EL RASTRO: mercadillos de España con historia

11 enero, 2018 at 18:21

el-rastro

El Rastro es un mercado al aire libre que se celebra en el centro histórico de Madrid, en el popular barrio de La Latina. Es un mercado y sitio emblemático que no puede dejar de ver en Madrid.

El mercado se sitúa exactamente en torno a la Ribera de Curtidores, una cuesta pronunciada a lo largo de la cual se extienden cientos de puestos con los objetos más variopintos como ropa de segunda mano, interruptores, cachivaches, percheros, cuadros y muebles viejos, singles del sello Belter, cromos, libros, revistas o hasta un casco de prusiano.

el-rastro-objetos-4

Todos los domingos y festivos de 9 a 15 horas, llueva o luzca el sol, el Rastro se llena de puestos y curiosos que buscan…

Ya desde mediados del siglo XVIII, entonces como mercadillo clandestino y de trapicheo, el Rastro continúa siendo el mejor escaparate de Madrid para buscar objetos usados. Todo un referente de la ciudad con más de 400 años de historia.

el-rastro-3

El Pueblo de Madrid considera el Rastro como el mercado emblemático de su ciudad y quiere conservarlo en su estado tradicional, es decir en la zona de la capital que siempre le correspondió, en su aspecto natural y espontáneo, en su desorden encantador, en sus días de domingos y festivos. El Rastro es Patrimonio Cultural del Pueblo de Madrid.

A pesar de las aglomeraciones que se forman en algunas zonas, resulta agradable pasar una soleada mañana de domingo recorriendo los puestos del rastro para terminar tomando unas tapas en los bares de la zona. Cuando el personal (vendedores y curiosos) comienza a dispersarse en torno a las 14.30, el cuerpo pide un aperitivo tardío en los bares de la zona o acercarse a picar algo al Mercado de San Fernando.

el-rastro-tapas

Te recomendamos tener cuidado con los objetos de valor mientras transitas por las calles repletas de gente, ya que es muy común que la zona esté llena de carteristas a la caza de turistas distraídos.

Origen e Historia

el-rastro-historia

La zona que ocupa el Rastro era el antiguo lugar donde se encontraban las curtidurías (establecimiento donde se curten y trabajan las pieles), muy próximas al matadero. La denominación del mercadillo proviene del hecho de que durante el traslado de las reses hasta las curtidurías se dejaba un rastro de sangre que fue el que dio origen al nombre del famoso mercadillo.

La zona del Rastro actual, que no se conocía con este nombre hasta el final del siglo XV y principios del XVI, ya tenía la gran actividad comercial de los “ropavejeros”, vendedores de ropa vieja y usada, afincados desde el siglo XIV en la Calle de los Estudios y en torno a una manzana triangular de casas al pie de esta calle. Esta manzana ocupaba la parte alta de la actual Plaza de Cascorro y fue conocida más tarde por el nombre del “tapón del Rastro” que será derruido a principios del siglo XX.

el-rastro-historia-4

A finales del siglo XV empezaron a instalarse en esta zona los mataderos y las tenerías con los curtidores de pieles. Ropavejeros, mataderos y tenerías fueron el principio de la gran actividad comercial del Rastro.

Zonas especializadas

Algunas de las calles aledañas a la Ribera de Curtidores se dedican a la venta de algunos productos especializados. Estas son algunas de las más interesantes:

Calle Fray Ceferino González: conocida como la calle de los pájaros, antiguamente se dedicaba a la venta ambulante de animales. Hoy sólo quedan algunas tiendas especializadas.

Calle de San Cayetano: también conocida como la calle de los pintores, acoge diferentes locales en los que se pueden comprar algunos cuadros además de los materiales para pintar.

el-rastro-cuadros

Calle de Rodas, Plaza del General Vara del Rey y Plaza de Campillo del Mundo Nuevo: zonas especializadas en la compra-venta de revistas, cromos y juegos de cartas.

Calle del Carnero y Calle de Carlos Arniches: Calles especializadas en la venta de libros antiguos.


LA BOQUERÍA: mercados tradicionales con sabor

27 diciembre, 2017 at 12:58

la-boqueria-3

El Mercado de San José (en catalán ‘Mercat de Sant Josep’), mundialmente conocido como La Boquería, es el mercado más famoso de Barcelona y una de sus principales atracciones turísticas.

