TORREPAREDONES: ruta parques arqueológicos de España

11 noviembre, 2017 at 20:38

torreparedones

El yacimiento arqueológico de Torreparedones es un conjunto arqueológico andaluz está ubicado en plena campiña cordobesa, entre los términos municipales de Baena y Castro del Río.

Conocido también por otros nombres, Torre de las Vírgenes y Castro el Viejo, constituye uno de los lugares más importantes de la provincia de Córdoba desde el punto de vista arqueológico.

La situación topográfica de Torreparedones, sobre una de las cotas más elevadas de la zona, es ciertamente estratégica, pues sus gran altura lo convierten en el “techo de la Campiña”, motivo por el cual estuvo ocupado por el hombre desde los tiempos más remotos. Así, al menos durante 3.500 años (desde la Edad del Cobre hasta la Baja Edad Media), diversos pueblos y culturas dejaron su huella a través de los más variados restos materiales: cerámica, vidrio, piedra, metal, etc.

torreparedones-vista-panoramica

En las épocas ibérica y romana Torreparedones alcanzó su máximo esplendor; ya desde el siglo VI a.C. se rodeó de una potente muralla, reforzada con torres, que rodea un espacio de 10,5 Ha.

Pese a la importancia del yacimiento arqueológico de Torreparedones, aún no disponemos de argumentos sólidos para conocer el nombre que tuvo en la Antigüedad, ni en época ibérica, romana y medieval islámica. Los primeros documentos escritos, tras reconquista, lo mencionan como Castro el Viejo, que nada aporta sobre su nombre antiguo. Aun así, se han barajado diversas hipótesis: Ituci Virtus Iulia y Bursavo.

Hallazgos y elementos más significativos

Como hallazgos más importantes que destacar, de los que tenemos noticia, hay que citar el mausoleo de los Pompeyos, una tumba subterránea que estuvo en uso desde los momentos finales de la República , hasta bien entrado el siglo I d.C. Algunas de las personas allí enterradas desempeñaron cargos importantes en la administración municipal de la antigua ciudad de Torreparedones, como Cneo Pompeyo Afro que fue edil y duumviro.

torreparedones-mausoleo-pompeyos-2

Otro mausoleo romano de época altoimperial, que al parecer estuvo decorado con singulares relieves, fue la llamada Mazmorra, situada en la misma zona que el de los Pompeyos. Se trata de una estructura realizada en opus caementicium de planta rectangular cubierta con bóveda de cañón y con un pasillo en su lateral oeste, a modo de estrada a la cámara sepulcral.

torreparedones-mazmorra

 

También, de forma casual, se han encontrado las siguientes piezas: una escultura femenina acéfala tallada en piedra caliza, un capitel ibérico decorado con motivos vegetales tales como volutas y espirales siendo el motivo principal la roseta; un sillar de esquina en una de cuyas caras presenta en relieve una escena de culto, en la que dos mujeres ataviadas con túnica y manto depositan un vaso en forma de cáliz en el tesoro sagrado del templo o un togado realizado en mármol, datado a principios de época claudia y que constituye uno de los hallazgos más interesantes que demuestran la importancia que la ciudad romana de Torreparedones alcanzó durante los primeros siglos d.C.

torreparedones-capitel

En la excavación desarrollada en 2009 en el entorno de la zona noble de la ciudad romana apareció un busto en mármol del emperador Claudio divinizado en el extremo sur de la plaza del foro, mientras que en el sector noreste aparecieron un togado y una figura femenina vestida con túnica y sobre ella un manto, ambos acéfalos y de tamaño algo mayor que el natural. En el centro de la plaza se documentó una inscripción con el nombre del mecenas que costeó la pavimentación con losas de piedra de mina: Marco Junio Marcelo.

torreparedones-escultura-2

Como elementos visibles hoy día en el yacimiento podemos citar la propia muralla ibérica que rodea el asentamiento, levantada hacia el año 600 a.C. y reforzada a intervalos regulares con torres que se proyectan hacia el exterior; la puerta oriental, uno de los accesos con que contó la ciudad, flanqueada por dos imponentes torres que servían para su defensa.

torreparedones-puerta

También podemos apreciar el santuario iberorromano situado extramuros, en el extremo sur, y el castillo medieval de época cristiana, que ocupa el punto más elevado.

torreparedones-castillo-3

 

Por último, también se encuentra el foro romano. El término ‘foro’ era usado por los antiguos romanos para referirse al espacio grande, abierto y, normalmente, rectangular en la parte central de una ciudad, un lugar público donde tenía lugar la asamblea del pueblo.

torreparedones-entorno

El yacimiento cuenta con horarios y tarifas de visita que podéis consultar.


