CASTILLO DE LA MOTA: ruta de castillos medievales

23 abril, 2014 at 18:21

Castillo_de_La_Mota

El Castillo de la Mota es un castillo que se encuentra ubicado en la villa de Medina del Campo, (Valladolid, España). Situado en una elevación del terreno —mota—, domina la villa y toda su extensa comarca.

De él arrancaba un recinto amurallado, ampliado en tres ocasiones, que abrazaba la población, y del cual subsisten algunos restos. Se edificó con el característico ladrillo rojizo propio de la zona, empleándose la piedra únicamente para pequeños detalles, como troneras, escudos, etc.

Fue declarado Bien de Interés Cultural (B.I.C.) el 8 de noviembre de 1904.

Isabel de Castilla (más conocida por Isabel la Católica) nació en 1451 en Madrigal de las Altas Torres, una pequeña población de la provincia de Ávila a tan sólo 27 kilómetros de Medina del Campo. Su agitada vida familiar y política la llevó con corta edad a asentarse en Medina, la ciudad más importante de esa zona. En 1468, su hermanastro, Enrique IV, la reconoció como princesa de Asturias. A partir de ese momento, se convirtió en la Señora de Medina, uniendo buena parte de su destino al de la ciudad, donde destaca con fuerza propia la silueta del castillo de La Mota.

ISABEL LA CATOLICA

Fue en 1440 cuando la familia Fonseca comenzó a edificar el actual castillo sobre la esquina de un antiguo recinto árabe. La construcción fue dirigida por arquitectos mudéjares, que idearon un novedoso diseño marcado por el foso, la barbacana que rodea el conjunto edificado y la Torre del Homenaje, de 40 metros de altura y cinco pisos.

El castillo consta de dos recintos: El recinto exterior, en el que blasona el escudo de armas de los Reyes Católicos, rodea completamente la fortaleza y es de estilo mudéjar. Al castillo se accede gracias a un imponente puente levadizo (hoy fijo). Este recinto alberga los almacenes, las mazmorras y un gran número de galerías subterráneas y pasadizos fascinantes.

castillo-de-la-mota-VISTA ALTO

Los Reyes Católicos fueron quiénes mandaron construir la barrera defensiva, con la que pasaron a poseer uno de los mejores Parques de Artillería que existían en la Europa de aquellos momentos.

El recinto interior está formado por cuatro torres y un patio cuadrado. Allí se encuentran las habitaciones del castillo, además de las bodegas, las cuadras, etc. Especialmente interesante resulta visitar el famoso Mirador de la Reina. Una cámara del s.XV cubierta por una bóveda policromada espectacular. Y que, como su nombre indica, era la estancia preferida de Isabel la Católica.

MIRADOR DE LA REINA

Pero la construcción del castillo no acaba con la intervención de los Reyes Católicos, sino que desde sus orígenes se convirtió en un monumento vivo que se fue adaptando a las necesidades de cada época, incluso en la actualidad (Castillo artillero, Prisión Real, Archivo, Escuela Superior de Mandos José Antonio Primo de Rivera, Centro de Formación de la Junta de Castilla y León).

Tierra de vinos y mejor “yantar”

MEDINA DEL CAMPO

Medina del Campo se encuentra dentro del territorio englobado en la Denominación de Origen de Rueda. Los blancos, como la cepa verdejo, desde el siglo XI, tienen gran fama entre los enólogos.

Los amantes del enoturismo, podrán disfrutar en las bodegas Emina Medina, pertenecientes al Grupo Matarromera. Allí se puede realizar una cuidada cata de sus productos mientras se visitan las instalaciones, que por cierto son impresionantes.

Y a apenas 20 minutos en coche de Medina, en La Seca, se encuentran las famosas Bodegas Protos. Otra cita indispensable especialmente para parejas y salidas con amigos.

El cochinillo y el lechazo asados están entre los principales platos de la comarca, así como las aves y las piezas escabechadas. Es muy recomendable la repostería: podemos degustar unas cocadas o las torrijas de leche.

COCHINILLO


CASTILLO DE GUZMÁN EL BUENO; Ruta de Castillo Medievales

3 marzo, 2014 at 9:41

CASTILLO GUZMAN EL BUENO

El Castillo de Guzmán el Bueno se encuentra situado sobre un saliente elevado junto al mar, dominando la ciudad española más meridional de la península que da acceso al Estrecho de Gibraltar, Tarifa, en Cádiz.

El castillo de Tarifa fue levantado por orden del califa Abderramán III en el año 960 para defender el punto más estratégico del Estrecho de Gibraltar. Desde entonces, ha sido pieza codiciada por numerosos enemigos: almohades, cristianos y, posteriormente, los piratas berberiscos.

