PUENTE ROMANO DE CÓRDOBA: restos romanos en España

14 marzo, 2016 at 19:12

Puente-romano-de-cordoba-2

El puente romano de Córdoba está situado sobre el río Guadalquivir a su paso por Córdoba, y une el barrio del Campo de la Verdad con el Barrio de la Catedral.

También conocido como “el Puente Viejo” fue el único puente con que contó la ciudad durante 20 siglos, hasta la construcción del puente de San Rafael, a mediados del siglo XX. El 9 de enero de 2008 se inauguró la mayor y discutida remodelación que el puente Romano ha tenido en su historia.

Desde 1931, el puente, conjuntamente con la puerta del puente y la torre de la Calahorra está declarado Bien de interés cultural en la categoría de monumento. Forma parte del centro histórico de Córdoba que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994.

Puente-romano-de-cordoba-noche-3

Se construyó a principios del siglo I d.C. (tiempos del emperador Augusto) sustituyendo seguramente a un puente primigenio de madera. Una época de abundantes e importantes construcciones en Hispania (véanse las fundaciones de Emérita Augusta –actual Mérida– o de César Augusta –actual Zaragoza–, o la construcción de los teatros de la propia Mérida, de Itálica o de Cartagena).

Su longitud es de 331 metros y se compone de dieciséis arcos de los diecisiete originales. Fue el único punto para cruzar el río sin embarcación. Seguramente la Vía Augusta desde Roma hasta Cádiz pasaba por él.

Desde la Reconquista se encuentra la torre defensiva llamada Torre de la Calahorra y en el otro la Puerta del Puente por orden de Felipe II encomendando la construcción al arquitecto Hernán Ruiz III en 1572.

Puente-romano-de-cordoba-vista-aerea

El Puente Romano formó parte de la Nacional IV, siendo atravesado por viajeros que bajaban desde el centro de España hacia el sur, siguiendo como vía de transporte hasta el día 1 de mayo de 2004 que fue cuando se cerró el tráfico definitivamente.

La estatua del Arcángel San Rafael

En el año 1651, después de una grave epidemia de peste que había causado estragos en la población, se colocó hacia la mitad del puente, sobre uno de sus barandales de piedra, una imagen del Arcángel San Rafael, obra del escultor cordobés Bernabé Gómez del Río, para dar gracias por el fin de la epidemia.

Puente-romano-de-cordoba-estatua-Arcángel-San-Rafael

El Arcángel era custodio de Córdoba desde que un siglo antes, como cuenta la leyenda, otra epidemia acabó poco después de que San Rafael se apareciera al Padre Roelas y le dijera: “Yo te juro por Cristo Crucificado que soy Rafael Ángel a quien Dios tiene puesto por guarda en esta ciudad”.

Es habitual encontrar la figura del Arcángel envuelta en flores, velas y otras ofrendas realizadas por los cordobeses, una tradición, especialmente arraigada en el barrio del Campo de la Verdad –que se encuentra justo al Sur del puente, tras la Calahorra, extramuros de la ciudad–, con una larga tradición.

Puente-romano-de-cordoba-estatua-Arcángel-San-Rafael-2

La Puerta del Puente

En el lado Norte del puente, dando la bienvenida al visitante que se adentra en la ciudad, se alza la citada Puerta del Puente, una de las tres que quedan en la ciudad (otras son la de Sevilla y la de Almodóvar), realizada por Hernán Ruiz III en 1571.

Puente-romano-de-cordoba-La-Puerta-del-Puente-2

Plenamente renacentista, la puerta muestra sus estriadas columnas dóricas sobre las cuales se alza un entablamento clásico con triglifos y metopas.

En su mismo emplazamiento hubo una antigua puerta romana –estamos en la entrada principal de la ciudad– a la que los árabes llamaron Puerta de la figura.

