TEATRO ROMANO DE CARTAGENA: restos romanos en España

22 abril, 2018 at 19:41

teatro-romano-de-cartagena-2

El teatro romano de Cartagena es un teatro de época romana, construido entre los años 5 y 1 a. C. por emperador Augusto en la ciudad de Carthago Nova, actual Cartagena.

Es uno de los más destacados restos del asentamiento romano en Cartagena, tenía capacidad para unos 7.000 espectadores, situándose tras el de Sagunto en uno de los mayores de Hispania. Estuvo en uso hasta el siglo III, a partir del cual se superpusieron varias edificaciones.

teatro-romano-de-cartagena-simulacion-2

El 21 de enero de 1999 fue declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento.

Su descubrimiento fue fortuito ya que no había ni referencias escritas ni datos arqueológicos, que pudieran evidenciar su existencia. El hallazgo se lo debemos al catedrático de la Universidad de Murcia Dr. Sebastián Ramallo Asensio. Al haber estado cubierto por sucesivas capas de ocupación: bizantina, árabe, medieval; se había conservado medianamente bien y además mantenía muchos de sus elementos originales in situ.

teatro-romano-de-cartagena-3

Paralelamente a los descubrimientos arqueológicos, se le encargó a Rafael Moneo la construcción del Museo del Teatro Romano, inaugurado en julio del 2008. Se aprovechó el palacio modernista Pascual Riquelme, para construir el museo, en el que se conservan parte de las piezas halladas y explica la historia del teatro, la sociedad romana y posteriormente de las excavaciones. Un corredor subterráneo bajo la catedral no lleva hasta el teatro.

teatro-romano-de-cartagena-museo-2

Historia

El teatro se dedica a Lucio y Julio César, nietos del emperador, y cuyos nombres podemos leer en dos grandes dinteles de mármol gris que hay sobre los accesos este y oeste. Para su realización se emplearon calizas, mármoles, areniscas y travertino rojo para las columnas. El mármol blanco que aún conserva procede de Grecia y seguramente estuviera tallado en talleres de Roma antes de traerlos a la ciudad.

teatro-romano-de-cartagena-dinteles

En el siglo III se construyó sobre sus cimientos un mercado columnado asentado sobre la orchestra en el que se emplearon muchos de los materiales del teatro. Con la llegada de los vándalos (425) el edificio quedó bastante deteriorado. Solo con la llegada del emperador bizantino Justiniano I, la ciudad volvió a resurgir, recibiendo el nombre de Carthago Spartaria, sobre el teatro se realizó un barrio comercial y parte de la muralla bizantina (VI).

Habrá que esperar al siglo XIII para que se vuelva a construir en la zona, es entonces cuando se eleva sobre el teatro la catedral de Santa María, muy deteriorada en la actualidad, en la que se emplearon elementos tanto del teatro como del resto de edificios que allí se asentaron.

teatro-romano-de-cartagena-iglesia-e

Materiales y Construcción

El Teatro Romano de Cartagena está situado en el Cerro de la Concepción, la colina más alta de las cinco que configuran la topografía de la ciudad, y contrapuesto al anfiteatro. Este emplazamiento era muy habitual en la época. La ubicación en la ladera de un monte facilitaba la construcción del graderío aprovechando la propia roca del monte y la orientación norte y protección de los vientos del sur le confería una excelente acústica.

teatro-romano-de-cartagena

La construcción del teatro sigue el modelo propuesto por Vitrubio: frente escénico con doble columnata; orchestra, el semicírculo delante de la escena; cávea donde se sentaban los espectadores según su rango social; proscenio el espacio de delante de la escena y el pórtico de detrás de la escena, es decir un patio porticado.

El graderío o cávea se articula en tres sectores horizontales, dividida a su vez por cinco escaleras radiales. Tenía una capacidad aproximada de 7.000 espectadores y los principales accesos del público se realizaban a través de dos pasillos laterales sobre cuyas puertas están los dinteles con las dedicatorias a Caio Caesar y Lucio Caesar.

teatro-romano-de-cartagena-fachada

La scaena (escena) era el lugar donde se presentaba la obra y se situaba frente al graderío. La del teatro romano de Cartagena se articulaba en dos pisos por medio de columnas y tenía un alzado aproximadamente de 16 m. La variedad cromática de los materiales de los que estaba hecha (mármoles blancos, rojizos, bloques de arenisca amarillenta revestidos de estuco) y el rico programa ornamental le confirieron gran belleza.

