MONTEFRÍO: miradores con las vistas más espectaculares de España

9 octubre, 2016 at 19:47

montefrio-3

Montefrío es un pueblo andaluz situado en la parte septentrional de la comarca de Loja, en la provincia de Granada. Limita al norte con términos municipales pertenecientes a Córdoba y a Jaén.

Asentado entre dos tajos enfrentados y dos barrancos con sus respectivos arroyuelos, se encuentra a 830 metros sobre el nivel del mar y a 50 Km  aproximadamente de Granada capital.

Montefrío fue declarado Conjunto Histórico Artístico en 1982.

Montefrío ha sido recientemente catalogada por National Geographic como uno de los diez pueblos con mejores vistas del mundo. El conocido como Mirador de las Peñas, situado en el interior del pueblo y desde el cual se puede contemplar una increíble panorámica del municipio y de las famosas peñas que lo rodean, se llamará “Mirador National Geographic”, en honor a la famosa revista de viajes.

montefrio-6

Foto de www.vuelaviajes.com

Adentrarse en sus blancas, estrechas y empinadas calles es remontarse a un pueblo del interior de Andalucía donde el legado de la cultura árabe permanece vivo; de hecho, Montefrío fue un bastión defensivo durante la reconquista de Al-Andalus.

montefrio-pueblo

Lo primero que impresiona en la visita a la villa es su casco antiguo, junto a su diversidad paisajística de las Peñas de los Gitanos integrado por centenares de dólmenes del Neolítico.

Historia

La historia de Montefrío ha estado marcada por el paso de varias civilizaciones que, desde tiempos remotos, se han asentado en las tierras de lo que hoy es el término municipal de Montefrío.

montefrio-mapa-antiguo

La historia de los asentamientos en estas tierras viene de la prehistoria, pero la ciudad como tal no aparece hasta que llegaron los árabes.

La conquista de Montefrío por parte de los cristianos se intentó en varias ocasiones desde que Alfonso XI conquistara Alcalá la Real en 1342. Sin embargo, no fue hasta 1483 cuando se inició la campaña definitiva del asalto a Montefrío y al resto del reino de Granada.

montefrio-castillo-de-la-villa-2

Fue residencia del rey nazarí Ismail III y cayó en manos cristianas en el año 1488, en el cerco de los Reyes Católicos a Granada.

Castillo de la Villa

Lo más destacable tras la Reconquista, fue la construcción de varios edificios como la Iglesia de La Villa, que fue mandado a construir sobre los restos del antiguo castillo árabe por los Reyes Católicos. Sus obras terminaron en 1507, aunque fue ampliada durante el siglo XVI por el arquitecto Diego de Siloé y la iglesia cobró elementos del gótico, del mudéjar y el renacimiento.

montefrio-castillo-de-la-villa

Merece la pena visitar el Centro de Interpretación de la Última Frontera, más conocido como “El Centinela” por su posición de vigilancia, ya que está dentro de la Iglesia de la villa. Fue mandado a construir por los Reyes católicos sobre el solar de la alcazaba y hoy día es un museo de analisis e interpretación histórica.

Iglesia de la Encarnación

La otra joya arquitectónica de Montefrío, que también acapara la mirada de los turistas y los propios lugareños, es la afamada iglesia de la Encarnación. El inicio fue el 11 de noviembre de 1786 y se dio por terminada el 12 de agosto de 1802, inaugurándose el 2 de noviembre del mismo año.

montefrio-iglesia-de-la-encarnacion

Foto de Francisco G.M.

De sorprendente acústica interior, es el lugar de peregrinación de miles de fieles durante todo el año.

Edificada durante el reinado de Carlos III, su bóveda redonda recuerda las construcciones romanas típicas de los panteones y los templos. Se dice que es una copia del Panteón de Agripa-Adriano de Roma.

Las Peñas de los Gitanos

La zona arqueológica denominada “Las Peñas de Los Gitanos”, paraje situado a 5 Km de Montefrío, encontramos la huella de varias civilizaciones. Este espacio conforma uno de los yacimientos más completos e importantes de Andalucía.

montefrio-penas-de-los-gitanos-3

Aparte de cuevas y abrigos naturales (utilizadas por los primeros pobladores como habitación), cuenta con diferentes poblados: altomedieval-visigodo, íbero-romano y andalusí. Entre sus cinco necrópolis suman un centenar de enterramientos megalíticos.


