HOCES DEL RÍO DURATÓN: parques y reservas naturales

2 agosto, 2017 at 20:09

Hoces-del-Río-Duratón-8

El Parque Natural de las Hoces del río Duratón está situado en el noreste de Segovia en el cañón que el Duratón, afluente del río Duero, ha excavado en una zona de roca caliza entre las localidades de Sepúlveda y Burgomillodo. Al interés y belleza del paisaje hay que añadir la gran riqueza arqueológica e histórica que encierra en su interior esta garganta.

Declarado como Parque Natural, está integrado dentro de la Red Natura 2000 y clasificado como Lugar de Importancia Comunitaria. El parque ocupa una superficie de más de 5.000 hectáreas.

Además de la posibilidad de recorrer diferentes rutas a pie, piragua o en bici, una de las actividades más recomendadas en las Hoces del Río Duratón es la observación de aves. En total en las Hoces del Río Duratón conviven casi 200 especies de aves.

Hoces-del-Río-Duratón-piragua

El Parque Natural de las Hoces del río Duratón está considerado en tener establecida la mayor colonia de buitres leonados de Europa, ​tanto por su número, 575 parejas censadas en el año 2003, como por su nivel reproductivo.​

Hoces-del-Río-Duratón-buitre-leonado

El principal atractivo del parque son las curiosas formas que ha ido creando el río Duratón mientras se encajonaba entre las paredes de piedra caliza, creando meandros, barrancos, cavidades, cuevas, simas, etc. Precisamente las cavidades que se han formado en las escarpadas paredes, son utilizadas por los buitres leonados y otras rapaces para hacer sus nidos.

Hoces-del-Río-Duratón

El punto de inicio ideal para recorrer el Parque Natural de las Hoces del Río Duratón es la Casa del Parque, ubicada en Sepúlveda. La antigua Iglesia de Santiago se ha habilitado como Centro de Información, donde se ofrecen folletos, mapas y paneles informativos para que los turistas puedan planificar su visita al Parque Natural.

Origen

La formación del entorno natural comenzó hace aproximadamente 600 millones de años, cuando se creó una primera base de rocas graníticas con los sedimentos del mar que cubría toda la península ibérica. El proceso continuó con la desecación del mar unos 250 millones de años después, formándose una extensa llanura que quedaría cubierta más tarde por el mar de Tetis.

Hoces-del-Río-Duratón-panoramica

Fue en ese momento cuando se formaron las rocas calizas que forman las capas superiores, quedando al descubierto cuando se desecó el mar de Tetis hace aproximadamente 50 millones de años. Desde entonces el río Duratón se ha encargado de horadar y dibujar a su antojo las frágiles paredes calizas del cañón, llegando a alcanzar las paredes los 100 metros de altura en algunos puntos.

Pero además de su atractivo natural, en el Parque Natural es interesante descubrir el legado humano, pudiendo encontrar indicios de asentamientos desde el neolítico. Uno de los mejores lugares para conocer cómo vivían los primeros moradores de la zona, es visitar El Solapo del Águila, donde se conservan pinturas rupestres de la Edad de Bronce.

Hoces-del-Río-Duratón-solapo-del-aguila

Tras las tribus celtíberas llegaron los romanos, su legado se puede ver en el Puente de Talcano y el Puente de Picazos, así como en los tramos que se conservan de la calzada romana en los alrededores de Sepúlveda.

Los siguientes moradores fueron los visigodos, en la Cueva de los Siete Altares se puede ver el que probablemente sea el santuario cristiano más antiguo de la provincia de Segovia. También del período de dominación visigoda es la Ermita de San Julián, excavada en la propia roca.

Hoces-del-Río-Duratón-Cueva-Siete-Altares-2

Otro punto de interés es el Monasterio de Nuestra Señora de los Ángeles de la Hoz, ubicado en el meandro de Los Ángeles. Es un monasterio franciscano fundado en la primera mitad del siglo XIII, aunque ganó gran importancia durante la Edad Media y Moderna, fue abandonado tras la Desamortización de Mendizábal. Hoy en día sólo se puede acceder hasta él navegando por el río, ya que los accesos terrestres resultaron inundados con la construcción del Embalse de Burgomillodo.

Monasterio-de-Nuestra-Señora-de-los-Angeles-de-la-Hoz

Ermita de San Frutos

Se trata de un antiguo conjunto monástico ubicado en la localidad de Carrascal del Río, sobre uno de los meandros que forma el Duratón, ofreciendo una de las mejores vistas panorámicas de las escarpadas paredes del cañón con el río a sus pies. En el año 1931 fue declarada Monumento Nacional.

