CASCADA DE PEDROSA DE LA TOBALINA: las cascadas más espectaculares de España

12 marzo, 2018 at 20:35

cascada-pedrosa-de-la-tobalina-5

La cascada de Pedrosa de la Tobalina se encuentra situada en la zona norte de Burgos, concretamente en la comarca de Las Merindades, entre los municipios de Pedrosa de Tobalina y La Orden.

Esta impresionante cascada se crea gracias a las aguas del río Jerea, afluente del Ebro. Forma parte de las siete maravillas de la provincia de Burgos y no es para menos: sus más de 12 metros de altura, 100 metros de longitud y preciosos rincones hacen de ella un lugar único.

La cascada, es una de las que mayor salto de agua tiene de la provincia de Burgos, y tiene una zona para disfrutar del baño en la parte baja, y una zona de mirador en la parte alta.

Situada en mitad del pueblo de Pedrosa de Tobalina, es una cascada muy fácil de visitar y ofrece un entorno de gran belleza.

cascada-pedrosa-de-la-tobalina-6

Cuando no hay suficiente caudal para tapar la roca, este salto se convierte en dos independientes, situados en los extremos.

La Cascada de Pedrosa de Tobalina es uno de los lugares más bellos del norte de Burgos y su situación hace que sea accesible. La podemos ver y disfrutar desde tres perspectivas. La más habitual es ir hasta el mirador que hay en un lateral de la cascada, desde donde se tiene una vista superior amplia de toda la poza y el salto de agua. La segunda posibilidad es ver la cascada desde abajo, junto a la poza, hasta allí se puede bajar por una carretera asfaltada.

La mejor época para disfrutar del esplendor de la cascada es en invierno, época de deshielo o de fuertes lluvias, cuando el río baja crecido, que llega a abarcar su salto toda la extensión de la misma. Las aguas de este afluente del río Ebro se abren como un abanico, llegando a ocupar unos 100 metros de amplitud. Hay tanta agua que el sonido se vuelve atronador y se puede escuchar desde la carretera que cruza el pueblo.

cascada-pedrosa-de-la-tobalina-deshielo

En esa época de deshielo la fuerza del agua hace que el baño sea peligroso, aparte de que la temperatura de las aguas son gélidas. La excepción son los amantes del kayak que vienen a Tobalina para hacer el salto de sus vidas, espectacular.

En verano este lugar invita a darse un baño refrescante con unas vistas inigualables, ideal para una escapada romántica o para pasar el día fresquito con los amigos o la familia.

cascada-pedrosa-de-la-tobalina-verano-2

La cascada está dotada de un sistema de iluminación que por la noche hace que su visita sea mágica; no te la pierdas.

Aparte de la cascada en sí, encontramos en las cercanías un viejo molino de cuatro piedras y los canales necesarios para su funcionamiento y que actualmente has sido rehabilitado para ejercer de centro cultural.

cascada-pedrosa-de-la-tobalina-noche


Cuevas con encanto: CUEVA DE LOS VERDES

6 febrero, 2018 at 19:23

cueva-de-los-verdes-2

Hay pocos lugares que concentren tantos puntos de interés para el patrimonio cultural y natural de Lanzarote como la Cueva de los Verdes, una gruta de aura mitológica, cargada de leyenda y llena de características paisajísticas de extraordinaria belleza y singularidad.

La Cueva de los Verdes se sitúa en el municipio de Haría, al norte de Lanzarote, en el entorno del Malpaís de la Corona. Es uno de los sistemas de cuevas y tubos más interesantes del mundo.

La cueva pertenece a un sistema de tubos subterráneos (los jameos) de unos 6 km. de longitud, y es una de las formaciones volcánicas más interesantes de la isla y uno de los tubos volcánicos más largos del mundo.

cueva-de-los-verdes-interior-2

Se encuentra en el interior de un espectacular túnel volcánico, un sistema de tubos subterráneos (los jameos) de 6 km de longitud fruto de las erupciones del Volcán de la Corona, cuya última erupción fue hace 3.000 años. Adentrarse en la Cueva de los Verdes es, sin duda, realizar un viaje iniciático al centro de la tierra.

El tubo se formó hace aproximadamente 5.000 años (erupción anterior a Timanfaya), cuando las lavas muy fluidas descendieron por debajo de lavas más compactas creando una gran cavidad alargada.