CASTILLO DE SIGUENZA: ruta de castillos medievales

2 octubre, 2016 at 18:59

castillo-de-siguenza-7

El castillo de los Obispos de Sigüenza es un palacio-fortaleza situado en el municipio español de Sigüenza (Guadalajara) España.

El castillo se ubica en un pequeño montículo cerca de la localidad que le proporciona su nombre, dominando el territorio que lo rodea. Además, su entorno natural es de los mejores de España, especialmente el Parque Natural del Río Dulce y las Hoces del Río Salado.

castillo-de-siguenza-8

Historia

El Castillo de Sigüenza se empezó a construir en el año 1.123 (s.XII) sobre una alcazaba árabe que dominaba la ciudad, bañada por el río Henares.

Comenzó sirviendo de palacio-fortaleza y residencia de los obispos, que fueron señores de la ciudad durante siete siglos. Como tal residencia, será testigo durante siglos de episodios importantes y visitas de personajes históricos.

La reconquista de Sigüenza tuvo lugar en el mismo año de la construcción del castillo, siendo su primer obispo,  Don Bernardo de Agen, quien al mando de un poderoso ejército conquistó la ciudad a los árabes que la ocupaban.

castillo-de-siguenza-3-noche

La restauración de la sede episcopal en Sigüenza por parte de la monarquía castellana, hizo crecer a esta aldea, que tomó nuevas fuerzas cuando  en 1138, Alfonso VII concedió a los obispos el señorío civil sobre la ciudad y sus gentes quince años después, de ahí que se la conociera como “la de los cien obispos de armas tomar”.

Desde entonces la historia de Sigüenza y de su castillo ha ido paralela con la de sus obispos. Desde el s. XII, estos obispos y demás personas influyentes que pasaron por Sigüenza fueron levantando, ampliando y fortificando el castillo, hasta llegar a ser uno de los más grandes e importantes de la península. En sus salones pusieron capillas, salas de justicia, tribunales y cárceles. Un gran número de militares y servidores estuvieron al cuidado del Castillo, donde habitaron los obispos durante largas temporadas.

Un hecho histórico añadido al paso de los diversos episcopados, fue el ocurrido en el siglo XIV, en 1355, cuando fue alojada, como prisionera, doña Blanca de Borbón, rechazada por su marido, Pedro I de Castilla,  desde entonces cuenta la leyenda de que una de las torres del mediodía, está todavía dominada con el recuerdo de la joven dama francesa.castillo-de-siguenza-leyenda-doncel

Su declive vino a partir del s. XIX, con la Guerra de la Independencia y las carlistas, y con sucesos como el gran incendio del Castillo de Sigüenza, destinándose también a cuartel de las tropas francesas. También sufrió daños en el s. XX, durante la guerra civil (1936 y 1939).

Actualmente se ha sometido a un excelente proceso de restauración y ha llegado a albergar el impresionante Parador Nacional de Turismo “Castillo de Sigüenza”, por lo que es sin duda una visita que no nos podemos perder en un viaje por la provincia de Guadalajara (Castilla La Mancha).

castillo-de-siguenza-reconstruccion

Arquitectura

El recinto tiene planta rectangular y son sus torres las que rompen la monotonía del edificio, estas son todas de la misma altura, rematadas por almenas de igual forma. Su estructura nos muestra su origen árabe. Se encontraba rodeado de una muralla con puente levadizo.

castillo-de-siguenza-torres

La nota que distinguía a este edificio era su matiz religioso, siendo el único a nivel nacional que sirvió de residencia a altas jerarquías eclesiásticas, el único caso de fortificación residencial religiosa.

De sus puertas,  hoy en día queda el portalón del Hierro, en la Travesaña Alta, y el Portal Mayor, que fue el acceso principal durante la Edad Media. Y por el costado de levante la Puerta del Sol, que fue postigo simplemente, y la Puerta del Toril, utilizable para salir a la Cañadilla desde la plaza mayor.

castillo-de-siguenza-portal-mayor-2

Pueblo de Sigüenza

Sigüenza es una de las ciudades con más historia de España. Sin duda, este municipio está marcado por su castillo, actual Parador Nacional. Pero también por la leyenda medieval del Doncel de Sigüenza y una artesanía única.

castillo-de-siguenza-vista-panoramica

La ciudad de Sigüenza fue el asentamiento de una importante ciudad celtíbera llamada Segontia, que estuvo situada en los altos cerros de la margen derecha del río Henares. En tiempos de los romanos, fue un sitio de mucho paso y  con bastantes habitantes, los cuales seguramente edificaron el torreón o puesto de vigilancia sobre el valle en lo que es hoy castillo-fortaleza. Esta ciudad también fue habitada por visigodos y árabes en un reducto fuerte y atalayado en lo más elevado de la orilla.