A primera vista llama la atención su imagen compacta protegiendo el puerto de Tarifa. Consta de dos patios de armas, unidos por estrechas galerías. Se conserva el núcleo central califal, al que los sucesivos señores añadieron posiciones defensivas, siempre usando la piedra como materia prima. También se puede ver la réplica de un arma de guerra de la época: una catapulta para derribar murallas.

Fue restaurado en la primera mitad del siglo XVII, como consecuencia de mantener la actividad defensiva del castillo debido a la piratería berberisca que asolaba las costas durante los siglos XVI y XVII.

En el siglo XVIII parte de las murallas del Castillo de Guzmán el Bueno fueron adaptadas para la instalación de artillería, y durante la Guerra de la Independencia sirvió de acuartelamiento a las tropas hispano-británicas que defendieron Tarifa del ejército francés en los años 1811 y 1812.

Es propiedad del Ministerio de Defensa y en la actualidad sigue cumpliendo funciones de tipo militar.

La leyenda de Guzmán el Bueno

guzman_el_bueno

Después de ser conquistado por los cristianos, lo que ocurrió por primera vez en 1292, se abrieron ventanas en los muros y se completó el recinto árabe con una gran torre octogonal, unida a la muralla interior por un muro o coracha. Esa torre fue desde donde  Guzmán el Bueno lanzó su cuchillo, lo que forjó toda una leyenda…

Alonso Pérez de Guzmán ha pasado a la historia con el apelativo el Bueno (Guzmán el Bueno) después de haber sacrificado a su hijo. Lo que hoy se ve con cierta indignación, en la Tarifa del siglo XIII no fue motivo de polémica, sino de orgullo. ¿Por qué? Esta es la historia…

Alonso Pérez era un militar leonés de larga trayectoria en los asuntos cortesanos y militares. En 1295, la campaña benimerín (los emires norteafricanos) contra Sancho IV el Bravo llevó al asedio de Tarifa, la llave del estrecho de Gibraltar. Las tropas africanas contaban con la ayuda del infante don Juan, hermano del rey. Después de varios intentos infructuosos, el infante amenazó a Alonso Pérez, al mando del castillo, con degollar a su hijo si no rendía la plaza.

Según las crónicas oficiales, Alonso Pérez respondió desde lo alto de la torre octogonal al infante don Juan algo espectacular: “No engendré yo hijo para que fuese contra mi tierra; antes engendré hijo a mi patria para que fuese contra todos los enemigos de ella. Y si no tienes un cuchillo, ahí va el mío”. Irritado, don Juan cumplió su amenaza en ese mismo lugar, pero los benimerines acabaron regresando a África. Todavía hoy, ante la estatua de Alonso Pérez de Guzmán que preside el castillo, nos preguntamos por la personalidad de este hombre.

La capital del viento

tarifa

A los pies del castillo se extiende una ciudad bulliciosa, la esquina de Europa, bañada por el mar y el viento. Tarifa (www.tarifaweb.com) se ha beneficiado de la llegada de miles de turistas extranjeros, llamados por la posibilidad de disfrutar de estos dos elementos durante todo el año.

Además, la apertura de la línea del ferry a Tánger, en Marruecos, hace que en apenas 35 minutos se pueda cruzar el Estrecho, lo que ha promovido el auge comercial de la zona. Su centro histórico, donde encontramos monumentos como la Puerta de Jerez, presenta muchas posibilidades de ocio, abarcando prácticamente todas las horas del día.

El fin de la temporada turística veraniega permite a los tarifeños tener más espacio y tranquilidad para pasear por sus playas. La playa Chica es la más familiar y la preferida por los lugareños. Se encuentra en la franja que separa el castillo y la isla de Tarifa o de las Palomas. La playa de los Lances, con más de diez kilómetros de longitud, es de fácil acceso y está siempre más frecuentada.

Después, se suceden una serie de calas y zonas rocosas en las que más de uno alucinará con las “artes surferas”. La impresión aumentará al visitar las playas de Los Porros, Valdevaqueros (la meca del windsurf y el kitesurf en Europa) y Punta Paloma. Ya más lejanas, se encuentran la playa de los Alemanes y la de Atlanterra.


CASTILLO DE LOS MENDOZA: Ruta de Castillos Medievales

30 diciembre, 2013 at 10:42

Castillo de los Mendoza

El Castillo nuevo de Manzanares el Real, conocido también como Castillo de los Mendoza, es un palacio-fortaleza erguido en el siglo XV en el municipio de Manzanares el Real (Comunidad de Madrid, España), junto al embalse de Santillana y al pie de la Sierra de Guadarrama.

Este castillo es una importante muestra de la arquitectura militar castellana del siglo XV y uno de los últimos en España. De hecho, su inicial vocación de fortaleza dejó paso a la de palacio residencial de una de las familias más linajudas de Castilla, desde la Edad Media: Los Mendoza.