PALACIO REAL DE LA GRANJA DE SAN ILDEFONSO: maravillas de España

24 octubre, 2017 at 19:23

palacio-real-granja-san-ildefonso-4-buena

El Palacio Real de La Granja, situado en la vertiente norte de la sierra del Guadarrama (Segovia), es un bello ejemplo de la arquitectura palatina europea con jardines y fuentes de estilo versallesco aunque con identidad propia.

Es una de las residencias de la familia Real Española y está gestionado por Patrimonio Nacional. Se encuentra abierto al público.

Al Real Palacio de la Granja de San Ildefonso lo llaman “El pequeño Versalles”.

palacio-real-granja-san-ildefonso-6-jardines

Nuestra recomendación es visitar el palacio en primavera. Tanto la montaña como los jardines están de un frondoso verde y todas las flores están en su apogeo. Además varias fuentes son encendidas varios días a la semana.

En él quedaron reflejados influencias francesas, pero también del barroco español y del italiano. En su construcción participaron varios arquitectos, iniciando la misma Teodoro Ardemans y continuando Juan Román, Procaccini, Felipe Juvara y Sachetti. Estos tres últimos, contratados por la reina Isabel de Farnesio, fueron quienes le confirieron su ambiente italiano.

La fachada es de piedra rosácea de Sepúlveda y está cubierta de balcones y ventanas flanqueadas por pilastras que recorren las dos plantas del edificio. La escultura decorativa es de mármol de carrara, obra del escultor Baratta.

palacio-real-granja-san-ildefonso-fachada

En su interior destacamos la galería de estatuas, el Salón de Mármoles, la Sala de Lacas, los comedores, las estancias de la Infanta Isabel o el Museo de Tapices. Todo adornado con una rica y suntuosa decoración al gusto de las casas reales europeas de los siglos XVIII y XIX, así como ejemplos de óleos de la escuela flamenca del siglo XVII.

palacio-real-granja-san-ildefonso-interior-2

Foto de Patrimonio Nacional

Los Jardines y las Fuentes del Palacio tienen tanta importancia e interés como el propio edificio real.

Origen e Historia

Mandado construir por el rey Felipe V en el año 1721, estaba destinado a ser finca de recreo y caza real tras abdicar en su hijo Luis I, pero el Palacio acabó convirtiéndose en sede de la Corte por la temprana muerte del joven rey, tras la cual Felipe V volvió al trono, obligando a adecuar las instalaciones para albergar al séquito real. Las construcciones de los edificios colindantes alcanzaron su carácter definitivo en el reinado de Carlos III.

palacio-real-granja-san-ildefonso-historia

El conjunto lo conforman el palacio propiamente dicho y una serie de edificios anejos, que dan a aquel una forma de U. Anexada al palacio, se halla la antigua capilla del monarca, la Real colegiata de Santísima Trinidad, que a su vez contiene un espacio conocido como Capilla de la Reliquias y Cenotafio Real, aquí están enterrados el rey Felipe V y su segunda esposa, Isabel de Farnesio.

Con anterioridad en esta ubicación Enrique IV había levantado un pabellón de caza en 1450 y más tarde, los Reyes Católicos donaron la propiedad a los monjes Jerónimos del Parral. Este es el motivo de su nombre, que proviene de la  antigua granja de los monjes Jerónimos.

palacio-real-granja-san-ildefonso-entorno-4

Desde la construcción del palacio y hasta el reinado de Alfonso XIII, el palacio fue la residencia veraniega de los reyes españoles.

El palacio sufrió un incendio el 2 enero de 1918 que destruyó los frescos de algunas salas.

Espectáculo de las fuentes

palacio-real-granja-san-ildefonso-fuentes

Con una extensión de seis kilómetros y fuentes de estilo tipo Versalles, con referencias constantes a leyendas y mitología, son uno de los mejores ejemplos de los jardines del siglo XVIII.