El castillo es el mejor punto de partida para conocer Sigüenza. Desde la plaza del castillo, la calle Mayor nos lleva a la plaza Mayor, que se empezó a construir en 1494, y a la catedral, de estilo gótico cisterciense.

castillo-de-siguenza-catedral-2

Foto de Blog Libertad Digital

El paseo continúa hacia la ermita del Humilladero (donde se encuentra la Oficina de Turismo), el Palacio Episcopal, la Antigua Universidad y las tres puertas (de Hierro, Mayor y del Toro) que franqueaban el paso de la muralla que protegía la ciudad.

Fuera del recinto histórico, el entorno de Sigüenza ofrece varias posibilidades de senderismo. Las dos principales llevan al Parque Natural Barranco del Río Dulce, con un paisaje salpicado de frondoso bosque mediterráneo (encinas, enebros, quejigos…). Otra opción es dirigirse a las Hoces del Río Salado, donde habita una escasísima colonia de buitres leonados, alguno de cuyos ejemplares podremos divisar si tenemos suerte.

castillo-de-siguenza-entorno

Para ampliar o complementar la información sobre este post recomendamos la lectura del post de nuestros compañeros ¿Tienes planes hoy?.


EN UN LUGAR DE LA MANCHA: décima etapa de la ruta de Don Quijote

20 septiembre, 2016 at 18:35

quijote-molinos

En un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme, no hace mucho que vivía un hidalgo al que se llamó Don Quijote… Hace ahora cuatro siglos, Miguel de Cervantes estaba dando al mundo una de las grandes joyas de la literatura mundial. Su protagonista, Don Quijote de la Mancha, sería un prototipo literario íntimamente ligado a la tierra por la que discurren sus desventuras.

En varios artículos te vamos a ofrecer diferentes etapas de la ruta que te permitirá acercarte con profundidad para conocer al héroe literario y su tierra, La Mancha.

La Ruta de Don Quijote ha sido declarada por el Consejo de Europa Itinerario Cultural Europeo, el cuarto de España, tras el Camino de Santiago, el legado de Al-Ándalus y las Rutas de los Sefardíes.

Este décimo viaje, último itinerario de nuestra Ruta de Don Quijote, permite al viajero conocer el rico paisaje natural del límite norte de Castilla-La Mancha, que aún conserva interesantes ejemplos de arquitectura románica.

Emprendemos camino a los pies del castillo de La Torresaviñán, para continuar atravesando el Parque Natural del Barranco del Río Dulce, que sirvió de escenario natural para el rodaje de muchos episodios de los programas televisivos de Félix Rodríguez de la Fuente, en cuyos cortados siguen vivos todos los valores de la fauna y flora local que con tanta emoción supo comunicarnos.

quijote-parque-natural-del-barranco-del-rio-dulce

Un poco más tarde, el viajero llegará a Sigüenza, población que todavía se enseñorea de su antigua riqueza, con la elegancia de sus casas, la monumental catedral o su castillo. Muchos son los tesoros que aquí sabrá encontrar el caminante, siendo obligado visitar la tranquila figura de El Doncel, leyendo eternamente a la poca luz de la capilla de los Arce.

quijote-siguenza-catedral

En este punto encontramos dos ramales que confluirán en las salinas de Rienda; uno hacia el este, pasando por Sienes y Valdelcubo, y otro hacia el oeste, pasando en primer lugar por Palazuelos, localidad completamente amurallada, que presenta cuatro puertas conformadas por gruesos torreones que permiten acceder al pueblo.

Desde Olmeda de Jadraque, un pequeño desvío permite acercarse a Santamera, a orillas del embalse de El Atance, y llegar finalmente a la pequeña población de Imón, famosa por sus salinas de origen romano, que fueron en su tiempo las más importantes de España.

quijote-salinas-de-imon

La ruta termina en Atienza, cuyo casco antiguo ha sido declarado conjunto histórico, que todavía conserva un par de puertas de la antigua muralla que la defendía, como la de Arrebatacapas, que separa las dos plazas más importantes de la villa, destacando la plaza del Trigo, con sus soportales, casonas blasonadas, el Cabildo y otros muchos edificios del siglo XVI.

quijote-atienza-2


HERVÁS: pueblos medievales de España

12 agosto, 2016 at 21:04

hervas-entorno-2

Hervás es un municipio español situado al norte de Extremadura, cuya capital es la villa del mismo nombre. El municipio se ubica en la falda de la Sierra de Béjar, en el Valle del Ambroz. Con unos 4.000 habitantes, la villa es famosa por su judería y por su entorno natural.