Hoces-del-Río-Duratón-ermita-san-frutos-2

Para llegar hasta la Ermita de San Frutos hay que cruzar un puente sobre La Cuchillada, una profunda grieta que según cuenta la leyenda, fue abierta por San Frutos para cortar el paso de los sarracenos hacia Sepúlveda. Cada 25 de octubre se lleva a cabo la Romería de San Frutos, en honor del patrón de la provincia de Segovia.


CRÓMLECH DE OIANLEKU: cultura megalítica en España

26 julio, 2017 at 20:29

cromlech-de-oianleku-7

La cultura megalítica, es decir, las civilizaciones cuyos restos conservados consisten en “grandes piedras” (dolmen) dispuestas de manera estudiada son una forma magnífica para poder ver cómo vivían nuestros antepasados de la Prehistoria hace más de 6.000 años.

Desde el Neolítico y hasta la Edad del Bronce, periodos de la Edad de Piedra, la cultura megalítica se desarrolló en todo el mundo, aunque el término localiza la etapa entre el Mediterráneo y la zona Atlántica de Europa.

Lo primero que suele aparecerse en la mente del viajero al ver estos enormes monumentos prehistóricos es, ¿pero cómo pudieron construirse sin los avances técnicos modernos? La cuestión en sí misma ya otorga cierto acercamiento a una cultura tan alejada de la nuestra, porque nos ofrece una nueva dimensión de los seres humanos: pensaban, planeaban, estructuraban, se comunicaban, todo ello para conseguir erigir estos monumentos.

Ahora bien, ¿por qué razón se construían, con el esfuerzo y la dedicación que debía conllevar? Tampoco está claro que fueran grupos estables en un territorio, por lo que todavía da más misterio a la cuestión.

Algunos estudiosos coinciden en la función sepulcral del monumento, una costumbre que revela la conciencia religiosa del grupo y la creencia en el más allá, además del recuerdo sentimental de la persona que los deja, no muy diferente de las formas actuales. Por otro lado, otros investigadores apuntan a una función de tipo amenazante, en la que estas construcciones pondrían de manifiesto la pertenencia del territorio a un determinado grupo, reforzando la identidad (otro factor inesperado) frente a los demás.

Sea como sea, en España han quedado muchos de estos testimonios de arquitectura prehistórica y muchos de ellos se encuentran en un estado de conservación muy buena.

Hoy vamos a hablar del Crómlech de Oianleku, situado el parque natural de Peñas de Aia, en la localidad guipuzcoana de Oiartzun.

cromlech-de-oianleku-3

Un crómlech o círculo megalítico es un monumento megalítico formado por piedras o dólmenes introducidos en el suelo y que adoptan una forma circular similar a un muro o elíptica, cercando un terreno. El termino crómlech deriva del Bretón “Crom” círculo y “lech” lugar.

Los crómlech eran utilizados como monumentos funerarios. En su interior se depositaban las cenizas y restos óseos de los difuntos. Debido a las condiciones del terreno se han conservado poco de estos restos. De todos los crómlech excavados solo se han hallado restos en cinco, siendo el de Oianleku uno de estos.

cromlech-de-oianleku-4

Se trata de uno de los crómlech mejor conservados del País Vasco, y tiene la particularidad de estar formado por dos círculos. El primero de 9,5m de diámetro y con 29 testigos, el segundo de 6,8m de diámetro y con 18 testigos.

El monumento funerario del Crómlech de Oianleku data de la edad de hierro y fue descubierto en 1909 por P. Soraluce y excavado en 1967.

cromlech-de-oianleku-6

Foto de ivillarmartinez (flickr)

La forma de llegar es fácil. Se encuentra cerca de un merendero y a pocos minutos de un aparcamiento por lo que su acceso es apto para cualquier persona. Para encontrar el aparcamiento deberemos coger la carretera que sube de Oiartzun a Artikutza, y coger un desvío a la izquierda un poco antes de llegar al alto de Bianditz.


LINARES DE LA SIERRA: ruta del jamón ibérico de Jabugo

29 junio, 2017 at 8:25

linares-de-la-sierra-3

La gastronomía de Huelva es simplemente única y el Jamón Ibérico de su Sierra, el Jamón de Jabugo, es un verdadero manjar.

La ruta del jamón ibérico de Jabugo comprende los 31 municipios integrados en la zona de elaboración y maduración de la DOP Jamón de Huelva en las comarcas de Sierra de Aracena y Picos de Aroche y de Cuencas Mineras. Gran parte del territorio es Parque Natural y Reserva Mundial de la Biosfera. En él se crían los cerdos ibéricos con los que se elaboran los reconocidos jamones de Jabugo.

Hoy te invitamos a conocer Linares de la Sierra, un pequeño pueblo de Huelva con apenas 340 habitantes, situado en pleno Parque Natural de Aracena y Picos de Aroche. Es el municipio perfecto para los amantes de la naturaleza y la tranquilidad gracias a su excelente ubicación.

