TEATRO ROMANO DE CARTAGENA: restos romanos en España

22 abril, 2018 at 19:41

teatro-romano-de-cartagena-2

El teatro romano de Cartagena es un teatro de época romana, construido entre los años 5 y 1 a. C. por emperador Augusto en la ciudad de Carthago Nova, actual Cartagena.

Es uno de los más destacados restos del asentamiento romano en Cartagena, tenía capacidad para unos 7.000 espectadores, situándose tras el de Sagunto en uno de los mayores de Hispania. Estuvo en uso hasta el siglo III, a partir del cual se superpusieron varias edificaciones.

teatro-romano-de-cartagena-simulacion-2

El 21 de enero de 1999 fue declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento.

Su descubrimiento fue fortuito ya que no había ni referencias escritas ni datos arqueológicos, que pudieran evidenciar su existencia. El hallazgo se lo debemos al catedrático de la Universidad de Murcia Dr. Sebastián Ramallo Asensio. Al haber estado cubierto por sucesivas capas de ocupación: bizantina, árabe, medieval; se había conservado medianamente bien y además mantenía muchos de sus elementos originales in situ.

teatro-romano-de-cartagena-3

Paralelamente a los descubrimientos arqueológicos, se le encargó a Rafael Moneo la construcción del Museo del Teatro Romano, inaugurado en julio del 2008. Se aprovechó el palacio modernista Pascual Riquelme, para construir el museo, en el que se conservan parte de las piezas halladas y explica la historia del teatro, la sociedad romana y posteriormente de las excavaciones. Un corredor subterráneo bajo la catedral no lleva hasta el teatro.

teatro-romano-de-cartagena-museo-2

Historia

El teatro se dedica a Lucio y Julio César, nietos del emperador, y cuyos nombres podemos leer en dos grandes dinteles de mármol gris que hay sobre los accesos este y oeste. Para su realización se emplearon calizas, mármoles, areniscas y travertino rojo para las columnas. El mármol blanco que aún conserva procede de Grecia y seguramente estuviera tallado en talleres de Roma antes de traerlos a la ciudad.

teatro-romano-de-cartagena-dinteles

En el siglo III se construyó sobre sus cimientos un mercado columnado asentado sobre la orchestra en el que se emplearon muchos de los materiales del teatro. Con la llegada de los vándalos (425) el edificio quedó bastante deteriorado. Solo con la llegada del emperador bizantino Justiniano I, la ciudad volvió a resurgir, recibiendo el nombre de Carthago Spartaria, sobre el teatro se realizó un barrio comercial y parte de la muralla bizantina (VI).

Habrá que esperar al siglo XIII para que se vuelva a construir en la zona, es entonces cuando se eleva sobre el teatro la catedral de Santa María, muy deteriorada en la actualidad, en la que se emplearon elementos tanto del teatro como del resto de edificios que allí se asentaron.

teatro-romano-de-cartagena-iglesia-e

Materiales y Construcción

El Teatro Romano de Cartagena está situado en el Cerro de la Concepción, la colina más alta de las cinco que configuran la topografía de la ciudad, y contrapuesto al anfiteatro. Este emplazamiento era muy habitual en la época. La ubicación en la ladera de un monte facilitaba la construcción del graderío aprovechando la propia roca del monte y la orientación norte y protección de los vientos del sur le confería una excelente acústica.

teatro-romano-de-cartagena

La construcción del teatro sigue el modelo propuesto por Vitrubio: frente escénico con doble columnata; orchestra, el semicírculo delante de la escena; cávea donde se sentaban los espectadores según su rango social; proscenio el espacio de delante de la escena y el pórtico de detrás de la escena, es decir un patio porticado.

El graderío o cávea se articula en tres sectores horizontales, dividida a su vez por cinco escaleras radiales. Tenía una capacidad aproximada de 7.000 espectadores y los principales accesos del público se realizaban a través de dos pasillos laterales sobre cuyas puertas están los dinteles con las dedicatorias a Caio Caesar y Lucio Caesar.

teatro-romano-de-cartagena-fachada

La scaena (escena) era el lugar donde se presentaba la obra y se situaba frente al graderío. La del teatro romano de Cartagena se articulaba en dos pisos por medio de columnas y tenía un alzado aproximadamente de 16 m. La variedad cromática de los materiales de los que estaba hecha (mármoles blancos, rojizos, bloques de arenisca amarillenta revestidos de estuco) y el rico programa ornamental le confirieron gran belleza.

