CUDILLERO: pueblos marineros con encanto

20 noviembre, 2017 at 19:05

cudillero

Cudillero es un pequeño y pintoresco pueblo de pescadores enclavado en la ladera de una montaña.

Se encuentra situado en la Costa Centro Occidental de Asturias con un paisaje increíble, con playas únicas, verdes valles, ríos, cascadas y vertiginosos acantilados.

Es sin duda una ciudad de marineros que invita a perderse por sus estrechas callejuelas, admirar sus características casas colgantes, bajar al puerto a pasear o a degustar la pesca del día en uno de los varios establecimientos hosteleros que hay en la localidad.

cudillero-5

Cudillero está declarado Conjunto Histórico Artístico.

En el municipio se conjugan tres culturas bien diferenciadas, la mariñana (pescadores y agricultores ubicados en la marina), la xalda (aldeanos de los valles interiores) y la vaqueira (discriminados pastores que ocupaban las partes más altas de las montañas).

Cudillero es tan diferente a cualquier otro pueblo marinero, que hasta tiene su propia y personal lengua: el pixueto, que se exhibe cada año de manera multitudinaria en el pregón de L’Amuravela, pieza que narra en clave de humor e ironía lo acontecido a lo largo del año. L’Amuravela, que se celebra cada 29 de junio coincidiendo con la festividad de San Pedro, es uno de los grandes acontecimientos de este pueblo singular en el más amplio sentido del término.

De hecho, a los habitantes de Cudillero se les conoce como “Pixuetos“, aunque hay muchas versiones parece que tiene su origen en Pix = Pez. Y no es de extrañar que así sea ya que este ha sido desde siempre uno de los principales puertos pesqueros del Cantábrico.

El pueblo cuenta con una ruta de miradores, entre los que cabe citar el paseo al faro, La Garita, La Atalaya o El Pico.

cudillero-mirador

Sus dos construcciones más importantes son la iglesia parroquial de estilo gótico que data del siglo XVI, en la que se pueden admirar tallas barrocas; y la capilla del Humilladero, que es el edificio más antiguo de la villa.

En entorno de Cudillero

El entorno de Cudillero es impresionante, en el concejo hay un total de 23 playas, además a escasos kilómetros podemos encontrarnos muchas más en los concejos de Valdés y Muros de Nalón.

cudillero-entorno-3.jpeg

 

A unos 11km al oeste, en la localidad de Oviñana, se encuentra el Cabo Vidío un espectacular saliente con unos acantilados de 100m de altura que oferece unas espectaculares vistas de la costa cantábrica.

A unos 40km al oeste de Cudillero, cerca de Luarca se encuentra la espectacular y poco conocida Reserva Natural de Barayo, uno de los pocos lugares de Europa donde aún habitan nutrias en libertad. Muestra de que aún esta zona está libre de contaminación y que junto con su espectacular playa bien merece una visita.

cudillero-Reserva-Natural-de-Barayo


CASTILLO DE CHULILLA: ruta de castillos medievales

20 junio, 2017 at 20:38

 

castillo-de-chulilla-4

El Castillo de Chulilla, en Valencia, se encuentra situado en lo más alto de uno de los montes del pueblo, una fortaleza que fue declarada Monumento Histórico Artístico en 1981.

El pueblo de Chulilla se encuentra ubicado en lo alto de un cerro, que permite al viajero poder tener unas vistas deslumbrantes cuando camina por sus calles y descubre los rincones del pueblo.

De construcción musulmana, el Castillo de Chulilla fue durante muchos años prisión eclesiástica bajo la propiedad del Obispado de Valencia.

Antiguamente, la entrada al castillo estaba situada en la zona de las casas que existen tras la iglesia, el camino que servía de acceso tenía una torre albarrana y varias murallas. En la segunda muralla se puede ver un talud que reforzaba la zona.  Finalmente la entrada del castillo se realizaba por un arco de medio punto y una puerta de madera sobre la que había un dintel con forma de almena que servía para defender el portal.

castillo-de-chulilla-entrada-2

Una vez dentro de la fortaleza se puede ver como la muralla continua hacia el norte y termina en una torre en forma de esquina. En la zona sur estaba situado el aljibe. El área noble del castillo contaba con una torre cuadrada, y por encima de ella, y directamente sobre el río una torre esquinera con un piso inferior abovedado. Se sabe que en esta zona también se encontraba un subterráneo que comunicaba con el exterior y que servía de salida en momentos de asedio.