Situado en Las Ramblas de Barcelona, La Boquería es un céntrico mercado municipal ideal para comprar productos frescos, aunque en la actualidad el mercado se ha convertido en una llamativa atracción turística.

la-boqueria-las-ramblas-2

Destaca por ser un mercado de gran colorido donde, a través de más de 2.500 metros cuadrados, se ubican más de 300 puestos que ofrecen todo tipo de productos. Huevos, carnes, embutido, dulces, zumos de frutas… Merece la pena picar algo en Pinotxo, un bar del mercado en el que no te puedes perder sus guisos con garbanzos acompañados de una copa de cava.

la-boqueria-color-6

El punto de información se encuentra prácticamente en el extremo opuesto a la entrada desde Las Ramblas, siguiendo todo el pasillo central y girando a la derecha un poco antes de llegar al final. Allí os darán un mapa con la ubicación de algunas tiendas seleccionadas. El resto de paradas tienen una numeración que también podéis ver en el mapa y que os será muy útil si buscáis alguna recomendación concreta. Los números de las paradas están bien visibles en sus letreros.

la-boqueria-7

Además de ser el mercado más conocido de Barcelona, es uno de los más conocidos de Europa. Medios de comunicación tan importantes como la CNN lo han destacado incluso como uno de los 10 mejores mercados del mundo.

Origen e Historia

La Boquería fue inaugurada en su actual emplazamiento en 1840, aunque se sabe que ya existía como mercado al aire libre desde al menos el año 1217, lo que lo convierte en uno de los mercados más antiguos del mundo que aún siguen en activo.

la-boqueria-historia-2

Se cree que en sus orígenes fue un mercado ambulante que solía situarse en Las Ramblas, no muy lejos de la zona donde hoy se encuentra. Por entonces sólo consistía en unas pocas mesas donde se vendía carne, pero poco a poco fue aumentando el número de vendedores y la variedad de productos de la tierra.

la-boqueria-historia-4

En el lugar en el que se encuentra emplazado el mercado anteriormente estuvo ubicado el Convento de San José, fundado en 1586. Con el paso del tiempo La Rambla se convirtió en un lugar de gran interés público y, tras el incendio provocado que sufrió el monasterio, decidieron trasladar el mercado al lugar que ocupaba el convento.

Significado del nombre “Boqueria”

Una de las preguntas más frecuentes en torno a La Boquería es sobre el origen de su nombre. Algunos creen erróneamente que está relacionado con Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona. Según esta versión, “Boqueria” derivaría del lugar donde la gente se quedaba “boquiabierta” al contemplar los tesoros que el conde habría exhibido en la puerta de la antigua muralla tras la exitosa conquista de Almería. Para ser más precisos, según lo que he podido leer en la web de la Universitat de Barcelona, derivaría de “badoqueria”, nombre que refería a la actitud de los “badocs” (bobos) que se quedaban alelados ante la puerta.

La propia web de la Universitat de Barcelona señala que esta teoría es poco creíble ya que, entre otras cosas, existen incoherencias históricas. La versión más aceptada dice que en realidad el nombre de La Boquería se corresponde con la carne de cabrito (“boc” en catalán), que era vendida por la comunidad judía ya en el s.XIII.


CUDILLERO: pueblos marineros con encanto

20 noviembre, 2017 at 19:05

cudillero

Cudillero es un pequeño y pintoresco pueblo de pescadores enclavado en la ladera de una montaña.

Se encuentra situado en la Costa Centro Occidental de Asturias con un paisaje increíble, con playas únicas, verdes valles, ríos, cascadas y vertiginosos acantilados.

Es sin duda una ciudad de marineros que invita a perderse por sus estrechas callejuelas, admirar sus características casas colgantes, bajar al puerto a pasear o a degustar la pesca del día en uno de los varios establecimientos hosteleros que hay en la localidad.

cudillero-5

Cudillero está declarado Conjunto Histórico Artístico.

En el municipio se conjugan tres culturas bien diferenciadas, la mariñana (pescadores y agricultores ubicados en la marina), la xalda (aldeanos de los valles interiores) y la vaqueira (discriminados pastores que ocupaban las partes más altas de las montañas).

Cudillero es tan diferente a cualquier otro pueblo marinero, que hasta tiene su propia y personal lengua: el pixueto, que se exhibe cada año de manera multitudinaria en el pregón de L’Amuravela, pieza que narra en clave de humor e ironía lo acontecido a lo largo del año. L’Amuravela, que se celebra cada 29 de junio coincidiendo con la festividad de San Pedro, es uno de los grandes acontecimientos de este pueblo singular en el más amplio sentido del término.

De hecho, a los habitantes de Cudillero se les conoce como “Pixuetos“, aunque hay muchas versiones parece que tiene su origen en Pix = Pez. Y no es de extrañar que así sea ya que este ha sido desde siempre uno de los principales puertos pesqueros del Cantábrico.

El pueblo cuenta con una ruta de miradores, entre los que cabe citar el paseo al faro, La Garita, La Atalaya o El Pico.

cudillero-mirador

Sus dos construcciones más importantes son la iglesia parroquial de estilo gótico que data del siglo XVI, en la que se pueden admirar tallas barrocas; y la capilla del Humilladero, que es el edificio más antiguo de la villa.