Su decoración escultórica estuvo realizada en el citado mármol blanco y se ha conservado gracias a que muchos fueron reutilizados como material de construcción en un mercado tardo-romano (siglo V). Entre las piezas, destacan: tres altares de forma circular que estaban dedicados a la Tríada capitolina (Júpiter, Juno y Minerva) y al cortejo de Apolo (las Gracias, las Musas y las Horas); una estatua del propio dios tocando la cítara, capiteles corintios y un bajo relieve dedicado a Rea Silvia.

teatro-romano-de-cartagena-Tríada-capitolina

El Teatro Romano de Cartagena premiado en Europa

El Teatro Romano de Cartagena recibió el día 10 de junio de 2010 el premio Europa Nostra de la Unión Europea que premia la excelencia en la conservación del patrimonio.

De los tres galardones que recayeron en España, el mayor fue para el Teatro Romano de Cartagena. El jurado valoró la excelencia de la restauración y conservación de los tesoros desenterrados durante las excavaciones llevadas a cabo en este monumento.


TORREPAREDONES: ruta parques arqueológicos de España

11 noviembre, 2017 at 20:38

torreparedones

El yacimiento arqueológico de Torreparedones es un conjunto arqueológico andaluz está ubicado en plena campiña cordobesa, entre los términos municipales de Baena y Castro del Río.

Conocido también por otros nombres, Torre de las Vírgenes y Castro el Viejo, constituye uno de los lugares más importantes de la provincia de Córdoba desde el punto de vista arqueológico.

La situación topográfica de Torreparedones, sobre una de las cotas más elevadas de la zona, es ciertamente estratégica, pues sus gran altura lo convierten en el “techo de la Campiña”, motivo por el cual estuvo ocupado por el hombre desde los tiempos más remotos. Así, al menos durante 3.500 años (desde la Edad del Cobre hasta la Baja Edad Media), diversos pueblos y culturas dejaron su huella a través de los más variados restos materiales: cerámica, vidrio, piedra, metal, etc.

torreparedones-vista-panoramica

En las épocas ibérica y romana Torreparedones alcanzó su máximo esplendor; ya desde el siglo VI a.C. se rodeó de una potente muralla, reforzada con torres, que rodea un espacio de 10,5 Ha.

Pese a la importancia del yacimiento arqueológico de Torreparedones, aún no disponemos de argumentos sólidos para conocer el nombre que tuvo en la Antigüedad, ni en época ibérica, romana y medieval islámica. Los primeros documentos escritos, tras reconquista, lo mencionan como Castro el Viejo, que nada aporta sobre su nombre antiguo. Aun así, se han barajado diversas hipótesis: Ituci Virtus Iulia y Bursavo.

Hallazgos y elementos más significativos

Como hallazgos más importantes que destacar, de los que tenemos noticia, hay que citar el mausoleo de los Pompeyos, una tumba subterránea que estuvo en uso desde los momentos finales de la República , hasta bien entrado el siglo I d.C. Algunas de las personas allí enterradas desempeñaron cargos importantes en la administración municipal de la antigua ciudad de Torreparedones, como Cneo Pompeyo Afro que fue edil y duumviro.

torreparedones-mausoleo-pompeyos-2

Otro mausoleo romano de época altoimperial, que al parecer estuvo decorado con singulares relieves, fue la llamada Mazmorra, situada en la misma zona que el de los Pompeyos. Se trata de una estructura realizada en opus caementicium de planta rectangular cubierta con bóveda de cañón y con un pasillo en su lateral oeste, a modo de estrada a la cámara sepulcral.

torreparedones-mazmorra

 

También, de forma casual, se han encontrado las siguientes piezas: una escultura femenina acéfala tallada en piedra caliza, un capitel ibérico decorado con motivos vegetales tales como volutas y espirales siendo el motivo principal la roseta; un sillar de esquina en una de cuyas caras presenta en relieve una escena de culto, en la que dos mujeres ataviadas con túnica y manto depositan un vaso en forma de cáliz en el tesoro sagrado del templo o un togado realizado en mármol, datado a principios de época claudia y que constituye uno de los hallazgos más interesantes que demuestran la importancia que la ciudad romana de Torreparedones alcanzó durante los primeros siglos d.C.