Sus obras comenzaron en 1475 sobre una ermita románico-mudéjar en honor a Santa María de la Nava, que data del siglo XIII, y hoy es uno de los castillos mejor conservados de la Comunidad de Madrid y de España.

Al morir el Primer Duque del Infantado, D. Diego Hurtado de Mendoza, deja sus propiedades a su hijo D. Iñigo López de Mendoza, Conde del Real de Manzanares y Primer Marqués de Santillana. Todos los datos conceden la construcción de este castillo al hijo de éste último, D. Diego Hurtado de Mendoza, primer Duque del Infantado, participando el arquitecto Juan Guas en su construcción.

Todo el castillo está circundado por una barbacana cuyas saeteras llevan esculpidas en bajo relieve la Cruz del Santo Sepulcro de Jerusalén, por el título que gozó D. Pedro González de Mendoza, íntimo consejero de los Reyes Católicos, gran cardenal de España y hermano de D. Diego Hurtado de Mendoza.

Castillo-de-los-Mendoza-barbacana

El castillo consta de un patio porticado, de un sótano y de seis plantas: planta baja, entreplanta primera, planta principal, entreplanta segunda, galería alta y galería de cubiertas. La galería gótica del primer piso está considerada como la más bella de la geografía nacional.

Castillo-Nuevo-de-los-Mendoza-galeria-gotica

Fue declarado Monumento histórico artístico en 1931 y en él se firmó el Estatuto de Autonomía de la Comunidad de Madrid en 1983.

Si bien aún pertenece al Duque del Infantado, la Comunidad de Madrid lo administra.

Las salas que se distribuyen por el interior de esta fortaleza se destinan a biblioteca, salas de reuniones, conferencias y salas de exposiciones.

Entre sus encantos destaca una interesante colección de tapices del siglo XVII, todos ellos flamencos, hechos sobre cartones de Rubens, algunas armaduras y mobiliario de la época.

Castillo-Nuevo-de-los-Mendoza-tapices

El castillo ha sufrido dos restauraciones, la primera en los años 1914-15 y una segunda más importante en las décadas de los 60-70 por el arquitecto D. Manuel González de Valcárcel.

En 2005 se llevaron a cabo unas obras de mejora, en el marco del Plan Integral de Aprovechamiento Turístico del Castillo de Manzanares El Real, desarrollado por la Dirección General de Turismo, que supuso la restauración de las colecciones artísticas, creándose un Centro de Interpretación, una nueva Sala de Audiovisuales, ampliándose las salas de exposición permanente e implantándose un nuevo Proyecto Museológico y Museográfico que ha puesto al día las instalaciones y ha mejorado los accesos al Monumento.

El castillo alberga actualmente un museo de los castillos españoles y es sede de una colección de tapices. Además es escenario durante todo el año de numerosas actividades públicas, congresos y seminarios, exposiciones, conciertos y actos promocionales, en la línea de mantener el castillo como un edificio vivo al servicio de la comunidad.

Castillo-Nuevo-de-los-Mendoza-museo


CASTILLO DE JAVIER: Ruta de Castillos Medievales

5 agosto, 2013 at 11:20

 

castillo-de-javier

En Navarra, al límite de la provincia de Zaragoza, en la parte más elevada del pequeño pueblo de Javier se alza el CASTILLO DE JAVIER, casa natal del patrón de Navarra San Francisco Javier.

Declarado Bien de Interés Cultural por el Decreto Foral del 2 de febrero de 1994, esta fortaleza medieval se alza erigida sobre roca viva. Un puente levadizo te introducirá en un mundo de torres, mazmorras, matacanes, troneras y saeteras, y te permitirá conocer el lugar donde nació (1506) y vivió San Francisco Javier, cofundador, junto con San Ignacio de Loyola, de la Compañía de Jesús y uno de los misioneros más universales.

Los orígenes del castillo se remontan a finales del siglo X, en el que se levantó una torre de señales, la torre del Homenaje. Su estratégica ubicación de frontera entre los reinos de Navarra y Aragón, acrecentó su sentido de fortaleza y en torno a la torre se fueron edificando los distintos cuerpos del castillo.

castillo-de-javier-torre-homenaje

En el año 1223 pertenecía al rey de Aragón y en 1236 pasó a manos del rey de Navarra. En el siglo XVI fue propiedad del padre de San Francisco Javier, y en este castillo nació el propio San Francisco Javier, cofundador, junto con San Ignacio de Loyola, de la Compañía de Jesús.