Consta de veintiséis fuentes, el agua que las alimenta llega desde un gran depósito llamado El Mar, situado por encima de la zona ajardinada. Utilizando la fuerza de la gravedad, el agua de algunos surtidores alcanza los 40 metros de altura, como el de la fuente de la Fama. Las fuentes están inspiradas en la mitología clásica. Fueron construidas en plomo para prevenir la corrosión, aunque pintadas imitando el bronce para ennoblecerlas. En la actualidad sigue funcionando las estructuras y el sistema de cañerías de época de la reina Isabel II.

Durante la primavera y el verano en días concretos, se ponen en marcha las fuentes monumentales de los jardines del Palacio de la Granja de San Ildefonso. La tradición dice que el primer día de encendido suele ser en Jueves Santo en Semana Santa pero bien es cierto que el inicio de la temporada de espectáculo depende de si la climatología lo permite y de la cantidad de agua en reserva que haya.

Los días 30 de mayo, 25 de junio y 25 de agosto (San Luis, patrón del La Granja de San Ildefonso) suelen encender todas las fuentes a partir de las 17:30. Podéis intentar consultar el orden de encendido en la propia entrada a los jardines aunque no siempre lo dicen. El resto de días de los meses de primavera y verano las fuentes suelen encenderse los miércoles, sábados y domingos a partir de las 17:30, siendo cuatro de ellas las encendidas de forma alterna.

Los sábados de verano suele haber un espectáculo nocturno con el encendido de la Fuente de los Baños de Diana a partir de las 22:30, pero este espectáculo depende de las reservas de agua. En todos los casos siempre hay un guía que lleva la bandera de España y es a quien tenéis que seguir para hacer el recorrido y llegar a la fuente que corresponde.

Para saber los horarios de los espectáculos de las fuentes, según la temporada, así como los precios de las entradas y tarifas reducidas podéis visitar la web de Patrimonio Nacional.


PLAZA DE TOROS DE BARCARROTA: las plazas de toros con más encanto

27 septiembre, 2017 at 17:21

plaza-toros-barcarrota-2

Barcarrota es una villa medieval de la provincia de Badajoz, localizada muy cerca de la frontera con Portugal.

La estructura urbana de Barcarrota se desarrolla alrededor a un punto central: el Castillo, en torno al cual ha ido surgiendo el poblamiento. Las casas se organizan en manzanas irregulares, formando calles estrechas. Esto da lugar a calles que se ensanchan o estrangulan, que tienen diferentes niveles, solucionados con los llamados pollos o “caballetes”.

plaza-toros-barcarrota-pueblo-2

Tal vez una de sus características más llamativas es que su inmensa plaza de armas está ocupada por una plaza de toros, una de las más antiguas de Extremadura y de una singular belleza.

plaza-toros-barcarrota-5

La plaza de toros de Barcarrota se construyó en 1859 en el patio de armas del Castillo de las Siete Torres. Esta plaza cuenta con un aforo para 5.000 espectadores.

La plaza no solo ofrece espectáculos taurinos, también podrás disfrutar allí de grandes espectáculos de música en directo.

Otro acontecimiento a destacar de este pueblo y cuya importancia ha llevado el nombre de Barcarrota más allá de nuestras fronteras, ha sido la aparición reciente de una edición perdida del Lazarillo de Tormes, junto con otros libros de incalculable valor, cuyo conjunto constituye una noticia cultural de primer orden y cuya colección lleva orgullosamente el título de “Biblioteca de Barcarrota”.

plaza-toros-barcarrota-bilioteca-sello

El Castillo de Bancarrota

El castillo de Bancarrota, cuyo origen se remonta al siglo XIV, destaca sobre todo por su torre del homenaje de estructura rectangular, construida en mampostería reforzada por sillares angulares y con muros de gran grosor. En un principio perteneció a la orden de Alcántara, pero terminó en manos de los condes de Montijo.

plaza-toros-barcarrota-pueblo

El castillo, residencia de los señores feudales de Barcarrota, pasó a propiedad del pueblo en el siglo XIX, a raíz de la supresión de los privilegios señorales.