Es uno de los municipios que mejor conserva la arquitectura típica serrana y por ello fue declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Histórico, el día 8 de Marzo de 2005.

linares-de-la-sierra-fuente

Muestra de ello la tenemos en el empedrado artesanal que conservan sus calles y en los “Llanos” o “Cuadros”, dibujos realizados con guijarros a la entrada de las casas y que en origen servían para evitar las resbaladuras de las bestias y luego pasaron a tener un carácter identificativo de cada familia.

linares-de-la-sierra-llanos-2

También es representativa y resulta de gran belleza su antigua fuente y lavadero público situada en la plaza del pueblo.

Entre los elementos monumentales del municipio cabe destacar la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista del siglo XVIII.

Otro lugar curioso para visitar es la plaza de toros del pueblo, un pintoresco coso que se abre como un ensanchamiento de las calles del municipio, con graderíos encalados apoyados en la base de la Iglesia Parroquial y su entorno.

linares-de-la-sierra-plaza-de-toros-2

Origen e Historia

Los orígenes de Linares de la Sierra se remontan a la época de los fenicios y romanos aunque no es hasta época musulmana cuando existió una población numerosa ligada a la minería y a las rutas comerciales. Actualmente, la presencia árabe se detecta aún en los sistemas de riego, en numerosos topónimos y en el trazado laberíntico de sus calles.

linares-de-la-sierra-Iglesia

Foto de El Pais

Se sabe que fueron los portugueses los que conquistaron a los árabes estas tierras.

En el siglo XIII pasó a pertenecer al Concejo de Sevilla. En 1.640 el Conde-Duque de Olivares, bajo la dependencia de Aracena, se hace el dueño de las mismas.

Obtiene el título de Villa en 1.754, otorgado por Fernando VI. En el s. XVIII, como en toda la comarca se produce una fuerte expansión que conlleva un incremento de la población y es en este momento, cuando se construye la iglesia parroquial de San Juan Bautista.

En el siglo XIX conoce su máximo esplendor económico y llega a tener más de 1.000 habitantes, gracias a sus exportaciones de frutas que son demandadas por su gran calidad. A partir de esta etapa empieza su decadencia debido a la emigración a las cercanas minas del Andévalo primero y, posteriormente, a la emigración masiva de los años 60. Actualmente, mantiene su población estabilizada en torno a los 340 habitantes.

Rutas y Senderos

linares-de-la-sierra-rutas

Linares de la Sierra te propone 9 rutas para perderte en el Valle Escondido… escondido en una exuberante naturaleza, entre castaños, encinas y alcornoques… entre ciervos en libertad y agua pura que nace en sus muchos manantiales… a pie, a bicicleta o a caballo…


CASTILLO DE CHULILLA: ruta de castillos medievales

20 junio, 2017 at 20:38

 

castillo-de-chulilla-4

El Castillo de Chulilla, en Valencia, se encuentra situado en lo más alto de uno de los montes del pueblo, una fortaleza que fue declarada Monumento Histórico Artístico en 1981.

El pueblo de Chulilla se encuentra ubicado en lo alto de un cerro, que permite al viajero poder tener unas vistas deslumbrantes cuando camina por sus calles y descubre los rincones del pueblo.

De construcción musulmana, el Castillo de Chulilla fue durante muchos años prisión eclesiástica bajo la propiedad del Obispado de Valencia.

Antiguamente, la entrada al castillo estaba situada en la zona de las casas que existen tras la iglesia, el camino que servía de acceso tenía una torre albarrana y varias murallas. En la segunda muralla se puede ver un talud que reforzaba la zona.  Finalmente la entrada del castillo se realizaba por un arco de medio punto y una puerta de madera sobre la que había un dintel con forma de almena que servía para defender el portal.

castillo-de-chulilla-entrada-2

Una vez dentro de la fortaleza se puede ver como la muralla continua hacia el norte y termina en una torre en forma de esquina. En la zona sur estaba situado el aljibe. El área noble del castillo contaba con una torre cuadrada, y por encima de ella, y directamente sobre el río una torre esquinera con un piso inferior abovedado. Se sabe que en esta zona también se encontraba un subterráneo que comunicaba con el exterior y que servía de salida en momentos de asedio.

El castillo sufre importantes reformas tras las guerras con Castilla en el siglo XIV y sirve para diferentes funciones desde residencia hasta cárcel de eclesiásticos. Un terremoto en el siglo XVIII, las prolongadas acciones bélicas y el posterior abandono lo han convertido actualmente en ruinas. Durante varios años se realizan trabajos de restauración y consolidación para recuperar algunas de las zonas más relevantes.

castillo-de-chulilla-muralla-2

Destacan su puerta con matacán almenado, la torre barbacana circular y su prolongada muralla. También se observan restos de salas y construcciones auxiliares.