Justo detrás se alza uno de los más importantes Triunfos de San Rafael (así se conocen las estatuas que se multiplicaron desde aquellas lejanas fechas a las que antes hacíamos referencia y que hoy se encuentran por todo el casco histórico). Alzada sobre un alto obelisco, es obra de Miguel Verdiguier, del siglo XVIII.

Puente-romano-de-cordoba-La-Puerta-del-Puente-Triunfo-San-Rafael

Foto de Luis Rodriguez

La Torre de la Calahorra

En el lado Sur del puente se levanta la Torre de la Calahorra, antigua fortaleza musulmana destinada a proteger el acceso al puente romano, que fue ampliada profundamente en el año 1369, en el marco de la guerra civil entre Enrique II de Trastámara y su hermano Pedro I el Cruel.

Puente-romano-de-cordoba-La-Torre-de-Calahorra

Aquí mismo, casi a los pies de la Calahorra, los ejércitos de ambos libraron una batalla que le dio al escenario el nombre de Campo de la Verdad.

La Torre tiene planta en forma de cruz y tres brazos de los cuales arrancan tres torres con almenas, unidas por cuerpos de la misma altura. En el año 2006 fue restaurado para recuperar parte de su origen islámico y le fue añadido en su interior el Museo Vivo de Al-Andalus, que presenta una panorámica cultural de Córdoba en los siglos de su apogeo (del IX al siglo XIII), y de la convivencia de las culturas musulmana, judía y cristiana.

Puente-romano-de-cordoba-La-Torre-de-Calahorra-5


CORTEGANA: ruta del jamón ibérico de Jabugo

7 marzo, 2016 at 20:36

Cortegana

La gastronomía de Huelva es simplemente única y el Jamón Ibérico de su Sierra, el Jamón de Jabugo, es un verdadero manjar.

La ruta del jamón ibérico de Jabugo comprende los 31 municipios integrados en la zona de elaboración y maduración de la DOP Jamón de Huelva en las comarcas de Sierra de Aracena y Picos de Aroche y de Cuencas Mineras. Gran parte del territorio es Parque Natural y Reserva Mundial de la Biosfera. En él se crían los cerdos ibéricos con los que se elaboran los reconocidos jamones de Jabugo.

Hoy visitamos Cortegana, municipio situado en la Sierra de Huelva en Andalucía, en pleno Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, declarado como Reserva de la Biosfera.

sierra-de-huelva

El origen de Cortegana es muy lejano, y a pesar de que se han encontrado restos del Neolítico, según parece, fue fundada por los turdetanos.

No queda muy clara la etimología de su nombre aunque según muchos estudiosos, la abundancia del alcornoque y su corteza, el corcho, pudo tener una influencia decisiva, pues en la loma que une los cerros del Castillo y Santa Bárbara se asentó la Corticata romana.

Tras ser conquistada a los árabes por la Orden Hospitalaria, cambiaría de manos sucesivas veces en el conflicto del Algarve, al que el Tratado de Badajoz puso fin.

Culturalmente podemos admirar la iglesia parroquial del Divino Salvador, donde se mezclan los diversos estilos arquitectónicos por los que ha pasado la iglesia desde el s. XIV. En su interior imágenes de la Inmaculada (escultura en madera polícroma, con 0,60 m. de alto y 0,14 m. de peana, obra anónima del siglo XVIII) y la Virgen de los Dolores (mide 1,65 m. de alto, realizada por Rafael Barbero Medina en el año 1950).

Cortegana-iglesia-del-Divino-Salvador-2

También tiene interés la plaza de toros localizada en la calle Santa Bárbara, la ermita de San Sebastián, la ermita del Calvario (a la izquierda), las casas mudéjares, etc.

Cortegana-plaza-de-toros

No obstante, el principal atractivo arquitectónico de la ciudad es el Castillo de Cortegana, declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento. Majestuosa fortaleza de la época medieval, de Sancho IV, que se eleva sobre el resto de la localidad, y que ofrece fabulosas vistas.

