EL GAZPACHO ANDALUZ: platos típicos con tradición

10 agosto, 2015 at 20:46

gazpacho-andaluz

Se conoce como gazpacho a un tipo de preparación culinaria consistente en la elaboración de una sopa fría con ingredientes como el aceite de oliva, vinagre y hortalizas crudas: generalmente tomates, pepinos, pimientos, cebollas y ajo.

El gazpacho es uno de los platos más internacionales de la cocina española, y una de las preparaciones más antiguas de nuestro recetario.

gazpacho-andaluz-ingredientes-2

Como decíamos, es una sopa que a diferencia de las sopas comunes, se sirve fría, comúnmente en los meses calurosos de verano y en una cazuela de barro, que ayuda a mantenerla fresca y a darle un sabor característico.

Su color varía desde el anaranjado pálido al rojo, según se empleen tomates más o menos maduros.

Origen e Historia

gazpacho-andaluz-origen

El origen del actual gazpacho es incierto, ya que se trataba de una preparación cuyo origen estuvo en las clases sociales desfavorecidas, aunque tradicionalmente se le ha considerado un plato del interior de Andalucía y de campesinos, donde el aceite de oliva y los productos de la huerta son abundantes, y los veranos muy secos y calurosos. Por esta razón se le conoce comúnmente como gazpacho andaluz.

A pesar de ello, el origen del gazpacho como plato “desmigado” es anterior al uso de hortalizas en su elaboración y data de la época del al-Ándalus (ajoblanco).

Ajoblanco

La referencia más antigua que se hace del gazpacho aparece en 1611 en el libro Tesoro de la Lengua Castellana o Española, de Sebastián de Covarrubias. Aquí lo definió y defendió su origen. Reconocía que era comida de gentes groseras.

Según el DRAE, la etimología de esta palabra viene del hispano árabe “*gazpáčo, y este del gr. γαζοφυλάκιον, cepillo de la iglesia, por alus. a la diversidad de su contenido, ya que en él se depositaban como limosna monedas, mendrugos y otros objetos”.

A través de los años y al expandirse por las distintas regiones de España fueron variando sus ingredientes de acuerdo a lo que más abundaba en cada región, o a los gustos de cada región, de los cocineros… de esta manera, por ejemplo, podemos distinguir el gazpacho manchego, gazpacho calientes que consisten en un plato a base de carne (guiso caldoso) que se sirve caliente, a base de conejo, perdiz o liebre.

gazpacho-manchego

El gazpacho, dentro de Andalucía, también dio origen a otras preparaciones como el zoque malagueño, el aguaillo de Lora, el gazpacho cortijero del campo cordobés, el gazpacho con papas de Jaén, el ajo caliente de Cádiz o la gazpachuelo de Málaga, sin olvidar esa espacie de gazpacho sin caldo como la porra antequerana y el salmorejo cordobés.

gazpachuelo

RECETA CASERA DEL GAZPACHO ANDALUZ

Ingredientes para 6 personas:

–  7-8 tomates maduros (1,2 kg aproximadamente); preferiblemente del tipo “pera”.

– 1 pimiento verde italiano

– 1 diente de ajo

– 1 pepino mediano

– Aceite de oliva virgen extra

– Vinagre de Jerez

– 100 g de pan duro

– Agua fría

– Sal

– Opcionalmente, añadir un pellizco de comino y 1/4 de cebolla (nunca, pimiento rojo)

En esto de los gazpachos la cosa va en gustos. Aunque según nuestro criterio, jamás se perdona añadir cebolla o pimiento rojo a un gazpacho andaluz, la cebolla a veces se puede consentir muy picadita como guarnición, pero no dentro de los ingredientes triturados.

1. Troceamos todos los ingredientes indicados en la proporción que os he puesto y añadimos 250 ml de aceite de oliva virgen extra, 250 ml de agua de la nevera y 50 ml de vinagre de Jerez, triturando todo en la batidora de vaso o Turmix. No es necesario pelar los tomates o los pimientos porque luego lo vamos a pasar por el colador fino.

Si tenéis un robot tipo Thermomix podéis poner todos los ingredientes en el vaso y triturarlos a máxima velocidad durante 4 minutos para obtener una textura perfecta.

2. Una vez triturado, pasamos el gazpacho resultante por el colador fino, apretando con un cucharón para que quede una crema sin pieles ni semillas y lo metemos en la nevera un par de horas para que enfríe bien.

Para disfrutar de la receta de gazpacho andaluz tradicional, es conveniente que dejéis enfriar bien el gazpacho, dejándolo un par de horas en la nevera, incluso podéis hacerlo de un día para otro, teniendo la precaución de cubrirlo con un film de cocina para que no se oxide ni pierda sus vitaminas.

No añadir hielo, como hacen en algunos chiringuitos, o quedará excesivamente aguado, así que calculad para hacer el gazpacho con tiempo para que cuando lo llevéis a la mesa esté bien frío y en su punto.

Preparad unos picatostes de pan frito, y cortad los ingredientes del gazpacho en taquitos muy pequeños para que los que quieran puedan servirse un poco de tomate, pepino o pimiento por encima de su plato.

4.50 / 5 (4 votos)