SALINAS DE SAN PEDRO DEL PINATAR: lagos y lagunas naturales

11 abril, 2017 at 15:55

san-pedro-del-pinatar-4

El Parque Regional Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar es un humedal de gran importancia por ser lugar de nidificación y descanso para numerosas especies de aves.

El parque está ubicado en el extremo norte del Mar Menor (Murcia), entre los municipios de San Pedro del Pinatar y San Javier, y tiene una extensión de 856 hectáreas, entre las que incluye 6 km de costa mediterránea. Es un buen ejemplo de transformación de una antigua laguna litoral en unas salinas, que, a día de hoy, siguen siendo un bien productivo.

san-pedro-del-pinatar-mapa

La diversidad de especies de flora y fauna, junto con las actividades tradicionales en armonía con el entorno, como la pesca en “Las Encañizadas” o la explotación salinera, convierten a este espacio natural protegido en un ejemplo de desarrollo sostenible.

Debido a los elevados valores naturales, esta zona húmeda fue incluida en 1994 en la Lista de Humedales de Importancia Internacional (convenio RAMSAR), junto a la laguna del Mar Menor. En 1998 fue designada como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), por lo que queda incorporada a la Red Natura 2000 de la Unión Europea.

san-pedro-del-pinatar-aves

En verano sus playas están bastante concurridas, existiendo una tradición en baños de lodo.

Historia

La riqueza biológica de esta zona ha permitido que el ser humano aprovechase sus numerosos recursos desde época inmemorial, especialmente mediante la explotación salinera y pesquera.

san-pedro-del-pinatar-salinas-3

La alta salinidad, la fuerte insolación y la baja profundidad han hecho de esta zona al norte del Mar Menor un lugar ideal para la fabricación de sal desde la época romana. Hoy cuenta con una producción anual que oscila entre 75.000 y 100.000 toneladas de sal marina de excelente calidad.

Existe también un sistema de pesca tradicional de origen árabe: las encañizadas. Esta técnica consiste en aprovechar los movimientos naturales de los peces entre el Mar Menor y el Mediterráneo para capturarlos, mediante un laberinto de cañas y redes donde los peces quedan atrapados.

san-pedro-del-pinatar-encañizadas

Flora y Fauna

Este espacio natural protegido destaca por su elevada biodiversidad debido a la gran variedad de ambientes, posición geográfica y especiales condiciones ambientales de la zona. La vegetación es muy variada y está marcada por la adversidad de las condiciones climatológicas, tanto en las dunas como en las zonas más próximas a las charcas salineras.

san-pedro-del-pinatar-vegetacion

El Parque Regional “Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar” se caracteriza por su diversidad ornitológica, constituyendo el principal lugar de nidificación, invernada y migración para un gran número de aves.

Entre la fauna y la flora que podrás encontrar destaca la sabina costera, el carrizo, el junco, el charrancito, la cigüeñela o el flamenco.

san-pedro-del-pinatar-3

Acercarse a cualquiera de los observatorios del Parque puede ser una experiencia única para la visión de las aves acuáticas que pueblan la zona.

Baños de Lodo

San Pedro del Pinatar es un rincón para disfrutar de unas playas ancladas entre el Mar Mediterráneo y el Mar Menor. La acción de este último propició la creación de los lodos de las Charcas de lo Pagán.

san-pedro-del-pinatar-baños-lodo

El resultado es un barro con gran valor terapéutico famoso por sus propiedades curativas y embellecedoras. Su gran poder de absorción, su acción mineralizante, su capacidad de neutralizar la acidez y su efecto estimulante de la cicatrización hacen que sea muy recomendable en muchos tipos de patologías de piel.

Aconsejamos visitar el Centro de Visitantes “Las Salinas”, donde podrá obtener una amplia información sobre el espacio natural y su entorno.


PULPO A LA GALLEGA

5 abril, 2017 at 19:35

pulpo-a-la-gallega-2

El pulpo a feira -o pulpo a la gallega- es un plato tradicional de Galicia y básico en su gastronomía, aunque su consumo se ha generalizado por toda España.