El castillo sufre importantes reformas tras las guerras con Castilla en el siglo XIV y sirve para diferentes funciones desde residencia hasta cárcel de eclesiásticos. Un terremoto en el siglo XVIII, las prolongadas acciones bélicas y el posterior abandono lo han convertido actualmente en ruinas. Durante varios años se realizan trabajos de restauración y consolidación para recuperar algunas de las zonas más relevantes.

castillo-de-chulilla-muralla-2

Destacan su puerta con matacán almenado, la torre barbacana circular y su prolongada muralla. También se observan restos de salas y construcciones auxiliares.

Pueblo de Chulilla

castillo-de-chulilla-panoramica

El pueblo de Chulilla fue habitado ya desde antiguo, la arqueología ha documentado la existencia de poblados de una cronología cercana al primer milenio antes de Cristo y tuvo su importancia durante la época medieval, como capital de una Baronía dependiente del obispo Valentino.

Aquellos tiempos han dejado una clara impronta en el pueblo actual, que ha conservado un núcleo definido por un castillo de origen islámico, la iglesia; antigua mezquita, de estilo barroco y una serie de capillas rurales que se encontraban escampadas por el territorio, pero de las que solamente dos permanecen, y sobre todo una estructura urbanística genuinamente medieval.

castillo-de-chulilla-pueblo-4

La riqueza de su patrimonio natural, convierte a Chulilla en un marco ideal para la práctica del senderismo, itinerarios que discurren por las zonas más bellas de la comarca, y durante su recorrido se suceden una gran diversidad de paisajes fluviales, así como abruptas zonas montañosas y frondosas campiñas. Destacamos la Ruta de los puentes colgantes de Chulilla y la Ruta del Charco Azul de Chulilla.

castillo-de-chulilla-rutas-2


PEÑÓN DE IFACH: acantilados de España

7 junio, 2017 at 19:34

peñon-de-ifach-acantilado-2

El Peñón de Ifach, símbolo de la Costa Blanca, es un parque natural y reserva situado en Calpe, provincia de Alicante (Valencia). Desde arriba se puede divisar la isla de Formentera y Santa Pola.

Con solo unas 50 hectáreas de extensión y 1 km de longitud, es el parque natural más pequeño de la comunidad y uno de los más pequeños de Europa. Sin embargo, dada su singularidad, es uno de los más visitados con más de 100.000 visitas registradas al año.

peñon-de-ifach-panoramica

Se encuentra unido a tierra por un estrecho istmo, que es producto de un deslizamiento de la cercana “Sierra de Oltà”, constituyendo uno de los accidentes geográficos de mayor singularidad y belleza de todo el litoral mediterráneo.

Sus 332 metros de altura que se alzan desde el mar Mediterráneo, ha hecho que este monumento natural sea uno de los más importantes de la Costa Blanca.

peñon-de-ifach-parque-3

Es uno de los espacios naturales más visitados, punto de encuentro de submarinistas, escaladores y senderistas.

Uno de los principales atractivos del Parque Natural es su parte marítima ya que tiene un extraordinario fondo. Las rocas que han ido cayendo del Peñón al mar han ido formando un fondo escarpado lleno de arcos y túneles a modo de laberinto. Por ello, es uno de los sitios preferidos por los buceadores para hacer sus inmersiones. Si vosotros sois más de snorkel que de buceo, también podéis disfrutar de su vida marina en la Cala Racó, en la parte sur del Peñón.

peñon-de-ifach-buceo

Su vegetación ha sido estudiada desde 1971 en tiempos del botánico Cavanilles y son cerca de 300 las especies que conforman la comunidad vegetal con importantes endemismos valencianos considerados entre los más amenazados de la flora ibérica. En la fauna destaca la presencia de aves como el halcón Eleonor o el cuervo marino, con unas 80 variedades  en total considerando las migratorias, errantes y nidificantes.

Historia

En el Peñon de Ifach, se han establecido diversos poblados desde tiempos remotos. En la ladera occidental hay constancia de un poblado íbero, en época romana la población descendió al istmo y durante la Edad Media vuelve a haber indicios de ocupación  de las laderas hasta que finalmente ante los ataques por mar, sus habitantes descendieron al pueblo y crearon un nuevo sistema defensivo.

peñon-de-ifach-restos

En el siglo XIII, tras la conquista de estas tierras por Jaume I frente a los moriscos, se creó un pequeño pueblo (Pobla d’Ifach) a los pies del Peñón ya que proporcionaba una gran visibilidad de los alrededores. Lo triste es que este asentamiento solo duró unos 50-60 años ya que en una guerra con Castilla lo destruyeron. Durante el ascenso por el Parque Natural se pueden ver los restos arqueológicos que poco a poco está excavando el MARQ junto con estudiantes voluntarios de arqueología e historia.