En entorno de Cudillero

El entorno de Cudillero es impresionante, en el concejo hay un total de 23 playas, además a escasos kilómetros podemos encontrarnos muchas más en los concejos de Valdés y Muros de Nalón.

cudillero-entorno-3.jpeg

 

A unos 11km al oeste, en la localidad de Oviñana, se encuentra el Cabo Vidío un espectacular saliente con unos acantilados de 100m de altura que oferece unas espectaculares vistas de la costa cantábrica.

A unos 40km al oeste de Cudillero, cerca de Luarca se encuentra la espectacular y poco conocida Reserva Natural de Barayo, uno de los pocos lugares de Europa donde aún habitan nutrias en libertad. Muestra de que aún esta zona está libre de contaminación y que junto con su espectacular playa bien merece una visita.

cudillero-Reserva-Natural-de-Barayo


BARBADILLO: bodegas de España que merece la pena visitar

1 noviembre, 2017 at 20:07

bodega-barbadillo-2-catedral

Barbadillo es propietaria de 500 hectáreas de viñedos repartidos en dos fincas “Gibalbin” y “Santa Lucia”, situadas en la zona de “Jerez Superior” (Sanlúcar de Barrameda, Cádiz).

Sus 17 bodegas repartidas por toda Sanlúcar de Barrameda, rodeando el medieval Castillo de Santiago, ocupan una superficie total de más de 73.000 m2 con capacidad para más de 30 millones de litros, equivalentes a 60.000 botellas, lo que la convierte en la mayor de la zona.

La bodega denominada “La Catedral” ha recibido el premio a la bodega más bella del mundo, y no deja de ser uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad.

bodega-barbadillo-7-catedral

Las Bodegas Barbadillo son unas bodegas 100% familiares que elaboran Jerez-Xérès-Sherry y Manzanilla Sanlúcar de Barrameda, Brandy de Jerez, Vinagre de Jerez y Vinos de la Tierra de Cádiz.

La Manzanilla, insignia de Barbadillo, es un vino singular, distinto, único en el mundo. Sólo las fértiles tierras de la zona y su especial micro-clima permiten su crianza bajo el velo “el velo de flor”, durante todo el año. Solo las bodegas sanluqueñas tienen ese microclima especial “único en el mundo” para el nacimiento y crianza de la Manzanilla.

bodega-barbadillo-5

Origen e Historia

La historia de las Bodegas Barbadillo se remonta a 1821 llegando a ser una de las 10 empresas familiares más antiguas de España.

bodega-barbadillo-origen

Su historia es también la historia de un empeño de quien vino de más allá. El primer Barbadillo, Antonio Pedro, conocido como Tito Barbadillo, llegó a nuestro país, concretamente a Sanlúcar de Barrameda en un barco que procedía de México. Justo cuando ese país se independizaba de España. Arribó en un barco con la idea de hacer fortuna aquí y no venía, precisamente, de trabajar en el mundo del vino. Sin embargo, pronto vio que el vino formaba parte del alma de la tierra que pisaban y sólo tenían que dejarse embragar para crear la primera manzanilla embotellada del mundo y el blanco más vendido en la actualidad: el Castillo de San Diego.

Los primeros pasos en el arte de hacer vino, los dieron en la hoy denominada Bodega del Toro, bello ejemplo de la arquitectura popular andaluza.

bodega-barbadillo-bodega-del-toro

Sólo tardaron seis años en embotellar y poner nombre oficial a una bebida de siglos en la bahía: la manzanilla. En definitiva, fueron unos innovadores, fueron los primeros en tener una planta embotelladora de acero, en vendimiar de noche…

De hecho, el Castillo de San Diego, el vino blanco más demandado que cumple ahora 42 años de vida, no deja de ser el fruto de una de esas innovaciones.

bodega-barbadillo-vino-blanco

Museo Barbadillo de la Manzanilla

Ubicado en un edificio de principios del siglo XIX, el Museo Barbadillo de la Manzanilla, contempla todos los aspectos relacionados con el vino del Marco de Jerez, desde la viña, pasando por la crianza, hasta el embotellado y la comercialización.

bodega-barbadillo-museo-2

Además muestra la evolución, a través de la historia de la manzanilla, de los aspectos más relevantes de la familia Barbadillo y de su gran patrimonio cultural, el más variado de la arquitectura enológica de España.

El museo tiene entrada libre y está abierto todos los días de 10 a 15h, excepto los Domingos de Noviembre a Marzo que permanecerá cerrado. También hay visitas guiadas, catas y otro tipo de eventos que puedes consultar.


