximado: cuatro horas (solo ida).
  • Camino de Fresnedo: Este itinerario discurre por una de las zonas más desconocidas del valle de Soba, atraviesa dos de los pueblos con más encanto, Fresnedo y Herada, que han sabido conservar la estampa típica de los pueblos sobanos, con una arquitectura rural propia y un paisaje de prados espléndidos. Desde muchos puntos se pueden disfrutar de preciosas panorámicas de los montes que los rodean.
  • Glaciar de Hondojón: Los glaciares son una de las singularidades del Parque Natural de los Collados del Asón. Desarrollados por un lado gracias a la cercanía del mar y a las montañas poco elevadas y por otro su relieve. Durante el recorrido se puede ver el Valle glaciar de Bustalveinte, el más grande del parque y el valle glaciar de Hondojón.

GRAZALEMA: ruta de los pueblos blancos de Andalucía

25 agosto, 2016 at 20:18

Grazalema-3

Pensar en Andalucía es llenarse de los colores de las buganvillas y gitanillas, del blanco de sus paredes encaladas, del azul profundo de sus mares bajo el sol. Así, la conocida como Ruta de los Pueblos Blancos nos lleva a recoger un sinfín de imágenes populares salidas del corazón mismo de Andalucía.

Esta ruta es una de las más conocidas y cada año, miles de viajeros se dispersan por los caminos andaluces haciendo su recorrido. Es una red de caminos que nos llevan a unos 20 municipios de las provincias de Cádiz y Málaga. Pueblos y ciudades que comparten esas casas con fachadas de blanca cal tan características en gran parte de la comunidad andaluza.

Nuestra siguiente parada es Grazalema, precioso pueblo del noreste de la provincia de Cádiz, enclavado entre las hermosas montañas de la Sierra de Grazalema y con una población cercana a los 2.500 habitantes entre el pueblo y los alrededores. Se encuentra en una zona para las amantes de la naturaleza y los aficionados a deportes al aire libre. Grazalema es una de las visitas imprescindibles dentro de la ruta de los Pueblos Blancos de Andalucía.

Grazalema

Origen e historia

Los verdaderos orígenes de Grazalema todavía son en gran parte desconocidos, envueltos en la noche de los tiempos. Pero la villa romana de Lacidulia, situada cerca del actual pueblo, ha sido tradicionalmente considerado el antepasado de Grazalema.

Grazalema-calles-3

Lo que es cierto es que durante el siglo VIII la zona estaba poblada por los bereberes, población originaria del norte de África que dieron el nombre de “Raisa lami suli” a la zona urbana. Más tarde fue llamado Bensalama o “hijo de Zulema” y posteriormente varió a “Grand Zulema” que durante la época de la Reconquista en 1485 era conocido como “Zagrazalema”.

Grazalema-historia-2

Ya en el siglo XVII Grazalema se hizo famoso por su industria textil, por la fabricación de mantas y tejidos de lana. El valle que se encuentra a los pies del pueblo, conocido como La Ribera, era una zona importante con molinos de agua donde se procesaba la lana para la industria textil. Otros molinos del mismo valle presionaban las aceitunas para extraer el preciado aceite (almacenas) o molían el trigo para obtener harina. Por desgracia, muchos, si bien no todos, de aquellos molinos están ahora en ruinas, abandonados o transformados en casas de veraneo, y han perdido su maquinaria.

Hoy en día todavía se pueden comprar productos de lana de primerísima calidad fabricados al modo tradicional e incluso visitar el Museo de la Fábrica Artesanal de Mantas de Grazalema y poder ver productos fabricados con pura lana del lugar.

El pueblo y sus calles

Grazalema-calles.jpeg

Si nos adentramos en el casco urbano, se puede observar la estructura típica de un pueblo árabe que se ha mantenido a lo largo de los siglos: calles estrechas y empedradas, fachadas de cal blancas, tejados a dos aguas y hermosas plazoletas soleadas, junto a calles impolutas hacen de este hermoso pueblo un referente de la arquitectura popular andaluza, por su cuidado urbanismo.

Cabe destacar las casas nobles que son huella de la época de máximo esplendor por el que atravesó la villa en el sigloXVIII.