Cortegana-castillo-3

Sus piedras han resistido con fuerza el paso de siglos de historia y de cambios en la arquitectura urbana; una riqueza histórica y monumental que se ha convertido en un atractivo reclamo turístico y cultural. Tras diversas reformas durante el siglo pasado, el castillo puede ser visitado junto al museo que alberga en su interior.

Es el castillo de la Sierra que se encuentra en mejor estado de conservación, y de obligada visita. En los primeros días de agosto acoge la celebración de las Jornadas Medievales.


CASTILLO DE MIRAVET: ruta de castillos medievales

15 febrero, 2016 at 21:21
Castillo-de-Miravet-6

Foto de hostallacreu.com

El Castillo de Miravet es una edificación del término municipal de Miravet, Tarragona. Situado en la cumbre de un cerro de unos 100 metros de alto, el castillo está considerado uno de los mejores ejemplos de arquitectura militar templaria de Cataluña.

De origen árabe y más tarde propiedad de la Orden del Temple, este castillo medieval, muy bien conservado, se alza junto al río Ebro como un gigantesco guardián.

Pueblo-de-Miravet-4

Antigua fortaleza islámica convertida por la orden del Temple en castilloconvento a mediados del s. XII.

De obra románica cisterciense y espíritu cruzado está considerado uno de los mejores ejemplos la arquitectura religiosa y militar de la orden del Temple en todo Occidente, junto con el de Peñíscola.

Es el segundo castillo románico más importante de España, después de Loarre, y el que cuenta con más dependencias cubiertas de toda Cataluña.

El control y dominio de esta fortaleza a lo largo de los siglos ha sido una constante y, cuando nos encontramos en lo alto de la terraza, comprendemos el lugar tan estratégico que ocupa esta magnífica construcción.

Castillo-de-Miravet-vistas-terraza-2

En 1990, el castillo se cede a la Generalitat de Catalunya, que lo declara Bien Cultural de Interés Nacional y lo abre al público en julio de 1994 después de obras de excavación y restauración.

Historia

La primera ocupación documentada del castillo de Miravet es del s. II a.C. con los íberos, y después hay restos de un castrum romano. A partir del año 711 empieza la ocupación musulmana de estas tierras, y son ellos quienes establecen una fortificación o hisn de época califal.

Castillo-de-Miravet-7

En el s. XII, el conde-rey Ramon Berenguer IV, con la ayuda de los templarios, reconquista nuestras tierras, primero Tortosa, en 1148, y después Miravet, en 1153, y es el 24 de agosto de este año cuando el conde cede a los templarios el castillo y las tierras de los alrededores (castillos y términos municipales de Gandesa, Corbera, Batea, Bot, Pinell, Rasquera, Benissanet y Algars), es decir, buena parte de la Ribera y la Terra Alta. Cabe destacar que desde el castillo se tiene un control absoluto de las tierras de alrededor, y sobre todo del río, que en esos momentos era muy importante, ya que unía el mar Mediterráneo con la Península ibérica, de modo que controlar y dominar ese enclavamiento era muy importante.

Son los templarios quienes construyen las estancias para poder residir en el castillo y las medidas de control y protección del mismo. Durante el siglo y medio que los templarios dominaron nuestras tierras, convivieron tres culturas, la musulmana, la cristiana y la judía.

El castillo de Miravet a finales del s. XIII fue la sede del maestre provincial. No era una elección al azar. Dicho castillo era una fortaleza inexpugnable y, al estar cerca del río, les permitía estar en contacto con el norte (Aragón) y el sur (Tortosa), a la vez que estaba a la misma distancia de las encomiendas del Rosellón, Aragón, Valencia y Cataluña. En 1307, Jaime II dio orden de arrestar a todos los templarios en Cataluña y de confiscar todas sus posesiones. Poco a poco fueron cayendo todas las fortalezas, hasta que llegaron a Miravet, donde se encontraron con que los templarios se habían hecho fuertes en el castillo, y hubo un asedio que duró un año. A mitades de diciembre de 1308, los últimos templarios entregan el castillo y a ellos mismos a los oficiales reales, lo que significó el fin de la Orden del Temple y la caída de una de las casas más importantes de la Corona Catalanoaragonesa.