Este antiguo asentamiento estaba rodeada por una muralla y en la actualidad se pueden ver restos. Una de sus curiosidades es que en la actualidad, varios de sus miradores están hechos sobre la base de las antiguas torres de vigilancia que tenía la muralla.

peñon-de-ifach-muralla


Cuevas con encanto: CUEVAS SUBTERRÁNEAS DE LAGUARDIA

29 abril, 2017 at 19:31

cuevas-laguardia-el-fabulista

Laguardia es una villa amurallada situada en el sur de la provincia de Álava (País Vasco), en la comarca de la Rioja Alavesa.

Este pueblo amurallado está completamente rodeado por viñedos y es el lugar perfecto para descubrir la tradición vinícola de la región. Algunas de las bodegas situadas bajo las casas del pueblo están abiertas a los turistas y son de visita obligada.

cuevas-laguardia-pueblo

Foto de www.newartgaze.com

Uno de los mayores atractivos de Laguardia es poder acceder a los calados. Pero, ¿qué son los calados? Se trata de cuevas que socavan el suelo de Laguarddia y de otros pueblos medievales de esta comarca del sur del País Vasco, que linda con La Rioja, y que tradicionalmente han sido utilizadas para albergar bodegas de vinos.

En realidad los calados no se abrieron para tal fin, sino que su origen se encuentra en  la época medieval, cuando los habitantes de estos pueblos fortificados situados en tierras fronterizas buscaban protección ante los numerosos ataques.

cuevas-laguardia-eguren-ugarte-2

Bodegas de Eguren Ugarte

El resultado fue que pueblos como, por ejemplo, Laguardia están tan horadados por cuevas, que su centro histórico amurallado desde siempre ha estado cerrado al tráfico de vehículos por el peligro de hundimientos en la calzada.

Laguardia podría ser recorrida casi en su totalidad por los pasillos subterráneos que conforman estas bodegas. Cada casa posee en su subsuelo la bodega correspondiente, cuyas medidas no se relacionan proporcionalmente con las de la casa a la que pertenecen; así existen casas enormes con bodegas pequeñas y viceversa.

cuevas-laguardia-10

En concreto, en Laguardia se considera que hay más de 300 cuevas o túneles que las unen, las cuales durante mucho tiempo fueron utilizadas como bodegas donde se elaboraba vino.

cuevas-laguardia-mapa

Las cuevas se encuentran a ocho metros de profundidad, y en la actualidad se utilizan para guardar barricas donde envejece el vino.

Te recomendamos visitar las Bodegas Casa Primicia, considerada como la bodega más antigua de Rioja Alavesa, la cual ocupa el también edificio civil más antiguo de este pueblo medieval. Entre los siglos XI y XV era un palacete, pero posteriormente se convirtió en un lugar donde la iglesia recaudaba diezmos y primicias. Muchos siglos después, en 1973, el edificio, muy deteriorado, fue adquirido por Julián Madrid, un viticultor de Laguardia que rehabilitó por completo sus calados.

cuevas-laguardia-casa-primicia-2

Muy cerca de esta bodega también puedes visitar Bodega El Fabulista, cuyos calados se extienden bajo el Palacio de los Samaniego, sede actual de la oficina de turismo de Laguardia.

cuevas-laguardia-el-fabulista-2

Bodega El Fabulista

Pueblo de Laguardia

cuevas-laguardia-calle-2

La historia de este lugar comienza hace miles de años, ya que se encontraron vestigios de un asentamiento prerromano celtibérico del siglo XII a.C. Un poco más adelante en el tiempo, en el año 1164, el rey Navarro Sancho VI “el Sabio” le otorga fueros y ordena levantar una muralla de la que aún se conserva una parte, al igual que 5 de sus puertas: Santa Engracia, San Juan, Páganos, Carnicerías y Mercadal.

cuevas-laguardia-puerta-muralla-4

Se encuentra situado en la cima de la colina, vigilando los viñedos que lo rodean, con la cordillera cantábrica al fondo. Es, sin lugar a duda, uno de los pueblos más famosos y atractivos de la zona.

En la Edad Media la comarca recibió diversas denominaciones (Leguarda, Lagarde, Lagardia y Guardia, entre otros) hasta que se decidió ponerle “La Guardia de la Sonsierra Navarra”. Por supuesto, era demasiado extenso y si bien es el oficial, todo el mundo la conoce como Laguardia.