Durante este siglo y mediados del XIX Grazalema fue conocida en la provincia como “Cádiz el Chico”, debido a la importancia económica y social que tenía la población, llegando a alcanzar los 9.000 habitantes, el mayor número de pobladores de toda su historia en torno a la industria de las mantas de Grazalema.

Fiestas de Grazalema

Grazalema-fiestas

Grazalema  ofrece a lo largo del año numerosas fiestas populares, arraigadas desde hace siglos. Destacan con nombres propios las Fiestas del Carmen que se celebran a mediados de julio, la Feria en agosto y la recreación histórica en torno a la figura del bandolero José María “El Tempranillo” en el tercer fin de semana de octubre.


HERVÁS: pueblos medievales de España

12 agosto, 2016 at 21:04

hervas-entorno-2

Hervás es un municipio español situado al norte de Extremadura, cuya capital es la villa del mismo nombre. El municipio se ubica en la falda de la Sierra de Béjar, en el Valle del Ambroz. Con unos 4.000 habitantes, la villa es famosa por su judería y por su entorno natural.

La Judería de Hervás fue declarada conjunto histórico-artístico en 1969 y desde 1989 se han llevado a cabo diversos trabajos de restauración y conservación del conjunto.

Incluido en la Red de Juderías de España, la Judería de Hervás es un conjunto arquitectónico que tiene su origen en el siglo XIII. Fue declarada conjunto histórico-artístico en 1969 y desde 1989 se han llevado a cabo diversos trabajos de restauración y conservación del conjunto.

hervas-barrio-judio

Foto de Lourdes Torres

El barrio está constituido por callejuelas empedradas y estrechas, y casas con grandes voladizos, balconadas y abundancia de materiales autóctonos. Se conservan las calles Sinagoga, Rabilero o Cofradía. Pero, sin duda, la travesía del Moral, es lugar estrella de la Judería, siendo la calle más estrecha del lugar y de España, un pasadizo que mide apenas 50 centímetros en su parte más estrecha.

hervas-travesia-del-moral

Un barrio de callejuelas empinadas que bajan desde la Plaza hasta el río Ambroz y el puente medieval de la Fuente Chiquita, culebreando entre casas con grandes voladizos y balconadas, la planta baja de piedra o adobe, pintada de blanco, y la superior, de entramado de madera de castaño.

En tu paseo por las calles del barrio judío podrás sumergirte en otra época mientras disfrutas de una cata de vinos de pitarra y de las obras de artesanía que se producen en los distintos locales del barrio, que trabajan, por ejemplo, con la madera, el cuero, la forja o el vidrio.

hervas-barrio-judio-2

A principios de julio se celebra la fiesta de Los Conversos, para la cual se escribe ex profeso una obra teatral que se representa a orillas del río. Es en este tipo de festividades cuando se pueden degustar los típicos platos de la cocina sefardí, así como dulces tradicionales.

hervas-fiesta-Los-Conversos-2

Y otra cosa que tiene Hervás es su castañar, un bosque de cuento, propio de latitudes más húmedas y norteñas, que asombra al viajero que sube por la carretera del puerto de Honduras, preguntándose en qué momento ha cogido el secreto desvío que lleva directamente de Extremadura a Galicia.

Origen e Historia

La localidad de Hervás surge en el s. XII a partir de una ermita situada junto al rio Santihervás, de donde proviene su nombre, edificada por los templarios. Los templarios fueron expulsados a principios del s. XIII y se construye un castillo con la iglesia en su interior. Alrededor del castillo se fueron asentando diversas gentes que repoblaron el territorio.

hervas-barrio-judio-4

En el siglo XV se estableció la comunidad hebrea junto al río Ambroz. Estaba constituida por 45 familias de las que, en 1492 se exiliaron 14, aunque retornaron algunas en 1494. Hervás perteneció al ducado de Béjar desde 1396, pero obtuvo el título de villa en el año 1816.

De esta época medieval llega hasta nuestros días su barrio judío. Junto a la judería se encuentra el puente medieval de la Fuente Chiquita, en cuyo pretíl puede verse una imagen yacente de D. Alonso Sánchez, de finales del s. XIV.

hervas-puente-de-la-Fuente-Chiquita