Con la disolución del Temple, el castillo y las tierras pasan a manos de la Orden del Hospital hasta 1835, cuando, con la desamortización de Mendizábal, pasan a manos privadas.

Arquitectura

Castillo-de-Miravet-5

La inexpugnable fortaleza de Miravet consta de un doble recinto fortificado, separado por un corredor interno entre dos murallas. El perímetro de la exterior es de unos 600 m y el de la interior de 290 m.

El recinto interior consta del patio de armas y el cuerpo de guardia, rodeados de diversas dependencias (dormitorio, caballerizas, refectorio, almacén, granero y bodega).

Castillo-de-Miravet-patio-de-armas

Foto de Pepo Segura

Entre las dependencias destacan el salón, al que se accede por una puerta con arco de herradura, y la iglesia, dedicada a Sant Martí, románica (siglo XIII), de una sola nave con bóveda de cañón ligeramente apuntada y ábside semicircular con bóveda de horno.

El recinto exterior contaba también con unas caballerizas, una cisterna y la capilla de Sant Miquel.

Castillo-de-Miravet-interior-3

Para los horarios de visitas puedes acceder a la web del ayuntamiento del pueblo de Miravet.

Pueblo de Miravet

Pueblo de origen musulmán que esconde una gran historia y un gran presente turístico y artesanal.

Pueblo-de-Miravet-5

Miravet ha sido protagonista de numerosas guerras y batallas así como importantes crecidas del Ebro que se recuerdan por las calles a modo de placas  indicando el nivel al que llegó el río.

No obstante el peor desastre aún estaba por venir en 1938 en la famosa y definitiva Batalla del Ebro de la Guerra Civil cuando Miravet fue bombardeado por las tropas alemanas y muchas de las casas del pueblo fueron destruidas, hoy en día siguen abandonadas y son un triste testigo mudo de aquellos tiempos aciagos.

Durante las últimas décadas gracias a la explotación del turismo y la alfarería artesanal Miravet ha logrado sobrevivir a la emigración y se ha ido extendiendo hacia el interior formando lo que se conoce como el Pueblo Nuevo, tiene una población de 800 habitantes y es uno de los lugares más visitados de toda la comarca ya que aún conserva el esplendor de la época medieval.


EN UN LUGAR DE LA MANCHA: sexta etapa de la ruta de Don Quijote

1 febrero, 2016 at 19:47

quijote-campos-de-montiel-3

En un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme, no hace mucho que vivía un hidalgo al que se llamó Don Quijote… Hace ahora cuatro siglos, Miguel de Cervantes estaba dando al mundo una de las grandes joyas de la literatura mundial. Su protagonista, Don Quijote de la Mancha, sería un prototipo literario íntimamente ligado a la tierra por la que discurren sus desventuras.

En varios artículos te vamos a ofrecer diferentes etapas de la ruta que te permitirá acercarte con profundidad para conocer al héroe literario y su tierra, La Mancha.

La Ruta de Don Quijote ha sido declarada por el Consejo de Europa Itinerario Cultural Europeo, el cuarto de España, tras el Camino de Santiago, el legado de Al-Ándalus y las Rutas de los Sefardíes.

Al norte de Albacete, la llanura manchega, sabrá sorprender al caminante con hermosos cañones fluviales, como los que el río Júcar ha ido excavando con infinita paciencia.

cañones-rio-jucar-2

Partimos de La Roda, punto neurálgico de comunicación con el Levante peninsular. En sus calles pueden hallarse buenos ejemplos de arquitectura civil y religiosa.

quijote-la-roda

Rumbo sur, el viajero se encontrará a la altura de Munera, con un ramal que, procedente de San Clemente, se dirige a los Campos de Montiel. En este trecho sorprende la presencia de unas típicas construcciones abovedadas y circulares, construidas en piedra, denominadas cucos, cubillos y chozos, algunas de ellas todavía en uso, utilizadas como refugio por los pastores de la zona.