El trazado medieval de las estrechas calles de Laguardia, las puertas de acceso a la villa y los restos de murallas que aún quedan te trasladarán en el tiempo, lo mismo que los restos del neolítico o de la edad del bronce que se encuentran en las cercanías y que son los más antiguos de comunidades agrícolas descubiertos en Euskadi.

cuevas-laguardia-dolmen-2

Dentro de su centro histórico encontraremos callejuelas empedradas y casas palaciegas muy bien conservadas que aún atesoran blasones y escudos labrados. No podéis dejar de visitar sus iglesia de Santa María de los Reyes. A su lado le acompaña la Torre Abacial de origen militar.

cuevas-laguardia-iglesia-santa-maria-de-los-reyes

Foto de Santi Mendiola


CEMENTERIO DE COMILLAS: ruta de cementerios españoles con encanto

30 octubre, 2016 at 19:12

cementerio-de-comillas-fachada

Visitar cementerios puede que no sea el plan turístico más solicitado pero hay algunos realmente fascinantes y que merece la pena visitar.

Los cementerios son el reflejo de la historia de los pueblos. Y en muchos casos encierran monumentos funerarios que son de una gran riqueza artística.

No te pasará desapercibido el encanto del antiguo cementerio de Comillas (Cantabria), con su impresionante aspecto gótico y su “Ángel exterminador”, que goza de unas excelentes vistas a la localidad y al mar.

cementerio-de-comillas

Situado en una colina con vistas al Cantábrico, a las afueras del pueblo, el cementerio de Comillas es todo un referente en lo que se refiere al romanticismo clásico y gótico en materia de cementerios.

Comillas tiene muchos lugares interesantes y un excelente patrimonio pero sin lugar a dudas un cementerio ubicado en una antigua iglesia gótica del s. XV, que según cuenta la tradición fue abandonada por una disputa en una misa entre varios vecinos y el administrador del Duque del Infantado por unos asientos reservados, y que desemboca en la construcción de otra iglesia en la que no existan privilegios, tiene todos los ingredientes para captar nuestra atención.

La fachada principal fue declarada Bien de interés cultural en 1983.

cementerio-de-comillas-fachada-3

Una de las imágenes más representativas del cementerio puede ser la escultura del “ángel exterminador”, que representa a Azrael, el arcángel de la muerte.  En principio la estatua, obra del escultor catalán Josep Llimona (entre 1894-95), estaba destinada al mausoleo de Claudio, hermano del primer marqués de Comillas. Sin embargo, resultó tan grande que se colocó en el ábside de la vieja iglesia.

cementerio-de-comillas-angel-exterminador-foto-asturtom-2

Dentro, podrás contemplar magníficos mausoleos y tumbas ricamente ornamentadas, con bellas esculturas y grabados. El responsable del estado actual del cementerio de Comillas fue el arquitecto modernista Lluís Doménech i Montaner, quien lo amplió en 1893. Fue entonces cuando el camposanto adquiere aún más señorío y belleza. Doménech mantuvo las ruinas de la antigua iglesia y lo rodeo de una alta tapia de piedra, que se cierra con una gran puerta con reja de hierro.

cementerio-de-comillas-interior-8

Fotode Isabel M. Rossy

Villa de Comillas

La villa de Comillas, declarada conjunto histórico-artístico, es conocida con el apelativo de – Villa de los Arzobispos -, dado que en su municipio nacieron cinco prelados que durante la Edad Madia ocuparon varias diócesis.

cementerio-de-comillas-pueblo

Cabe destacar la magnífica arquitectura popular y las casonas solariegas con sus escudos, propias del linaje de la época.

Sus calles empedradas, y sus plazuelas, invitan a descubrir cada rincón de la villa, reportando al visitante una sensación de paz y serenidad.

cementerio-de-comillas-pueblo-3

En pleno casco urbano se encuentra La Plaza, rodeada de casonas con amplios miradores, junto al Ayuntamiento y la iglesia parroquial de San Cristóbal, cuya construcción data del siglo XVII.

cementerio-de-comillas-pueblo-iglesia

La Comillas monumental tiene su origen bajo el patronazgo de don Antonio López, primer Marqués de Comillas, quien consiguió que durante el verano de 1881 el rey Alfonso XII disfrutase sus vacaciones en la villa, convirtiéndose así en el lugar elegido por la aristocracia como centro turístico de veraneo. Esto permitió que importantes arquitectos modernistas catalanes del momento realizaran allí buena parte de sus obras, dotándola así de un conjunto de extraordinaria belleza.

comillas-palacio-sobrellano