Se trata de un plato elaborado con pulpo cocido que principalmente está presente en las ferias de Galicia, de donde procede su nombre. Es una de las elaboraciones más universales de la gastronomía gallega, pero también de la cocina española.

El plato originario y tradicional, el auténtico pulpo a feira, consta solo de pulpo cocido, sal gorda, pimentón y aceite de oliva. Luego hay otra variante más moderna, denominada más comúnmente como “pulpo a la gallega”, que introduce la patata cocida como acompañamiento.

pulpo-a-la-gallega-patata

Origen e Historia

Los griegos consideraban el pulpo como un manjar, siendo junto a los salmones y las lampreas el plato elegido para las ocasiones especiales, como dejaron plasmado en numerosos mosaicos de la época que han llegado hasta nuestros días.

Los griegos comían el pulpo cocido acompañado de perejil y una salsa de naranja por encima. No sería hasta la época de los maragatos, cuando se crearía la receta tal y como la conocemos hoy en día.

pulpo-a-la-gallega-historia

Los maragatos empezaron a comer el pulpo seco que los gallegos no utilizaban para la realización de sus recetas, hidratándolo con aceite de oliva y el pimentón con el que comercializaban cada día. Tras observar el éxito del nuevo plato, los gallegos lo incorporaron a su variedad gastronómica de las fiestas regionales.

La zona donde hay más pulperías y donde se dice que se prepara mejor el pulpo a feira es una aldea do Carballiño llamada Arcos. Esto se debe a la proximidad del monasterio de Oseira, cuyo dominio se extendía antiguamente hasta Marín. Dado que pescadores de esta villa pagaban los diezmos al monasterio con pulpos, los monjes, a su vez, pagaban  a los campesinos do Carballiño con este cefalópodo.

Monasterio-de-Oseira-arco

EL SECADO

Mucho antes de que el pulpo se conservara en cámaras de frio industrial, la única y más popular forma de conservación era el secado. Así como los marineros vascos secaban el bacalao, los marineros gallegos secaban el pulpo, y era así como se conservaba y transportaba a los pueblos del interior de Galicia y del resto de la península donde era considerado un preciado manjar.

pulpo-a-la-gallega-secado-3

Es precisamente en el secado del pulpo donde se encuentra la explicación al hecho de que el Pulpo a feira fuera un plato preparado tradicionalmente en ferias y romerías del interior de Galicia, y no en pueblos costeros como sería de esperar.

RECETA AUTÉNTICA DEL PULPO A FEIRA

Ingredientes del pulpo “á feira“: Pulpo, agua, aceite, pimentón dulce y sal marina gruesa.

Preparar el pulpo: Si el pulpo es fresco debe mazarse sobre una superficie dura antes de cocinarse. La tradición indica que deben ser 33 golpes. Pero si el producto es congelado ya no es necesario. El proceso de congelación ablanda el pulpo de forma natural sin que pierda ni su sabor ni sus propiedades.

pulpo-a-la-gallega-fresco

Cocer el pulpo: El pulpo se limpia quitando del interior de su cabeza las tripas, la boca con forma de pico y los ojos y frotando bien sus tentáculos. Luego se pone agua a hervir sin sal y cuando alcance la temperatura de cocción se coge el pulpo por la cabeza y se introduce y se saca de ella tres veces seguidas. En este proceso los tentáculos se rizan y encogen parcialmente. Luego lo sumergimos completamente en el agua y cuando vuelve a hervir lo dejamos hacerse durante unos 30 minutos. Su cocción dependerá del tamaño del pulpo, por lo que es recomendable pincharlo cada cierto tiempo para saber si está en su punto (si se hierve demasiado tiempo, volverá a endurecerse).

pulpo-a-la-gallega-cocina-5

Presentar el pulpo “á feira“: Una vez que el pulpo esté correctamente cocido, se deja reposar unos minutos antes de retirarlo del agua. Luego se cortan sus tentáculos con una tijera (es más fácil y rápido que con un cuchillo) en rodajas de menos de un centímetro de espesor y se colocan en un plato (en las ferias y restaurantes tradicionales el plato suele ser de madera). Se riega con abundante aceite de oliva virgen, se espolvorea con sal gruesa y se le añade, según el gusto de cada uno, pimentón dulce o picante. No olvides tener pan a mano porque no dudarás en mojarlo en la salsa que quede una vez te hayas terminado el pulpo.

pulpo-a-la-gallega-cocina


LA ZARZUELA: cultura y tradiciones

21 marzo, 2017 at 21:24

la-zarzuela-1

La zarzuela es una forma de música teatral o género musical escénico surgido en España que se distingue principalmente por contener partes instrumentales, partes vocales (solos, dúos, coros…) y partes habladas, aunque existen excepciones en las que estas últimas, las partes habladas, están completamente ausentes.