La cueva era utilizada como escondite de la población frente a los ataques e invasiones de los piratas procedentes del norte de África durante los siglos XVI y XVII, en el XIX se convirtió en visita obligada para viajeros, eruditos y científicos europeos fascinados por esta singular formación volcánica que, paradójicamente, debe su nombre al apellido de una familia que guardaba su ganado en los alrededores, según cuentan.

cueva-de-los-verdes-piratas-2

La cueva se encuentra acondicionada, respetando su valor natural, para su visita desde mediados del siglo pasado, contando en su interior incluso con un auditorio que se mimetiza con la cueva, así como con distintos rincones de ámbito cultural como la sala de las estetas, la garganta de la muerte o la puerta mora.

El interior de las galerías alcanza los 50 metros de alto y cuenta con unos corredores bastante amplios. La singularidad de este túnel reside en su palpable origen volcánico; recorrer los canales de lava u observar la espectacularidad de las estalactitas de magma, junto a los curiosos depósitos salinos y el resto de formaciones magmáticas es una aventura que no deberías perderte.

A lo largo de toda su extensión podemos encontrar una serie de tres galerías superpuestas con interconexiones entre ellas, en algunos puntos se encuentran hasta tres niveles que permiten a los visitantes observar todo desde diferentes puntos de vista. Al final del recorrido se encuentra un lago, de no más de 20 cm de profundidad, en cuya superficie se reflejan las luces creando una obra digna de admirar.

Son también reseñables los colores que acondicionan el circuito de la gruta, dando una sensación de majestuosidad a bóvedas y paredes. Amén del color rojizo consecuencia de la oxidación del hierro, o las diferentes tonalidades fruto de los reflejos de luz sobre las salinas. En el interior la temperatura es agradable al mantenerse en torno a los 20 grados.

cueva-de-los-verdes-interior-4

Antes de visitar la cueva te recomendamos consultar sus horarios y tarifas.

La visita a Cueva de los Verdes, sin duda, debe de ir acompañada de la visita a Jameos del Agua, pues ambos se encuentran dentro del mismo túnel volcánico.

jameos-del-agua-2

Al norte de este destino también podemos visitar el Mirador del Río, un mirador camuflado en el terreno y que ofrece unas magníficas vistas al Archipiélago Chinijo. Tampoco podemos olvidar para visitar los magníficos y tranquilos pueblos del norte de la isla; verdaderos antídoto contra el estrés.

Auditorio de la Cueva de los Verdes

El Auditorio Cueva de los Verdes, situado en el interior de la cueva, sirve de recinto para festivales como el Festival de la Música de Canarias ya que la calidad de la audición dentro de la cueva es impresionante. También celebra conciertos de música clásica. El horario es de 10:00 a 19:00 h (de 14:00 a 18:00 h en verano).

cueva-de-los-verdes-auditorio-3

PRECIO Y HORARIO DE VISITAS

Se puede visitar todos los días de entre las 10 AM y las 18 PM, aunque en verano (hasta el 30 de septiembre) el horario se amplía una hora hasta las 19 PM. El tiempo medio de visita ronda la hora aproximadamente.

En cuanto al precio suele rondar los 9 euros por adulto, aunque es más barato para los niños de entre 7 y 12 años, los cuales pagan solo 4,50 €. También se hacen descuentos a los residentes de la isla, que pagan 7,20 € en caso de ser adultos y 3,60 € si son menores.


EL CHARCO AZUL: piscinas naturales de ensueño

17 diciembre, 2017 at 19:22

charco-azul-el-hierro-2

El charco Azul, en la isla de El Hierro (Canarias), es una de las zonas de baño más espectaculares y entrañables de la menor de las Islas Canarias. Una fantástica piscina natural formada por el propio oleaje del mar, algo que puede verse en muy pocos lugares de Europa.

El estado prácticamente virgen de la costa herreña es un aliciente más para acercarse a esta isla singular que, por suerte, se ha cuidado de los excesos del turismo de masas.

charco-azul-el-hierro-3

Esta piscina natural está compuesta por agua salada y se encuentra situada en El Golfo, impresionante valle de costa escarpada, es un enclave virgen que representa como pocos los caprichos deliciosos de los volcanes.

El Charco Azul consta de dos piscinas naturales en las que podrás bañarte sin correr ningún tipo de riesgo. Pero además de poder pegarte un buen baño, la espectacularidad de este lugar reside en su paisaje. Además, una parte de la piscina forma una pequeña cavidad, ideal para protegerse del sol y del viento.