ERMITA DE SAN FELICES: ermitas que merece la pena visitar

14 octubre, 2017 at 20:55

ermita-san-felices-2

La ermita se alza sobre los riscos de Bilibio, a seis kilómetros al norte de Haro (La Rioja), donde primero hubo un castillo romano y luego, a finales del siglo V, hicieron vida retirada San Felices, cuya sobria efigie en piedra corona el cerro, y su discípulo San Millán. Más cerca del cielo no podían estar.

Desde este santuario se tiene una panorámica que impresiona durante todo el año, pero especialmente el 29 de junio, día que se celebra  la Batalla del Vino. Desde esa altura se puede disfrutar de una maravillosa vista de pájaro de los viñedos y las bodegas de la Rioja Alta.

Desde esta afilada cresta se ve como el Ebro entra en La Rioja, atravesando las llamadas Conchas de Haro (un canal natural que el Ebro ha ido creando a su paso), y serpentea entre los viñedos como un gigante embriagado.

ermita-san-felices-riscos-bilibio

Hay espacios, sitios, lugares que deberían verse por lo menos una vez en la vida porque por mucho que la gente hable de ellos e intente trasladar su belleza, hasta que no se visitan y se viven en primera persona, no se entiende el encanto que reside en ellos. Esto sucede con la Ermita de San Felices, nombrada por la Guía Repsol como el mejor rincón de España en 2014.

Origen e Historia

Felices de Bilibio nació en el año 443 y será quien va a hacer famoso este lugar. Sus inquietudes, sobre todo en temas divinos le llevarán a ordenarse como presbítero y a retirarse para dedicarse a la oración en lo que se conocía como los Riscos de Bilibio. Pronto se le empieza a conocer entre los lugareños como “el hombre santo” por sus múltiples y milagrosas intervenciones logrando captar el interés de Millán, el que conoceremos como el Santo de la Cogolla y que se convirtió en el discípulo de Felices durante 3 años.

ermita-san-felices-estatua

Felices de Bilibio falleció con casi 100 años y se encargó de ordenar el sitio en el que quería ser enterrado, que no podía ser otro lugar que en uno de los riscos que formaron parte de su hogar durante su vida espiritual.

El castillo de Bilibio que acogía la capilla y el sepulcro de San Felices, trató de resistir el ataque árabe a principios del S.VIII, pero finalmente fue conquistado por los musulmanes. Algo que duró hasta su posterior reconquista por Sancho I Garcés ya en el siglo X.

En 1076 el rey Alfonso VI cedió el castillo a Don Lope Díaz (padre de Don Diego Lope de Haro) y a mediados del S.XI los habitantes de Bilibio se van a trasladar a lo que hoy conocemos como Haro, siendo finalmente los restos de San Felices trasladados al Monasterio de Yuso.

ermita-san-felices-3

Foto de Pilar Estefania del Vado

En 1710 comenzó a construirse la Ermita de San Felices en honor al Santo, ocupando el espacio donde se encontraba el antiguo castillo. Sufrió numerosas modificaciones y reconstrucciones, la última en 1942. El 21 de junio de 1964 se inauguró la estatua de San Felices con un libro abierto en sus manos y que prácticamente parece el guardián de esos riscos, de sus riscos.

Pueblo de Haro

ermita-san-felices-haro

Haro es la capital del vino riojano, donde empezó a gestarse su fama y donde más y mejores bodegas hay. En el barrio de La Estación se encuentra la más antigua, López Heredia Viña Tondonia, un templo del vino de 1877, con taller de tonelería y anexo en forma de frasca diseñado por Zaha Hadid.

La visita se antoja perfecta para compartirla entre amigos. En Haro, además, se come como se bebe: divinamente. Chuletillas de cordero al sarmiento, callos y morros a la riojana, menestra de verduras, las patatas con chorizo, los pimientos rellenos, las rosquillas y muchos otros…, no te lo puedes perder.

ermita-san-felices-chuletillas-2

La Iglesia de Santo Tomás, del S.XVI, se construyó en honor al santo que le da nombre y está considerada como Bien de Interés Cultural. Se encuentra edificada sobre un antiguo edificio de piedra de sillería y consta de 3 naves iguales en altura que albergan en su interior el que es el retablo mayor más grande de La Rioja.

Sin duda la Ermita de San Felices es un lugar que hay que visitar, pues además de destacar por su incuestionable belleza, en los Riscos de Bilibio tiene lugar una de las tradiciones más famosas de Haro y de La Rioja; la Batalla del Vino, que se celebra todos los años el 29 de junio y que parece ser que tiene su origen en la fiesta que se organizaba durante el almuerzo de los romeros que acudían a misa a la Ermita de San Felices y que ya contentos, comenzaban a mancharse con el vino que tenían en sus botas. Un gesto inocente que ha dado lugar a esta conocida celebración y que consiguió que fuera declarada de Interés Turístico Nacional, llegando a lanzarse hasta 130.000 litros de vino.

ermita-san-felices-batalla-del-vino

Foto de Sapos y Princesas