Su decoración escultórica estuvo realizada en el citado mármol blanco y se ha conservado gracias a que muchos fueron reutilizados como material de construcción en un mercado tardo-romano (siglo V). Entre las piezas, destacan: tres altares de forma circular que estaban dedicados a la Tríada capitolina (Júpiter, Juno y Minerva) y al cortejo de Apolo (las Gracias, las Musas y las Horas); una estatua del propio dios tocando la cítara, capiteles corintios y un bajo relieve dedicado a Rea Silvia.

teatro-romano-de-cartagena-Tríada-capitolina

El Teatro Romano de Cartagena premiado en Europa

El Teatro Romano de Cartagena recibió el día 10 de junio de 2010 el premio Europa Nostra de la Unión Europea que premia la excelencia en la conservación del patrimonio.

De los tres galardones que recayeron en España, el mayor fue para el Teatro Romano de Cartagena. El jurado valoró la excelencia de la restauración y conservación de los tesoros desenterrados durante las excavaciones llevadas a cabo en este monumento.


LOS MARINES: ruta del jamón ibérico de Jabugo

15 abril, 2018 at 20:50

los-marines-3

La gastronomía de Huelva es simplemente única y el Jamón Ibérico de su Sierra, el Jamón de Jabugo, es un verdadero manjar.

La ruta del jamón ibérico de Jabugo comprende los 31 municipios integrados en la zona de elaboración y maduración de la DOP Jamón de Huelva en las comarcas de Sierra de Aracena y Picos de Aroche y de Cuencas Mineras. Gran parte del territorio es Parque Natural y Reserva Mundial de la Biosfera. En él se crían los cerdos ibéricos con los que se elaboran los reconocidos jamones de Jabugo.

Hoy te invitamos a conocer Los Marines, un pequeño pueblo en pleno centro de la comarca de la Sierra de Huelva. Se ubica en la carretera que une Aracena con Portugal, en el centro del Parque Natural de la Sierra de Aracena y los Picos de Aroche, uno de los espacios protegidos más importantes de la Comunidad y que ocupa todo el norte de la provincia con sus dehesas.

los-marines-panoramica-2

Su casco urbano, al igual que la Iglesia de Ntra. Sra. de Gracia están catalogados como Bienes de Interés Cultural.

El agua es protagonista del pueblo, de ahí que existan varias fuentes públicas distribuidas por la localidad; a las que se suma un antiguo lavadero que aún trae recuerdos a sus habitantes más longevos.

los-marines-lavadero

El monumento más destacado de la villa es la Iglesia de Nuestra Señora de Gracia, del siglo XVI que alberga en su interior una pila bautismal de gran valor artístico.

Tras el recorrido cultural es momento de conocer su entorno natural, perfecto para practicar senderismo por rutas señaladas entre huertas y castañares.

los-marines-senderismo

Destacamos la parte artesanal del pueblo, la cual mantiene una tradición centenaria elaborando con varas de olivos cestas y canastos.

Historia del pueblo de Los Marines

Los Marines tuvo la fortuna de nacer como tierra prometida para austeras gentes venidas de Galicia. Efectivamente, el poblamiento, acaecido en el siglo XIV, fue realizado por hombres del valle del Sil (Santiago y Santana, 1985), guiados por los hermanos Marín, probablemente de la ciudad del mismo nombre, en la que hoy es provincia de Pontevedra.

los-marines-4

De esta forma, la toponimia contiene numerosos nombres de origen gallego, tales como Balambas, Los Garridos, El Palero, Valdelama, Las Torneras etc. (Recio Moya, R., 1994).

Poco a poco, los caseríos dispersos dieron lugar al poblado de Los Marines, que en el siglo XVI tiene ya iglesia bajo la protección de la Virgen de Gracia.

Hasta mediados del siglo XVII fue tierra de realengo del Consejo de Aracena en el reino de Sevilla. Hacia 1640 pasa a jurisdicción señorial, tras la donación hecha por Felipe IV al Conde Duque de Olivares, don Gaspar de Guzmán, para pagar los servicios prestados en la batalla de Fuenterrabía.