Chozo-campos-de-montiel-3

Pronto el camino presenta dos desvíos laterales hacia las cercanas poblaciones de El Bonillo y Lezuza, ambas famosas por la calidad de sus artesanías del esparto y el mimbre; ésta última, es también importante enclave arqueológico donde pueden verse restos de una antigua calzada romana.

Tras cruzar una zona de lagunas y antes de llegar a El Ballestero, este trayecto se bifurca en dos ramales, uno que acerca hasta Pinilla y sus salinas, uniéndose poco después con el tramo nº 2 que comunica San Clemente con Villanueva de los Infantes.

El otro ramal, conduce a Robledo, y desde allí, tras pasar por Alcaraz, siguiendo el curso del río Guadalmena, continúa hacia Povedilla adentrándonos en la comarca del Campo de Montiel.

quijote-Alcaraz

Tras bordear los límites comunitarios, la ruta enlaza, cerca de Torre de Juan Abad, con el tramo nº 3, por el que el viajero deberá continuar hasta encontrar en Villahermosa un ramal que conduce al final del recorrido, hasta los restos del castillo de la Estrella, cerca de Montiel, pequeña población que sin embargo ha sabido dar nombre a todo un paisaje.

quijote-castillo-de-la-estrella-3


ALMAGRO: pueblos medievales de España

12 enero, 2016 at 17:18

almagro-5

Foto de www.viajesconmiperro.com

Capital histórica de La Mancha, Almagro es una ciudad de poco más de 9.000 habitantes perteneciente a la provincia de Ciudad Real. Se caracteriza por la armonía de sus casas, con sólo dos alturas, todas ellas con blancas fachadas en las que destacan los grandes portalones y los balcones enrejados.

Es un importante conjunto histórico-artístico y enclave turístico. Desde comienzos del mes de febrero de 2015, uno de los pueblos privilegiados con el distinto de «pueblo más bonito de España». Este título fue concedido por la Asociación «Los Pueblos más bonitos de España», entidad que dio a conocer este nombramiento en el marco de la Feria Internacional del Turismo (Fitur).

Almagro es una de las grandes joyas de España. Un lugar que tiene un sorprendente patrimonio, una ciudad que progresó bajo el dominio de la Orden de Calatrava (orden militar y religiosa fundada en el Reino de Castilla en el siglo XII, en el año 1158, con el objetivo inicial de proteger la villa de Calatrava la Vieja, cerca de la actual Ciudad Real) y que luego recibió los favores de la historia en el siglo XVI de la mano de los banqueros alemanes y flamencos.

almagro-4-simbolo-orden-de-calatrava

Almagro, cuna de Calatrava, cuyo nombre viene probablemente del árabe almagreb (tierra arcillosa rojiza con óxido de hierro que se utilizaba para pintar vigas y columnas en la zona), es un oasis en el medio de La Mancha.

Ser la sede de la Orden de Calatrava y la ubicación de los banqueros flamencos y alemanes de Felipe II como concesionarios de las minas de mercurio de Almadén, a cambio de sus préstamos, trajo un aura de prosperidad a la comarca.