torreparedones-capitel

En la excavación desarrollada en 2009 en el entorno de la zona noble de la ciudad romana apareció un busto en mármol del emperador Claudio divinizado en el extremo sur de la plaza del foro, mientras que en el sector noreste aparecieron un togado y una figura femenina vestida con túnica y sobre ella un manto, ambos acéfalos y de tamaño algo mayor que el natural. En el centro de la plaza se documentó una inscripción con el nombre del mecenas que costeó la pavimentación con losas de piedra de mina: Marco Junio Marcelo.

torreparedones-escultura-2

Como elementos visibles hoy día en el yacimiento podemos citar la propia muralla ibérica que rodea el asentamiento, levantada hacia el año 600 a.C. y reforzada a intervalos regulares con torres que se proyectan hacia el exterior; la puerta oriental, uno de los accesos con que contó la ciudad, flanqueada por dos imponentes torres que servían para su defensa.

torreparedones-puerta

También podemos apreciar el santuario iberorromano situado extramuros, en el extremo sur, y el castillo medieval de época cristiana, que ocupa el punto más elevado.

torreparedones-castillo-3

 

Por último, también se encuentra el foro romano. El término ‘foro’ era usado por los antiguos romanos para referirse al espacio grande, abierto y, normalmente, rectangular en la parte central de una ciudad, un lugar público donde tenía lugar la asamblea del pueblo.

torreparedones-entorno

El yacimiento cuenta con horarios y tarifas de visita que podéis consultar.


RUINAS DE ITÁLICA: restos romanos en España

4 julio, 2017 at 19:22

ruinas-de-italica-7.jpeg

La ciudad romana de Itálica, ubicada en el Bajo Guadalquivir, a medio camino entre Sevilla (Hispalis) y Alcalá del Río (Ilipa), en la actual Santiponce, muy próxima a las rutas que conectaban con la zona de explotación minera de la Sierra Norte de Sevilla y Huelva.

Fundada en el año 206 a. C., en sus inicios, esta ciudad romana fue creada por el general romano Publio Cornelio Escipión para que sus soldados pudieran descansar tras la victoria conseguida frente los cartagineses en el siglo III a.C (batalla de Ilipa). Experimentó una larga época de bonanza hasta que el declive del Imperio romano causó su decadencia.

ruinas-de-italica-2

Dado su importante papel estratégico, tanto en lo político-militar, como en lo económico, llegó a ocupar una superficie aproximada de 52 hectáreas durante el Alto Imperio Romano. Itálica gozó de tiempos esplendorosos que la hicieron desarrollarse arquitectónicamente, erigiendo nuevos edificios públicos como el anfiteatro, viviendas que decoraban con mosaicos el suelo y anchas calles que comunicaban los diversos barrios.

ruinas-de-italica-mosaicos-3

 

Fue cuna de los emperadores Trajano y Adriano, y punto de origen de buena parte de los senadores de la época.

Las excavaciones arqueológicas se iniciaron entre 1751 y 1755, llevadas a cabo por Francisco de Bruna. Desde entonces hasta nuestros días no han cesado los trabajos arqueológicos. Estos restos fueron declarados Conjunto Arqueológico por Decreto de la Junta de Andalucía en 1989.

ruinas-de-italica-5

Actualmente, el Conjunto Arqueológico de Itálica muestra al visitante un espléndido anfiteatro romano y da la posibilidad de pasear por el trazado de lo que fueron sus calles, así como de conocer las casas, edificios públicos, objetos de arte y utensilios de la vida cotidiana utilizados por sus habitantes.

ruinas-de-italica-pasadizos-2

El Conjunto Arqueológico de Itálica está abierto para los visitantes todo el año de martes a domingo, siendo su horario de apertura durante el verano y hasta el 15 de septiembre, de martes a sábado desde las 09:00 hasta las 15:30 horas, y los domingos y festivos desde las 10:00 hasta las 17:00 horas (Tfno: 955 123 847, correo: info.italica.ccd@juntadeandalucia.es).