Al fin, el 7 de Febrero de 1768, el Rey concede el título y Privilegio de Villa a Los Marines, eximiéndola de la jurisdicción de Aracena.


EL MARMITAKO: platos típicos con tradición

18 enero, 2018 at 18:58

marmitako-3

El Marmitako es un plato típico del País Vasco cuyo nombre en euskera significa “de la cazuela”. Su nombre proviene de la palabra marmita que es el recipiente donde se preparaba el guiso.

Se trata de un guiso de atún con patatas, cebolla, pimiento y tomate, principalmente. En algunos lugares se sirve caliente en una cazuela de barro. El atún con el que se cocina es el denominado Thunnus alalunga (atún blanco o bonito del norte).

marmitako-bonito-de-norte

En realidad, lo que en el País Vasco se llama Marmitako, es una simple olla de pescado que Asturias Y Galicia se llama Cazuela, Marmita o Caldereta/Caldeirada de bonito. En Cantabria a este plato se le llama Sorroputun.

También se puede preparar con otro tipo de pescado, marmitako de salmón, de abadejo…

Origen e Historia

marmitako-arrantzale-historia-3

Su origen se encuentra en los pescadores del norte de España (vascos, asturianos y cántabros). El Marmitako servía para alimentar a la tripulación de los barcos pesqueros vascos. Antaño, los cocineros disponían de pocas materias primas para elaborar la comida, así que con algo de pescado, unas patatas y poco más era suficiente.

Al contrario de lo que se podría pensar, era tradicionalmente una comida de verano simplemente por el hecho de que era durante los meses más cálidos cuando se pescaba el bonito. Si hacía mucho calor, el Marmitako se comía templado.

marmitako-pesca-bonito

Antiguamente, en Asturias y Galicia, este plato se hacía con nabos o con castañas, ya que las patatas no llegaron a España hasta el siglo XIX, y era el rancho habitual de los pescadores cuando faenaban, usando atún recién pescado, con lo que el resultado de aquel humilde rancho era espectacular.

RECETA AUTÉNTICA DEL MARMITAKO

marmitako

Antes de empezar con la receta, nos gustaría dedicarle unas palabras a los pimientos choriceros. El pimiento choricero es un tipo de pimiento rojo seco, muy típico en la cocina vasca, pero desgraciadamente difícil de encontrar fuera del País Vasco. En el peor de los casos, sustitúyelo con pimiento rojo normal. Aunque nunca será lo mismo, es como sustituir pasas con uvas…

marmitako-pimiento-choricero

Esta receta tiene una parte que es clave, y es la de romper las patatas en lugar de cortarlas. “Romper” las patatas significa introducir un poco el filo del cuchillo en la patata para a continuación girar hacia fuera, rompiendo así un trozo de patata en lugar de resultar en un corte limpio. Esto es importante porque ayuda a preservar la estructura natural de la patata, soltando así más almidón cuando se cocina. Como resultado, la salsa queda más espesa y contundente sin necesidad de añadir ningún otro ingrediente.

Ingredientes (para 2 personas)

marmitako-ingredientes-2

  • 200 gr de bonito
  • 1 Cebolla pequeña
  • 1 Pimiento verde
  • 2 Patatas grandes
  • 1 Diente de ajo
  • 1-2 Pimientos choriceros secos
  • 1 Tomate pequeño (opcional)
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva
  • Txakoli (vino blanco)
  • Agua
  • Sal

Elaboración:

marmitako-elaboración

  1. Corta las verduras en trozos pequeños. Las patatas hay que pelarlas y “romperlas” en lugar de cortarlas.
  2. Sofríe la cebolla en una cazuela con algo de aceite hasta que se dore ligeramente.
  3. Añade el pimiento verde y déjalo cocinar unos minutos.
  4. Añade las patatas y el ajo y deja cocinar todo unos minutos.
  5. Añade el vino (a mí me gusta añadir una buena cantidad de vino, aproximadamente un vaso).
  6. Añade el pimiento choricero. Puedes utilizar una o dos cucharadas de la carne de pimiento choricero o pimientos choriceros secos. En el segundo caso, es necesario hidratarlos previamente (tenerlos un rato en agua) para después quitarles la piel y quedarse solo con la carne.
  7. Añade agua, la suficiente como para cubrir las verduras.
  8. Añade sal al gusto.
  9. Cubre la cazuela y deja cocinar a fuego lento, dando vueltas de vez en cuando. Si es necesario, añade más agua.
  10. Si quieres utilizar tomate, añádelo casi al final. Yo utilicé un rallador de queso para rallar el tomate, convirtiéndolo en una especie de salsa antes de añadirlo.
  11. Una vez que las patatas estén hechas, el Marmitako está prácticamente terminado. Corta el bonito en pedazos del tamaño de un bocado y añádelo a la cazuela. Deja la cazuela en el fuego unos 2 o 3 minutos más.
  12. Sirve el Marmitako y espolvoréalo con perejil fresco.

EL RASTRO: mercadillos de España con historia

11 enero, 2018 at 18:21

el-rastro

El Rastro es un mercado al aire libre que se celebra en el centro histórico de Madrid, en el popular barrio de La Latina. Es un mercado y sitio emblemático que no puede dejar de ver en Madrid.

El mercado se sitúa exactamente en torno a la Ribera de Curtidores, una cuesta pronunciada a lo largo de la cual se extienden cientos de puestos con los objetos más variopintos como ropa de segunda mano, interruptores, cachivaches, percheros, cuadros y muebles viejos, singles del sello Belter, cromos, libros, revistas o hasta un casco de prusiano.

el-rastro-objetos-4

Todos los domingos y festivos de 9 a 15 horas, llueva o luzca el sol, el Rastro se llena de puestos y curiosos que buscan…

Ya desde mediados del siglo XVIII, entonces como mercadillo clandestino y de trapicheo, el Rastro continúa siendo el mejor escaparate de Madrid para buscar objetos usados. Todo un referente de la ciudad con más de 400 años de historia.

el-rastro-3

El Pueblo de Madrid considera el Rastro como el mercado emblemático de su ciudad y quiere conservarlo en su estado tradicional, es decir en la zona de la capital que siempre le correspondió, en su aspecto natural y espontáneo, en su desorden encantador, en sus días de domingos y festivos. El Rastro es Patrimonio Cultural del Pueblo de Madrid.

A pesar de las aglomeraciones que se forman en algunas zonas, resulta agradable pasar una soleada mañana de domingo recorriendo los puestos del rastro para terminar tomando unas tapas en los bares de la zona. Cuando el personal (vendedores y curiosos) comienza a dispersarse en torno a las 14.30, el cuerpo pide un aperitivo tardío en los bares de la zona o acercarse a picar algo al Mercado de San Fernando.

el-rastro-tapas

Te recomendamos tener cuidado con los objetos de valor mientras transitas por las calles repletas de gente, ya que es muy común que la zona esté llena de carteristas a la caza de turistas distraídos.

Origen e Historia

el-rastro-historia

La zona que ocupa el Rastro era el antiguo lugar donde se encontraban las curtidurías (establecimiento donde se curten y trabajan las pieles), muy próximas al matadero. La denominación del mercadillo proviene del hecho de que durante el traslado de las reses hasta las curtidurías se dejaba un rastro de sangre que fue el que dio origen al nombre del famoso mercadillo.

La zona del Rastro actual, que no se conocía con este nombre hasta el final del siglo XV y principios del XVI, ya tenía la gran actividad comercial de los “ropavejeros”, vendedores de ropa vieja y usada, afincados desde el siglo XIV en la Calle de los Estudios y en torno a una manzana triangular de casas al pie de esta calle. Esta manzana ocupaba la parte alta de la actual Plaza de Cascorro y fue conocida más tarde por el nombre del “tapón del Rastro” que será derruido a principios del siglo XX.

el-rastro-historia-4

A finales del siglo XV empezaron a instalarse en esta zona los mataderos y las tenerías con los curtidores de pieles. Ropavejeros, mataderos y tenerías fueron el principio de la gran actividad comercial del Rastro.