Almagro es un paseo por la historia. Solo con pasear por sus calles, nos estaremos trasladando siglos atrás, cuando nobles, frailes y dominicos transitaban entre los edificios emblemáticos del municipio, como el claustro de los Dominicos o el patio de los Fúcares.

almagro-claustro-dominicos

En nuestros paseos no podemos dejar de entrar en alguna de las muchas tiendas dedicadas al encaje y productos artesanales así como a los vinos y aceites de la región. También es muy recomendable pasar por el Museo Etnográfico, donde podemos conocer los viejos oficios de la zona o la recuperación de productos con Denominación de Origen, como la berenjena, así como la creación del Museo Nacional del Teatro.

almagro-museo-etnografico-2

La magnífica Plaza Mayor, destino de la mayoría de los visitantes, sorprende por su estructura con soportales de piedra. Fue engrandecida por los Függer junto a otras familias, parientes o empleados. En ella se encuentra también la Casa Consistorial que data también del siglo XVI.

almagro

En la Plaza Mayor, plena de tabernas de todos los estilos, se muestra ya un buen avance de la gastronomía típica de la zona en la destacan las berenjenas de Almagro, variedad típica de esta área; las gachas de harina de almorta (plato típico de harina frita con pimentón y añadidos de torreznos o hígado de cerdo), el tiznao (plato a base de bacalao y pimientos secos) o las migas.

almagro-berenjenas-de-almagro

En Julio, coincidiendo con el Festival Internacional de Teatro Cásico, merece la pena una visita especial a Almagro, pese al calor veraniego de La Mancha. En esos días, abre sus puestas esa joya del espectáculo, única en su género, que es el Corral de Comedias, que data del siglo XVII, y declarado Monumento Histórico Artístico en 1955.

Aunque Almagro respira teatro por los cuatro costados, lo cierto es que en el municipio hay mucho más que ver a parte de los escenarios.

almagro-corral-de-comedias-2

Foto de www.casadepacas.com

Saliendo de Almagro en dirección al este pasamos pronto por Moral de Calatrava, de un interesante conjunto urbano, de agradables calles y construcciones de sabor manchego, con iglesia parroquial del siglo XIII, reformada en el XVI y épocas posteriores.

Corral de Comedias

almagro-corral-de-comedias

El Corral de Comedias de esta localidad es el único del siglo XVII que se conserva en toda Europa, además de ser único también en mantenerse activo cuatrocientos años después de su inauguración. Su actividad, sin embargo, no ha sido continua durante todo este tiempo ya que a partir del siglo XIII fue utilizado como mesón y posada. Fue en la década de los años cincuenta cuando, tras el hallazgo de una baraja de cartas del siglo XVIII, se decidió iniciar las obras en busca del corral, del cual se localizó el escenario prácticamente intacto. Un proceso de rehabilitación integral y la declaración de Almagro como Conjunto Histórico-Artístico acaban impulsando el valor patrimonial y cultural de este espacio.

El Corral de Comedias, cuna de la dramaturgia española, sirvió para que en él imaginaran sus textos algunos de nuestros más grandes escritores, como Lope de Vega o Calderón de la Barca.

Festival Internacional de Teatro Cásico

Almagro cada verano se transforma en un inmenso teatro con capacidad para acoger a los 60.000 espectadores que asisten a su famoso Festival de Teatro Clásico.

almagro-Festival-Internacional-de-Teatro-Cásico-2

El certamen, que cuenta en su haber con más de treinta ediciones, involucra a toda la ciudad que se convierte cada mes de julio en un gran escenario. El evento tiene prestigio y reconocimiento internacional y en él actúan compañías reconocidas representando grandes clásicos como Shakespeare, Tirso de Molina, Calderón de la Barca, Lope de Vega o Fernando de Rojas, entre otros muchos autores. Además de en el Corral de Comedias, las obras se representan en multitud de espacios del municipio como el teatro Municipal, la antigua Universidad Renacentista, el palacio de Valparaíso, la ermita de San Juan o escenarios callejeros como la propia plaza Mayor.

La escena no solo es protagonista en verano ya que prácticamente durante todos los fines de semana del año se realizan en la localidad representaciones de las obras clásicas más características de la comedia y el teatro del Siglo de Oro. Almagro, además, cuenta con otro importante certamen, el Festival Iberoamericano de Teatro Contemporáneo, que se celebra en octubre.