Pueblo de Chulilla

castillo-de-chulilla-panoramica

El pueblo de Chulilla fue habitado ya desde antiguo, la arqueología ha documentado la existencia de poblados de una cronología cercana al primer milenio antes de Cristo y tuvo su importancia durante la época medieval, como capital de una Baronía dependiente del obispo Valentino.

Aquellos tiempos han dejado una clara impronta en el pueblo actual, que ha conservado un núcleo definido por un castillo de origen islámico, la iglesia; antigua mezquita, de estilo barroco y una serie de capillas rurales que se encontraban escampadas por el territorio, pero de las que solamente dos permanecen, y sobre todo una estructura urbanística genuinamente medieval.

castillo-de-chulilla-pueblo-4

La riqueza de su patrimonio natural, convierte a Chulilla en un marco ideal para la práctica del senderismo, itinerarios que discurren por las zonas más bellas de la comarca, y durante su recorrido se suceden una gran diversidad de paisajes fluviales, así como abruptas zonas montañosas y frondosas campiñas. Destacamos la Ruta de los puentes colgantes de Chulilla y la Ruta del Charco Azul de Chulilla.

castillo-de-chulilla-rutas-2


PEÑÓN DE IFACH: acantilados de España

7 junio, 2017 at 19:34

peñon-de-ifach-acantilado-2

El Peñón de Ifach, símbolo de la Costa Blanca, es un parque natural y reserva situado en Calpe, provincia de Alicante (Valencia). Desde arriba se puede divisar la isla de Formentera y Santa Pola.

Con solo unas 50 hectáreas de extensión y 1 km de longitud, es el parque natural más pequeño de la comunidad y uno de los más pequeños de Europa. Sin embargo, dada su singularidad, es uno de los más visitados con más de 100.000 visitas registradas al año.

peñon-de-ifach-panoramica

Se encuentra unido a tierra por un estrecho istmo, que es producto de un deslizamiento de la cercana “Sierra de Oltà”, constituyendo uno de los accidentes geográficos de mayor singularidad y belleza de todo el litoral mediterráneo.

Sus 332 metros de altura que se alzan desde el mar Mediterráneo, ha hecho que este monumento natural sea uno de los más importantes de la Costa Blanca.

peñon-de-ifach-parque-3

Es uno de los espacios naturales más visitados, punto de encuentro de submarinistas, escaladores y senderistas.

Uno de los principales atractivos del Parque Natural es su parte marítima ya que tiene un extraordinario fondo. Las rocas que han ido cayendo del Peñón al mar han ido formando un fondo escarpado lleno de arcos y túneles a modo de laberinto. Por ello, es uno de los sitios preferidos por los buceadores para hacer sus inmersiones. Si vosotros sois más de snorkel que de buceo, también podéis disfrutar de su vida marina en la Cala Racó, en la parte sur del Peñón.

peñon-de-ifach-buceo

Su vegetación ha sido estudiada desde 1971 en tiempos del botánico Cavanilles y son cerca de 300 las especies que conforman la comunidad vegetal con importantes endemismos valencianos considerados entre los más amenazados de la flora ibérica. En la fauna destaca la presencia de aves como el halcón Eleonor o el cuervo marino, con unas 80 variedades  en total considerando las migratorias, errantes y nidificantes.

Historia

En el Peñon de Ifach, se han establecido diversos poblados desde tiempos remotos. En la ladera occidental hay constancia de un poblado íbero, en época romana la población descendió al istmo y durante la Edad Media vuelve a haber indicios de ocupación  de las laderas hasta que finalmente ante los ataques por mar, sus habitantes descendieron al pueblo y crearon un nuevo sistema defensivo.

peñon-de-ifach-restos

En el siglo XIII, tras la conquista de estas tierras por Jaume I frente a los moriscos, se creó un pequeño pueblo (Pobla d’Ifach) a los pies del Peñón ya que proporcionaba una gran visibilidad de los alrededores. Lo triste es que este asentamiento solo duró unos 50-60 años ya que en una guerra con Castilla lo destruyeron. Durante el ascenso por el Parque Natural se pueden ver los restos arqueológicos que poco a poco está excavando el MARQ junto con estudiantes voluntarios de arqueología e historia.

Este antiguo asentamiento estaba rodeada por una muralla y en la actualidad se pueden ver restos. Una de sus curiosidades es que en la actualidad, varios de sus miradores están hechos sobre la base de las antiguas torres de vigilancia que tenía la muralla.

peñon-de-ifach-muralla