Por su origen y desarrollo es un género estrictamente español aunque su aspecto sea similar a otros europeos, como el singspiel alemán o la opéra-comique francesa, en los que también se alterna lo hablado y lo cantado.

la-zarzuela-opera-comique-2

El término «zarzuela», aplicado al género musical y teatral, procede del Palacio de la Zarzuela, palacio real español situado en las proximidades de Madrid y en el que se hallaba el teatro que albergó las primeras representaciones del género.

No existe un único modelo de zarzuela. A lo largo del tiempo se han desarrollado numerosas variantes que afectan a la estructura y al contenido, encontrándose obras en uno o varios actos, sobre tipos de argumentos diversos o compuestas sobre muy distintas formas musicales de acuerdo con las modas de cada época.

Origen e Historia

la-zarzuela-historia

El periodo de vigencia de la zarzuela moderna apenas dura cien años, desde mediados del siglo XIX a mediados del XX. Sin embargo hay toda una historia anterior de 200 años con origen en la zarzuela barroca o mitológica.

la-zarzuela-cartel-2

El territorio de desarrollo es España, con particular incidencia en Madrid, aunque se extiende a las colonias y áreas de influencia, como Hispanoamérica y Filipinas. De ahí la existencia de tipos locales como la sarsuela catalana o la sarswela filipina, incluso cantada en tagalo.

El término “zarzuela” aparece por primera vez en La esposa de los cantares, de Lope de Vega, escrita antes de 1620, donde se hace referencia al baile de la zarzuela: «Mudan aquí el baile y dicen el de la zarzuela».

la-zarzuela-lope-de-vega

Específicamente, el nombre se refiere a un pabellón construido en la quinta de recreo llamada La Zarzuela, lugar de abundantes zarzas situado en el real sitio de El Pardo, cerca de Madrid, donde Felipe IV, tras las partidas de caza, asistía a diversos espectáculos teatrales. En la época, la caza y el teatro se consideraban entretenimientos «limpios» y dignos de la realeza. El palacio de la Zarzuela es en la actualidad la residencia del rey de España.

Palacio de la Zarzuela

Lo construye Juan Gómez de Mora entre 1630 y 1638, y se decora interiormente con escenas amatorias y venatorias de la mitología.

la-zarzuela-palacio

La actividad teatral se incrementa a partir de 1655, cuando Gaspar de Haro, marqués de Heliche y alcalde del Palacio del Buen Retiro, se convierte en director de los teatros de la corte.

Allí se representan comedias y obras en las que se alternan palabra y música. Son las primeras zarzuelas.

la-zarzuela-cartel-3

Desde 1656, Calderón de la Barca se convierte en uno de los principales autores del género al escribir una serie de obras que se representan allí.

Teatro de la Zarzuela

la-zarzuela-teatro

El Teatro de la Zarzuela es el primer y único teatro de la lírica española, y el representante por excelencia del legado musical del país. En el año 2006 cumplió sus primeros ciento cincuenta años de vida artística.

Los orígenes de la zarzuela moderna se enlazan muy pronto con los de su primer y único recinto creado en todo el mundo para la gloria de la lírica española, el Teatro de La Zarzuela. La historia se remonta a los años cincuenta del siglo XIX, cuando los principales promotores del nuevo género: Francisco Asenjo Barbieri, Joaquín Gaztambide, Rafael Hernando, José Inzenga, Francisco Salas, Luis Olona y Cristóbal Oudrid, que habían constituido la Sociedad Artístico Musical, deciden ofrecer al público un local moderno y confortable -a tono con los nuevos aires que corren en la ciudad- junto a la céntrica calle de Alcalá.

la-zarzuela-teatro-4

Después de varios años de éxitos continuados, en 1856, los arquitectos Jerónimo de la Gándara y José María Guallart y Sánchez construyen una sala creada para la ya popularizada zarzuela (sala en forma de herradura con tres órdenes de palcos). La inauguración tuvo lugar el 10 de octubre de ese año, el día del cumpleaños de la reina Isabel II.