En 1516, el Cardenal Cisneros ordenó arrasar los muros exteriores que rodeaban la fortaleza, desmochar las torres, cegar los fosos con las piedras de las almenas, inutilizar los matacanes y saeteras y destruir los puentes levadizos. A finales del siglo XIX y aneja a la fortaleza, se levantó la basílica de Javier. Esta iglesia es de estilo neorrománico y se construyó con la misma piedra que se utilizó para el castillo.

basilica-javier

En 1952, las obras de reconstrucción devolvieron al castillo su fisonomía original y hoy es uno de los pocos castillos que conservan sus defensas y estructuras como troneras y saeteras.

Se accede al castillo por un puente levadizo, desde el que se pasa a un patio defendido por la torre del Cristo y se entra en el castillo por una puerta defendida por matacanes. La parte delantera es de forma irregular. En la parte trasera se encuentra la bodega y el granero. La parte nueva era la residencia de los señores.

castillo-de-javier-puente-levadizo

La torre del Cristo es de gran interés. Tiene una capilla con un crucifijo gótico de nogal, al parecer muy milagroso.

El castillo de Javier es un entramado arquitectónico construido en piedra perfectamente labrada, colocada y unida para dar una sensación de estructura férrea y compacta.

Con motivo del V Centenario del nacimiento del santo, se ha construido un espacio multiusos, el Aula Francisco de Jasso, con capacidad para 1300 personas, y la Sala de exposiciones Georg Schurhammer, con el archivo personal del mayor biógrafo de Francisco de Javier, trasladado especialmente desde Roma.

Javier es una zona muy frecuentada pues se encuentra muy cerca de la Ruta Jacobea. La tradición de hospedar a los peregrinos se remonta siglos atrás, ya que los señores del castillo albergaban a los transeúntes del Camino de Santiago. Actualmente, en el mes de marzo, se celebran las llamadas javieradas, que son peregrinaciones que se hacen hasta esta localidad navarra. Aquí vienen personas de todas las edades y de cualquier parte de la geografía, por caminos y senderos que proliferan de forma notable en esta zona peninsular.

San Francisco Javier y las Javieradas

san-francisco-javier

Francisco nació en el castillo propiedad de sus padres, María de Azpilicueta y Juan de Jaso el 7 de abril de 1506. Su padre era Doctor en Derecho y Presidente del Real Consejo. Su madre pertenecía a la nobleza local. Sus hermanos mayores eran Magdalena, Ana, Miguel y Juan. El castillo fue su hogar durante 19 años.

De allí marcha a estudiar a la Universidad de la Sorbona en París, donde se reencuentra con Ignacio de Loyola. Con éste y otros amigos deciden fundar la Compañía de Jesús.

Con el patrocinio del rey de Portugal se embarca con la tarea de evangelizar las Indias Orientales. Durante estos años realizará su labor misionera en la India, las Molucas, las Malacas, Mozambique… hasta llegar al Japón. Justo en el momento de cumplir su máxima aspiración, entrar a China para proseguir su misión evangelizadora, muere en las costas de la isla de Sancián el 3 de diciembre de 1552. Francisco de Javier fue canonizado el 12 de marzo de 1622.

Hoy en día, entre otras cosas es patrón de Navarra, de varios países como Canadá y Australia, de los deportistas navarros en general y de los pelotaris del mundo en particular, patrón de la Juventud Navarra, de las Misiones, del turismo en España.

Anualmente, en la primera quincena de marzo y coincidiendo con la Novena de la Gracia, Javier se convierte en la meta de peregrinación penitencial de toda Navarra. La media de visitantes es de 30.000 personas cada fin de semana.

javierada-castillo-de-javier

El origen de esta tradición se remonta a 1886, cuando se invocó a San Francisco Javier para que hiciera remitir la epidemia de cólera que asolaba Navarra, y en agradecimiento al cumplimiento de este deseo, se llevó a cabo la promesa de acudir peregrinando a Javier.

Castillo y Museo

Convertido en museo en 1986, acoge una excelente colección de pintura española del siglo XV al XX entre cuyos autores podemos mencionar a Murillo, Claudio Coello, Carreño, Maella, V. Bécquer, Lucas, R. Madrazo o Salaverría, y otra de kakemonos japoneses del siglo XIX, con escenas de la vida de San Francisco Javier de misionero en Japón.

museo-castillo-de-javier

Entre otros, también destacar, un retablo de alabastro policromado con la Adoración de los Magos del siglo XVI; un San Francisco Javier Agonizando, cera flamenca del siglo XVIII y una talla del santo fechada en 1622.

Y en la capilla de la Torre del Santo Cristo, rodeado por unas curiosas pinturas murales góticas que representan la Danza de la Muerte, un Cristo del siglo XIV, que según cuenta la tradición, sudó sangre cuando San Francisco de Javier agonizaba en China.

capilla-de-la-Torre-del-Santo-Cristo