MONASTERIO DE LA VID: monasterios y conventos con encanto

10 septiembre, 2017 at 20:19

monasterio-de-la-vid-2

El Monasterio de Santa María de la Vid o, de forma abreviada, monasterio de La Vid, se encuentra en la localidad burgalesa de La Vid a escasos 18 kilómetros de Aranda de Duero. Es el gran monasterio de la ribera del Duero burgalesa y alberga la imagen de Nuestra Señora de la Vid.

Es un monasterio premostratense y hoy de agustinos, fundado en el siglo XII sobre el lugar en el que, según la tradición, fue hallada la imagen de la Virgen de la Vid, de piedra policromada e inusual en cuanto a su tamaño para ser románica, lo que la convierte en una imagen bastante excepcional.

Este precioso conjunto arquitectónico monacal, situado a orillas del río Duero, es uno de los centros más importantes que la Orden de San Agustín (OSA) tiene en España y desde 1926 pertenece a la provincia agustiniana de España.

monasterio-de-la-vid-5

El monasterio de la Vid cuenta con una impresionante biblioteca, un museo de arte sacro y otro museo numismático de monedas y medallas antiguas.

La biblioteca es de gran importancia abierta a los propios agustinos, investigadores y cualquier otra persona que acredite un interés legítimo en la consulta de sus fondos, previa petición al padre bibliotecario. Guarda más de 60.000 libros, 22 incunables, documentos y pergaminos manuscritos científicos, literarios e históricos, y hasta una edición del Corán en pergamino, fechada en 1134.

Origen e Historia

El monasterio premostratense, hoy de agustinos, fue fundado en el siglo XII. En torno al año 1140 Sancho Ansúrez y Domingo Gómez de Candespina, dos nobles castellanos, que habían profesado en la abadía francesa de Saint-Martin de Laon regresaron a Castilla para fundar las dos primeras abadías premonstratenses españolas.

monasterio-de-la-vid-6

Sancho Ansúrez, con la ayuda de su poderosa familia, fundó el monasterio de Santa María de Retuerta y Domingo Gómez de Candespina el de Santa María de Monte Sacro, situado a unos dos kilómetros del emplazamiento actual. El primitivo monasterio, edificado según los cánones del románico, se vio favorecido desde su fundación por la protección de los monarcas castellanos Alfonso VII, Alfonso VIII y sus inmediatos sucesores.

Al llegar el siglo XVI se inició otro capítulo de la historia del monasterio. Don Íñigo López de Mendoza, miembro de la familia condal de Miranda, consiguió en 1516 que el papa le concediese el nombramiento de abad comendatario. El deseo de convertir la abadía en el panteón de su familia, le llevó a proyectar y ejecutar profundos cambios en el edificio monástico. Se levantó entonces un nuevo claustro, sustituto del anterior románico, y se construyó la actual iglesia.

monasterio-de-la-vid-plano-3D

Durante los siglos XVII y XVIII el monasterio de La Vid se completó hasta adquirir las proporciones que hoy conserva. En esos doscientos años se construyeron nuevos claustros, tres cuerpos de la Iglesia, el coro, el refectorio y, finalmente, en 1798, la impresionante biblioteca. Treinta y siete años después las leyes desamortizadoras de 1835 ponían punto final a la presencia premonstratense. Terminaban bruscamente setecientos años de fecunda historia.

Tras treinta años de desolación y abandono, durante los cuales el monasterio de La Vid se vio sometido a un auténtico expolio perdiendo los fondos seculares de su biblioteca y gran parte de las numerosas obras de arte conservadas por la comunidad premonstratense, la abadía fue adquirida por la Provincia de Filipinas de la Orden de San Agustín, que la destinó a casa de estudio y formación de sus religiosos. De la Vid salieron centenares de misioneros hacia Filipinas, fundando y administrando pueblos, iglesias, colegios y una universidad.