VIDEO SIMULACIÓN CIUDAD ROMANA DE ITALICA


CASTRO DE BORNEIRO: ruta parques arqueológicos de España

16 febrero, 2017 at 19:16

Castro-de-Borneiro-4

Conocido también como A Cidá o Cibdá (ciudad en castellano antiguo), el Castro de Borneiro se sitúa en el municipio de Cabana de Bergantiños (La Coruña, Galicia), y es un claro ejemplo de la cultura castreña de finales de la Edad del Hierro.

El Castro de Borneiro es un asentamiento habitado entre el siglo VI a. C. y el I d. C.  Está situado en una elevación del terreno de unos 212 metros de altitud, y desde el cual se puede controlar el territorio que lo rodea, sobre todo la desembocadura del Río Anllóns y la Ría de Corme Laxe.

Castro-de-Borneiro

Foto de Marcos Rodriguez

Descubierto en 1924, ya se empezó a excavar en 1932. Los trabajos duraron poco y se reanudaron en los años 70. A partir de 1980 se inició una tercera y más larga etapa de trabajos arqueológicos, durante 11 años. Este castro fue el primer castro de Galicia en ser datado con el método del Carbono 14.

Origen e Historia

Los castros son poblados fortificados de forma oval o circular situados, fundamentalmente, en zonas elevadas.

Castro-de-Borneiro-ilustracion-panoramica

El origen de estos asentamientos se remonta a la Edad del Bronce (s. VIII a.C.), pero será en la Edad de Hierro cuando alcancen su mayor desarrollo y adopten un carácter más defensivo y consistente con la  utilización de la piedra para la construcción.

Con la llegada de los romanos (s. I d.C.) estos pueblos del Noroeste son abandonados o van sufriendo transformaciones.

Los habitantes del castro vivían de la agricultura y la ganadería. Seguramente también se practicaba la caza y la recolección de frutos, además de la pesca y el marisqueo.

Castro-de-Borneiro-ilustracion

El castro estaba habitado por un conjunto de familias en el que se puede deducir que los hombres dispondrían de los bienes muebles (ganado, botines de guerra, joyas) y las mujeres de los inmuebles (la propiedad y trabajo de la tierra) heredados por línea materna. Los restos arqueológicos no indican la existencia de jefes, sólo se sabe que se respetaba el rango y la edad de las personas.

Arquitectura

Las construcciones encontradas en el conjunto, excavadas en la actualidad las tres cuartas partes de la superficie y un total de 36 construcciones, son de planta predominantemente redondeada y de tipo doméstico.

Castro-de-Borneiro-vista-panoramica

El conjunto (de 90 por 55 metros) está rodeado en todo su perímetro por un foso y dos muros defensivos, a excepción del lado este, donde la pendiente brusca de la ladera actúa como defensa natural.

Además del recinto principal existe una zona conocida como Barrio Extramuros en el lado este, coincidiendo con la entrada al castro. Este segundo conjunto está formado por una gran vivienda ovalada, dos fuentes con desagüe y un horno circular que en su momento debió de estar cubierto por una bóveda.

Castro-de-Borneiro-9

Las viviendas son circulares o cuadrangulares con las esquinas redondeadas, destacando por su gran tamaño en comparación con otros yacimientos.

En las proximidades de este enclave tienes una ruta de molinos denominada Ruta do Rego dos Muiños. Y a pocos kilómetros también puedes visitar el Dolmen de Dombate.

Castro-de-Borneiro-ruta-molinos

El día 24 de Julio se celebra el “Castro Animado” y se puede disfrutar de teatro, artesanía, juegos, gastronomía, música, baile…

Castro-de-Borneiro-festividad


CARRANQUE: ruta parques arqueológicos de España

30 noviembre, 2015 at 20:38

parque-arqueologico-de-carranque-3

El yacimiento de Carranque (Carranque, Toledo) se ha convertido en una referencia imprescindible para quienes deseen conocer la historia de los últimos siglos de la romanidad y del tránsito a la Edad Media en el centro de la península Ibérica. La notable extensión del enclave, la variedad de sus testimonios arquitectónicos, así como la expresividad y belleza de los mosaicos de la villa romana, otorgan a este yacimiento un lugar muy destacado en la arqueología española.

