CEMENTERIO DE LUARCA: ruta de cementerios españoles con encanto

24 junio, 2015 at 19:11

cementerio-de-luarca

Visitar cementerios puede que no sea el plan turístico más solicitado pero hay algunos realmente fascinantes y que merece la pena visitar.

Luarca, capital del concejo de Valdés, en el Principado de Asturias, tiene uno de los cementerios más antiguos (1813) y quizás más bonitos de la costa del Cantábrico.

Se encuentra situado en la Atalaya, un saliente que se alza sobre el mar Cantábrico, lo que un mirador con unas vistas preciosas. Muchos opinan que está en demasiado buen sitio y que mejor podría ser un parque.

cementerio-de-luarca-2

Los acantilados dan al cementerio un aire marinero, incluso hay que señalar que el faro está en uno de los extremos del campo santo. Todo ello muy acorde con la historia y la tradición de Luarca, una de las villas marineras más destacadas de toda la costa norte de la península.

cementerio-de-luarca-acantilados-2

En el conviven majestuosos panteones con modestas sepulturas, personajes ilustres con modestas personas. Entre los personajes ilustres cuyos restos descansan en él está Severo Ochoa, premio Nobel de medicina y fisiología en 1959, natural de esta Villa.

cementerio-de-luarca-3

Luarca tiene un importante puerto pesquero y una población de algo más de cinco mil habitantes. Se trata de una localidad por la que pasa del Camino de Santiago costero y cuenta con albergue de peregrinos, situado en Almuña, a unos dos kilómetros de la villa de Luarca.

Muy cerca de este camposanto hay otro más desconocido y casi abandonado, pero que tiene mucho interés. Se trata del cementerio moro de Barcia, situado a escasos kilómetros de Luarca. Es la única necrópolis de este tipo en el norte de España y en ella reposan los restos de los musulmanes que cayeron en la Guerra Civil, alistados en el ejército nacional. De hecho, fue el propio Franco el que mandó construir este cementerio.

cementerio-moro-de-Barcia

El Faro de Luarca

Construido en el año 1862, el faro de Luarca se encuentra en la Atalaya. Pertenece al conjunto que forma la capilla de la Atalaya, el cementerio de la villa y también los restos de la muralla defensiva del s. XVI. El faro tiene una vivienda, y la torre se inserta en el lado oeste; con el tiempo se adosaron más edificaciones por el lado este.

cementerio-de-luarca-faro

Fotografia de Jesus Miguel Balleros

La Atalaya, el lugar donde se encuentra el faro, albergó durante los siglos XVI y XVII un fuerte defensivo para proteger la villa de los ataques franceses e ingleses. Fue al pie de esta atalaya donde se construyeron los primeros barrios de pescadores.

Antes de la existencia del faro, la orientación de las embarcaciones se realizaba con hogueras. En el s. XIV ya se encendía una luz en el campanario de la ermita de la Virgen Blanca para avisar a las embarcaciones, y se mantuvo hasta que se levantó el faro actual.

ermita-de-la-Virgen-Blanca

2 / 5 (1 votos)