Su nombre proviene del color azul turquesa, aunque también se puede disfrutar de un entorno dominado por las lavas característico de la costa herreña.

charco-azul-el-hierro-4

El Charco Azul está acondicionado para el visitante, siendo de fácil acceso a pie, con protecciones frente al mar y unas escaleras para facilitar el acceso, ya que se tiene que bajar al nivel del mar desde la costa, lo que puede llevar unos 20 minutos. Lo mejor es que al ser un espacio público, es totalmente libre y gratuito. En los alrededores encontrarás baños públicos, un bar-restaurante y sombrillas.

Debes tener en cuenta que en las Islas Canarias hay más de un lugar conocido por este nombre, aunque el que hablamos hoy se encuentra en el municipio de la Frontera, y más concretamente en el barrio de Los Llanillos.

El municipio está en  la zona norte de la isla ocupando increíblemente un enorme boquete que dejo hace millones de años un grandioso derrumbe que envió la mitad de la geografía dentro de los mares, por lo que  es un  perfecto lugar para imaginarte lo que sucedió en uno de los miradores, como el Mirador de Bascos situado sobre la Playa de Arenas Blancas.

La isla Del Hierro

Una de las señas de identidad de la Isla de El Hierro es haber renunciado, con muy buen criterio, al turismo de masas. Esta sabia elección ha dejado la costa herreña en un estado de conservación que roza lo virgen.

charco-azul-el-hierro-isla

El Hierro se ha especializado en un modelo turístico  basado en el respeto escrupuloso de la naturaleza y la cultura local. Una completa red de alojamientos rurales y pequeños núcleos turísticos conforman la oferta de un destino ideal para descubrir la Canaria más auténtica.

charco-azul-el-hierro-5-entorno-2

Pero no todo está tierra adentro. Más allá de los bosques; los volcanes; los lagartos gigantes; los senderos cumbreros o los pueblecitos encantadores, El Hierro es isla. Y es mar. Y también ofrece un buen puñado de espacios para tomar el sol y disfrutar de temperaturas que, rara vez, bajan de los 20 grados centígrados a lo largo de todo el año.

Otros detalles de Hierro Natural,  es el bosque milenario el Sabinar con formas caprichosas y espectaculares,  así como el Pozo de la Salud, el  cual tiene efectos mineromedicinales.

charco-azul-el-hierro-bosque-sabinar


CUDILLERO: pueblos marineros con encanto

20 noviembre, 2017 at 19:05

cudillero

Cudillero es un pequeño y pintoresco pueblo de pescadores enclavado en la ladera de una montaña.

Se encuentra situado en la Costa Centro Occidental de Asturias con un paisaje increíble, con playas únicas, verdes valles, ríos, cascadas y vertiginosos acantilados.

Es sin duda una ciudad de marineros que invita a perderse por sus estrechas callejuelas, admirar sus características casas colgantes, bajar al puerto a pasear o a degustar la pesca del día en uno de los varios establecimientos hosteleros que hay en la localidad.

cudillero-5

Cudillero está declarado Conjunto Histórico Artístico.

En el municipio se conjugan tres culturas bien diferenciadas, la mariñana (pescadores y agricultores ubicados en la marina), la xalda (aldeanos de los valles interiores) y la vaqueira (discriminados pastores que ocupaban las partes más altas de las montañas).

Cudillero es tan diferente a cualquier otro pueblo marinero, que hasta tiene su propia y personal lengua: el pixueto, que se exhibe cada año de manera multitudinaria en el pregón de L’Amuravela, pieza que narra en clave de humor e ironía lo acontecido a lo largo del año. L’Amuravela, que se celebra cada 29 de junio coincidiendo con la festividad de San Pedro, es uno de los grandes acontecimientos de este pueblo singular en el más amplio sentido del término.

De hecho, a los habitantes de Cudillero se les conoce como “Pixuetos“, aunque hay muchas versiones parece que tiene su origen en Pix = Pez. Y no es de extrañar que así sea ya que este ha sido desde siempre uno de los principales puertos pesqueros del Cantábrico.