Visitar el Parque Arqueológico de Carranque es viajar en el tiempo. Recorrer el yacimiento permite conocer una parte del pasado. Prestar atención al Parque Arqueológico conduce a conocer nuestra historia y, en definitiva, a nosotros mismos.

parque-arqueologico-de-carranque-simulacion

El parque es, hasta ahora, el único en España cuyos edificios están relacionados directamente con el emperador Teodosio I El Grande.

En el lugar conocido como Santa María de Abajo, situado en una terraza de la margen derecha del río Guadarrama, se descubrió un mosaico de manera fortuita en 1983 como consecuencia de las labores agrícolas practicadas en este paraje por el vecino de Carranque Samuel López Iglesias. La importancia del hallazgo impulsó el inicio de una intervención arqueológica que se produjo de manera ininterrumpida entre 1985 y 2003 y, ya bajo una nueva dirección científica, entre 2004 y 2010. A lo largo de estos años se han puesto al descubierto diversos edificios y estructuras localizadas en una amplia superficie que abarca aproximadamente unas 18 hectáreas, entre los que sobresalen la casa de Materno y su complejo productivo destinado a la elaboración de aceite y vino –torcularium-, un mausoleo y un edificio palacial. Este notable conjunto arqueológico fue declarado Parque Arqueológico por la JCCM y abierto al público en el año 2003.

parque-arqueologico-de-carranque-interior-2

Entre estos restos están: El Edificio Palacial, edificio de representación del dueño de la villa, en origen de carácter público y posteriormente religioso; el Mausoleo, un pequeño lugar de enterramiento que debía de acoger los restos del propietario y su familia; la Casa de Materno, una mansión que servía de vivienda; y el Torcularium, una construcción dedicada  a la elaboración de aceite y vino.

La espectacular colección de mosaicos de la Casa de Materno justificaría por sí sola una visita al Parque Arqueológico.

parque-arqueologico-de-carranque-mosaicos

Además de la entrada general, el parque también ofrece visitas guiadas, para las cuales es imprescindible la reserva previa.

El Edificio Palacial

Se trata de un edificio de uso civil de representación. Destaca su poderosa arquitectura y su espléndida decoración marmórea con columnas de mármol realizadas en un único bloque, procedentes de las canteras del interior de Anatolia.

parque-arqueologico-de-carranque-8

Pronto debió de pasar El Edificio Palacial a ser utilizado como un lugar de culto y enterramiento. Dicha construcción fue reutilizada a lo largo de la historia, por visigodos que lo transformaron en una iglesia y una necrópolis  y  por los musulmanes que construyeron diversas estructuras murarias, silos de almacenaje y un pozo de agua.

Durante la época medieval cristiana se instala, sobre parte del antiguo edificio, una iglesia y ya en época moderna este espacio acogió una pequeña ermita (Santa Mª de Abajo) que se mantuvo en pie hasta inicios del siglo XX.

El Mausoleo

Está situado entre la Casa de Materno y el Edificio Palacial. Es un edificio de carácter funerario en donde debieron ser enterrados el dueño de la villa y su familia.

parque-arqueologico-de-carranque-mausoleo

Se trataba de una construcción sólida, de planta rectangular, con ábside orientado al este. La obra está construida en -opus caementicium- y revestida de sillares de granito. En el interior se aprecia la cella donde se encontraban los enterramientos.

Casa de Materno y torcularium

La Casa de Materno es la  parte residencial de una villa romana dedicada a la explotación agropecuaria y cuyo origen se sitúa en el periodo alto imperial.

parque-arqueologico-de-carranque-interior-3

Es un edificio de planta cuadrada con un patio central -peristilo- desde el que se accede a las distintas estancias entre las que se encuentran el pórtico de entrada, el comedor -triclinium- el salón de recepción -oecus-, los dormitorios -cubiculae- o la cocina -culina-. Se conservan veinte habitaciones pavimentadas con mosaicos.

El Torcularium, es un edificio dedicado a la elaboración de aceite y vino donde se encuentra la -calcatoria- (zona para la pisa de la uva), el -lacus- (zona de las cubetas  para la recepción del mosto) o la zona destinada al prensado de la aceituna.