Arquitectura

La Iglesia actual del monasterio de La Vid se comenzó a construir en 1522 bajo la dirección de los maestros Sebastián de Oria, Pedro de Rasines y Juan de Vallejo. Fue costeada a partes iguales por el cardenal Mendoza y por su hermano el conde de Miranda.

monasterio-de-la-vid-iglesia

Conserva la bellísima imagen gótica de Santa María de la Vid, esculpida a finales de siglo XIII presidiendo la capilla mayor desde un espléndido retablo renacentista. De la misma época son las rejas que dividen la iglesia, obra del oxomense Juan Rodríguez.

monasterio-de-la-vid-imagen-Santa-María

Avanzado el siglo XVII se realizaron los retablos laterales, los púlpitos y las esculturas situadas en las trompas de la cúpula. Ya en el siglo XVIII se culmina la iglesia con la construcción, entre 1723 y 1737, de los últimos tres cuerpos, el coro alto y la espadaña, en donde intervinieron varios arquitectos, destacando entre todos el trasmerano Diego de Horna.

monasterio-de-la-vid-iglesia-retablo

En el fondo de la iglesia está situado el coro donde la comunidad religiosa continúa hoy en día celebrando la liturgia. La sillería coral, obra de los maestros Antonio y Pedro de Quintana, realizada en 1665, es una obra de nogal concebida en dos pisos con 58 sitiales separados por columnas salomónicas. La silla del abad y la del piso inferior destacan sobre el resto del conjunto.

monasterio-de-la-vid-iglesia-silleria

Foto de www.terranostrum.es

El Claustro comenzó a construirse en 1517 ocupando el espacio del anterior claustro románico. De planta cuadrangular presenta dos pisos con siete tramos en cada panda. El bajo conserva gran parte de la estructura efectuada durante el siglo XVI, probablemente de forma simultánea a la capilla mayor. Las pandas están cubiertas con bóvedas estrelladas muy planas de amplias claves cuyos nervios descansan en cabezas de serafines.

monasterio-de-la-vid-claustro-3

En el claustro bajo, se conserva la fachada de la primitiva Sala Capitular realizada en la segunda mitad del siglo XII. El tipo de arquería y la calidad escultórica de los capiteles permiten relacionarla con las magníficas salas capitulares de El Burgo de Osma o San Pedro de Soria.

monasterio-de-la-vid-sala-capitular

La Biblioteca, fue la última gran obra arquitectónica de la comunidad premonstratense. Los agustinos han considerado siempre el monasterio como una casa dedicada especialmente al estudio y, por ello, han prestado particular atención a la Biblioteca.

monasterio-de-la-vid-biblioteca

Cuenta con los siguientes fondos:

Manuscritos: Contiene documentos reales, eclesiásticos y privados, ajenos a la historia propia de la abadía de la Vid que datan desde el siglo XIV al XVIII. A estos se añaden diversos libros manuscritos: literarios, científicos, históricos, desde el siglo XII al XVIII; y sermonarios, apuntes históricos y de lenguas orientales, principalmente del siglo XIX.

monasterio-de-la-vid-manuscrito

La espectacular Espadaña de 33 metros de altura, es una de las obras fundamentales del barroco castellano. Construida en el primer tercio del siglo XVIII bajo la dirección de los maestros Domingo de Izaguirre y Diego de Horna, sustituye a la anterior portada gótica. La parte inferior, presidida por una Imagen de Santa María de la Vid, se desarrolla bajo un arco triunfal de medio punto flanqueado por pilastras corintias, en cuyo interior se disponen, a modo de retablo, dos cuerpos sustentados por columnas. La parte superior está formada por tres cuerpos de altura.

monasterio-de-la-vid-espadaña

HORARIO DE VISITAS AL MONASTERIO DE LA VID

Visitas guiadas de 10:30 a 12:30h y de 16:30 a 19:00 h. Los lunes no hay visitas.

Más información: 947 53 05 10


HOCES DEL RÍO DURATÓN: parques y reservas naturales

2 agosto, 2017 at 20:09

Hoces-del-Río-Duratón-8

El Parque Natural de las Hoces del río Duratón está situado en el noreste de Segovia en el cañón que el Duratón, afluente del río Duero, ha excavado en una zona de roca caliza entre las localidades de Sepúlveda y Burgomillodo. Al interés y belleza del paisaje hay que añadir la gran riqueza arqueológica e histórica que encierra en su interior esta garganta.

Declarado como Parque Natural, está integrado dentro de la Red Natura 2000 y clasificado como Lugar de Importancia Comunitaria. El parque ocupa una superficie de más de 5.000 hectáreas.