La Judería de Hervás fue declarada conjunto histórico-artístico en 1969 y desde 1989 se han llevado a cabo diversos trabajos de restauración y conservación del conjunto.

Incluido en la Red de Juderías de España, la Judería de Hervás es un conjunto arquitectónico que tiene su origen en el siglo XIII. Fue declarada conjunto histórico-artístico en 1969 y desde 1989 se han llevado a cabo diversos trabajos de restauración y conservación del conjunto.

hervas-barrio-judio

Foto de Lourdes Torres

El barrio está constituido por callejuelas empedradas y estrechas, y casas con grandes voladizos, balconadas y abundancia de materiales autóctonos. Se conservan las calles Sinagoga, Rabilero o Cofradía. Pero, sin duda, la travesía del Moral, es lugar estrella de la Judería, siendo la calle más estrecha del lugar y de España, un pasadizo que mide apenas 50 centímetros en su parte más estrecha.

hervas-travesia-del-moral

Un barrio de callejuelas empinadas que bajan desde la Plaza hasta el río Ambroz y el puente medieval de la Fuente Chiquita, culebreando entre casas con grandes voladizos y balconadas, la planta baja de piedra o adobe, pintada de blanco, y la superior, de entramado de madera de castaño.

En tu paseo por las calles del barrio judío podrás sumergirte en otra época mientras disfrutas de una cata de vinos de pitarra y de las obras de artesanía que se producen en los distintos locales del barrio, que trabajan, por ejemplo, con la madera, el cuero, la forja o el vidrio.

hervas-barrio-judio-2

A principios de julio se celebra la fiesta de Los Conversos, para la cual se escribe ex profeso una obra teatral que se representa a orillas del río. Es en este tipo de festividades cuando se pueden degustar los típicos platos de la cocina sefardí, así como dulces tradicionales.

hervas-fiesta-Los-Conversos-2

Y otra cosa que tiene Hervás es su castañar, un bosque de cuento, propio de latitudes más húmedas y norteñas, que asombra al viajero que sube por la carretera del puerto de Honduras, preguntándose en qué momento ha cogido el secreto desvío que lleva directamente de Extremadura a Galicia.

Origen e Historia

La localidad de Hervás surge en el s. XII a partir de una ermita situada junto al rio Santihervás, de donde proviene su nombre, edificada por los templarios. Los templarios fueron expulsados a principios del s. XIII y se construye un castillo con la iglesia en su interior. Alrededor del castillo se fueron asentando diversas gentes que repoblaron el territorio.

hervas-barrio-judio-4

En el siglo XV se estableció la comunidad hebrea junto al río Ambroz. Estaba constituida por 45 familias de las que, en 1492 se exiliaron 14, aunque retornaron algunas en 1494. Hervás perteneció al ducado de Béjar desde 1396, pero obtuvo el título de villa en el año 1816.

De esta época medieval llega hasta nuestros días su barrio judío. Junto a la judería se encuentra el puente medieval de la Fuente Chiquita, en cuyo pretíl puede verse una imagen yacente de D. Alonso Sánchez, de finales del s. XIV.

hervas-puente-de-la-Fuente-Chiquita


PUENTE ROMANO DE CÓRDOBA: restos romanos en España

14 marzo, 2016 at 19:12

Puente-romano-de-cordoba-2

El puente romano de Córdoba está situado sobre el río Guadalquivir a su paso por Córdoba, y une el barrio del Campo de la Verdad con el Barrio de la Catedral.

También conocido como “el Puente Viejo” fue el único puente con que contó la ciudad durante 20 siglos, hasta la construcción del puente de San Rafael, a mediados del siglo XX. El 9 de enero de 2008 se inauguró la mayor y discutida remodelación que el puente Romano ha tenido en su historia.

Desde 1931, el puente, conjuntamente con la puerta del puente y la torre de la Calahorra está declarado Bien de interés cultural en la categoría de monumento. Forma parte del centro histórico de Córdoba que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994.

