PLAZA DE TOROS CUADRADA DE LAS VIRTUDES: las plazas de toros con más encanto

7 mayo, 2016 at 18:42

plaza-de-toros-cuadrada-de-las-virtudes-3

La Plaza de Toros cuadrada de Las Virtudes se encuentra ubicada en las Virtudes, pedanía de Santa Cruz de Mudela, un pueblo perteneciente a la provincia de Ciudad Real.

La plaza es originaria del año 1641, pues aparece esa fecha grabada en el dintel de la puerta conocida como “Casa de la Despensa”, y está considerada como la plaza de toros cuadrada más antigua del mundo que aún se conserva.

plaza-de-toros-cuadrada-de-las-virtudes-fisionomia-2

La plaza de toros forma un solo conjunto arquitectónico junto a la ermita adyacente (Santuario de Nuestra Señora de las Virtudes), que fue declarado Monumento Histórico Nacional en abril de 1981. Este singular espacio se desarrolló en torno a la ermita como una plaza urbana convertible en coso taurino, de ahí su forma cuadrada.

En cuanto a su fisionomía destaca la sillería clásica, galerías altas de madera con zapatas y balaustrada pertenecientes a casas particulares y sus encalados muros de piedras, junto al inconfundible cuerpo de la ermita.

plaza-de-toros-cuadrada-de-las-virtudes-fisionomia-7

Foto de turistilla.com

Las columnas que sostienen la galería norte son de época visigótica, hecho este contrastado al encontrarse en sus inmediaciones restos de dicho periodo.

plaza-de-toros-cuadrada-de-las-virtudes-fisionomia-6

Foto de Eduardo Mascagni

Esta plaza también fue utilizada como corral de comedias, dándose allí los espectáculos de titiriteros y comediantes que pasaban por la zona de Castilla La Mancha.

La plaza fue restaurada por el Ministerio de Cultura en 1984.

Santuario de Nuestra Señora de las Virtudes

Santuario-de-Nuestra-Señora-de-las-Virtudes

Foto de turistilla.com

Curiosamente la ermita está adosada a la plaza de toros, y ambas estaban en el terreno propiedad del señorío del Marqués de Santa Cruz hasta que este lo donó a la corona española en el año 1540, ese terreno fue usado como campamento y almacén para guardar el armamento y servir de avituallamiento de las tropas.

La ermita es anterior a la plaza, ya que sus construcción data del siglo XVI (de la que hoy quedan restos en la cripta) y tras la aparición de la Virgen de las Virtudes a principios del siglo XVII, y la devoción del Marqués de Santa Cruz D. Álvaro de Bazán, fue ampliada y renovada, construyéndose un camarín para la Virgen y un nuevo retablo.

La Iglesia contiene pinturas del arte barroco, siendo los mejores frescos del barroco ciudadrealeño. Lamentablemente para ver el interior si no es día de misas, la visita depende de que la persona encargada de las llaves esté por el lugar para que se pueda acceder a la Iglesia.

Santuario-de-Nuestra-Señora-de-las-Virtudes-interior

5 / 5 (1 votos)