Además de la posibilidad de recorrer diferentes rutas a pie, piragua o en bici, una de las actividades más recomendadas en las Hoces del Río Duratón es la observación de aves. En total en las Hoces del Río Duratón conviven casi 200 especies de aves.

Hoces-del-Río-Duratón-piragua

El Parque Natural de las Hoces del río Duratón está considerado en tener establecida la mayor colonia de buitres leonados de Europa, ​tanto por su número, 575 parejas censadas en el año 2003, como por su nivel reproductivo.​

Hoces-del-Río-Duratón-buitre-leonado

El principal atractivo del parque son las curiosas formas que ha ido creando el río Duratón mientras se encajonaba entre las paredes de piedra caliza, creando meandros, barrancos, cavidades, cuevas, simas, etc. Precisamente las cavidades que se han formado en las escarpadas paredes, son utilizadas por los buitres leonados y otras rapaces para hacer sus nidos.

Hoces-del-Río-Duratón

El punto de inicio ideal para recorrer el Parque Natural de las Hoces del Río Duratón es la Casa del Parque, ubicada en Sepúlveda. La antigua Iglesia de Santiago se ha habilitado como Centro de Información, donde se ofrecen folletos, mapas y paneles informativos para que los turistas puedan planificar su visita al Parque Natural.

Origen

La formación del entorno natural comenzó hace aproximadamente 600 millones de años, cuando se creó una primera base de rocas graníticas con los sedimentos del mar que cubría toda la península ibérica. El proceso continuó con la desecación del mar unos 250 millones de años después, formándose una extensa llanura que quedaría cubierta más tarde por el mar de Tetis.

Hoces-del-Río-Duratón-panoramica

Fue en ese momento cuando se formaron las rocas calizas que forman las capas superiores, quedando al descubierto cuando se desecó el mar de Tetis hace aproximadamente 50 millones de años. Desde entonces el río Duratón se ha encargado de horadar y dibujar a su antojo las frágiles paredes calizas del cañón, llegando a alcanzar las paredes los 100 metros de altura en algunos puntos.

Pero además de su atractivo natural, en el Parque Natural es interesante descubrir el legado humano, pudiendo encontrar indicios de asentamientos desde el neolítico. Uno de los mejores lugares para conocer cómo vivían los primeros moradores de la zona, es visitar El Solapo del Águila, donde se conservan pinturas rupestres de la Edad de Bronce.

Hoces-del-Río-Duratón-solapo-del-aguila

Tras las tribus celtíberas llegaron los romanos, su legado se puede ver en el Puente de Talcano y el Puente de Picazos, así como en los tramos que se conservan de la calzada romana en los alrededores de Sepúlveda.

Los siguientes moradores fueron los visigodos, en la Cueva de los Siete Altares se puede ver el que probablemente sea el santuario cristiano más antiguo de la provincia de Segovia. También del período de dominación visigoda es la Ermita de San Julián, excavada en la propia roca.

Hoces-del-Río-Duratón-Cueva-Siete-Altares-2

Otro punto de interés es el Monasterio de Nuestra Señora de los Ángeles de la Hoz, ubicado en el meandro de Los Ángeles. Es un monasterio franciscano fundado en la primera mitad del siglo XIII, aunque ganó gran importancia durante la Edad Media y Moderna, fue abandonado tras la Desamortización de Mendizábal. Hoy en día sólo se puede acceder hasta él navegando por el río, ya que los accesos terrestres resultaron inundados con la construcción del Embalse de Burgomillodo.

Monasterio-de-Nuestra-Señora-de-los-Angeles-de-la-Hoz

Ermita de San Frutos

Se trata de un antiguo conjunto monástico ubicado en la localidad de Carrascal del Río, sobre uno de los meandros que forma el Duratón, ofreciendo una de las mejores vistas panorámicas de las escarpadas paredes del cañón con el río a sus pies. En el año 1931 fue declarada Monumento Nacional.

Hoces-del-Río-Duratón-ermita-san-frutos-2

Para llegar hasta la Ermita de San Frutos hay que cruzar un puente sobre La Cuchillada, una profunda grieta que según cuenta la leyenda, fue abierta por San Frutos para cortar el paso de los sarracenos hacia Sepúlveda. Cada 25 de octubre se lleva a cabo la Romería de San Frutos, en honor del patrón de la provincia de Segovia.