El pueblo cuenta con una ruta de miradores, entre los que cabe citar el paseo al faro, La Garita, La Atalaya o El Pico.

cudillero-mirador

Sus dos construcciones más importantes son la iglesia parroquial de estilo gótico que data del siglo XVI, en la que se pueden admirar tallas barrocas; y la capilla del Humilladero, que es el edificio más antiguo de la villa.

En entorno de Cudillero

El entorno de Cudillero es impresionante, en el concejo hay un total de 23 playas, además a escasos kilómetros podemos encontrarnos muchas más en los concejos de Valdés y Muros de Nalón.

cudillero-entorno-3.jpeg

 

A unos 11km al oeste, en la localidad de Oviñana, se encuentra el Cabo Vidío un espectacular saliente con unos acantilados de 100m de altura que oferece unas espectaculares vistas de la costa cantábrica.

A unos 40km al oeste de Cudillero, cerca de Luarca se encuentra la espectacular y poco conocida Reserva Natural de Barayo, uno de los pocos lugares de Europa donde aún habitan nutrias en libertad. Muestra de que aún esta zona está libre de contaminación y que junto con su espectacular playa bien merece una visita.

cudillero-Reserva-Natural-de-Barayo


PEÑÓN DE IFACH: acantilados de España

7 junio, 2017 at 19:34

peñon-de-ifach-acantilado-2

El Peñón de Ifach, símbolo de la Costa Blanca, es un parque natural y reserva situado en Calpe, provincia de Alicante (Valencia). Desde arriba se puede divisar la isla de Formentera y Santa Pola.

Con solo unas 50 hectáreas de extensión y 1 km de longitud, es el parque natural más pequeño de la comunidad y uno de los más pequeños de Europa. Sin embargo, dada su singularidad, es uno de los más visitados con más de 100.000 visitas registradas al año.

peñon-de-ifach-panoramica

Se encuentra unido a tierra por un estrecho istmo, que es producto de un deslizamiento de la cercana “Sierra de Oltà”, constituyendo uno de los accidentes geográficos de mayor singularidad y belleza de todo el litoral mediterráneo.

Sus 332 metros de altura que se alzan desde el mar Mediterráneo, ha hecho que este monumento natural sea uno de los más importantes de la Costa Blanca.

peñon-de-ifach-parque-3

Es uno de los espacios naturales más visitados, punto de encuentro de submarinistas, escaladores y senderistas.

Uno de los principales atractivos del Parque Natural es su parte marítima ya que tiene un extraordinario fondo. Las rocas que han ido cayendo del Peñón al mar han ido formando un fondo escarpado lleno de arcos y túneles a modo de laberinto. Por ello, es uno de los sitios preferidos por los buceadores para hacer sus inmersiones. Si vosotros sois más de snorkel que de buceo, también podéis disfrutar de su vida marina en la Cala Racó, en la parte sur del Peñón.

peñon-de-ifach-buceo

Su vegetación ha sido estudiada desde 1971 en tiempos del botánico Cavanilles y son cerca de 300 las especies que conforman la comunidad vegetal con importantes endemismos valencianos considerados entre los más amenazados de la flora ibérica. En la fauna destaca la presencia de aves como el halcón Eleonor o el cuervo marino, con unas 80 variedades  en total considerando las migratorias, errantes y nidificantes.

Historia

En el Peñon de Ifach, se han establecido diversos poblados desde tiempos remotos. En la ladera occidental hay constancia de un poblado íbero, en época romana la población descendió al istmo y durante la Edad Media vuelve a haber indicios de ocupación  de las laderas hasta que finalmente ante los ataques por mar, sus habitantes descendieron al pueblo y crearon un nuevo sistema defensivo.

peñon-de-ifach-restos

En el siglo XIII, tras la conquista de estas tierras por Jaume I frente a los moriscos, se creó un pequeño pueblo (Pobla d’Ifach) a los pies del Peñón ya que proporcionaba una gran visibilidad de los alrededores. Lo triste es que este asentamiento solo duró unos 50-60 años ya que en una guerra con Castilla lo destruyeron. Durante el ascenso por el Parque Natural se pueden ver los restos arqueológicos que poco a poco está excavando el MARQ junto con estudiantes voluntarios de arqueología e historia.

Este antiguo asentamiento estaba rodeada por una muralla y en la actualidad se pueden ver restos. Una de sus curiosidades es que en la actualidad, varios de sus miradores están hechos sobre la base de las antiguas torres de vigilancia que tenía la muralla.

peñon-de-ifach-muralla