Lamentablemente un incendio destruye todo el recinto en 1909, pero pronto se reconstruye y vuelve a abrir sus puertas en 1913.

la-zarzuela-incendio

En 1994 el Teatro de la Zarzuela es declarado Monumental Nacional. No hay que olvidar que este recinto es hoy el representante por excelencia del legado musical del país. Así que el Teatro de la Zarzuela ha mantenido siempre firme su máxima de ser un Teatro para un género… y un género para un Teatro. Hasta aquí esta breve historia del primer y único teatro de la lírica española, La Zarzuela, que en el año 2006 cumplió sus primeros ciento cincuenta años de vida artística.

la-zarzuela-teatro-2


NECRÓPOLIS DE CUYACABRAS: lugares mágicos de España

15 marzo, 2017 at 20:01

necropolis-de-cuyacabras

El yacimiento arqueológico de Cuyacabras, ubicado en el municipio de Quintanar de la Sierra (Burgos), es uno de los testimonios más ilustrativos de la arqueología medieval española.

Uno de los elementos que hacen más especial la necrópolis de Cuyacabras es el entorno en el que se ubica: un calvero de un extenso bosque en el que compiten los pinos y los robles, a la sombra de una sierra de Neila cuya cima es perfectamente visible.

Cuyacabras es una de las necrópolis más espectaculares de la Península Ibérica que, gracias a las fuentes documentales, se sabe podría corresponderse con la antigua aldea de “Villa Godomar”.

necropolis-de-cuyacabras-dibujo-2

Este yacimiento se encuentra situado en un promontorio de roca arenisca entre el río Torralba y el barranco de peñas corvillas. Se compone de una iglesia semirupestre y una extensa necrópolis, delimitada en parte por una cerca y formada por 166 tumbas y 16 nichos, todos ellos excavados en la roca.

El profesor Alberto del Castillo llevó a cabo unas excavaciones entre 1969 y 1971 que descubrieron la monumental necrópolis de la época de la Repoblación (siglos IX-XIII).

Origen e Historia

necropolis-de-cuyacabras-vista-panoramica

Aunque estos enclaves siguen ofreciendo casi tantas incógnitas como evidencias, es bastante probable que en su origen fueran construidas por cristianos que se vieron obligados a huir a las montañas ante el acoso de las invasiones árabes que sufrió la península, adoptando un estilo de vida prehistórico, que se refleja en la forma de construcción de las tumbas, excavadas en la roca con herramientas muy toscas. Las boscosas y aisladas vertientes meridionales de la Sierra de Neila les ofrecían seguridad, madera, pastos para el ganado, agua fresca, abundante caza y, sobre todo, la ubicación ideal de sus poblados y necrópolis.

La elección de los asentamientos parece estar ligada a la existencia de grandes rocas en donde poder instalar sus iglesias rupestres o semirupestres, así como los enterramientos circundantes.

necropolis-de-cuyacabras-dibujo-3

Entre las tumbas se encuentran tres tipo de formas, más o menos antropomórficas, según se avanza en el periodo de construcción, y su orientación es siempre en dirección este-oeste, hecho relacionado con la salida y puesta del sol. Llama la atención la abundancia de tumbas infantiles y la existencia de nichos en los laterales de la peña.

Aunque en sus orígenes las tumbas poseían lápidas de piedra, éstas se utilizaron en obras posteriores como materia prima para la edificación.