Zonas especializadas

Algunas de las calles aledañas a la Ribera de Curtidores se dedican a la venta de algunos productos especializados. Estas son algunas de las más interesantes:

Calle Fray Ceferino González: conocida como la calle de los pájaros, antiguamente se dedicaba a la venta ambulante de animales. Hoy sólo quedan algunas tiendas especializadas.

Calle de San Cayetano: también conocida como la calle de los pintores, acoge diferentes locales en los que se pueden comprar algunos cuadros además de los materiales para pintar.

el-rastro-cuadros

Calle de Rodas, Plaza del General Vara del Rey y Plaza de Campillo del Mundo Nuevo: zonas especializadas en la compra-venta de revistas, cromos y juegos de cartas.

Calle del Carnero y Calle de Carlos Arniches: Calles especializadas en la venta de libros antiguos.


LA BOQUERÍA: mercados tradicionales con sabor

27 diciembre, 2017 at 12:58

la-boqueria-3

El Mercado de San José (en catalán ‘Mercat de Sant Josep’), mundialmente conocido como La Boquería, es el mercado más famoso de Barcelona y una de sus principales atracciones turísticas.

Situado en Las Ramblas de Barcelona, La Boquería es un céntrico mercado municipal ideal para comprar productos frescos, aunque en la actualidad el mercado se ha convertido en una llamativa atracción turística.

la-boqueria-las-ramblas-2

Destaca por ser un mercado de gran colorido donde, a través de más de 2.500 metros cuadrados, se ubican más de 300 puestos que ofrecen todo tipo de productos. Huevos, carnes, embutido, dulces, zumos de frutas… Merece la pena picar algo en Pinotxo, un bar del mercado en el que no te puedes perder sus guisos con garbanzos acompañados de una copa de cava.

la-boqueria-color-6

El punto de información se encuentra prácticamente en el extremo opuesto a la entrada desde Las Ramblas, siguiendo todo el pasillo central y girando a la derecha un poco antes de llegar al final. Allí os darán un mapa con la ubicación de algunas tiendas seleccionadas. El resto de paradas tienen una numeración que también podéis ver en el mapa y que os será muy útil si buscáis alguna recomendación concreta. Los números de las paradas están bien visibles en sus letreros.

la-boqueria-7

Además de ser el mercado más conocido de Barcelona, es uno de los más conocidos de Europa. Medios de comunicación tan importantes como la CNN lo han destacado incluso como uno de los 10 mejores mercados del mundo.

Origen e Historia

La Boquería fue inaugurada en su actual emplazamiento en 1840, aunque se sabe que ya existía como mercado al aire libre desde al menos el año 1217, lo que lo convierte en uno de los mercados más antiguos del mundo que aún siguen en activo.

la-boqueria-historia-2

Se cree que en sus orígenes fue un mercado ambulante que solía situarse en Las Ramblas, no muy lejos de la zona donde hoy se encuentra. Por entonces sólo consistía en unas pocas mesas donde se vendía carne, pero poco a poco fue aumentando el número de vendedores y la variedad de productos de la tierra.

la-boqueria-historia-4

En el lugar en el que se encuentra emplazado el mercado anteriormente estuvo ubicado el Convento de San José, fundado en 1586. Con el paso del tiempo La Rambla se convirtió en un lugar de gran interés público y, tras el incendio provocado que sufrió el monasterio, decidieron trasladar el mercado al lugar que ocupaba el convento.

Significado del nombre “Boqueria”

Una de las preguntas más frecuentes en torno a La Boquería es sobre el origen de su nombre. Algunos creen erróneamente que está relacionado con Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona. Según esta versión, “Boqueria” derivaría del lugar donde la gente se quedaba “boquiabierta” al contemplar los tesoros que el conde habría exhibido en la puerta de la antigua muralla tras la exitosa conquista de Almería. Para ser más precisos, según lo que he podido leer en la web de la Universitat de Barcelona, derivaría de “badoqueria”, nombre que refería a la actitud de los “badocs” (bobos) que se quedaban alelados ante la puerta.

La propia web de la Universitat de Barcelona señala que esta teoría es poco creíble ya que, entre otras cosas, existen incoherencias históricas. La versión más aceptada dice que en realidad el nombre de La Boquería se corresponde con la carne de cabrito (“boc” en catalán), que era vendida por la comunidad judía ya en el s.XIII.