Puente-romano-de-cordoba-noche-3

Se construyó a principios del siglo I d.C. (tiempos del emperador Augusto) sustituyendo seguramente a un puente primigenio de madera. Una época de abundantes e importantes construcciones en Hispania (véanse las fundaciones de Emérita Augusta –actual Mérida– o de César Augusta –actual Zaragoza–, o la construcción de los teatros de la propia Mérida, de Itálica o de Cartagena).

Su longitud es de 331 metros y se compone de dieciséis arcos de los diecisiete originales. Fue el único punto para cruzar el río sin embarcación. Seguramente la Vía Augusta desde Roma hasta Cádiz pasaba por él.

Desde la Reconquista se encuentra la torre defensiva llamada Torre de la Calahorra y en el otro la Puerta del Puente por orden de Felipe II encomendando la construcción al arquitecto Hernán Ruiz III en 1572.

Puente-romano-de-cordoba-vista-aerea

El Puente Romano formó parte de la Nacional IV, siendo atravesado por viajeros que bajaban desde el centro de España hacia el sur, siguiendo como vía de transporte hasta el día 1 de mayo de 2004 que fue cuando se cerró el tráfico definitivamente.

La estatua del Arcángel San Rafael

En el año 1651, después de una grave epidemia de peste que había causado estragos en la población, se colocó hacia la mitad del puente, sobre uno de sus barandales de piedra, una imagen del Arcángel San Rafael, obra del escultor cordobés Bernabé Gómez del Río, para dar gracias por el fin de la epidemia.

Puente-romano-de-cordoba-estatua-Arcángel-San-Rafael

El Arcángel era custodio de Córdoba desde que un siglo antes, como cuenta la leyenda, otra epidemia acabó poco después de que San Rafael se apareciera al Padre Roelas y le dijera: “Yo te juro por Cristo Crucificado que soy Rafael Ángel a quien Dios tiene puesto por guarda en esta ciudad”.

Es habitual encontrar la figura del Arcángel envuelta en flores, velas y otras ofrendas realizadas por los cordobeses, una tradición, especialmente arraigada en el barrio del Campo de la Verdad –que se encuentra justo al Sur del puente, tras la Calahorra, extramuros de la ciudad–, con una larga tradición.

Puente-romano-de-cordoba-estatua-Arcángel-San-Rafael-2

La Puerta del Puente

En el lado Norte del puente, dando la bienvenida al visitante que se adentra en la ciudad, se alza la citada Puerta del Puente, una de las tres que quedan en la ciudad (otras son la de Sevilla y la de Almodóvar), realizada por Hernán Ruiz III en 1571.

Puente-romano-de-cordoba-La-Puerta-del-Puente-2

Plenamente renacentista, la puerta muestra sus estriadas columnas dóricas sobre las cuales se alza un entablamento clásico con triglifos y metopas.

En su mismo emplazamiento hubo una antigua puerta romana –estamos en la entrada principal de la ciudad– a la que los árabes llamaron Puerta de la figura.

Justo detrás se alza uno de los más importantes Triunfos de San Rafael (así se conocen las estatuas que se multiplicaron desde aquellas lejanas fechas a las que antes hacíamos referencia y que hoy se encuentran por todo el casco histórico). Alzada sobre un alto obelisco, es obra de Miguel Verdiguier, del siglo XVIII.

Puente-romano-de-cordoba-La-Puerta-del-Puente-Triunfo-San-Rafael

Foto de Luis Rodriguez

La Torre de la Calahorra

En el lado Sur del puente se levanta la Torre de la Calahorra, antigua fortaleza musulmana destinada a proteger el acceso al puente romano, que fue ampliada profundamente en el año 1369, en el marco de la guerra civil entre Enrique II de Trastámara y su hermano Pedro I el Cruel.

Puente-romano-de-cordoba-La-Torre-de-Calahorra

Aquí mismo, casi a los pies de la Calahorra, los ejércitos de ambos libraron una batalla que le dio al escenario el nombre de Campo de la Verdad.

La Torre tiene planta en forma de cruz y tres brazos de los cuales arrancan tres torres con almenas, unidas por cuerpos de la misma altura. En el año 2006 fue restaurado para recuperar parte de su origen islámico y le fue añadido en su interior el Museo Vivo de Al-Andalus, que presenta una panorámica cultural de Córdoba en los siglos de su apogeo (del IX al siglo XIII), y de la convivencia de las culturas musulmana, judía y cristiana.

Puente-romano-de-cordoba-La-Torre-de-Calahorra-5