Arquitectura

En la necrópolis rupestre (65x35m) se han documentado 183 sepulturas excavadas en la roca.

necropolis-de-cuyacabras-3

Son frecuentes las tumbas antropomorfas (65) con cabecera en arco de herradura y pies de forma redondeada. Sin embargo el grupo mayoritario está formado por tumbas de tipo bañera (91), que en principio parecen estar destinadas a enterramientos femeninos o infantiles, aunque estos últimos también aparecen en tumbas de forma antropomorfa. En menor medida se han registrado nichos (13), en el cortado norte del afloramiento y son ocasionales las tumbas de lajas y trapezoidales.

necropolis-de-cuyacabras-nicho

Delimitando la necrópolis por sus flancos sur y norte, se han documentado los restos de una cerca construida con bloques de mediano y gran tamaño, trabados a hueso, reducida prácticamente a la cimentación en las zonas que se ha conservado, si bien su trazado se intuye en diversos tramos bordeando el roquedo funerario.

Además del espacio principal, los expertos estudian varios lugares próximos. En uno de ellos quiere verse un recinto ceremonial de tradición pagana, con un pequeño pozo pudo emplearse para lavar a los muertos antes de su inhumación. Muy cerca, en una aislada peña, algunos investigadores han querido ver una figura yacente femenina, que parece una diosa madre protectora.

necropolis-de-cuyacabras-mujer-yacente

A unos 500 metros en línea recta desde Cuyacabras, aunque con acceso bastante más escondido, se encuentra el yacimiento de Cueva Andrés, relacionado cronológica y espacialmente con el mismo. Se encuentra en un lugar aún más evocador si cabe, en un fresco entorno en la misma orilla del río Torralba.

necropolis-de-cuyacabras-cueva-andres


FUNDADOR PEDRO DOMECQ: bodegas de España que merece la pena visitar

6 febrero, 2017 at 21:34

bodegas-pedro-domecq-5

El complejo Fundador Pedro Domecq, situado en Jerez de la Frontera (Cádiz), es un espacio que cuenta con las bodegas más antiguas y singulares de Jerez.

Las Bodegas Pedro Domecq son las más antiguas de Jerez pues su fundación data del año 1730. Su visita te sumerge en el romanticismo del siglo XVIII a través de su marco arquitectónico, la armonía de sus edificaciones, sus jardines, plazas y patios, donde nació el primer brandy español (Fundador).

Es un conjunto monumental que conserva desde las torres de una muralla medieval hasta el claustro de un convento del siglo XIV.

bodegas-pedro-domecq-2

Más de 100.000 botas de roble americano reposan en las históricas bodegas jerezanas de Domecq. Sus instalaciones de elaboración y crianza ocupan 25 hectáreas.

bodegas-pedro-domecq-viñedos

De la veintena de variedades de vid realmente importantes que se producen en la zona del Jerez Superior, las que en Pedro Domecq interesan son únicamente dos: la palomino, para los vinos secos, y la pedro ximénez, para los dulces. Sólo dos clases de cepas… pero con calidad y en cantidad suficientes como para crear algunos de los vinos más importantes del mundo.

Historia

La tradición familiar de las bodegas Domecq se inicia en 1730 con el precursor de la bodega, el irlandés Patrick Murphy. Pero la bodega adquiere la espectacular dimensión con la que cuenta en la actualidad a mediados del siglo XIX, con la llegada a Andalucía de Pierre Domecq, un joven y emprendedor aristócrata francés. Pierre era socio de la firma inglesa Ruskin, Telford & Ruskin y su misión era, precisamente, la de representar en España a esa prestigiosa casa londinense en el comercio de vinos. Pero las bodegas, los vinos, los caballos y los aires de Jerez hicieron su efecto y convirtieron al poco tiempo a Pierre Domecq en… Pedro Domecq.

bodegas-pedro-domecq-estatua-4

Así fue como Domecq estrenó su propio negocio y su bodega se convirtió, rápidamente, en proveedora de la Casa Real.

Desde el siglo XVIII, la familia Domecq ha reunido, en sus propiedades, los más cotizados viñedos de la zona del Jerez Superior. Esto permitió que la bodega fuera creciendo de forma vertiginosa y, de generación en generación, sus representantes fueron pregonando por todo el mundo el viejo lema familiar: ‘Domecq Oblige’.

bodegas-pedro-domecq-historia-puerta-rota

Más de 250 años de historia europea enriquecen el patrimonio cultural de Domecq. Nombres ilustres de las artes, de la política y de las ciencias figuran en los libros y documentos de su archivo familiar. Es el caso de Nelson, Napoleón, Fox, Jorge IV, Fernando VII y Fleming, entre otros.

El complejo Pedro Domecq

El conjunto de edificaciones que compone el núcleo histórico de la Bodega tiene dos accesos principales.

Uno de ellos, el situado en la parte sur, se localiza en la zona denominada Puerta de Rota, así conocida porque en ese lugar se encontraba una de las puertas de la muralla árabe que rodeaba a la ciudad durante la Edad Media y de la cual quedan aún varios tramos bien conservados.

bodegas-pedro-domecq-puerta-rota

Esta entrada cuenta con un hermoso jardín diseñado en 1823 y que posee casi cien especies distintas de plantas y árboles tanto autóctonos como de otras procedencias (Bien de Interés Cultural por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía).

La fachada norte se encuentra en la calle San Ildefonso, en pleno corazón del Jerez medieval. Desde la puerta de entrada a la bodega pueden contemplarse algunos de los monumentos más representativos de Jerez como son la Catedral, el Convento del espíritu Santo, la Iglesia de San Mateo y la torre barroca de la Iglesia de San Miguel.

bodegas-pedro-domecq-6

Foto de Manolo Vega

Las bodegas están perfectamente integradas en el diseño urbanístico del Jerez del siglo XVIII, constituyéndose en uno de los mejores ejemplos de lo que localmente se conoce como “arquitectura bodeguera”, grandes edificios que manifiestan la importancia que la industria vitivinícola ha tenido siempre en la ciudad y su entorno.

De entre todos los edificios que componen la totalidad de las bodegas algunos de ellos forman el verdadero corazón del conjunto histórico: San Pedro, El Castillo, El Molino, La Tribuna y La Luz.

bodegas-pedro-domecq

Pero el más bello rincón del conjunto de edificios, desde el punto de vista arquitectónico, pertenece a los claustros. Este patio, parcialmente cubierto, fue claustro del Convento del Espíritu Santo, el más antiguo de los existentes en Jerez y que data del siglo XIV. Evitando su total deterioro, Domecq lo compró a las dominicas a finales del siglo XIX y lo fue restaurando hasta conseguir devolverle su peculiar fisonomía, logrando así salvar tres cuartas partes de su estructura primitiva.

La Bodega el Molino

La fundación de Domecq se remonta al año 1730, aprovechando un edificio que albergó un antiguo molino del siglo XVII y que hoy es la bodega más representativa y la que más fielmente reproduce la rica historia de la empresa.

bodegas-pedro-domecq-molino

Su visita permite a los visitantes dar un salto atrás en la historia del vino y del brandy de Jerez. Son muchas las anécdotas y curiosidades que encierran estas paredes centenarias.

Aquí descansan las soleras ancestrales de Domecq, los vinos y brandies que fueron el origen de las marcas que hoy todos conocemos. Son verdaderas reliquias, joyas de la enología cuyas edades medias rondan los cien años. Vinos como Amontillado 51-1ª, Capuchino, Sibarita, Venerable… y también la primera bota de Fundador, firmada por Alfonso XIII.

También se hallan en este rincón las botas que se dedicaron a muchos de los ilustres visitantes que pasaron por la bodega, como Alexander Fleming, Manolete, Lola Flores o los reyes Fernando VII, Victoria Eugenia y Umberto I de Italia. Todos ellos tuvieron la ocasión de disfrutar de una copa de los más preciados vinos y brandies de Domecq.

bodegas-pedro-domecq-firmas-4

La Bodega El Molino da paso al Patio del Sagrado Corazón, espacio abierto con arcos y columnas de piedra y flanqueado por limoneros, naranjos, rosales y flores diversas que llenan de colorido y aromas las primaveras de Domecq. En uno de sus extremos, el patio da al gran jardín de Puerta de Rota y, en el otro, se encuentra el acceso al edificio de oficinas frente a cuya entrada hay una pequeña fuente que contiene en el centro un busto dedicado a Pedro Domecq Loustau.

No te olvides de consultar el horario de visitas a este maravilloso complejo monumental con las bodegas más antiguas y singulares de Jerez.